LUYS COLETO: Se cagan en sus propias y nefastas leyes: desde el estado de alarma hasta los “pasaportes” de vacunación.

España (y parte del planeta), mutación y metástasis. Bajo disfraz constitucional, feroz e insidiosa dictadura. Ejemplo uno. Con el estado de alarma no se pueden violar tan impunemente los derechos constitucionales. Solo con los estados de excepción y sitio. Y no es el caso. Ejemplo dos. Los bozales no son obligatorios en nuestra patria común.  En España, como presunto Estado de Derecho, existe una jerarquía normativa. Y una ley autonómica no puede vulnerar una ley nacional. Y el Real Decreto de 9 de junio deja suficientemente claro que las putas mordazas no son obligatorias en España. Y dos ejemplos más. Ley Auschwitz. Y “pasaportes” de vacunación.

Führer Feijoo y su ley Auschwitz

El Artículo 81 de la Constitución Española reserva la regulación de derechos fundamentales a las leyes orgánicas, que son competencia exclusiva del Congreso de los Diputados. El Parlamento de Galicia no tiene autoridad para aprobar leyes orgánicas ni, por tanto, para regular derechos fundamentales como la integridad física y moral (Artículo 15 de la Constitución), el derecho a la libertad (Artículo 17) y el derecho a la intimidad personal (Artículo 18).

Y, por supuesto, además de lo antedicho, la Ley Auschwitz vulnera flagrantemente la ley de autonomía del paciente. Además de invadir competencias exclusivas de los ropones de la mafia togada. Y, alucinante, la ley Auschwitz establece en Galicia un estado de alarma permanente (y recordemos que nuestros sacrosantos derechos y libertades son nuestros, no otorgados graciosamente por el Gran Leviatán).

“Pasaportes” de vacunación

El pasado miércoles 27 de enero se votaba una resolución del Consejo de Europa que conminaba a los estados miembros  a “asegurarse de que los ciudadanos estén informados de que la vacunación NO es obligatoria y de que nadie es presionado política, socialmente o de otro modo para que se vacune, si no lo desea”.

Vayamos al séptimo punto, meollo. Apartado 7.3 exactamente, referido al hecho de garantizar una alta aceptación de la vacuna. A cambio se debe:

7.3.1 Garantizar que se informa a los ciudadanos de que la vacunación NO es obligatoria y que no se presiona a nadie política, socialmente, o de otra manera, para que se vacune si no desea hacerlo por sí mismo.

7.3.2 Garantizar que no se discrimina a nadie por no estar vacunado, debido a posibles riesgos para la salud o porque no desea vacunarse.

Y ahora los “`pasaportes” de vacunación y los ciudadanos de segunda

¿Y los que jamás, bajo ningún concepto y circunstancia, nos vamos a vacunar? En principio, la ley de nuestra parte. De iure ganamos siempre. De facto, nunca. La letal mutación arriba referida.

Ya vieron en los anteriores ejemplos. Políticas de hechos consumados. En el caso que nos ocupa, acabaremos como ciudadanos de segunda. O tercera. O eliminados. Lo que les pete. Pero no se lo pondremos nada fácil. Eso seguro. Y se lo aseguro. En fin.

2 comentarios para “LUYS COLETO: Se cagan en sus propias y nefastas leyes: desde el estado de alarma hasta los “pasaportes” de vacunación.”

  1. Doy Luys, ya sabe usted que por lo menos hay uno (que soy yo) que ni no sólo no “se la pondré fácil” sino que ni sé que es poner, ni fácil ni la ni se”

  2. joseignacioh Says:

    Hasta el gorro de “Auschwitz”!
    Feijoó es un soplagaitas y punto!

Responder a César Bakken Tristán Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: