ARTÍCULO: ¡Ojalá fuéramos esclavos!

¿A quién le gusta pagar impuestos? Los esclavos no pagan impuestos.

¿A quién le gusta trabajar? Los esclavos trabajaban pero sin remuneración. Pero como en Espena cada vez trabajan menos con salario, hay más esclavos que trabajadores. Y de los que son remunerados, como son expoliados por 1.001 impuestos y sanciones, tampoco trabajan sino para recibir a cambio lo mismo que los esclavos: manutención y alojamiento precario.

Si anhelo que ojalá fuéramos esclavos, es porque cada vez abunda más otro tipo de humanoide: el ocioso. No es este sino un ser antropomorfo mantenido por el Estado (o por alguien que ídem). A este individuo ya ni se le exige trabajar, sino que se le mantiene en la molicie y la vagancia, de la cual se ha hecho virtud, pues se asemeja con libertad y, sobre todo, con no trabajar. Las redes sociales y las plataformas televisivas son el hábitat de estos personajes. En ese mundo virtual encuentran todo lo necesario para vivir… de manera virtual, no lo olvidéis, queridos niños. El trabajo es algo que nadie quiere hacer, de ahí que hayan de pagarles a quienes lo realizan. Pero los que entendemos el trabajo como laborar, no necesitamos remuneración. La génesis del trabajo es esa: un intercambio de actos productivos, de lo cual devino el trueque. Esto era la perfección de una sociedad donde cada uno debería aportar lo mejor que supiera o pudiera hacer, para recibir de los demás lo mismo, ya que nadie es capaz de hacer por sí mismo todo lo que necesita para vivir.

Pero ahora… ¡ay ahora!. Precisamente los más inútiles, los ociosos de antaño, los que hubieran muerto de hambre, son los que los dominan todo y lo tienen todo. Precisamente los que lo tienen todo –y más – para vivir, a su alcance, son los que no producen nada realmente útil. ¿Qué le falta a Messi o a Donald Trump en la vida? Fijaos que he puesto 2 ejemplos de vidas radicalmente opuestas, pero que comparten la esencia de mi mensaje: no haber sobrevivido en época de laboriosidad y trueque, pues nadie demandaba jurgol ni alguien que gestionara las labores de los demás; y tenerlo todo actualmente. Aún así, si elijo a Maradona y Perro Sandez, que se dedican a lo mismo… el ejemplo da un vuelco de 180 grados, pues un yonqui maltratador y un psicópata liberticida desvirtúan aún más cualquier profesión, ya que Messi es un tipo aparentemente majo (lo de ser delincuente fiscal ya ni importa, pues lo son todos) y Trump el único parapeto al liberticidio internacional.  Aún así, 2 inútiles para una especie animal no desnaturalizada.

¿A quienes preferirías de compañeros en una isla desierta (obviando la procreación)? Elige 3. Y luego piensa en lo que has leído arriba y en lo que quieres para tu vida y, por ende, la de los demás.

-deportista

-político

-cazador/pescador

-empresario

-artista

-top model

-artesano

-agricultor

-cantante

– militar/policía

5 comentarios para “ARTÍCULO: ¡Ojalá fuéramos esclavos!”

  1. joseignacioh Says:

    Desde hace años que a cualquier cosa le llaman “trabajo”: el futbolista multimillonario “vamos a seguir trabajando”, el tenista multimillonario “voy a seguir trabajando” (cuando lo suyo es un JUEGO, señores!
    “Fulanito” saca un disco, su último “trabajo” (que es una canción, coño!)
    Y en ese plan…

  2. Rafael López Says:

    Cazador/pescador
    Agricultor
    Artesano

    El resto no es que sean absolutamente prescindibles en una isla, también en los cinco continentes. Tal vez salvaría a los artistas, pero ¿cuantos hay en realidad?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: