RAFAEL LÓPEZ, entrevista: Luys Coleto, un “maldito”.

Luys Coleto, un “maldito”. Por Rafael López

Tengo el privilegio de entrevistar a uno de los Autores españoles, actuales, más combativos contra el pensamiento único y el adoctrinamiento impuesto por el globalismo.

Dada mi torpeza en estos menesteres, anticipo a D. Luys que dispone de absoluta discrecionalidad para no atender algunas de mis preguntas, si las considera excesivamente personales, al igual que de la desagradable influencia que dicho gesto pudiera tener para sus pulgares.

– Ese posicionamiento de lúcida resistencia que usted realiza le ha ocasionado no pocos insultos, agravios y perjuicios ¿merece la pena?

Desde luego, el orgullo o placer de ser mosca cojonera o tábano ateniense resultan difícilmente mensurables.

– Don Luys, vivimos en una época de un oscurantismo feroz, precisamente cuando más información hay disponible. Usted que es buen conocedor de la Historia y las civilizaciones, esta involución de la sociedad actual ¿tiene parangón con alguna otra etapa de la humanidad?

Dudosamente. El oscurantismo actual deviene más insidioso que nunca. Y ni enemigo visible y digno posees al que abrirle la cabeza. Es un decir, jiji. Hoy, tan solo, indignos y títeres. Hologramas. Un ejemplo, Perro Sandez, vulgo Cum Fraude, cristaliza más como holograma que como lacayo. Además de como adoquín.

– En alguna foto suya sale acompañado de un animal peludo en actitud de buena armonía ¿son mejores los animales que las personas?

¿Acaso lo duda? Retorno a  Byron o Schopenhauer a quien se atribuye el adagio. “Cuanto más trato a la gente, más quiero a mi perro”. Ya lo sabe usted bien, don Rafael, soy de la estirpe de Diógenes de Sinope. Al poderoso ladrido y, tal vez, feroz mordisco. Al amigo, lealtad, credibilidad y confianza.

Lara/vida. Sobre el camastro de don Luys.

– Usted tiene una avalada reputación como persona conocedora del mundo de la filosofía y la religión, si tuviera que elegir sólo a uno de ellos, ¿con cuál se quedaría?

Pues, ritornello, el Perro de Sínope. También Spinoza y Nietzsche. Y más religiosos, Agustín, Ben Gabirol y Maimónides.

– En la Antigua Grecia se consideraban los 50 años como la edad ideal para que un Hombre accediera a la política, después de haber recibido, hasta ese momento, una adecuada formación. Yo, desde luego, nunca le votaría, pero si, para cuando usted llegue a esa edad, le entregarán el Gobierno de España ¿qué haría? (y no me diga que se enseñara latín desde primaria, porque esa respuesta no vale).

Dinamitar todo. Pocas huelen tan bien como el fuego purificador. Y cagarme en todo. Más allá del olor.

– Sus artículos le habrán granjeado más de un enemigo, pero ¿sabe cuántos amigos tiene?

Los justos y necesarios. Me dieron mucho amor (y teta) mis padres de crío. Con eso me sobra todo. O casi.

– Usted es vasco de nacimiento y como tantos antiguos vecinos de aquellas hostiles gentes ha “aparcado” en esta Babel que es Madrid. Aunque sea una pregunta fácil, dígame ¿qué es lo que más le gusta de Madrid y lo que menos de la tierra que le vio nacer?

Madrid, antes de la plandemia, caótico, enloquecido y saludable batiburrillo libertino y libertario. Pasear a las tres de la mañana por Gran Vía, inaudito lujo para los sentidos y el espíritu. Imperfecta, desde luego, pero desde hace quince meses me han robado una ciudad que amé tanto.

En mi otra patria, Euskal Herria, o Vascongadas, o País Vasco, o Vasconia, , como prefiera ( ¡¡¡Euskadi, no, por favor!!! ) una tribu paranoica, además de asesina, pretendió arrebatarme la libertad. Nadie lo conseguirá. Ni el siniestro PNV ni la basura etarra ni, ahora, el globalismo genocida. Ni lo hubiese conseguido, en su día, Adolfito el pinturero ni Papito Stalin. Las ventajas, pues, de ir contra todos aquellos que osen quitarme, siquiera un mínimo ápice, de mi sacrosanta libertad. Repito, don Rafael, mía, no otorgada por ellos.

Maimónides

– ¿Hace falta tener la “frente despejada” para ser un Autor “maldito”?

Jijiji, siempre fui un tocahuevos vocacional. De crío y hoy. El irreverente niñato que repite que el rey está en cueros. Y todos callan. Y el niño, aburrido de tanta farsa, ante la imposibilidad de revertir nada se tira un pedo. Y descojona de todos.

– Tengo la impresión de que es una persona muy preocupada en muchos, y complejos, temas de interés público, y algo más “liberal” en cuestiones más mundanas, respóndame ¿no cree que, al final, son sólo las cosas sencillas las únicas merecedoras de que se les preste atención?

Totalmente de acuerdo, don Rafael. Un lametón en la cara de mi chucho o un buenos días de mis padres…y el resto del mundo se eclipsa. Desaparece. Ya sabe, vanidad proviene de vanus, vano: vacío. Abisal.

Autorretrato de y por Luys Coleto

– ¿Le da miedo la muerte?

En absoluto. Citando a Epicuro solo es libre el hombre que carece de miedo a la muerte. Los otros miedos, vicarios de este. ¡¡¡ Y cómo ha utilizado dichos miedo el poder a lo largo de la historia!!! Preferentemente el religioso y el político.

El fascinante poder. Miedo y mentira, constituyentes. Y el poder, también como producción sintética de goce y de violencia ob-scenos, fuera de escena, pues. Sádico desenfreno y violencia descarnada se hallan enmascarados en ese mismo escenario del poder. Una obscenidad cruel, lasciva y perversa, que supone la amoralidad y la alegalidad más absolutas, instituye y funda el motor secreto de los fenómenos político-religiosos y de las trasformaciones sociales. O de los acelerones históricos, como el actual, hacia el transhumanismo y más allá.

Pero el poder, don Rafael, lo hace casi siempre escondiéndose detrás del velo de Isis que se extiende entre las Dos Columnas. El pujito masónico siempre aleteando, don Rafael. Otra religión, qué turre, no tuvimos suficiente con la católica. Le recomiendo, en ese sentido, destripar dos obras maestras de Kubrick: 2001 una odisea espacial y Eyes Wide Shut(algo menos maestra).

Para finalizar tendrá que pasar por el potro de tortura de mis entrevistados, las diez preguntas breves. Le agradeceré la mayor concreción en sus respuestas:

1. Una virtud

Lealtad

2. Un personaje histórico

Diógenes de Sinope

3. Una comida

Espaguetis a la napolitana

4. Una bebida

Café

5. Un sueño confesable

Reencontrarme con mis padres más allá de esta vida

6. Una canción u obra musical

Ex-aequo. El Concierto para oboe y cuerdas en re menor fue escrito por Alessandro Marcello. Sobre todo su adagio. Sencillamente, prodigioso.

Y, sin duda, el Concierto para violín número 1 en sol menor, opus 26, de  Max Bruch. Desde el inicio todo me resulta cautivador. Su Vorspiel  con un hermosísimo Allegro moderato. Su portentosa fusión con el segundo movimiento, un adagio único. Y, sobre todo, el tercer movimiento, su finalle, su alegro energico, casi espirituoso. Cuando la noche parece vencer, con Bruch las cosas parecen revertir.

7. Una película

Otra vez Ex-aequo: Perdición de Billy Wilder y E.T. de Spielberg

8. Algo que quiera hacer o que le gustaría que ocurriese

Tomar algo con mis padres. O leer un buen libro. Cúlmenes.

9. Un artista

Bach

10. Un recuerdo especial

Mis vacaciones veraniegas en el pueblo cántabro, o santanderino, de mi admirada y querida madre. Y los paseos por la magna Córdoba de mi padre. Recibiendo la sabiduría de Maimónides, desde luego.

Muchísimas gracias Don Luys por atenderme, y si el cielo no lo impide creo que usted y yo acabaremos juntos en la cárcel, el hospital, el cementerio o la Audiencia (esta última línea es de una canción de La Bullonera, un conjunto musical aragonés).

Jijiji. Un abrazo fuerte, amigo.

2 comentarios para “RAFAEL LÓPEZ, entrevista: Luys Coleto, un “maldito”.”

  1. Rafael López Says:

    Muchas gracias a ambos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: