ARTÍCULO: La desgracia engendra la igualdad. Balzac vaticinó la plandemia

“Honorable” Balzac.

Queridos niños, estoy leyendo “Eugénie Grandet” de Balzac. Si no os la mandan en el cole, leedla por vuestra cuenta. ¡Ah! que dijo vuestr@ ministr@ de educación que no hace falta que aprobéis para pasar de curso y ahora casi ni tenéis que ir a clase y cuando vais os adoctrinan los analfabetos satánicos a los que llamáis, erróneamente, profesores. Bueno, pues coged la tablet, el móvil y el ordenador y seguid haciendo el gilipollas, como os ordenan, para llegar a ser el cacho de carne que ahora son vuestros padres, sujetos y objetos de mercado con menos intelecto que un tricornio y, si es posible, más mala baba que él. 

A la mitad del libro transcribo: “(…)La desgracia engendra la igualdad (…)” y  “(…) Es muy del carácter francés entusiasmarse, encolerizarse o apasionarse por las cosas del momento o por el acontecimiento de actualidad. ¿Será que carecen de memoria los seres colectivos y los pueblos? “.

Si hace unos días os enseñé que Oscar Wilde vaticinó la plandemia y desenmascaró a matasanos y Farmafia; ahora le toca al gabacho.  Colosales transcripciones os he mostrado (obviamente, cambiad “franceses” por “humano”). Hablo de Espena, que es donde tengo conocimiento real de causa. Este país estaba hasta hace 14 meses atomizado y enfrentado a más no poder. Todos los taifas enfrentados con el Gobierno Central y entre ellos, los habitantes ídem de lienzo, los diputados a la gresca perpetua, los invasores inmigrantes (legales e ilegales) sin integrarse lo más mínimo en nuestra cultura e imponiendo la suya a base de delitos criminales y/o intelectuales; los polis decían ir a por los ladrones y estos huían de ellos (en la eterna comedia del ratón y el gato), Hacienda expoliaba y el pueblo defraudaba todo lo posible y etc. de disparates sociales. ¡Pero llegó la PLANDEMIA (encima sacudiendo todo el orbe)! y cesaron los enfrentamientos… la desgracia engendró la igualdad.

Todos se volvieron dóciles siervos timoratos feligreses de la Iglesia Covidiota de Pap@ Estad@ (este sí que es un Papa poderoso y no el comunista barra brava de Boca del Vaticano, “el Chabacano” para mí, como el equipo de jurgol de Hediondo Puente de Bellacos, Rayo Chabacano). Pero como ya llevamos 14 meses – que se dice pronto, muy pronto… y se sufre tanto, por tontos, muy tontos… ­– más o menos han vuelto algo las rencillas ancestrales, pero muy poco ojo, todo el paisanaje espenol sigue covidiota perdido, embozalado de manera inversamente proporcional a sus putas y pobres mascotas maltratadas. Siguen creyendo que “juntos saldrán más fuertes” que hay que perder todos nuestros derechos y libertades por el bien común que, para estos gilipollas es la (mala) salud ,arruinar su cartera y su espíritu y hacer más ricos y poderosos a los sátrapas de siempre y sus adláteres, que son los funcionarios de todo pelo y sus putos cómplices: sus familiares directos.

Porque es muy del carácter espenol entusiasmarse, encolerizarse o apasionarse por las cosas del momento o por el acontecimiento de actualidad. ¿Será que carecen de memoria los seres colectivos y los pueblos? Hace 45 años pasamos de ser un próspero país franquista y (casi) unido, a un país de taifas desunidos. Hace 40 años pasamos de ser un país en Transición memocrática a un país comunista/capitalista (tela, telita, tela) destrozado por ETA  y los innumerables políticos que brotaron como setas, que volvió a otorgar el poder a quienes lo masacraron durante la II República… y así seguimos a día de hoy, porque como bien sabía Balzac allá por 1834, cuando escribió esta novela enmarcada en su magna obra “La comedia humana”, los pueblos carecen de memoria. Y, añado: de intelecto, honor, cojones y nobleza. ¡Viva el vino! ¡Qué os jodan, mentecatos embozalados! Qué sois más perros que Niebla. Sois más inútiles que mi pie izquierdo haciendo malabares, y eso que soy zurdo para dar patadas al balón de jurgol…

4 comentarios para “ARTÍCULO: La desgracia engendra la igualdad. Balzac vaticinó la plandemia”

  1. Rafael López Says:

    ¡Bravo! Cesar y Amén.

  2. Recuerdo aquellos tiempos (que son toda mi vida hasta hace 14 meses) donde las personas nos juntábamos sin parar, tanto familiares como amigos y, en ocasiones, compañeros de trabajo. Cuando hacíamos de la alegría un motivo de estar juntos, y a veces revueltos (mucho). Y mira ahora, todos acojonados por un virus inexistente y sin arrimarse al prójimo salvo para agredirle. Panda de tristes pazguatos hijos de la gran puta. Lo siento por los nenes de ahora. Yo ya he vivido casi 46 años y no me van a quitar, jamás, lo bailao en esta vida que han destrozado pero que yo sí que viví.

    • Rafael López Says:

      Sin caer excesivamente en la nostalgia, relatar nuestras experiencias vitales es necesario para “no olvidar, ni perdonar” (aunque sea Cuaresma), porque los culpables son unos malnacidos hijos de Satanás y a esos hay que combatirlos y si se tiene ocasión destruirlos.

  3. Cada vez que a los satánicos les mostramos nuestro desprecio, se debilitan. Son un montón de mierda con olor a azufre y no dentro de mucho vivirán el infierno que merecen, en vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: