videoversoma: “ELOGIO AL DESEMPLEO”

10 comentarios para “videoversoma: “ELOGIO AL DESEMPLEO””

  1. Rafael López Says:

    El video está bien, manejas con tu solvencia habitual los contrastes y los conceptos pero, en mi opinión, y no creo que lo consideres como un descalificativo, es muy poco realista y algo juguetón con algunos conceptos.

    Me explico: como concepto general yo si creo que el trabajo es salud porque mediante él se disciplina el ser humano y se lleva una vida más “armónica”. Luego, como todo en la vida, están las imperfecciones y en el trabajo las hay, de hecho son más frecuentes que las perfecciones. Están los abusos de poder, el fagocitar el esfuerzo de los subordinados en beneficio propio, los compañeros trepas y muchas más cosas. Pero también hay aspectos positivos como los buenos compañeros, la satisfacción por el trabajo bien hecho y, como no, cobrar a final de mes por tu esfuerzo y dedicación.

    Las cosas importantes no se compran con dinero, pero como ayuda para llevar la vida el vil metal. Las cosas tal vez sean chuscas por la dependencia del dinero pero así es como funciona este tiovivo que es la vida. Luego cada quien debe procurar tener la cabeza adecuadamente preparada para manejar el dinero, incluso el que nos puede llegar por un azar.

  2. Para asuntos sociopolíticos tan grandes como el caso del trabajo remunerado (que es del que hablo en el vídeo) me gusta poner ejemplos que van de lo particular y más elemental posible a lo general y más complicado posible. Por ejemplo:
    imagínate a ti mismo, como unidad primordial de tu vida (eso somos todos de nosotros mismos) cobrándote por ir a ducharte o ponerte los zapatos (2 actividades que si no puedes hacerlas tú, pagas a alguien para que las haga por ti). Imagina ahora la entidad primordial de tu vida (y la de todos) tu familia más cercana. Piensa en tus hijos o mujer cobrándote por ducharte y ponerte los zapatos si no puedes. ¿A qué no sería normal?
    En la vida todos tenemos un rol, basado en unas capacidades innatas o adquiridas que podemos y queremos /debemos realizar. Eso no nos lo podemos saltar y hacer algo , o dejar de hacerlo, por dinero o por su ausencia.
    Si tú eres agricultor y no puedes jugar al jurgol, pero te gusta ver jugar bien al jurgol, está bien que haya jurgolistas profesionales. Ellos no pueden hacer otra cosa, pero comen frutas y verduras… vamos, que es in intercambio, un quid pro quo. Pero con la ligera diferencia de que tú, como agricultor, te deslomas 14 horas al día 356 días al año, a cambio de una mierda de salario (y ni eso, a veces) mientras que el jurgolista gana decenas de millones al año (por hacer una media a la baja). Igual piensas que el jurgolista sólo consume unos cuantos kilos de tu producto, y que hay muchos más agricultores que jurgolistas profesionales… pero entonces analiza la de millones y millones de personas que cobran gracias al jurgol (y muchos cobran todavía más millones que los jurgolistas, como son representantes, directivos que hacen negocios, empresarios de tv. y publicidad…). O sea, que la industria del jurgol es muchísimo mayor que la agricultura, en cuanto a personas que se dedican a ello y ganan infinitamente más millones que la industria agraria…
    No sé tú, llámame raro, pero prefiero aun agricultor que me de comida a un gol de Messi que me quite dinero, encima, de mis impuestos por 1.001 casos de dinero público que va a los clubs de jurgol, desde subvenciones públicas a rescates públicos.
    No, Rafael, el trabajo remunerado no debería existir en una sociedad sensata, sino gente que trabaje de lo que sabe y reciba a cambio el trabajo de los demás, en aquello que ni sabe o ni quiere o que, por supuesto, ni puede hacer por falta de tiempo y capacidades.

    • Rafael López Says:

      En mi artículo “Maquila” relataba esa sociedad del trueque como más sana y positiva para el ser humano, es decir comparto tu síntesis final, pero, desgraciadamente, planteas un escenario utópico que ya nunca volverá.

      Nos podemos ir a un lugar recóndito donde se viva lo más parecido posible a como se hacía 3.000 años, o hacernos ermitaños, pero para de contar.

      Rafael

      • De momento conformémonos con poder seguir expresando (en mi caso) este deseo de vida. Dentro de poco ni se podrá decir que no se quiere vivir dentro del sistema esclavista y plutocrático. Ya han impedido que se pueda vivir al margen (créeme que hasta hace no mucho se podía vivir así). Y cuando logren que no podamos ni decirlo, pasarán a la última fase del sometimiento: no poder ni pensarlo. Curiosamente esta fase es la primera de todas, y la sufrimos hace mucho… por eso, a fuerza de ni pensarlo, se dejó de decir y, por supuesto, de hacer. Pues yo lo sigo pensando, a ver si con eso reinicio el sistema humano vital que va por ese orden que he dicho: Pensar, decir, hacer.

  3. Rafael López Says:

    Me vas a permitir querido César que rescate un vibrante detalle de uno de los Episodios Nacionales de don Benito Pérez Galdos, concretamente el titulado “Zaragoza”.

    “Y entre los muertos habrá siempre una lengua viva para decir que Zaragoza no se rinde”

    Pues igual, siempre habrá una lengua viva para reclamar ese estupenda utopía que planteas.

    ¡Redios! ¡Reblar, en cosa que merezca la pena, nunca!

    Rafael

  4. Me has hecho mirar el diccionario con “reblar”.
    Lo de ZGZ y Galdós es (casi) vox popúli. Aún así yo soy de los optimistas que anteponen la vida a la muerte y diría: “Y entre los vivos habrá siempre una lengua muerta para no decir que Zaragoza se rinde”.
    Ya a mi antiguo gran amigo Escarpa de Circo (el podemita al que le hice el vídeo, recuerda) cuando, no recuerdo el motivo, me dijo: “Estoy contigo a muerte”, le respondí: “Yo estoy contigo a vida”. Y me dijo: “Qué bonito”. En el fondo la gente odia tanto y tiene tanto miedo a todo y a todos, que no se dan cuenta de estos pequeños detalles. Seguro que esa expresión mía la ha usado en sus bodrios de poemas… desvirtuándola.

    • Rafael López Says:

      No me disculpo porque por una palabra que te hago buscar, tu me zahieres haciéndome buscar decenas.

      Reblar es una palabra aragonesa como carnuzo, malfurnir y alguna más, que de vez en cuando me gusta utilizar. Su significado sería no retroceder, pero su sentido va más allá porque transmite un sentimiento de resistencia ante un agravio u opresión, y un encorajinamiento personal contra un abuso que se considera especialmente lacerante.

      Al igual que me has ilustrado en palabras que desconocía confío que ésta la hayas tuya.

      Rafael

      • Para la RAE “Reblar” significa: retroceder. Sin el “no”. “no retroceder” sería “avanzar” u otra palabra sin el negativo delante. En tu expresión del comentario anterior así se entiende también: “¡Reblar, en cosa que merezca la pena, nunca!”

  5. Rafael López Says:

    En efecto César tienes toda la razón en la matizacion semántica que tan acertadamente realizas.

    Si reblas retrocedes, por eso cuando se utiliza siempre suele ir acompañada del No, o de Nunca. Lo he pensado bien porque es una palabra muy conocida, y querida, por mi pero me expresado mal.

    En esta discusión si que he tenido que reblar.

    Un abrazo,

    Rafael

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: