ARTÍCULO: ¡Brutal acoso sexual en un hotel de Ibiza!

Yo, en Eivissa (Atlantis, Sa pedrera) sujetando la isla. Foto: Estela Castillo (2003).

Queridos niños, os voy a contar una historia de cuando España no era Espena y algunos españoles vivíamos contentos y felices junto a otros españoles. Lamento profundamente la vida que os hemos creado los adultos, pero yo hago todo lo que puedo para que no viváis muertos… pero inerme e irrelevante no puedo hacer más por vosotros que contaros estas historias y que viváis a través de la lectura, como tantas veces he hecho yo con mis adorados y adorables libros, desde hace casi 40 años.

El prota de esta historia soy yo, así que sé de lo que hablo y, de hecho, mis ávidos lectores y mis “4 amigos” ya habrán oído parte de esta historia.

Eivissa, 2001, Hotel Stella Maris. Un hotel de 4 estrellas, bastante caro y afamado. Yo de ayudante de cocina cuando se me terminaron las 80 mil calas con las que pasé varias semanas navegando, caminando y haciendo el gilipollas sin meterme con nadie salvo con el aburrimiento, la tristeza y la incultura.

Enorme cocina. 2 jefes de la ídem y una jefa (no recuerdo su cargo exacto, pero era la tercera de a bordo) y más de 20 capullos y capullas pululando por ella. La jefa es la del acoso. Se llamaba “La Juana” y era andaluza. Yo madrileño y el resto una mezcolanza varia y rara de cojones, pero ningún extranjero. Hace 20 años, creedme, la mayoría de extranjeros eran turistas y dejaban divisas (dinerito, vaya) a España, en lugar de expoliar al erario como ahora. Soy segregacionista, sí, ¿qué pasa?

Como La Juana era cincuentona y yo con 25 años (y el resto de acosados ídem) podíamos haber montado una orgía romana en la cocina, postres, vino y frutas incluidas. Pero es que La Juana era un callo malayo y, sexualmente, no la queríamos tocar ni con un palo sujeto con un guante.  Si hubiera estado buena, otro gayo hubiera cantado, en este caso follado con ella (kikiriquí… se hubiera oído a diario de tanto quiqui echado). La Juana era muy simpática, la típica andaluza desinhibida, con mucha experiencia vital y alegría, amén de muy buena cocinera y muy buena jefa. Pero nos tocaba el culo cada 2×3. Todos íbamos con un ridículo uniforme y yo, por supuesto, sin gayumbos y calzando unas espardeñas (unas sandalias de esparto que sólo llevaban los payeses hasta principios del siglo XX). Así que mis nalgas eran las que más le gustaba tocar y bien que lo hacía, acompañando sus ligeros toques con frases lascivas en plan coña total. Gracias La Juana, me encanta que las mujeres me toquen las posaderas.

Muy cerca del Hotel había 2 calas y como nuestro turno era de 10 a 14h. y de 18 a 22h. en esas 4 horas uno de mis primeros días coincidí con La Juana en Cala Grasió, ella en top less. No me hacía falta verla así para ratificar lo del palo. Tras charlar un rato con ella y reírnos de varias gilipolleces mutuas, subí a una colina desde la cual atisbé a una compañera de curro (hablé de ella en un artículo sobre los erizos de mar y la estupidez humana) en esa misma cala, presta al baño… y esa sí que estaba buena, la madre que la parió que bien lo hizo con esa rubia. Cuando la vi supe que me la ligaría, aunque mis compañeros decían que ninguno podíamos ligárnosla porque “está demasiado buena”. “Pues precisamente por eso me la voy a ligar, idiotas, vosotros con La Juana”. Tras ser “mi novia” (comillas porque éramos amantes y amigos…casi novios pero no del todo…pese a tener ya pequeños planes de futuro próximo, hechos por ella conmigo) mi amigo que me introdujo en la isla, el hijo del Coronel Ramos, me dijo, al conocerla: “No tienes mal gusto, cabrón”. Vino Ángela a la casa urbana de campo de él (es oxímoron, sí) acompañado por otra compañera de piso menos atractiva, que me robó 1.200 pavos años después… y le dije a Alejandro: “Creo que cuando veas a estas 2 desconocidas sabrás de inmediato quien es mi novia”.

Mi plano subjetivo de la foto de cabecera

Bueno… pues vuelvo al terrible acoso de cocina. La cosa es mucho más grave de lo que creéis pues había otra cocinera sexagenaria gloriosamente chalada y encantadora que se quejaba de que el primer jefe de cocina, Bartolo (tela con el nombre) le metía mano y le hacía proposiciones deshonestas. Y era verdad, pero no por ello nada malo. El segundo de abordo era Valeriano (tela con el nombre, again) y para que os hagáis una idea del acoso sexual de allí, este hombre nos dio un día “un consejo sexual”: “Cuando estéis empalmados, meterla de golpe en una cubitera lleva de hielos. Así no se os bajará en horas”. Ahí queda eso. Cuando empecé a follarme a la catalana en mi habitación o en la suya, contraviniendo ambos la norma de que hombres y mujeres no podían estar juntos en los dormitorios (nos daban alojamiento, precario, pero con techo y agua) Bartolo me mostró su temor a que fuéramos novios, “porque no me gustan las parejas en mi cocina”.Pues si no quieres café, toma 2 tazas, Bartolo, pues mi amigo “Bolo” (era de Talavera y así le llamábamos) estaba liado con otra de la cocina, no tan buenorra como la mía, pero casi… vamos que si no es por la catalana el Bolo este no se liga a la otra… jajajajaja. Así que había 2 parejitas, una acosadora, una acosada y un salido, que como era el Jefe de todos, pues miel sobre hojuelas, qué coño. Por cierto, al año siguiente Bolo se dedicaba a dar palizas y robar a guiris, por ese orden… fijaos que amigos tengo… como para temer a mis enemigos, no te jode, jajajajajaja again.

Y en los cuartos de los tíos, mi compañero de habitación me pilló chingando con el pibón… día glorioso para mí porque confirmaron “que me la tiraba” y me vieron como un Dios… mira que es imbécil la gente, pero así es. Para adornar más todavía el acoso sexual y aledaños, el vigilante nocturno dormía en nuestra zona y tenía una colección de pelis porno y decenas de botellas de licor. Era un buen tipo, hacía la vista gorda al pillarnos de noche en la piscina , cuando no habían echado el puto cloro, y no se escandalizaba viéndome en pelotas. Una de las veces que colé en esa zona prohibida… uuuuuuhhhhhh qué miedo lo prohibido…. no sólo a la catalana sino también a una amiga francesa que vino a verme a la isla (y lleva viviendo allí desde entonces), el guarda nos dijo que si queríamos ver algo de porno y tomar unas copas en su cuarto… ¡pero coño! ¿Os imagináis eso ahora? Yo me eché una pero me fui a una terraza, paso de ver porno con gente, pero las 2 damas sí se quedaron viéndolo y soplando. ¡Bien por ellas, joder! Libertad siempre, sobre todo antes que el porno no era la atrocidad que es ahora. Y La Juana, cuando le tocaba guardia nocturna en los apartamentos de las empleadas… me dejaba entrar. Cuando no estaba me colaba por la ventana. ¡Promiscuidad consentida por la que me acosaba! ¿Pero qué es esto? ¡Una Babilonia!

¡No os imagináis los traumas que tengo por el acoso de La Juana! Llevo 20 años en tratamiento y el juicio que la hemos puesto varios acosados todavía no está visto para sentencia. ¡Mierda de Justicia espenola!

¡No os imagináis el trauma que tengo porque la catalana me pusiera los cuernos con un conocido mío, delante de mi porra! ¡Me quedan sólo 2 años de condena, y por buena conducta! Llevo en el talego desde 2001, porque los maté a los 2 por lo que me hicieron. ¡Ponerme los cuernos a mí!

Vamos a ver, queridos niños, la vida era maravillosa. Cabrones los ha habido siempre (y todos hemos sido algo cabroncetes), pero eso es parte de la vida y no podemos perderla por su culpa. Ni denuncias por estúpidos acosos, ni crímenes por celos y oprobios.  Sólo os pido que tengáis un poco de sentido común, eso que os han arrebatado los satánicos pederastas que gobiernan y manejan los mass mierda. En serio, que la vida todavía puede ser maravillosa. Que en esa cocina de Eivissa me pagaban muy bien, que me follaba a una de las tía más buena de la isla y pasaba con ella noches solitarias tomando vino en una cala y nadando en pelotas y tal… Qué La Juana me enseñó cosas muy buenas de cocina y me lo pasé muy bien con ella. Qué Bartolo era un buen hombre y Valeriano ídem (aunque un día casi le parto la cara en la cocina… pero son cosas del trabajo normales, también). ¡Qué tenéis que vivir, cojones! ¡Qué el mundo de terror en el que os han metido es MENTIRA! Qué ellos son los pederastas de los que tenéis que tener miedo y saber defendeos de ellos como sólo la gente que sabemos vivir os podemos enseñar. Que la PLANDEMIA deje de daros miedo, sólo os pido eso y os lo ordeno!

Todos vosotros deberíais ser gente pobre en dinero como yo que ha podido navegar por Eivissa, follaros a la tía más buena, aprender a cocinar bien y cobrar, ser objeto del deseo de una andaluza cachondona y fea, que os engañe la novia, que y tantos 1.001 “qués”, más que noches, Scheherazade. Vivid ahora que estáis vivos o lo lamentaréis toda la muerte, que es infinita.

Los que seguimos vivos, y hemos vivido tantísimo, tenemos la obligación de enseñaros a vivir a vosotros, queridos niños. Y el deber de combatir a quienes no os están dejarlo hacerlo.

16 comentarios para “ARTÍCULO: ¡Brutal acoso sexual en un hotel de Ibiza!”

  1. La próxima que mandes uno así avisá que compro pochoclo 😄

  2. Jaja también, sí. Pororo.. tiene demasiados nombres esa cosa, ahora que lo pienso

  3. Siempre odie eso de “cine y palomintas” qué peste en el cine… qué ruido… y que al cine se va a ver una peli, no ha merendar. jajjajaa

    • Para mí todo momento es más feliz si estoy comiendo.. Así me va. Pero esto de llamar a las cosas por diferente nombre me recordó a una frase de mi abuelo:

      Si tú dices pan, todos entenderán exactamente eso; lo mismo que si citas las palabras caballo, perro, casa, etcétera. Pero no digas libertad, justicia, dignidad, democracia, moral, etcétera, porque a poco que entres a tratar de definir significados comenzarán las divergencias de opinión. Y observa que cuanto más trates de puntualizar conceptos más difícil se hace acordar la definición.
      Aquí está la raíz de esa eterna discordia en que se hallan las gentes y las instituciones.

  4. ¿Por cierto? ¿como coño se puede poner una foto de perfil en estos comentarios? Soy un troglodita digital y no sé hacerlo. Y quiero ponerla, para que no salga esa sicodelia rara.

  5. Sabio y buen tipo. Mañana subo un cuento sobre él.

    La foto la ponés desde el perfil, saqué print screen para mostrarte y ahora veo que no tengo cómo pegarlo 😂 pero bue… arriba a la derecha desde la parte principal donde manejas el blog

  6. Traté hace tiempo de poner la jodida foto… y casi explota el ordenador y medio barrio… y, por cierto, “print screen” lo serás tú, jajajajajajajajaja. Yo ser indio o, ser Chita y tu Jane… para estas cosas, jajajajaja

  7. joseignacioh Says:

    Creo haber leido “gayo”, no será “gallo”? (pecado mortal) 🙂

  8. Jose Ignacio, es “Gayo” de gay, pero paso de ponerlo en cursivas o entre comillado. De ahí, tal vez, la confusión. Yo lo leo “Gay-o” tal vez así escrito quedara más claro, pero los neologismos son lo que tienen… aunque “gayo” existe, tanto en bicho y en adjetivo. Pero en ese justo contexto que lo pongo, creo que se puede entender el por qué. O no… pero gallo, jamás. jejeje

    • Rafael López Says:

      César, “exuberante” tu artículo y los comentarios surgidos a raíz de él ¿será por tu “impudica” foto en la que cual Atlas sujetas sobre tus hombros la isla de Eivissa?

      Poco que añadir salvo que cómo se enteren que mantienes ciertas relaciones clandestinas con un varón beato, vas a perder gran parte de tu “credibilidad”.

      Un abrazo,

  9. Rafael, para ser sincero… sólo sujeté un rato Eivissa, pero no porque no pudiera sino porque mi novia estaba también en pelotas y tuve que elegir entre seguir siendo Atlas o ser amante. Y la duda ofende. Pero, sin coña, esa zona de la isla es espectacular y, por suerte, pese a estar “hipizada” no va mucha gente porque es inhóspita. Sólo he vuelto a ella por mar, no por tierra. Ya volveré… ya… aunque cuando acampapa yo ilegalmente, no había drones de putos maderos… igual ahora me bombardean los drones al verle libérrimo y cuidando el entorno natural.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: