LUYS COLETO: La dictadura científica acaba de empezar…o la grandeza de Los Niños Estelares.

Lúdicos y lúcidos, irreverentes y paródicos y  provocadores, asaz kitsch y provocando siempre cierta incomodidad en sus letras. Desde junio del pasado año, con su tercer disco, Tragedia y esperanza, Los niños estelares, más colosales aún. Manufactura completamente indie, los puertorriqueños Darío Constaín Reyes y Fernando Castro Álvarez, creadores e integrantes de este grupo, dos chaveas de 24 años de edad pertenecientes al circuito de bandas alternativas o underground que brotan y hormiguean por doquiera en la caribeña ínsula. Hibridando y vampirizando todos los influjos y destellos de la posmodernidad, nos aclara Darío, guitarrista y compositor. “La estética que usamos es cómica para que se rían, pero las canciones son bien serias”.

(Genuinos) Iconoclastas del siglo XXI

Los Niños Estelares arrancaron en el 2008 cuando se presentaron por primera vez en Café 103 en Río Piedras con un espectáculo que titularon Show anti-satánico del solsticio de verano. De ahí continuaron pergeñando penetrantes trovas hasta que hace un par de años crearon el prodigioso disco La dictadura científica acaba de empezar, que contiene, además del tema que le da título al disco, por ejemplo, la excelente tonada Estoy en bici en Guaynabo City

Tal trabajo, los propios integrantes de la banda lo describen en su página de Facebook como una “producción anti-hegemónica poderosa y refrescante de proporciones monolíticas nunca antes vistas”. Señalan, además, que el disco está cargado de imágenes “iconoclastas para el siglo XXI”.

Contra contemporáneas iniquidades

Los Niños Estelares, genuinas ruptura y  deconstrucción. Los necesarios y lacerantes temas que aborda el grupo, a saber: consumo desmedido, enajenación e indiferencia social, maltusiano neoliberalismo y turbador transhumanismo, entre otros. Manteniendo decencia e integridad. Entre Ruinas, obvio.

También hay algo de “místico” en la propuesta de Los Niños Estelares, como se puede apreciar con facilidad en Námaste, en el que están incluidos los temas El Dios en mí ve y honra al Dios en ti y Alegría, Doctor Alegría, una suerte de bello – bellísima- cántico posmoderno al galeno Ricardo Alegría.

…Y, por supuesto, la dictadura científica

Actual avatar: brutal tiranía sanitaria. Del citado segundo y grandísimo álbum. Se lo dejo con letra. Merece la pena leerla con detenimiento. “Los nazis no perdieron la guerra. En un mundo que camina hacia la pavorosa “reducción poblacional”, todo “es la misma mierda, usando la mierda en nombre de un –ismo”. Y los últimos resistentes, seremos “terroristas”. En fin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: