Música SIN mariconadas: “Capricho español” Kórsakov.

Obra (y milagro) orquestal soberbia compuesta por un ruso, como homenaje a la música española que descubrió en sus viajes militares por estos lares (salen castañuelas, aviso a los habitantes espenoles que odian España, es decir, al 80% de hijos de puta que mancillan este territorio) . Pongo la interpretación de la filarmónica de Berlín, dirigida con Zubin Mehta (el director de los 3 tenores – 2 de ellos españoles –) porque en Espena ya nada es español, así que sigo el hilo y que todo lo bueno sobre nuestro país, venga del extranjero. De hecho… ¿cuántos habitantes de Espena conocerán esta composición de 1887…? Así nos va.

No obstante, aunque sea foráneo, todo homenaje a lo que fue un gran país es bienvenido. Aún así, tras esta barbaridad de Kórsakov, enlazo algo patrio y con el mismo nombre. Más endeble y breve, pero no menos sublime, el maestro Enrique Granados. Un catalán, cuidado, antes de que esa zona de España fuera la zona de Espena denominada: Qatarlunya.

2 comentarios para “Música SIN mariconadas: “Capricho español” Kórsakov.”

  1. Rafael López Says:

    ¡Qué desvarío César! Yo pasándome al metal más duro con mi última recomendación de esta estupenda sección (la gran Amalia Mendoza y su “Pa que sientas lo que siento”), y tu abandonando tus recomendaciones acrobáticas y melenudas para ofrecer esta delicia musical que, todo sea dicho, presenta cierto desafinamiento por culpa del, muy mejorable, texto del artículo.

    Algo más en serio, escuché en una ocasión una cita de un gran compositor (cuyo nombre no puedo acreditar) que dijo que la principal aportación a la música tradicional europea provenía de la española y la rusa.

  2. Cada país, y dentro de ellos cada pueblo y tal, tienen 1001 herencias musicales. Pero sí que es cierto que hay países que destacan por ser más prolíficos. España y rusia, que duda cabe, son punteros en música de todo tipo. Italia es la dueña de la ópera, por muchas incursiones alemanas que haya habido en ella… Europa era un lugar culturalmente muy solvente, pese a las atroces guerras genocidas que las élites provocaron y el pueblo, borrego ancestral, llevó a cabo.
    Lo de ahora es, sencillamente, para echarse a llorar y no parar hasta que quedemos deshidratados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: