Corrupción-mafia audiovisual (I)

Ya está bien de aguantar a esta panda de corruptos defraudadores que pillan millones de subvenciones públicas para repartírselas, alternativamente, entre ellos.

Concursos como Punto de Vista, Play-doc, todo lo que organiza La Casa Encendida, etc.

En todos ellos los jurados son o están vinculados con los ganadores de los concursos. Suelen ser los propios productores o sus lameculos.

He vivido personalmente toda esta mierda.

Ya está bien.

¿Cómo es posible que en las bases de inscripción a estas farsas audiovisuales tengan el descaro de pedir el “pedigrí” de la productora, del director y los premios obtenidos por la obra presentada?

¿Cómo es posible que se den premios a las obras más premiadas o de directores o productores más conocidos? Solo interesa el aumento de prestigio de cada uno de estos falsos concursos.

En ocasiones podría coincidir que las obras premiadas fueran las mejores, pero aquí volvemos al primer párrafo de este artículo-insulto: como el origen está viciado por intereses económicos y de amistad, las obras más premiadas y los productores y directores más relevantes, se han ido haciendo a golpe de fraude y, al final, hasta aprenden a hacer bien las cosas…

Además de destrozar la calidad de la obra audiovisual española están destrozando el espíritu de la misma: creatividad y medio de expresión.

Ya está bien.

Una de las responsables del Festival Punto de Vista 2008 se autodelató torpemente diciéndome: “había más de 800 documentales a concurso y la selección ha sido fruto del esfuerzo de cinco personas que hemos estado viendo los trabajos durante una semana en nuestros ratos libres. Alucinante, resulta que cada uno ha visto unas 100 horas de documentales en los ratos libres de una semana. 35 horas laborales, y 100 de ratos libres. Ja, ja,ja.

No me extraña que en este concurso el 95% de las obras seleccionadas sean extranjeras y ,curiosamente, de autores y trabajos muy premiados… ¿qué pasa, qué el documentalista español carece de talento? Y encima, les estamos haciendo ricos con nuestros impuestos.

¿Y los criterios de valoración de la calidad de una obra cuales son? ¿Por qué no se lo comunican a los no seleccionados? Pues porque ni las ven, cojones, ni las ven, con el esfuerzo y el dinero que supone la inscripción.

En los fraudes que organiza La Casa Encendida de Caja Madrid (porque les obliga el Gobierno al estar exentos de cierto pago de impuestos, no por el apoyo a la cultura como dicen ellos) todo está dado de antemano, y hasta el jurado está formado por personas que participan directa o indirectamente en los concursos.

 Patético ver a los ganadores del certamen del 2006, el que yo conozco, agradeciendo antes que nada en la recogida de sus corruptos premios “a la Fundación Caja Madrid y a mis productores…”

No sé, ni quiero saber, la calidad artística de las obras ganadoras de los diferentes certámenes de este año, pero aquel en concreto lo ganaron unos auténticos pazguatos creativos. Y no lo digo yo, lo dice la ausencia de aplausos que acompañaban sus proyecciones.

Encima, por gilipollas que es uno, yo era el primero que aplaudía (ya que nadie lo hacía), por respeto al trabajo del director y demás equipo que habían hecho las obras. Curiosamente,  la única obra espontáneamente aclamada en las dos salas de proyección simultánea fue la mía (curiosamente también el único fotograma que salía en el folleto de promoción del Festival era de mi docu y tuve la suerte de oír a una de las organizadoras diciendo al ver mi obra en un monitor: fijaros bien, esta es la mejor de todas.

¿Queréis saber cuantos premios gané? Pues solo uno: el de la paciencia de un santo para no liarme a hostias con toda ea patulea, especialmente con el presentador, que era el inútil ese que presentó la última temporada del “Un, dos, tres” y que en la gala salía acompañado de dos zorritas que no hablaban y enseñaban culo-tetas dando vuelta a paneles. El tipo tuvo la desfachatez de hacer chistes machistas y racistas y acabar el acto diciendo que a él le gustaría incluir una nueva categoría para el año siguiente: la de mejor corto porno (el chiste que hizo después lo he olvidado, por suerte).

Curiosamente mi documental acababa de ganar el Certamen de Arte Joven de la Comunidad de Madrid (a día de hoy no sé quien fue el jurado que se saltó la norma)

Ya está bien.

Mierda para todos vosotros. Bueno mierda no, porque ya lo sois.

Moscas, moscas cojoneras para todos vosotros.

Los independientes seguimos haciendo obra, no podéis hacer nada para evitarlo, tenemos medios técnicos, ganas y talento. Estáis jodidos, porque algún día seremos los que os jodamos, os lo merecéis.

Próximamente más artículos- insulto con nombres y apellidos, qué divertido.

Hasta pronto, amigos.

2 comentarios to “Corrupción-mafia audiovisual (I)”

  1. sublime Says:

    Cesar:

    Mis más sinceras felicitaciones por esta sección de artículos-insulto, tan necesarios como divertidos. Denunciar la meta-realidad impuesta por esta mierda de medios de comunicación es una tarea que ennoblece a quien la practica. Sigo explorando con atención tu obra.
    Te convoco a una pronta reunión lúdico-creativa para explorar nuevos documentales de semi-realismo magico.

    Sublime

  2. dar al arte lo que merece Says:

    Gracias por materializar el significado del arte, ya que todo está podrído; lo bueno es que cada vez somos más los que lo vemos. Por cierto…quién era el que presentaba la última temporada del Un, Dos, Tres?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: