ARTÍCULO: “Sola y borracha quiero estar en casa”.

Parece que ya se ha estirado tanto –de tantos que lo han manipulado– el muelle de la cordura, que es imposible recuperar su elasticidad y su espiral, tornándolo en alambre amorfo e inútil, que es una suerte de enajenación mental estanca, financiada, protegida y proclamada por los que deben velar por nuestra vida (la buena, se entiende, para la mala no hace falta velador alguno).

El vulgo jamás puede gobernar nada, salvo su propia vida alejada de sociedad alguna. “Sarna con gusto no pica”, pero tampoco puede contagiarse. Aquí es donde aparece el conflicto con la libertad personal, que cualquier destetado sabe que termina donde empieza la de los demás.

¿Pero qué es, actualmente, la libertad personal? El título de este artículo es adalid de ella, por eso lo aplaudo. Cualquier persona sola y en su casa puede hacer lo que sea, y no denoste ni haga peligrar la integridad física o mental de otros. Pero hete ahí, lector perplejo, que dicho título es una banal transformación del lema original: “Sola y borracha quiero llegar a casa”. De “estar en” a “llegar a” hay tres mil años de evolución humana. Por desgracia esta evolución lleva décadas descendiendo y actualmente orilla con el abismo más cruel imaginable: la oclocracia ilustrada.

La historia es terca y, como tal, se repite una y mil veces cuando el intelecto se torna psicopatía y los encargados de distinguirlos y procurar el imperio de uno sobre el otro, no están capacitados ni para custodiar su propia vida y reciben –como premio a su necedad– el derecho a manejar la vida del resto de la población. Los victimarios haciéndose pasar por víctimas y estas acusadas de victimarios. Esta es la realidad de Espena.

Su antepenúltima atrocidad es la famosa, e increíblemente aplaudida, “Ley de libertad sexual”, desarrollada por el vulgo más soez que ha conocido Espena, y que ya conoció España décadas ha. Esa misma plebe que retorció a toda la ilustración francesa y la mutó en una revolución tan dañina como aplaudida, por el mero hecho de elegir lemas del tipo: “Libertad, igualdad y fraternidad”. El Terror jacobino y Napoleón todavía gozan de blanqueo por lemas y eslóganes bienintencionados. Pero, al igual que del dicho al hecho hay un trecho… la historia mundial ha desmentido siempre a las buenas intenciones. El caso es que ahora, es este erial cultural que es Espena, el hecho ya es el dicho. “Sola y borracha quiero llegar a casa” es el pilar LEGAL sobre el que se basa la futura ley de comunistas y socialistas, ley que es, a la vez, sustento de todo un Gobierno. ¡Tócate los cojones, María Manuela! (que decía mi sabia abuela materna en situaciones de este tipo).

“Llegar a” supone un tránsito por territorio compartido, donde habitamos millones de personas que no podemos hacer de nuestra libertad un sayo y menoscabar la de los demás. Lo malo, por mucho que lo retuerzan, siempre será malo. Ir sola por la calle es loable aunque puede denotar tristeza, por aquello de la soledad no deseada; o peligro, por aquello de ir en solitario por lugares inhóspitos. Ir borracha, lo defienda quien lo defienda, es indefendible. Puestos a decir gilipolleces temerarias, ¿por qué no lo hacen bien y eligen esto: “Sola y borracha quiero conducir hasta casa”? ¡Ah! es que por eso multan (créame el lector que la DGT lo último que mira es por su salud y sólo atisba su cartera) y hasta el más lerdo de los lerdos identificaría eso como un mal consejo.

El escudo que sostienen los psicópatas comunistas y socialistas más letrados (alguno hay, aunque preso de su psicopatía, lo cual les inhabilita socialmente como al resto de extraviados mentales severos de su secta internacional) es el “simbolismo” de sus soeces, macabros, ilegales, peligrosos e inmundos lemas. A estos progres, los más peligrosos de todos, les recuerdo el famoso y aplaudido lema del genocida Enrique Tierno Galván: “¡Rockeros, el que no esté colocado que se coloque! ¡Y al loro!” . Este lema mató a miles y miles de madrileños, pues supuso la “legalización” de la heroína y demás drogas mortales y el libre albedrío para el abuso de las no mortales. Y trajo una delincuencia e inseguridad callejera inauditas. ¿Qué mejor panorama que el caos social para un comunista o un socialista? Sólo en él pueden gobernar. Una sociedad de zombis, siempre al borde de la muerte, el suicidio o el homicidio es el paraíso en la Tierra para esta escoria mundial.

El sueño de Irene Moncerdo es pasear por sus tierras amuralladas de Galapagar, protegidas por los traidores de las Débiles del orden, mientras de lejos oye el susurro de la algarabía social que sus leyes y su desgobierno provocan. Y es un susurro no porque sea débil, sino por la distancia entre ella y los que sufren a su Gobierno, que gritan desaforadamente a muchos kilómetros de distancia y en barrios que ni ella, ni ellos, ni elles ni eles ni x,y,z… pisarán jamás. Gritos que vienen de bocas que antes jaleaban todos estos lemas que han empoderado a lo peor del ser humano. Por lo menos, antes, se curraban los lemas y los hacían atractivos para cualquier mente obtusa. Ahora hace mucho que no hacen eso, porque los obtusos gobiernan desde tiempos casi ancestrales y han hecho de su psicopatía su modus vivendi, y ni saben ni quieren poner azúcar en el anzuelo. El anzuelo a pelo y cada vez pican más, porque hemos llegado a una situación de no retorno (el muelle deformado que digo al principio). Y eso ya no se puede arreglar , porque está arraigado. Sólo se puede sustituir por uno nuevo. Y si no nos dejan, por lo menos habrá que usar las tenazas para cortar esos alambres deformes que se nos clavan en la piel fingiendo ser muelles. Si no evitamos que nos desgajen, pronto nos sacarán los ojos y ya sí que no habrá remedio o, si alguna vez lo hay, no lo veremos.

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: