LUYS COLETO:Un demoledor estudio de la prestigiosa Universidad de Stanford lo vuelve a confirmar: las mascarillas son absolutamente ineficaces y enferman muy gravemente

Y se publicó en el sitio web del gobierno del Centro Nacional de Información Biotecnológica. El NCBI (siglas en inglés) es una rama del Instituto Nacional de Salud, por lo que uno podría llegar a pensar que tan decisivo y contundente estudio sería ampliamente divulgado por los principales medios de comunicación y aceptado por la gente “amante de la ciencia”. De todas maneras, se muestra lo sabido: los bozales no tienen efecto alguno en la prevención de la propagación de la presunta covid y su uso es, de hecho, altamente dañino.

El estudio del NCBI comienza…

“Muchos países de todo el mundo utilizaron mascarillas faciales médicas y no médicas como intervención no farmacéutica para reducir la transmisión y la infectividad de la enfermedad por coronavirus-2019 (COVID-19). Aunque se carece de evidencia científica que respalde la eficacia de las mascarillas, se han establecido efectos adversos fisiológicos, psicológicos y de salud. Se ha planteado la hipótesis de que las mascarillas han comprometido el perfil de seguridad y eficacia y deben evitarse su uso. El artículo actual resume de manera integral las evidencias científicas con respecto al uso de mascarillas en la era COVID-19, proporcionando información útil para la salud pública y la toma de decisiones.

…Y el estudio concluye: bozal ineficiente, tóxico y potencialmente criminal

Las evidencias científicas existentes desafían la seguridad y eficacia del uso de mascarilla como intervención preventiva para COVID-19. Los datos sugieren que tanto las mascarillas médicas como las no médicas son ineficaces para bloquear la transmisión de persona a persona de enfermedades virales e infecciosas como el SARS-CoV-2 y COVID-19, lo que desaconseja el uso de mascarillas.

Efectos letales del bozal, de todo tipo.

Se ha demostrado que el uso de mascarillas tiene efectos fisiológicos y psicológicos adversos sustanciales. Estos incluyen hipoxia, hipercapnia, dificultad para respirar, aumento de la acidez y toxicidad, activación de la respuesta al miedo y al estrés, aumento de las hormonas del estrés, inmunosupresión, fatiga, dolores de cabeza, disminución del rendimiento cognitivo, predisposición a enfermedades virales e infecciosas, estrés crónico, ansiedad y depresión.

Las consecuencias a largo plazo del uso de mascarilla pueden causar deterioro de la salud, desarrollo y progresión de enfermedades crónicas y muerte prematura. Los gobiernos, los responsables de la formulación de políticas y las organizaciones de salud deben utilizar un enfoque riguroso y basado en pruebas científicas con respecto al uso de mascarillas, cuando este último se considere una intervención preventiva para la salud pública…

…Y les dejo el enlace del estudio completo de la universidad californiana. Firmado por el grandísimo Baruch Vainshelboim. Con clarividente y contundente material bibliográfico. En fin.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7680614/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: