KAREN GARCÍA: El extraño cumpleaños.

Me cuenta mi amigo Antonio su caso… que realmente sería digno de ser publicado en dicho periódico… caso de que pudiéramos desplazarnos atrás en el tiempo.

Y es que me cuenta, afligido, su nueva situación (como si de un culebrón –que ya me sé de memoria y casi me sé el final– se tratara); en unos cuantos días será su cumpleaños: 42 magníficas primaveras de un hombre con todas las letras: inteligente, educado, divertido, “viajado…” y, sobre todo, buena gente… En fin… el hijo que todo padre/madre desearía tener, si está en su sano juicio…

Y hete aquí que en la previsible celebración que (nunca) se llevará a efecto, su madre le manda un mensaje de voz: “Antonio, que como va a ser tu cumpleaños el jueves, que te pases por casa y te dejo algo de comer en el jardín, para celebrarlo…” (sic).

Antonio me lo cuenta… y yo le respondo: “Bueno, pues la misma dinámica del año pasado, ¿no?”. Y es que en todo el año precedente los padres (en su setentena) y el hermano de mi querido amigo han rehusado tener todo tipo de contacto directo con él. Y también, de paso, con el hijo de mi amigo (que es el nieto de la familia, pues –él único-). ¿El porqué? Pues porque los padres de Antonio (los abuelos), convencidos y aterrorizadísimos (lo dijo la tele y ni más ni menos que el Presidente, que no es poco decir) desde el pasado mes de marzo de 2020 de que un terrible virus iba a acabar con su vida de la manera más inmisericorde, se cerraron (desde la antedicha fecha) a cal y canto en la casita-chalet de 2 plantas en la que residen habitualmente, y salvo en contadísimas ocasiones en que salen de casa (para comprar comida, una vez a la semana), los individuos en cuestión (la madre de Antonio, el padre y su –único- hermano) decidieron hacer una “burbuja” y aislarse del resto de los seres humanos (como así recomendaban los “expertos”) de manera que solo se relacionarían con las personas convivientes, que en su caso, y como ya hemos dicho, resultaron ellos 3. Desde entonces Antonio ha tenido poca o nula relación con ellos. O, para ser más precisos, su relación ha consistido en ir a visitarles a su casa; pero ellos jamás le han dejado entrar en el interior de la misma: solo en el abundante y verde jardín que la rodea mientras la madre (que siempre, me cuenta Antonio, y de toda la vida, solo tiene una única obsesión, ¡que su hijo coma!) le deja algún plato ya preparado en una escudilla… perdón, en un plato apartado en una esquina del jardín, cerca de una caseta de madera donde a veces hacen (hacían, porque ahora eso debe de ser peligroso, claro) barbacoas, etc… Y cada vez que mi amigo Antonio ha pasado por la casa para hacerles una visita, etc… ellos han salido con la cara tapada hasta la zona del entrecejo con alguna frase (esta es la última) como… “esta es una mascarilla especial del CESIZ” –sí, con “z” final lo pronuncian–, mientras apuntan con orgullo al inmenso bozal apretado a la piel- “que es mecánica y atrapa el virus de manera instantánea. ¿A que te gusta, hijo?” -le explican orgullosos a mi abochornado amigo, ante su mirada atónita –ya no le quedan fuerzas ni para responder, ante semejante sinrazón–.

He de admitir que cuando me contó esta última anécdota empecé a reírme a mandíbula batiente… (ya son tantas las risas que nos hemos echado con este asunto que parece el protocolo razonable a implementar) y menos mal que mi amigo tiene buen humor, pues en dos segundos él también empezó a doblarse la espalda (¡qué vida más perra!) de su inmensa mala suerte vital y existencial… de su tragicomedia única e inigualable en el mundo mundial…

Y yo le digo que no, que tiene que haber ahí fuera alguien más que tenga unos padres tan gilipollas… perdón, tan inconscientes (dije) como ellos, que tiene que dar gracias a Dios por haber salido tan listo (porque mi amigo es listo como el hambre… en el mundo: inmenso); y que, y esto es lo más importante, tiene que haber en esta tierra ibérica y en el mundo mundial otro caso como el suyo; que no se lo tome como nada personal, que son los medios de incomunicación masiva los responsables de tamaño desatino… (¡la tele, la tele!… la misma que no cesan de contemplar -como si de un templo se tratase- sus queridos papás …). Porque si algo me contó siempre mi querido amigo, es que sus padres –y su hermano- veían la televisión noche y día, día y noche… Los culpables de tamaño pecado filial tienen nombre y apellidos, y Consejo de Administración (ahora, mundial…) (¿Y si les mete una buena demanda?).

Y me cuenta Antonio (mi pobre y querido Antonio) que la última vez fue a verles con su hijo (es decir, el nieto de los susodichos…). Hacía ya más de 1 año que no se veían porque los yayos manifestaban que el chaval, de 12 años y sano como una manzana orgánica, podría estar infectado sin saberlo (que ya lo dijeron en su momento en la televisión, que los chavales eran supercontagiadores… una bomba de relojería). Pero parece ser que últimamente se ablandaron (en la tele ya no dicen mucho más del tema) y han decidido dejarlos a los 2, padre e hijo -finalmente y tras muchos debates internos- entrar al jardín de la casa… (nunca dentro de la casa, en sí… Y jamás con ningún tipo de contacto físico de por medio, que quede claro). Y aprovechando la tan temeraria y esperada visita (hacía más de un año que nieto y abuelos no se veían) el niño, Antonio Jr, pide a los abuelos (que están con cara de “no me fío” mirándole a más de 5 metros de distancia) un vaso de agua, que tiene sed… y la abuela entra dentro y se lo deja en una esquina del jardín… ¡envuelto en celofán…! –me cuenta ofendido mi amigo– (pero si ya me contaste, Antonio, que a ti te hacían lo mismo con la escudilla… digo, con el plato de comida -de esa forzosa administradora de alimentos que es tu madre-, ¿de qué te extrañas?).

Y, en fin… parece que la última vez que estuvieron (si se podría decir que “estuvieron”) por allí, el abuelo se acababa de dar la primera dosis del aguijonazo de la Schiffer (o algo así nombraron, que el buen hombre no tenía claro cómo se pronunciaba…). Y es que la abuela, ante la curiosa pregunta del nieto de la familia sobre por qué el abuelo tenía tan mala cara, respondió: “Es la eyaculación (quiso decir otra cosa la señora, pero esto es lo que le salió) esa de la Schiffer que le han dado al abu… que ha estado vomitando y hecho un Cristo mareado 2 días ya, desde que se la dieron… Pero nada… no te preocupes, Toñín… que el abuelo es como un toro y no le va a pasar nada…”, le explicaba al estupefacto nieto.

Y mi amigo, mi amigo, con cara de… “¡qué cabrones, no me han contado nada porque ya saben mi opinión al respecto… y los efectos adversos les dejarían en evidencia… tanto como se reían de lo que les decía!”. Y es que por lo visto el abuelo las pasó canutas (él siempre está como una mula de fuerte, y con una salud perfecta) durante 48 horas…

…Y le contaron días después, por teléfono, y previa pregunta de mi amigo (muy indignado por cómo le habían ocultado esta información), que la abuela lo había pasado mucho peor todavía, con la suya, la eyaculación… -que lo dijo ella así, no lo digo yo…-.

Pero mi amigo me impela, angustiado: “¿tú te puedes creer, Karen, esto…? Porque mira, mira…”. Y me enseña el audio completo que le ha mandado su madre (la abuela…) que, seamos honestos, no tiene desperdicio…:

Antonio, que como va a ser tu cumpleaños el jueves, que te pases por casa y te dejo algo de comer en el jardín, para celebrarlo… Te lo puedo dejar donde siempre, en la esquina de la higuera (comento por si alguien piensa mal de mi amigo, que este es ya mayorcito y ya sabe cocinar, solito y muy bien, por cierto, desde hace décadas; que no quiere, nunca, que su madre le prepare nada, pero su madre parece no enterarse…). En cuanto a las vacinas… (que así las llama ahora esta vez la mujer en el audio) yo ya estoy mejor, no te preocupes. Pero que sepas que hemos pensado que, a partir de ahora, es mejor que no vengas más para adentro del jardín. Mejor te dejo las cosas en la puerta principal, porque… ¿cuándo te vas a vacinar? Porque ya sabes, Antoñín, que sin la vacinación no se va a poder ir a ninguna parte: no vas a poder ir para acá y para allá como sueles hacer… Y tú tienes que darte la Hansel (eso pronunció ella, pero yo sé que con mi amigo ni Hänsel.. ni Gretel…) ya… Que solo tienes que ponerte una dosis y así ya podrás venir tranquilamente adentro, al jardín… Y eso… Que feliz cumpleaños si el jueves no salgo afuera a la tapia cuando pases a recoger tu bolsa de comida… aunque claro que voy a estar, qué tontería más gorda… a dónde voy a ir yo como está de terrible la situación…

Y miro a Antonio, y Antonio me mira… ¿y qué le digo? Alzo las cejas, aprieto los dientes, frunzo la nariz… él hace lo mismo… Le cojo la mano y se la aprieto con delicadeza; le paso la mano izquierda por la mejilla… le abrazo (está a punto de salírsele una lagrimita -que sé que no va a permitirla ver la luz, es un tío duro-; sus ojos, como un río a punto de desbordarse… Sé que siente vergüenza en contármelo. No tiene porqué). “No te preocupes, Antonio, que ya se les pasará…”, pronuncio en voz bajita, con un susurro casi inaudible…

Silencio (sonoro).

Y, no sé por qué, no me creo lo que digo…

Va por ti, mi muy querido amigo

10 comentarios para “KAREN GARCÍA: El extraño cumpleaños.”

  1. Rafael López Says:

    ¡Felicidades Karen! un artículo de primerísimo nivel, contado con gran sensibilidad.

    El relato acongoja, pero es tan necesario contar estas historias que se han producido por dos factores: la impudica Maldad de unos carnuzos y la severa estupidez de un vulgo alienado por los medios de des-informacion.

    Gracias a Dios nunca he visto los canales de televisión privadas, y hace lustros que no veo la “privada del malgobierno”. Con la prensa hace meses que deje de leer prensa generalista porque es pura bazofia, pero últimamente aún he restringido mucho más, llegando a medios digitales que, ocasionalmente, daban alguna noticia con un mínimo de rigor. Y ahora estoy en ese estadio de la perfección que es leer, cuasi exclusivamente, este estupendo blog.

    Felicidades de nuevo Karen, y les transmites un saludo cordial a Antonio y a su vástago, que aunque no los conozca me ha emocionado su desdicha.

    • Karen García Says:

      Y cuántos “Antonios” no habrá en el paisanaje español e internacional a estas alturas de la película, Rafael… La verdad es que hay que felicitarles… me refiero a “las élites”… (aunque no me gusta el calificativo, ¿élites de qué?) Han conseguido algo inaudito: dividir a la población (familias enteras incluidas) de manera nunca vista antes, ante algo que no se ve, no se oye, no se siente… (ni síntomas da). ¡Abracadabra! Unos genios.

      • Karen, como quiera que tos´estamos expuestos a los mismos imputs que sufren los covidiotas… de genios nada los satánicos. Estúpidos, sin más, los covidiotas. Estoy 100% seguro de que los primeros asombrados con la plandemia son los satánicos del NOM… ¡si a los pocos meses ya tenían planeado lo de los mosquitos como nuevo acojone mundial! (el vídeo de Kill Bill ventanas es ACOJONANTE al respecto. Y, también tenían preparado el apagón digital (ciberpolygon y tal…) ¡y tampoco les ha hecho falta.
        Digamos que si te quieres ligar a una tía, usas varias “tácticas”. Por ejemplo y de manera soez y aleatoria: voy a ver si fuerzo que coincidamos en tal sitio. Tras hablar un rato, intentaré buscar afinidades para quedar a hacer algo relativo a ellas. Cuando estemos haciendo algo relativo a eso, la invitaré (o aceptaré su invitación) a tomar algo. Tomando algo, le plantearé hacer otra cosa más personal otro día… y etc. Pero si el día que coincides con ella, de manera forzada por ti, acabáis en la cama. El resto del plan se desactiva.

      • Aulicus Says:

        Un poquito, vamos lo que se dice una “chispa” sí tenían dividida a la población desde hace rato. A ver, recapitulemos empezando por las categorías sencillas, hombre-mujer. Primero han emancipado a la mujer y dejado al hombre solo. Eso de que las mujeres se lo han ganado es el cuento de la lechera: factores de trabajo rindiendo para los amos. Luego han apretado un poquito más las riendas y han declarado al hombre como enemigo innato de la mujer, no fuera a ser que alguna vez hicieran las paces aunque fuera con él vistiendo el delantal. Ésta ya es una guerra prácticamente a muerte. Luego han potenciado a los truchas, como gusta llamarlos César (tiene su gracia), con grandes campañas de marketing con muchos colores y sabores para elegir: trucha light, retrucha premium y hasta grand contra-retrucha son opciones para las almas desvencijadas. Recientemente están fomentando disociar además de género y biología, el género elegido de la orientación. Para los que se hayan perdido, esto significa que puedes declararte hombre en un cuerpo de mujer con cualquier orientación (dicen que está de moda denominarse no-binario). Este filón aún no se les ha agotado, pues seguirán inventándose categorías. El filón que aún va a dar mucho de sí es de las lenguas dialectales. Esa es otra forma de dividir que no tiene fin. Ahora he leído que están resucitando el bable y el aragonés (que nos lo explique Don Rafael) y gastando ingentes cantidades en oficializar estas lenguas. El valenciano ya es obligatorio para poder acceder a puestos de funcionariado en la CV. Luego ya se encargan los poderes de demonizar a amplios sectores de la población: jóvenes contra mayores y mayores contra jóvenes. Dice el perro sandez que las personas mayores que se jubilan a la edad de 67 años (antes era de 65) le están pasando un coste inasumible a la sociedad y que tienen dos opciones: morirse ya o seguir trabajando hasta morirse. Venga, todos contra los viejos (que no ancianos). Esos aprovechados. Media Espena vive de su pensión pero se la están robando a la juventud. ¡Al paredón todos los canosos! Y, no, no se me han olvidado todas las razas, etnias y triibus que pululan en este valle de lagrimas. Por cierto, yo soy Cherokee, pero no me preguntes por mi religión.

  2. Aulicus Says:

    “De tal palo, tal pastilla…” (Bakken dixit). No es cierto, pero suena bien. Es lo que ocurre comúnmente con los refranes, hasta con las versiones no mejoradas por César, que son embaucadoras como un vendedor de feria. Y este caso que Karen nos expone de manera fidedigna me recuerda a esas lamentables películas chorra de sobremesa “basadas en hechos reales” donde se retrata la banal cotidianeidad de una familia cualquiera. Sólo queda adaptarlas a los tiempos del coviz. Donde antes la protagonista exclamaría desconsolada “Mi Paco no me come (no sabemos qué exactamente)” ahora bramaría inconsolable “Mi Paco no se vacuna”. Y como le aclaré a un pariente que ya no me habla ante su interpelación, la vacuna me la van poner en [utilicen sus dotes poéticas].

    • Aulicus, recuerdos esas inefables pelis de sobremesa, en Gangrena 3. ¡Cuántas siestas de adolescencia me facilitaron!. Era volver del insti, engullir algo, ir al sofá y hacer la presiesta con la terrible serie “Salvados por la campana” y, tras ella si ya no estaba dormido… la peli. A mi me gustaba más cuando el letrero decía: “esta película es una historia real”.
      Eso sí… como a todo hay quien gane, los mediocrísimos, patéticos y necios hermajos Cohen… así rotulan el inicio de alguno de sus truños, el más famoso: “Fargo”. Y tienen los santos cojones de decir algo así como que es “un gancho para el espectador, una licencia cinematográfica”, tócate los cojones!!!!

      Eso mismo dirán los políticos del NOM… nuestras mentiras son licencias literarias para captar la atención y entretener al paisanaje.

    • Rafael López Says:

      A grandes artículos, buenos comentarios (para mi la labor creativa siempre tiene un punto más de valor)

      Recogiendo el guante de Aulicus indicar que, como aragonés trasterrado en Canarias desde hace tres lustros, siento repugnancia por las noticias que recibo de mi tierra. Lo del idioma aragonés o fabla es una burda patraña de ciertos sectores pancatalanistas (imposible caer más bajo) articulados en Aragon bajo la marca de la Chunta aragonesista, que de aragonesista no tiene nada, y como en todo este tipo de miserias apoyado por los socialcomunistas y los peperos. Escuche una vez que los enfermos de cirrosis se les deshace el hígado a trozos, pues a estos ‘fablistas’ modernos les debería ocurrir lo mismo pero con la lengua, así dejarían de joder.

      Yo he vivido en las tres provincias aragonesas y si es cierto que en determinadas zonas se hablan “hablas” locales sin gramática definida y que las pueblos de esas zonas las han utilizado con naturalidad (y cuentan con mi bendición), así está el “chapurriau” en el Matarrana, la “fabla” en los aislados valles pirenaicos y luego en la zona este de Huesca también tienen algo. Ocurre que los malnacidos pancatalanistas han metido dinero a espuertas en dichas zonas para comprar voluntades a ser sin dignidad con la criminal intención de ‘nazionalizar’ dichas “hablas” con el catalán feten, marca Pompeu Fabra.

      Los malnacidos malgobernantes del Gobierno de Aragon han asumido está criminal estrategia lingüística que oculta la siniestra idea del pancatalanismo más desquiciado y sus Paisos Catalans.

      Hoy me ha dicho mi Esposa que han aprobado en el Parlamento de Aragon la concesión de una paga de más de 500 € para los Menas, entre un sinfín de privilegios a inmigrantes legales e ilegales, por supuesto con el acompañamiento servil de los peperos.

      Son todos unos CARNUZOS (y en Aragon eso me lo entenderán todos)

      • Aulicus Says:

        Su respuesta me ha sido muy grata, mi estimado paladín de la oratoria. Creo que ha dado en el blanco con sus observaciones y a mí, que no hablo aragonés pero que posiblemente acarree alguna gota de sangre aragonesa, me resulta curioso que el condado de Barcelona intente suplantar al reino de Aragón. “Cosas tenedes, Cid, que farán fablar las piedras”. Los amos de la granja, que es como yo llamaría a la élite de la élite, están aplicando el divide y vencerás alentando las diferencias para atomizar al individuo (algunos lo llaman alienación) e igualarnos por la base para conseguir un material (¿humano?) mucho más maleable en el doble sentido de trabajable y corruptible. Si Hernán Cortés fue capaz de conquistar México con 500 hombres a base de intrigas entre facciones indigenas, un número muy inferior de personas puede abarcar todo el globo seduciendo a sus víctimas con las últimas baratijas tecnológicas: a media humanidad la ponen de rodillas hoy en día con un satisfyier. Espero que siga apreciando mi creatividad especialmente a estas horas (estoy en su misma franja).

  3. Rafael López Says:

    Querido Aulicus, llamar “paladín de la oratoria” a un maño otoñal y regruñon, a estas horas de la noche debe ser cuasi delito.

    Más en serio decirle que siendo aragonés hasta el mismísimo tuétano nunca he hablado, ni conozco, ninguna de las “fablas” que mencionaba en mi anterior comentario, algo que les ocurre al 95 % de los maños.

    Desde muy antiguo se han utilizado esas ‘hablas’ de forma natural, y no he oído a ningún maño decir ni media palabra al respecto, sin embargo que el rastrero pancatalismo expansionista quiera acopiarse de dichos territorios es criminal y repugnante. He visto, hace tiempo, algún programa del tiempo en esas televisiones que pagamos los españoles para que nos insulten como incluyen dichos territorios y siempre me han provocado el mismo pensamiento y sentimiento “irme al monte”, porque ese el único lenguaje que conocen esos malnacidos.

    Y, por último, si lleva sangre aragonesa mejor (“contra más azúcar más dulce), pero nunca he hecho caso de esas cosas. Menos aspectos que tengo en común con César y Luys y sin embargo el cariño que les tengo es muy sincero y la valoración personal que tengo es que son unos” malditos” estupendos.

    No desvele estas intimidades y yo callare, como una ramera, que me ha llamado “paladín de la oratoria”, porque como se enteren (ahora que están junticos en Madrid) estos “cabrones” nos cuelgan de los pulgares (se que Luys tiene especiales ganas al respecto)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: