LUYS COLETO: Combatiendo la falsísima y necia premisa de todos los covidiotas: la Teoria Microbiana de la Enfermedad.

No podemos advertirlas, ni falta que hace, pero millones de criaturas microscópicas – bacterias, virus, hongos, protozoos…- ocupan cada milímetro cúbico del espacio que nos envuelve. Y por mucho que intentemos desinfectar y esterilizar, nuevos escuadrones de bacterias, virus y otros microbios, siempre estarán listos para suplir a sus compañeros eliminados y caídos en estúpido e injusto pugilato. Ni jabones ni antisépticos ni antibióticos ni pollas en cebolla ni mierdas varias podrán vencerlos. Batallones enteros se mantienen afortunadamente a la espera, dispuestos a infiltrarse con el bienaventurado primer aliento de un bebé recién nacido. Este aparente asalto mortal deviene fausto iniciar de una beneficiosa y muy provechosa relación mutua, feliz alianza corregida y afinada durante millones de años. Porque le duela a quien le duela, somos grosso modo, virus y bacterias.

Teoría Microbiana de la enfermedad: mentira al servicio de FARMAFIA

Tras el delincuente intelectual Louis Pasteur se esconde la brutal falacia de la Teoría Microbiana de la enfermedad que estima a virus y bacterias como agentes patógenos, facilitando tal majadera teoría a la criminal FARMAFIA una banal y burda excusa para guerrear a las distintas enfermedades por medio del uso de letales armas químicas que penetran en nuestros cuerpos. Una forma de proceder que se conjura frontalmente contra todos los procesos naturales, contra ancestrales y lúcidas sabidurías médicas, poniendo en irreversible peligro el ecosistema y, por ende, al ser humano que en él habita.

Desde la aparición de la primera vacunación en 1796, hasta el día de hoy con los matarratas transgénicos, la historia de la vacunación es la historia de la infamia, la mentira y el fraude. Tras su aparición, las defensas inmunitarias están disminuidas de tal manera que cada día aparecen nuevas enfermedades incurables y gravísimas. Y rarísimas, obvio.

Teoría Microbiana de la enfermedad: mentira al servicio del Gran Leviatán

La falaz y siniestra Teoría Microbiana de la enfermedad, perfecta para la doble testa de la tiránica Hidra de Lerna Gran Capital- Gran Leviatán, deviene necesaria para desposeernos de lo más sagrado, nuestro cuerpo, desguazarnos nuestro sacrosanto sistema inmunitario y, a cambio, intentar vendernos sus tóxicos y ponzoñosas drogas (legales) industriales, ignorando que la inmensísima mayoría de los microbios son endógenos y muy beneficiosos, presentes de forma natural en nuestro organismo, colaborando en el buen y razonable mantenimiento de la vida. Bendita microbiota, pues.

Eso sí, cuando un desequilibrio físico, químico, electromagnético o psíquico – inducido por supuesto desde fuera – altera el natural y saludable funcionamiento de los microzimas, se podrían, y solo puntualmente, transformarse en gérmenes o bacterias o virus patógenos…

Los ignaros, tediosos y malvados covidiotas

…Y antes de continuar regañando con heterogéneos covidiotas, hechizados miembros de la secta o culto covidiano, empréndase rechazo frontal a su falsísimo silogismo de inicio para no lleguen a aburrirnos del todo con sus inconsistentes y soporíferos corolarios. Rechazo de raíz de la Teoría ( ni a teoría llega) Microbiana de la Enfermedad. Origen de una concepción absurda y dañina de la medicina: tramposa, belicista, paranoica, productivista, hipertecnificada, deshumanizada y profundamente ineficaz. Y, por supuesto, hondamente letal. En fin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: