LUYS COLETO: ¿Quién asesinó a Mikel Zabalza?

Horas después de un atentado de la banda asesina Eta que mató a dos militares y a un guardia civil en Pasajes, Mikel Zabalza, conductor de autobuses en San Sebastián, fue detenido por la Guardia Civil la madrugada del 26 de noviembre de 1985. Junto a Mikel fueron detenidos, por los pikolos, su pareja, Idoia Aierbe, el primo de Mikel, Manuel Vizcay, mientras que en la localidad navarra de Orbaiceta también fueron apresados dos hermanos de Mikel, Patxi y Aitor, y en Renteria se detuvo a Ion Arretxe. Cuatro de ellos – Zabalza, Vizcay, Arretxe y Aierbe – fueron conducidos al narcocuartel de Inchaurrondo. La siniestra figura de Rodríguez Galindo, siempre en lontananza.

¿Qué dice la falsaria versión oficial?

Rememoremos. Mikel Zabalza  fue trasladado por los tenientes de la Guardia Civil, Arturo Espejo y Gonzalo Pérez, y por el guardia Fernando Castañeda, a las proximidades del río Bidasoa para localizar un “zulo” donde habría armas pertenecientes a Eta. En un  momento dado, Mikel Zabalza, que llevaba las manos esposadas a la espalda, y  que no sabía nadar, dato crucial, agredió a los agentes y se arrojó al río, ahogándose en su intento de huir de los guardias civiles.

Diseñando la versión oficial

De hecho la falsaria versión oficial se prepara minuciosa y exhaustivamente. Tras la muerte de Zabalza, con la plena anuencia del entonces máximo responsable del narcocuartel, Enrique Rodríguez Galindo,  y de miembros de la  cúpula del Ministerio del Interior socialista, se prepararon y falsificaron pruebas para eludir la actuación de los tribunales.

Dichas (falsas) pruebas se prepararon en un reunión realizada en el mismo cuartel y en la que  participaron, los siguientes  miembros de la Guardia Civil: Enrique Dorado Villalobos, Felipe Bayo Leal, Francisco Hermida Bouza, Francisco Javier Millán Pérez, Fabián Dorado Villalobos, Francisco Javier Olivar, José Rancaño Fernández, Gonzalo Pérez  García, Arturo Espejo Valero, Fernando Castañeda Vals, Aníbal Rodríguez Chinea, Alfonso Vicaría Hevia, Alejandro Iglesias Blanco, Fidel del Hoyo Cepeda, un cabo de apellido Balbás y el abogado del ministerio del Interior, Jorge Argote.

Y para hacer verosímil esta patrañera versión, un guardia civil, que a la sazón era ATS, Eduardo Gómez Pastrana inyecta con una jeringuilla agua procedente del rí­o Bidasoa en el pulmón de Zabalza. El cadáver de éste permanecería varios dí­as custodiado por agentes de la Malamérita en una bañera del cuartel llena con agua del Bidasoa. Veinte días después su cadáver fue arrojado al rí­o donde fue “localizado” por miembros de la Malamérita, en un lugar que ya habí­a sido rastreado amplia y reiteradamente, con anterioridad, por multitud de miembros de la Cruz Roja. Entre otros.

¿Y qué sucedió en realidad?

El sargento Pedro Gómez Nieto, en un informe dirigido al por entonces jefe de la Agrupación Operativa del Cesid, Juan Alberto Perote, confirmó que la muerte se produjo mientras el detenido era interrogado.

Gómez Nieto afirmaba en dicho informe que “se lo han cargado a la primera. Le han puesto una bolsa de plástico. Gómez Nieto, también procesado por los salvajes asesinatos de Lasa y Zabala, revela que “en el interrogatorio participaron los tenientes Arturo Espejo, y Gonzalo Pérez García, así como Fabián Dorado Villalobos y tres guardias más”. ¿Enrique Dorado Villalobos sumergió la cabeza del detenido en el agua? ¿Felipe Bayo Leal, Luis Sandoval y Francisco Javier Millán Pérez lo torturaron, mientras, por el método conocido como “la bañera”?

Gómez Nieto explica en tal informe que cuando Zabalza dejó de respirar se montó un gran alboroto. El criminal Galindo (condenado por el secuestro, torturas y asesinato de José Antonio Lasa Aróstegui y José Ignacio Zabala Artano) se encaró a los tenientes Espejo y Pérez García, espetándoles: “¿Sabéis lo que habéis hecho? Me habéis hundido”.

Según el informe dirigido a los servicios secretos, Zabalza fue “crucificado” a una puerta, con sus tobillos y muñecas inmovilizadas con argollas. La puerta fue inclinada repetidas veces sobre la bañera, hasta introducir cada vez más en ella la cabeza del detenido.

Tras la muerte de Zabalza nadie sabía qué hacer con el cuerpo y, según narra Gómez Nieto, “el cadáver se dejó en una charca y después en el Bidasoa”. Previa preparación de la versión oficial de la que ya les hablé anteriormente.

Hágase justicia, aunque caiga el mundo

Magistral documental recién estrenado Non dago Mikel? (¿Dónde está Mikel? ). Retrata el siniestro pacto de silencio, otro de tantos. Cero condenados. Participantes en su detención, condecorados y ascendidos. Hasta hoy. Y la familia, sin justicia, treinta y cinco años después.

Tantos crímenes impunes. Como los casi 400 de la vil banda asesina Eta (y agreguen 226 asesinados si, como resulta más que probable, los etarras cometieran las matanzas del Hotel Corona de Aragón y el avión del monte Oiz). O como el de Mikel. O el de Josu Muguruza, 100% CESID.

Y lo dicho, Fiat iustitia, et pereat mundus. En fin.

5 comentarios para “LUYS COLETO: ¿Quién asesinó a Mikel Zabalza?”

  1. Rafael López Says:

    Pues sociatas y bildutarras van, ahora, cogidicos de la mano en un contubernio repugnante.

    Justicia no habrá habido, pero memoria, ninguno de los dos, tampoco la han tenido. Si ellos se han “olvidado”, no voy a ser más papista que el Papa.

    Criminales, todos.

  2. […] Solo en tierras vascas y navarras, sin ir más lejos, catorce vidas saqueadas por la tortura. Mercedes Antxeta, Vicente Lertxundi, Manuel Thomas Gomes, José María Quesada, Javier Escalada, Antonio Goñi, Juan José Munduate, Alfredo Valcárcel, Esteban Muruetagoiena, Juan Calvo, Gurutze Iantzi, Xabier Kalparsoro y el propio Joxe Arregi. Además de Mikel Zabalza, de cuyo inicuo crimen les hablé en este mismo blog. […]

  3. […] en el narco-cuartel donostiarra despiden hondísima fetidez, difusas zonas de sombra. Casos como la desaparición y muerte de Mikel Zabalza, la bomba dirigida a Idelfonso Salazar –que acababa de denunciar torturas y mató al cartero […]

  4. […] los ejecutores, claro: Duce y Juan de Dios Rubio (¿testigo también del asesinato de Mikel Zabalza en narcoInchaurrondo), tan cercano al madero “Pepe el putas”, tan querido por Barrionuevo para ser parte de […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: