RAFAEL LÓPEZ: César Bakken ‘dixit’

La “inclita”, y más lerda que un adoquín, vicepresidente primera del malgobierno de Espena, egabrense de cuna y sectaria de natura, harta de que un diputado estuviera diciendo ‘Carmen Calvo dixit’, dijo aquello de “Pixie y Dixie” o algo parecido. Me ha enternecido, siempre, esa salida de pata de banco porque, además de reflejar el “fuste” formativo de la susodicha, demuestra que vio los mismos dibujos animados que yo. Esta “buena señora”, socialcomunista de pro, cuando vio a la parca de cara, en forma de coronavirus, no corrió, galopó a la muy privadísima clínica Rubber para ser atendida (¡ya saben hay que apoyar la Sanidad pública!). Nunca ha sido una ‘Afrodita’, la interfecta, pero cuando salió de la clínica parecía el vivo retrato de la muerte, aunque ello no ha sido impedimento para proseguir con su zafia, y criminal, labor liberticida. 

La hemeroteca dispone de un ingente fondo documental con las gansadas, y estupideces, de esta, muy poco recatada, lenguaraz. 

Volviendo a mis queridos Pixie y Dixie, indicar que no tienen nada que ver con los dibujicos recomendados por don Luys Coleto en este blog, que asustan más que otra cosa, y tienen de infantiles lo mismico que nuestros malgobernantes de hombres probos, y preparados para hacer algo bueno. Los tales Pixie y Dixie eran dos simpáticos, y ágiles, ratones que estaban siempre enzarzados con un gato llamado Mr. Jinks, al que le pusieron un acento andaluz de lo más divertido y cuya frase fetiche era “malditos roedores”, que con ese acentazo tan patrio se te quedaba esculpido en la memoria. 

Los dibujos animados de ahora ni los califico ¿para qué perder el tiempo?, pero puedo afirmar que no cambiaría un solo episodio de aquellos entrañables dibujos por toda la producción del presente siglo. 

Me tendrán que disculpar este improvisado preámbulo porque “yo venía a hablar de mi libro” (Francisco Umbral dixit), y ese “libro” trata sobre el “tirano” amo de este blog, don César Bakken. El motivo deviene en que, este “maldito”, es el “culpable” de haber “inoculado”, en mi vocabulario, términos creados por él, los cuales utilizo con significativa profusión sin tener la cortesía, y bien hacer, de citar su autoría.

Aunque es cierto que las primeras veces si dejaba constancia de ello, la realidad pone de manifiesto cuán he declinado esa reconocedora costumbre. Don César, con su amabilidad habitual, jamás me ha advertido sobre la cuestión, pero es de justicia que tenga un mínimo detalle hacia ese lucrativo “aprovechamiento” de su ingenio. Por todo lo expuesto, considero que la mejor manera, que tenía de realizar un justo reconocimiento, era detallar algunos términos del “vocabulario Bakken”:

Espena: lúcida traslación de España. Al contrario de lo que decía ese criminal mamporrero de Maduro, el carnuzo de Zapatero, España no es un concepto discutido y discutible, es una realidad, aunque terriblemente zaherida, desde hace nueve lustros por los hijos de Satanás que nos han malgobernado, y nos malgobiernan.

Perro Sandez: desconozco como el señor Coleto, auténtico filántropo de los “felpudos cuadrúpedos”, le dirige todavía la palabra a don César por tan inadecuado uso de la palabra perro, porque, al fin y al cabo, los animales también tienen su “dignidad” y semejante comparación es una ofensa a su “sensibilidad”. Mismamente si yo fuese perro (creo que cualquier perro “decente” haría lo mismo) y tuviera al alcance de mis fauces a este mentiroso compulsivo dejaría buena huella de mis caninos en su fatua anatomía, ya que el hecho de esa terrible cercanía en su nombre de pila (se me olvidaba que está sabandija es socialcomunista y esos no se bautizan, bueno creo que si pero en el averno) justifica ampliamente dicha acción (¡ya le podían haber llamado Judas, o “mentira fresca” que ligan mucho mejor con su carácter y ‘modus operandi’!). Fuera de esa posible controversia con el nombre, el apellido le va como anillo al dedo y aun se queda corto, pero teniendo en cuenta que criminal-sacamantecas-traidor- presuntuoso-hipócrita- corrupto-inútil-falso- malnacido-carnuzo no rima, entiendo que la síntesis, y adaptación semántica, es la correcta. 

Memocracia: régimen político dirigido por memos para memos, diametralmente opuesto a la democracia, por más que quiera aparentar serlo. 

Y no les doy más pistas, ¡Redios! Al fin y al cabo este artículo va dirigido al señor Bakken y él sabe, mejor que yo, de lo que hablo.

P.D.: como no quiero que don César “se venga arriba” indicar que no llevo intención de realizarle más reconocimientos públicos sobre esta cuestión, al fin y al cabo, desde que soy su huésped (por la cortesía que se debe tener para con el anfitrión) me abstengo de realizarle comentarios negativos a los artículos, de su autoria, que me desagradan (aunque escasisimos, ‘haberlos, haylos’), y eso también vale lo suyo (los de don Luys son harina de otro costal). Tal vez no sea buena moneda de cambio, pero ¿quien fija el canon en estas cuestiones?  

Una respuesta para “RAFAEL LÓPEZ: César Bakken ‘dixit’”

  1. Rafael López Says:

    ¡Esas manos, César!, y no doy más pistas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: