ARTÍCULO: Faro, covidiotas y 1 gin tonic en Lepe.

Me manda un amable lector esta noticia de “El PIS” (aprovecho para decir que hace mucho que nadie me amenaza o insulta tanto por aquí como por Jewtube… ¡y ya está bien! ¡hasta ahí podríamos llegar! ¿dónde están mis enemigos de red?). La noticia, si le echáis cojones, la leéis pero no pienso enlazarla… aunque con la captura de pantalla que es la foro de cabecera, pues lo tenéis a huevo.

La estupidez humana ha llegado a su mayor grado. Y eso ya no sé si empieza a ser hasta bueno… yo qué sé… es que no hay ciencia médica alguna que pueda explicar, si quiera de soslayo – como quien no quiere la cosa – lo que está pasando en el world con el congojavirus. El caso es que esta noticia que me envía el lector Aulicus, en un comentario de artículo, ha ocurrido en Faro (Portugal, la almorrana de Europa, de la cual Espena es el culo; de toda la vida se ha dicho esto). Y os voy a contar cuando estuve yo en Faro, hace poco más de 15 años… que no es tanto tiempo como para que el cuento haya cambiado tanto. Recordad lo que he dicho varias veces del genial Eugenio y su versión del cuento de “Caperucita”:

  • ¿Dónde vas Caperucita? – preguntó el lobo.
  • A lavarme el coño al río – respondió Caperucita.
  • ¡Coño! como ha cambiado el cuento – respondió el lobo

Mi colega Picota (un baterista excelso y un rockero de los que ya no quedan en Espena) me dijo que se iba a la parte suroeste de Quietalucía y a El Algarve (ahí está Faro, queridos niños, y podría haber tuneado su nombre con Ágape, o Árabe…) con el único poeta bueno que hay en Espena: Óscar Aguado. Los 3 nos conocíamos de mucho antes de lo de Faro, por ser los 3 del suburbio llamado Leganés. Me preguntó el Picota que si me iba con ellos “pero ya sé que estás pelao” algo así me dijo. Y yo, por supuesto, consulté con mi cartera (no tengo cuenta bancaria) y dije que sí, que me apuntaba, pero que como ya conocía Quietalucía entera, mejor quedábamos en el Algarve ese. Pero por motivos de infraestructura, quedamos en Isla Cristina (Güerva).

Ya sabéis que yo estoy loco del todo, por lo tanto lo que leéis de mi vida no os sorprende. Pero nunca está de más hacer el comentario, para evitar sorpresas desagradables. Le dije al Picota que yo viajaría de noche, en el infecto autocar que iba (ya no sé si va, ahora ya no va nada a ningún lado, salvo el mal que ese llega a todas partes y puntual) de Madrid a Isla Cristina, y así aprovechaba para sobar las 8 o 9 horacas que dura el trayecto. Ellos estaban en Cerdilla y tardarían “equis” horas en llegar a donde estaría yo. ¿Y qué hice yo según llegué a Isla Cristina? Pues buscar el mar, desnudarme, ponerme unas gafas de natación que mangué del Corte Inglés… y nadar.

En lo que hay pegado al mar, no había ni Dios, pues recién amanecía. Por cierto, el Atlántico no es buena piscina. Como mar muy bien, pero para nadar en su costa no, qué va. Y mira que hasta lo he intentado en Senegal.

Bueno, resulta que yo me fui sin alojamiento. Pero como mi colega y el poeta ya tenían todo comprado de antemano, pues más o menos había cierta infraestructura, que en este caso era el coche de alquiler para que fuera mi hotel. Y yo con unos 100 pavos en la cartera para una semana..¡menudas vacaciones molonas! ¿verdad? Sí, hay gente que vivimos así, y si no hubiera habido coche, pues en la playa o debajo de un pino, todo bien. La primera noche la pasé en el asiento de atrás del buga, que era enano, por cierto, en el aparcamiento de un Hotel (las otras noches ya me colaba en su habitación y dormíamos los 3 juntos, pero sin mariconadas). Recuerdo nuestra entrada en Faro, ya de noche, con las luces del coche apagadas. Conducía el Picota, que hasta más de un lustro de sacarse el carnet no sabía conducir el pedazo de cabrón, y le tuve que decir que sería buena idea poner las luces del puto coche, ya que era de noche. Y a Óscar Aguado le daba igual… pero el caso es que el Picota las puso, tras mi consejo…

Podría contaros muchas polladas de ese buen viaje, de tiempos en los que podías hacer lo que te salía de la polla sin meterte con ni expoliar a nadie. ¿Ahora qué podéis hacer? Ya veis esta noticia de “El PIS”. ?¿De verdad queréis vivir en este mundo? ?¿de verdad no queréis vivir en mi mundo? Yo nací en 1975. Ya tengo la vida hecha y todo lo que vivo está de más, porque he vivido tanto que ya estoy saciado. ¿Pero vosotros, covidiotas? La inmensa mayoría sois de mi generación y de antes. ¿Qué parte de la vida os habéis perdido para vivir ahora como gilipollas? Por cierto, Óscar Aguado no sé, porque hace unos años que no le veo, pero Picota es covidiota. ¿Dónde vas, Caperucita?

Y el Gin Tónic fue a la vuelta de Portugal, en Lepe. Pero eso, pese a ser siempre un chiste, es en este caso: “otra historia”.

¿Por qué os jode tanto vivir, covidiotas? Es algo que nunca podré entender, entre otras cosas porque yo no hablo con gente embozalada.

4 comentarios para “ARTÍCULO: Faro, covidiotas y 1 gin tonic en Lepe.”

  1. Rafael López Says:

    ¡25 comentarios!, en el artículo de Luis en el de hoy, y ¡24!, en el de ayer. Me niego a seguir nutriendo la soberbia de ése Non serviam apotropaico y “frenopatico” (o como hostias se diga), que tengo la lengua hecha un lío con estos palabrejos.

    Ahora quiero decir Buenos días, y sale de mi boca “sicaliptico incubo”. Esto es un sin Dios.

    Y buen artículo ¡Redios!

  2. Don Luys nos debe una explicación por estos 2 grandes ataques léxicos que ha cometido. Miro, de vez en cuando, a la calle, por si los picoletos vienen a detenerme… porque esos 2 adjetivos de Luys no pueden haber pasado desapercividos… espera… que los picolos no tienen jurisdicción en las calles de Madrid capital… entonces deberé vigilar a los maderos y munipas…
    ¡A mí la Legión!

    • Sin cenesidad de entrar en El Pis, visto lo que se ve en los enlaces, abrumadora la estupidez humana. Por lo menos la zahanoria sí se la dejaban comer al burro (digo yo, que ni lo he hecho, ni lo he visto hacer, pero por eso avanzaba el jodido burro: en pos de la zanahoria). A los humanos, ya ni eso. A los bobos les ponen el caramelo y luego se lo quitan. Y lo peor es que ni lloran ni se quejan… lo que diga Papá Estado es lo mejor para mí. Qué panorama, Pero vamos… que ya sabes que yo estoy en al acuesta a bajo de este Valle de Lágrimas. Realmente me la suda ya. Lástima que de no haber nacido 40 años antes en esta dimensión, joder… pero eso no dependía de mí.

Responder a Rafael López Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: