ARTÍCULO: “El Rey demérito y sus descendientes, ídem”.

LEER EN “El Correo de España”: https://elcorreodeespana.com/politica/300865513/El-Rey-demerito-y-sus-ascendientes-idem-Por-Cesar-Bakken-Tristan.html

Al vulgar Rompetechos este, que confunde liebre con elefante y perdiz con su hermano… y mata a ambos “por error”, se le siguen concediendo un trato señorial que sonroja al más chupapollas del reino. No es normal tanto blanqueo y tantos baños de detritus simulando creer que son agua límpida celestial. Viendo su “destierro” a un paraíso dominicano (ojo, sito en una República, jajajaja. ¡Que razón tenía el imitador de Mr. Bean, el presidente más criminal en democracia, al decir de él: “tenemos un Rey muy republicano”).

No pienso hacer de loro y repetir todos los desmanes que, desde su nombramiento como sucesor a la Jefatura del Estado, ha cometido este italiano casado con una griega que, por supuesto, hace décadas que no se arrima a él, en privado ni para tocarle con un palo; y en público, hace años que ídem.

No pienso hacer de loro y repetir todos los desmanes que sus descendientes y familiares políticos han cometido (y lo que te rondaré morena). Voy a mentar a José Antonio Primo de Rivera y a enmendarle el error que cometió al decir que la monarquía era una institución fenecida en España, a partir del advenimiento de la II República (el Golpe de Estado todavía sin condenar por nadie). Pecó de generoso Primo de Rivera, pues desde Carlos III, la ilegitimidad de la Monarquía es tan estruendosa que roza la paranoia de todo un país. La traición de Carlos IV a la nación, vendiéndola al gabacho, debería haber sido el punto y final de esa institución en España… pero en lugar de eso, el borrego pueblo español deseaba el regreso de Fernando VII, tras echar al gabacho con la imprescindible ayuda de la pérfida Albión, y pese a los mis desmanes que estos cabrones imperialistas, el mayor imperio actual y sin visos de desaparecer, cometieron en nuestra península y con los peninsulares de la época. Tanto deseaban a este anormal de carrito que en su regreso soltaron a los caballos de su carroza, para ser el pueblo, por turnos, quien tirase de él hasta su palacio final.

Y qué decir de Pepe Botella, previo a estos desatinos hispanos… hermano del genocida, autoproclamado emperador… ¡qué es añorado aún por los que dicen ser intelectuales, en la actual Espena!. Los que piensan que la guerra civil, que llaman de independencia, tuvo que decantarse para los gabachos… ¡”los ilustrados” les siguen llamando! jajajaja. ¿Sabrán algo de la historia de Francia desde 1789 hasta hoy? El primero que me dijo esto fue el terrorista comunista del FRAP, Manuel Blanco Chivite (en una de mis entrevistas/encuentros con él para documentar mi película sobre los últimos fusilamientos del Franquismo, que, por desgracia, no fueron hacia él, al ser indultado). A los últimos a los que se lo he oído es al ínclito Arturo Pérez-Reverte, en una delirante conversación con el peor cantante del mundo y uno de los mejores drogadictos: Joaquín Sabina.

Y qué decir de Amadeo I… pobre casa de Saboya… salió escopetada de este país y echando unas loables pestes sobre su paisanaje. Y qué decir de la niña Isabel II y las 3 guerras civiles que provocó su acceso al trono. Esos carlistas… dicen que todavía existen y siguen con su: “Dios, patria y Rey”. En fin, cada loco son su tema y Dios en los de todos. Y qué decir de las María Cristinas, y Alfonsos y de Don Juan…

En fin, espero que la periodista republicana y su inquietante hija Lehorror, al ser un producto de “Sálvame” y no de la casa de Borbón, sepan llevar la jefatura del Estado como este país merece: de manera mezquina, soez, barriobajera y sosteniendo al verdadero jefe del Estado, uno que dice ser maricón y rojo, por la tele. Bueno, llevamos siglos así, salvedad de la etapa franquista… curioso que cuando no había monarquía este país funcionaba (no incluyo las oscuras épocas revolucionarias, todavía peores para España). ¿De verdad alguien puede defender a la monarquía? ¡Ah! sí… Pedro Sandez lo hace. Jajaja. el comunismo defendiendo a la Casa Real… a ver si no nos tiene paciencia el Señor. ¿En este reino de taifas apátridas que es Espena, con la monarquía en la jefatura del Estado, alguien se traga que sin la Casa (de lenocinio y latrocinio) Real estaríamos aún peor? Insisto: recordad que cuando no hemos tenido monarcas fue la única época de una España unida y próspera.

Eso sí, no todo lo que hizo el emérito corrupto y putero, fue malo. “¡Oye tú!, ¿pog qué no te callas?.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: