ARTÍCULO: morlacos covidiotas con bozal de España.

Ayer me pasó algo inédito en estos 15 meses de plandemia, donde me he visto obligado a torear en todas las plazas inimaginables, de las que he salido por la puerta grande, faltaría más. Y, por supuesto con las preceptivas 2 orejas y el rabo. Pero no del toro asesinado sino mis cojones y mi falo.

Estaba yo en el Carrefuck cometiendo el terrible delito de comprar basura y pagarla a precio de oro… pero sin bozal, como desde el día que nací, porque nací hombre, no perro o bestia de tiro. 2 segurratas me interpelaron (uno del centro demencial donde está el Carrefuck y el otro en el Carrefuck) y a ambos les dije que estoy exento y siguieron su triste deambular por la vida. Sorpresa grata para mí, pues cuántas broncas no he tenido con estos, pero se ve que me tocaron 2 sensatos o por lo menos 2 que saben LA LEY, pues la ley impide a segurratas y maderos impedirte ir sin bozal o pedirte justificantes médicos ; tenemos muchos más derechos de los que pensamos, pero como nadie los ejerce… nos pasan por encima. Bueno, os pasan, a mí no.

El caso es que en la cola única para pagar en las cajas… me interpela un enorme morlaco bragado. En este caso bípedo y con bozal negro con bandera de mi país vilipendiada en él. Siempre quito los datos del móvil cuando voy a comprar, pero ante tamaña maraña humana en la cola, los puse –pues compro a más de 6 km. de la casa de mis caseros que pago a precio de oro, y voy andando, e igual alguien me habría escrito un guasap y así me entretengo en la puta cola debida a que no abren ni un 20% de las cajas –. Y mientras estaba oyendo un mensaje de voz, apareció el morlaco embozalado mancillando la bandera de MI PATRIA.

Y, todo ufano, como recién salido de toriles pero sin la divisa (pues no iba bravío debido al innoble y atroz pinchazo en el pescuezo) se para ante mí, y yo sin capote, y se señala su bozal en claro gesto de “¡ponte el bozal!”. Yo le miro, confuso pero sabiendo lo que me decía, y le digo: “¿qué?” mientras intento oír el mensaje de voz entre la estridente megafonía del jodido súpermercaRo. Y me balbucea algo mientras sigue señalando su bozal. “Sí, muy bonito tu bozal, ¿los vendes o qué?” Le digo ante su tamaño esfuerzo por señalarme su bozal, con la bandera de MI PATRIA en él, insisto en ese atroz detalle. Noto que se queda parado en plan desafiante (obviamente soy el único ser humano que va sin bozal en ese supermercaRO enorme, y los tarados embozalados pueden pensar que soy presa fácil… jajajajaja. Es como si mil conejos creen que un lobo es presa fácil…

Le digo que me deje en paz, tal cual, y paso de él siguiendo la jodida cola que avanza, y él se pone al final de ella (tonto el último, está claro). Acabo de oír el audio de voz y miro al notas, que ya no es el último de la fila, pero sigue siendo tonto el último. Guardo el móvil y vuelvo a ponerme mis auriculares del MP3 pues hay que tener las manos libres cuando se atisba bronca. Me encantan este tipo de morlacos. Enormes, más de 100 kg. seguro. Y como muy seguros de sí mismos… en este caso por llevar él bozal patrio y estar yo atentando contra todo lo divino y humano… y con mis pulseras de cuero y pinchos y una camiseta negra con el jepeto de Al Bundy, única en el mundo porque me la regaló un amigo que la diseñó para mí.

Según me abordó y vi sus intenciones ya “le maté”, es decir: vino en paralelo a mí, en sentido contrario pero de frente, arrastrando una cesta de la compra y se paró ante mí dejando el carro tras él y encarándose conmigo gesticulando en su bozal con su brazo derecho mientras el izquierdo arrastraba la cesta. Di un paso atrás para alejarme 1 metro de él. Patada de mi pierna izquierda (empeine o puntera, según posición) en el exterior de su rodilla derecha, golpe simultáneo de mi antebrazo izquierdo sobre su posible defensa con sus brazos pero sospecho que no se defendería y le daría en su jeta (con mi pulsera de pinchos, con cuero reforzado) y sopapo de mi brazo derecho en el lado izquierdo de su jeta – siempre cazando el oído, pues mi mano abierta es enorme – o en el frontal si le di antes con el izquierdo, al no defenderse y cayó para atrás en vez de hacia su derecha; si es frontal ya no me gusta porque le puedes matar al partirle el tabique nasal. Y el morlaco al suelo, haciendo un ruido que me encanta, porque los tipos grandes hacen más ruido al caer.

Una vez en el suelo, diversión. Pero no soy de los que patean, jamás lo he hecho ni lo haré. Normalmente una vez en el suelo y aturdidos, estos imbéciles fascistas cesan en su agresión y se dan cuenta de su error. Pero si intenta levantarse en plan belicoso, barrido de piernas y proyección con mi mano derecha en su chepa o costado y codazo con el brazo izquierdo en sus serratos inferiores y directo con el derecho en el mismo lugar, pero del otro costado, lo cual le provoca una asfixia momentánea que le salva la vida ante alguien como yo que no pelea para matar a nadie, sino para defenderse. Así suelen ya dejarte en paz, porque están semi KO. Y si se ponen chulos, pues más leña. Por desgracia, no nos queda otra que defendernos de las agresiones. Pero si estos idiotas que se ponen chulos sin tomar ninguna medida normal de combate, dan con un chungo… mueren o acaban muy malheridos. Y merecido que lo tienen, pero yo ni soy chungo ni lo pretendo, aunque los he visto actuar y dan escalofríos. El sadismo que pulula por ahí es terrible. No sé como pueden haber idiotas como este morlaco que se exponen a perder la vida por algo tan estúpido como lo que él hizo. Y os aseguro que no soy precisamente una vieja plañidera… ¿a quién se le ocurre meterse conmigo de esa manera tan desprotegida para su integridad?

Mensaje a todos los morlacos del mundo: cuidado a quien agredís, tan bravíos que sois, que aunque vayamos sin capote ni muleta, somos toreros ante vosotros. Y mira que yo no soy taurino, pero es un símil adecuado.

Lo gracioso es que el morlaco, como no me agredió en la cola y no se contentó con mi desprecio hacia él y su fascismo; va y aparece en la caja donde estoy pagando. No era fácil esa casualidad, pero mira… él lo logró. Ahí ya me quité los auriculares, porque la embestida de un morlaco hay que oírla para esquivarla y torearle como DIOS manda. Mientras meto mi compra en mi mochila y en una bolsa, el morlaco coloca la suya en la cinta, y el cajero hace malabares para sacar los 17 km. de papel que nos dan como ticket de compra, descuentos, promociones, publicidad y etc. (y luego dicen que nos cobran las bolsas por ecologismo, cágate lorito). Yo otra vez visiono como “matar” al agresor. Y eso ya no lo cuento, siempre hay que guardarse un as en la manga por si esto lo lee algún agresor de este tipo.

Pero como le quiero dar una lección de españolidad, saco mi MP3, donde tengo pegada una bandera de ESPAÑA, y se la muestro como el que saca una placa de policía, mientras le hago el gesto de tener mucha jeta “darme con la mano en mi carrillo. Y en sus ojos de toro bragado –realmente cabestro – rozados por el bozal con la bandera de mi MP3 vi ese brillo de asombro y, me atrevería a decir, admiración. Para un facha como él, descubrir que un rapado con pulseras y sin bozal lucía la bandera que él mancillaba en el bozal… eso debió ser como una aparición mariana… no Rajao, aunque estos son perfil votantes del PutoPartido de toda la vida hasta que apareció VOX.

MORALEJA: maldita violencia que hubo, hay y habrá. Bendita autodefensa, sin ella estaríamos todo el día recogiendo cadáveres por la calle. Cuanto psicópata hay. Y cuantos se sienten empoderados con la plandemia… qué ruido van a hacer al caer…

7 comentarios para “ARTÍCULO: morlacos covidiotas con bozal de España.”

  1. Rafael López Says:

    César, ya me dirás quien es el Al Buny ese.

  2. Rafael, Al Bundy es uno de los mejores personajes de ficción creados. Es el protagonista de la serie yanqui; “Matrimonio con hijos”.

  3. Aulicus Says:

    Título alternativo de esta entrada: “Con la bandera en el bozal y con la flor en el hojal”.

    Me honra que hayas reutilizado mi simil taurino y además derrochando vergüenza torera. La bandera en el bozal vendría a ser algo así como la marca de la ganadería del astado, una ayuda visual para contrastar la denominación de origen de la carne sin rostro con la que trafican las élites. Después de todo, como decía Steve Buscemi, “Que comas hamburguesas no significa que quieras conocer a la vaca.” Esta frase la suelta en un “pinículo” de 2005 titulado “La Isla”, profética en más de un sentido.

    La Santa Compaña vive en las colas de los supermercados. El Cacaful es otro más de los no-lugares que proliferan en estos no-tiempos de no-personas y no-patrias. Como cualquier otro supermaché, al igual que los aeropuertos y otras depedencias estatales (léase escuelas, centros de salud, oficinas de empleo, juzgados, etc.). Son espacios en los que estar y no-estar, es decir, estar físicamente pero yéndote mentalmente en cuanto estás entrando. La acabada representación del purgatorio. Por eso aflora (de ahí la flor en el hojal) tanto la rabia y la frustración del personal en esos no-lugares ahora y antes de la pandemia. Suerte que portar de armas de fuego no se considera en Espena un derecho de nacimiento como en el país de los y@nquis. Ya conoces la advertencia de los antiguos, no mires a las almas peninentes si su lúgubre procesión se cruza en tu camino o te forzarán a seguirlos en su penar hasta lo hondo del averno.

    Por cierto, me he quedado dudando de si tienes alguna parentela con el tal Bunny o Bundy, que ya me ha liado Rafael. Las fotos que circulan por Internet son altamente sospechas en esa dirección. ¿Podrías aclarar este punto?

    • Aulicus Says:

      Fe de erratas: ojal, sin hache.

      • Buen comentario. La Santa Compaña son ánimas amorosas y deseables al lado de la compañía de la mayoría de seres humanos. Yo el mayor desprecio a la vida humana que he sufrido es en los aeropuertos. El resto de lugares que citas son top igual, pero los aeropuertos… algo bueno tiene la plandemia que desde febrero de 2020 no me dejan pisar un aeropuerto. No hay mal que por bien no venga y quien no se consuela es porque no quiere.
        ¿Yo relación con el mítico Al Bundy? Ojalá… obviamente con el personaje, que así se llama, no con el actor.Los actores me la sudan. He conocido a tantos y, por supuesto a tantas… que ninguno de ell@s merecen atención alguna como seres humanos. no lo son, te lo aseguro. Algún día publicaré un ensayo sobre este tema, con muchos nombres y apellidos, y datos irrefutables, fotitos y vídeos incluídos. Poca gente tan enferma de la mente como los actores, créeme.

  4. Aulicus Says:

    Gracias por contestar. Sí, yo tampoco los piso desde marzo y no los echo de menos. Una de las claves de la plandemia es que no quieren que viajemos. Antes se inventaron otras falsas alarmas para incrementar los controles. Se nota el patrón, ¿no? Nunca hay que confudir valor con precio ni autor con obra. Pues estaré esperando ese ensayo para deleite de mis neuronas. Inspiración para contar te sobra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: