ARTÍCULO: “Vivimos en democracia real”.

LEER EN: “El Correo de España”: https://elcorreodeespana.com/politica/78860626/Vivimos-en-democracia-real-Por-Cesar-Bakken-Tristan.html

Queridos niños, todos conocéis mi inveterado neologismo “memocracia”: gobierno de y para memos. Bien, veamos ahora qué significa “democracia”. En su acepción de positivismo legal: forma de gobierno en la que el poder político es ejercido por los ciudadanos. En su acepción de filosofía política: doctrina según la cual la soberanía reside en el pueblo, que ejerce el poder directamente o por medio de representantes.

En base a estas 2 definiciones, ¿alguien puede negar que vivimos en una perfecta democracia, es decir, en una perfecta memocracia? Lo explico para los más tontos de la clase, pues a los tontos hay que estimularles para que salgan de su holgazanería mental, no premiarles con la condescendencia que la memocracia otorga. El que no sea imbécil, que atienda también, por favor, en pos de aprender y aprehender criterios pedagógicos que, tal vez, un día le salven la vida.

Mi chapa está circunscrita  a Espena, pero puede aplicarse a cada rincón del mundo. Debido a que este país es el que mejor conocemos, me remito a él. A ver, queridos niños tontos, sabéis que el Congreso de los NO Imputados está formado por 350 parásitos, a la sazón: analfabetos letrados que fueron votados por 24.507.715 espenoles (yo entre ellos, con mi voto contra el comunismo, el separratismo y los etarras; que este puto sistema electoral todavía no permite y por lo cual tuve que votar a VOX, pese a no querer que este partido tenga poder), 12.493.664 electores decidieron no votar,   249.468 no supieron ni votar bien, y 217.227 votaron en blanco. No pienso hacer la suma, pero a ojillo tenemos 37 millones largos de espenoles que hemos dejado claro que esto no es un dictadura, sino una memocracia. El resto no participó por motivos de edad o por ser ilegales, en este país. Meto en el saco a los 12.493.664 que no votaron porque a fecha de la escritura de este exabrupto (28-10-2020) todavía no han tomado las calles ni derrocado al poder en el que no creen. El que calla, otorga, sea cual sea el motivo por el que calle.

Hasta el 14 de marzo, e incluso semanas antes, podía pensarse que Espena no era una memocracia, o ni tan siquiera una democracia. Que nuestros políticos no nos representaban, que la desigualdad social imperaba, que el expolio era la norma y etc. etc. etc. Pero, hete ahí que apareció el bendito congojavirus y, de un plumazo, disipó todas las dudas sobre nuestro sistema de gobierno: somos una memocracia perfecta. El liberticidio y la ruina económica y sociopolítica que tenemos no la han ejercicio los 350 no imputados, sino el pueblo.¡Ah! ¡cáspita! resulta que 47.329.631 habitantes de Espena son gobernados por 350 (que he restado). Estos datos demográficos los da el INE, a 1 de enero de 2020. No se los creen ni ellos, pues aquí hay muchos millones más. No hace falta ser Napoleón, ni Escipión, ni Francisco Franco (por citar a 3 referentes de certera estrategia militar) para saber que tamaña desproporción numérica en 2 bandos enfrentados, no puede nunca derivar en nuestra situación actual. ¿Por qué, entonces, estamos así? Es decir, con un país donde todos se quejan de él, los 350 no imputados incluidos. Pues porque somos una perfecta memocracia. Podría decir la aristotélica oclocracia, pero me da “no sé qué” acuñar términos de gente legalmente pederasta, sodomita y esclavista.

Asumid, queridos niños que habéis dejado de ser tontos, que los que aplaudían desde sus celdas que llaman casas, no eran los 350 no imputados. Que los que van por la calle embozalados no sólo son los 350 no imputados. Que los que denuncian y agreden al vecino, por no ir embozalado y no seguir el genocida protocolo COVID, no son los 350 no imputados. Que los que mueren  y enferman porque los centros médicos (que siguen pagando) están cerrados o malfuncionan, no son los 350 no imputados. Que los que pagan autónomos y no pueden trabajar, no son los 350 no imputados. Que los que han sido despedidos y no se han revelado, no son los 350 no imputados. Que los ancianos asesinados y sus familiares y amigos que lo han permitido, no son los 350 imputados…

En fin, queridos niños, que la clase hace un rato que terminó y no puedo extenderme más. No seré yo quien contradiga alguna de las normas que estoy obligado a acatar al vivir en memocracia, la peor de las dictaduras. ¡Hay que ver cómo pica la sarna con gusto!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: