Música SIN mariconadas: “Obus y su villancico”

Qué mejor manera que despedir este puto año de la Plandemia y el liberticidio universal que con un villancico como Dios NO manda. Ahí va el enlace, pero antes, la historia e intrahistoria que acompañan mis artículos de música, que esto no es una radio, sino un blog cultural.

Conocí al líder de esta banda de bandarras, en un infame garito de Hediondo Puente de Bellacos, llamado “La urbe del Kas”. Sólo entrar en los servicios de ese antro resume perfectamente lo que era. Estando en los campamentos de refugiados saharauis o en la Senegal profunda, vi servicios que de eso no tenían nada salvo el uso que les dábamos los que acudíamos a ellos. Por supuesto (¡por quien me toman!) yo siempre intentaba hacer mis necesidades en el campo. Pues bien, los baños de este puto antro estaban anegados de orina por es suelo y mierda por todas partes. Lo que, de toda la vida, hemos llamado “El tigre”. Tal cual. En Madrid, 2011, capital de España (todavía no era Espena, pero casi) unos servicios así y con los tercios de birra, a 4 pavos… la música estridente y mal ecualizada, un puto billar en el medio de la barra principal, molestando a todo y a todos… en fin: nada bueno podía salir de allí ¿Pero cómo puede alguien ir a un antro así, pagar a precio de puticlub y no quejarse? NO volví más, por supuesto. Luego no me extraña que a los heavys nos confundan con los guarros. Normal.

Pues ahí conocí a Fortu (el líder de los OBUS). Justo andaba yo realizando mi spot SOLIDARIO Y FILÁNTROPO sobre mi proyecto de Escuela de jurgol del FCB en los campamentos saharauis. Pongo mayúsculas porque yo no iba a ganar nada de pasta con esto y, de hecho, me gasté mucha haciéndolo. Menos mal que no salió adelante y rompí relaciones con los hijos de puta de la Fundación del FCB, menuda panda de cabrones, de lo peor que me he topado en mi vida, y ojo que el que me conoce sabe que me he topado con todo tipo de basura animal y animal humana colosales.  Pues este notas, el Fortu, estaba enzarpado hasta las trancas (hasta arriba de farla, por cierto, como Julio Alberto, el exjurgolista del FCB yonqui también, como todos saben, y era uno con los que hablaba yo para este proyecto, pues él era parte de la Fundación del FCB). Y como yo estaba sacando a “gente mediática” en mi spot, pues le dije que si quería salir, porque encima vivíamos en el mismo asqueroso barrio. Por supuesto me dijo que sí, me dio su tlf. y quedamos para 2 días siguientes, en un famoso parque de aquí, para grabar con él y con Juan Díaz (un actor que sí salió). No se presentó el cabrón y ni me cogió el móvil ni me lo volvió a coger jamás. Tampoco le he llamado más, obviamente, no soy masoquista ni necesito nada de él. Y cuando me dijeron que salía en telebasura, y su hija también, me alegré un montón de no haberle sacado en mi spot.

Eso sí, casi todos los que salen en el spot (os lo enlazo) son un montón de mierda que yo no sabía que lo eran, por entonces. No os voy a decir quienes son los 2 únicos que no están en ese montón, pero os doy unas pistas: uno está muerto y la otra va con gorra.

2 comentarios para “Música SIN mariconadas: “Obus y su villancico””

  1. Rafael López Says:

    No bebo cerveza, pero aunque lo hiciese nunca entraría en un local en que un tercio cueste 4 eurazos, ni aunque fuese a encontrarme allí con César Bakken.

    • 10 euros costaban, hace 3 lustros, en El Privilege de Eivissa… y de la birra más barata del mercado: Cruzcampo. Yo jamás la pagué, pero me invitaron a muchas… eso es otra historia que debo contar. Algún día se la pagaré, don Rafael.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: