ARTÍCULO: País de gilipollas.

Gloriosa la portada de Vozpópuli (la foto de la cabecera de este artículo). “Corolario” magno, que pongo entre comillado porque, en este caso, lo asemejo a colorado, mal escrito, ya que el que no se sonroje ante tamañas afrentas, ha de ser muy gilipollas, demasiado hasta para un espenol, que ya es decir…

Primero, lo del abogado comunista. Hace meses, se inventan un acoso sexual para despedirlo “con deshonor” y escarnio. Cualquiera no gilipollas sabía que era una denuncia falsa… no hecha por la vecina del cuarto que odia al padre de sus hijos, no… sino por todo un vicepresidente del Gobierno espenol y ministro de una gilipollez como la copa de un pino. Obviamente, todo falso hasta reconocido por el más tonto de Espena (curiosamente título que ostenta el Che Pa Blenin, el mismo de la denuncia falsa) y, ahora, llevado a los Tribunales. Bueno, queridos niños, pues todo, absolutamente todo lo demás que recoge este Mass mierda, es tan mentira como lo otro pero con el apabullante agravante de que nos afecta a todos, no sólo a un puto abogado comunista (que se joda, por cierto).

Y me niego a analizar esas noticias, hablan por sí solas en sus titulares. No hace falta que nadie os hable de la vacuna (record médico, ¡bravo por sacarla así de rápido! Zeus se habrá agotado de tanto ayudaros) sobre una enfermedad causada por un virus que no existe (reconocido por la Organización Mafiosa de la Salud y todos los “Misterios” de Sanidad de los países genocidas mundiales, o sea  – casi- todos, al no haber sido aislado y secuenciado). De la segunda cepa sobre un virus que no existe, ídem y descojone máxime… ¡es que ya no saben qué estupideces inventar! El liberticidio de Abuso (mi adorada muñeca diabólica Chucky de porcelana), por el virus inexistente, re-ídem. El gerontocidio de primavera, viendo los motivos económicos –y sádicos y satánicos – requete-ídem. Y la destrucción del turismo… ¿Ya nadie se acuerda de todos estos años donde los comunistas espenoles defendían “Turistas fuera, refugiados bienvenidos”. ¿A alguien le asombra la destrucción del turismo y la hostelería, con la excusa del falso virus?

Pues eso, queridos niños, pese a que estéis rodeados de adultos gilipollas, pérfidos, pedófilos y psicópatas, os alimenten como el culo, os inoculen 1.001 venenos de Farmafia; os hayan llenado la vida de miedo y odio a vuestros semejantes, os hayan embozalado y os destrocen la cabeza con el adoctrinamiento escolar, la industria del entretenimiento, y las redes sociales… pese a eso confío en vosotros para darle la vuelta a esta absurda tortilla. Bueno, la verdad es que no confío y estáis más que sentenciados, pero era por dar algo de ánimos en este inanimado y deprimente mundo.

Menos mal que soy mortal.

5 comentarios para “ARTÍCULO: País de gilipollas.”

  1. Rafael López Says:

    Buen artículo Cesar.

    Yo el otro día entre en un local que tenía prensa en papel, leí casualmente el titular de El País y no pude contener la risa (suerte que llevaba el bozal y no se notó).

    Todo es trágico pero hay instantes que tanto abuso de lo malo te enajena la sesera y puedes reírte de las mandarerias que escriben estos carnuzos.

    • Rafael, en mi fenomenal época de conserje nocturno (y diurno en largos periodos de suplencias) en un enorme edificio de oficinas de Chamberí, por las mañanas me llegaba toda la prensa generalista, deportiva y alguna especifica para profesionales. Solía ojearla antes de subir a repartirla a sus dueños.
      La de risas que me pasaba, y era el siglo pasado y mis conocimientos de sociopolíticas eran los de alguien menor de 20 años y luego veinteañero… así que imagina lo que me sucede ahora, 20 años después, con muchos más conocimientos y experiencias vitales y con una prensa mucho peor que la de esa época.
      Lo mejor es que, tras entregar la prensa del día, cogía la del día anterior y en las fotos pintaba bocadillos delirantes y estupendos, satirizando las noticias. Una pena no haberlos conservado, pues estarían de rabiosa actualidad, ya que cambian los nombres, no los actos que cometen los malvados y los extraviados mentales severos.

      • Rafael López Says:

        César, tu capacidad creativa está más que acreditada, pero estoy convencido de que si dispusieras de aquellos antiguos e hilarantes diálogos de ficción periodísticos tendrías en tu poder un material impagable con el que visibilizar, aún más, la degradación de la castuza política y que los males no vienen de hace dos días cuando estos carnuzos socialcomunistas alcanzaron el poder.

        Con tu sentido del humor hallar ese material ahora si que sería una esplendorosa serendipia.

  2. ¿Y dónde se esconde uno para pasar el rato hasta que llegue la muerte?

  3. Esconderse un rato, en una máquina del tiempo, darle unos meses atrás (o años, cuando haya sido el mayor sorteo de lotería –creo que hay algunos de muchos millones) ganar el sorteo al saber los números premiados. Volver al presente y vivir como multiillonario. Ya no hay posibilidad de esconderse, de vivir en la libertad que antes daba la pobreza. Ahora, o multimillonario o esclavo. Pero eso sí: jamás zombi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: