LUYS COLETO: Reflexiones caninas acerca de las élites genocidas: o ellos o nosotros.

Un perro rabioso de las genocidas élites no deja de constituir un peligro simplemente porque le cambiemos el collar. Tampoco lo podemos educar, domesticar o curar para que deje de tener la rabia.

Pasado, futuro: dos trampas

Podemos mirar hacia atrás y recordar si el perro alguna vez fue bueno y amigable. O solo lo fingió. De todas formas, eso no solucionará el problema.

También podemos mirar hacia adelante e imaginar qué chulo será todo cuando el chucho deje de tener rabia. Es una opción. Como la anterior, muy discutible. Errada, pues.

Legítima defensa

Pero si en vez de distraernos con el pasado o con el futuro, observamos el crudísimo presente entonces lo más sensato es que el cuadrúpedo desaparezca. Es cuestión de legítima defensa. O él o yo. O ellos o nosotros.

En fin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: