ARTÍCULO: Matasanos. ¿Psicópatas y/o retrasados?

El matasanos de marras.

Este mediodía entré en una consulta de otorrinolaringología del Hospital Gregorio Marañón (Madrid). Un cuarto pequeñísimo en cuyo fondo estaban, literalmente apiñados, 4 galenos (2 mujeres y 2 hombres). 3 de ellos, literalmente hombro con hombro y sentados ,y una doctora de pie, culo con hombro de otra sentada. Todos embozalados y la doctora con doble bozal. Digo lo de “doctora”, porque la llamaban así. Ojalá hubiera sido una churrera o pastelera –pues visten igual – pero su trabajo si es necesario.

-¡Coño, si estabais todos aquí! – expreso al entrar, pues llevaba 20 minutos esperando (habiendo llegado puntual a mi cita) y ningún médico había salido a “nombrarme” y no había ningún paciente en las enormes salas de espera. El hospital parecía fantasma y sólo médicos y demás gente uniformada transitaban por él, pero de pacientes: yo y algún otro despistado que he visto en otra planta.  Sé de mi valía y que, tal vez, valga por muchas personas juntas… pero dudo mucho que sea el único enfermo que necesitara hoy de ese hospital que siempre, y digo siempre, estaba atestado. No si, al final, va a ser la panacea el congojavirus. Ya no hay enfermos de nada, en los hospitales… vais a flipar dentro de muy poco, debido a la desatención médica que hay desde marzo. Las calles van a parecer el vídeo musical Thriller.

Imaginad, queridos niños, la “distancia social anti-covid” que hay en el camarote de los hermanos Marx. Pues la misma que en este cuartucho infecto, y sin ninguna remodelación en 50 años, en el que se apiñaban 4 matasanos –sin ventilación alguna… eso que tanto buscan ahora –, cuando sólo hacía falta 1, a la sazón el rinólogo-cirujano Dr. Scola.  Dejo a un lado, o cielos, el delito de ser paciente… pues el maltrato a que me someten y al que me han sometido hoy, es impresionante. Me ciño a una prueba más (siempre es la antepenúltima) de su locura o retraso mental. Al ir yo sin bozal, notaba reticencia en estos 4 hijos de puta que, literalmente, ni sabían cual era el motivo de mi cita. Pero no entro en eso, como os he dicho.

Le he pedido al Scola este, al cual conozco desde hace más de un lustro, por desgracia, que me hiciera un informe explicativo de que no puedo usar el bozal, pues el que tengo es de marzo –hecho por otro matasanos – y está casi destrozado y prefiero uno actualizado.  No quería hacérmelo porque “usted puede usar mascarilla”. Le he tenido que aclarar que no le estaba pidiendo su opinión de galeno, sino obligándole a que me hiciera el informe al que tengo derecho, como inveterado paciente respiratorio (no sólo de rinología). Pero como intuí que2 de los apiñados eran “médicos en prácticas” y la otra, “doctora”, les he tenido que dar una mini-clase magistral médica que me exime de llevar bozal. Nunca está de más la pedagogía.  Pero cuando me ha dicho: “limite el uso de la mascarilla siempre que pueda mantener la distancia social”. Ahí ya me ha llegado al alma, perdón, a los cojones. Y mira que antes ya les había dicho: “vengo por si en este medio año ha habido algún avance médico en lo mío. Sé que no lo hay, porque llevo 23 años maltratado por la rinología de la seguridad social –ya sabes que mi problema fue una septoplastia cerrada negligente hasta decir basta, que me jodió la nariz más de lo que lo hubiera hecho una pelea con Tyson, en esa misma fecha de la nefasta operación –, y veros a todos embozalados ya me deja clara la involución que es la medicina oficial. Ya que estéis 4 apiñados, sin distancia social de ningún tipo es tocarme los cojones a dos manos, ocho en este caso. Así que vamos a pasar el trance cuanto antes y redacta el puto informe al que estás obligado. A ver si, encima, ahora vas a ejercer también de puto madero y a robarme doblemente de mis impuestos”. 

Obviamente ha habido una discusión 4 contra 1… pero a mi favor, porque un adulto siempre tiene más argumentos, y cojones, que 4 niños tontos. De hecho a la doctora con su culo pegado al hombro de la otra, la he mandado callar siempre que hablaba. “No he venido a que tú me pases consulta y no sé qué haces aquí. Debería llamar a seguridad para que os desalojaran a los 3 que sobráis aquí. Y cállate que, encima, llevas doble bozal, de ti no quiero saber ni la hora”.

¡Pero cómo me pueden exigir “distancia social” cuando ellos no la cumplen y, encima, porque les daba la gana ya que ahí sólo debería haber un doctor, el que figura en mi cita! Encima, en el medio de la larga discusión o de mi descojone y repaso intelectual y macarra (yo parecía el ministro Pesad-Illa imponiendo mi ley y ellos mis sometidos, jajajajaja, pobres imbéciles que no están acostumbrados a cabrones como yo y sí a viejas plañideras) el cretino Scola me suelta que les pongo en peligro al ir sin lo que él no llama bozal. “Pero si lo lleváis todos” – alego –. “Ya, pero eso le protege a usted de nosotros, no a nosotros de usted”. Jajajaja. Otra vez a reír. ¡Es que no se cansan de hacer el ridículo!. “¿Cree que soy tan gilipollas como para dejar que me duerman y que usted se acerque a mi con un bisturí?”– le he dicho cuando preguntaba si quería operarme otra vez –. Esto lo he desarrollado mucho más en mi divertida discusión, así como muchísimas cosas que no mento. Más de media hora da para mucho. Y, por cierto, a estos imbéciles me gusta ustearles y tutearles todo el rato. Creedme que eso les descuadra y, cuando me tutean ellos, en respuesta a mi tuteo, les usteo y así todo el rato… Con los maderos y segurratas no, con esos de usted jamás.

Os muestro una foto del patético informe que me ha hecho este Mengele en potencia y… en acto. Eso no le sirve a un madero o segurrata ni para limpiarse el culo. Pero ese es mi problema, o el suyo. La vida es una coña maravillosa. Aun así, lo de (casi) siempre: Menos mal que soy mortal.

5 comentarios para “ARTÍCULO: Matasanos. ¿Psicópatas y/o retrasados?”

  1. joseignacioh Says:

    Copio:
    “. Haber si, encima, ahora vas a ejercer también de puto madero y a robarme doblemente de mis impuestos”.
    Tengo la ligera impresión que con las prisas has escrito “haber” en vez de “a ver”.
    Saludos.
    PD: a veces los médicos aciertan.

    • Gracias por avisarme de la errata. Siempre que puedas, hazlo. Creo que me avisaste de otra, exactamente la misma. Es un fallo muy normal, en mi, pues escribo a todísima hostia y lo que fonéticamente suena igual, a veces, se le cuela a mis dedos. A veces cambio un “ha” por un “a” y viceversa.
      Lo de “A veces los médicos aciertan”. Por supuesto, pero un médico no es comparable al burro flautista. No deberían ser médicos por el mismo motivo que un músico de debería serlo por hacer sonar una flauta al echar su aliento sobre ese objeto. Todos los médicos están obligados a ser expertos en medicina, pero siempre habrá enfermedades incurables o diagnósticos imposibles. Pero yo hablo de maltrato, negligencia y desconocimientos médicos apabullantes. Y, eso es el 99% de lo que veo, porque lo he sufrido.Y ese 1% de médicos buenos, no tienen relevancia, ni estadística ni médica – pues están sometidos por la abrumadora mayoría de galenos nefastos –. Y jamás olvides que hay muchos más médicos que son meros administrativos que doctores. Sólo actúan bajo el mandato de don penunio.
      Igual soy la persona con más mala suerte sobre la tierra, en cuestiones de médicos. Pero estoy seguro, porque conozco casos personales (de lo que salga en los mass mierda no de lou credibilidad a no ser que me lo expliquen bien y sea contrastable) de que no soy el único maltratado y expoliado por los médicos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: