ARTÍCULO: Un negro, con una botella rota en la mano, me amenazó en Barcelona.

Queridos niños, a priori por el titular pensaréis: “jodido negrata”. Pero qué va… hay que conocer bien las historias y no dejarnos guiar por opiniones o imágenes tendenciosas. Os digo esto porque acabo de ver el enésimo vídeo de un negro con un cuchillo (en este caso en Alemania) “amenazando” a decenas de personas (hombres fornidos, por cierto, policías incluídos y –supongo – secretas también pues unos van con guantes anticorte y eso no lo suele llevar cualquiera y, máxime, en manga corta, es decir: sin la excusa de los guantes por frío.

(Enlazo el vídeo al final, dura menos de 1 minuto).

Pero os hablo del negro de la botella rota. Resulta que estaba yo en los aledaños del Camp Nou (el estadio de F.C. Barçalunya actual, por entonces era el FCB) en la previa al importante partido de Copa de Europa: FCB-Oporto, tras el cual pasamos a la final de Atenas y el Milan nos dio bien por el culo. El viaje lo organicé yo, junto al líder de los Boixos Centre, Javier Marugán “Marru”(DEP). Un miércoles, desde Madrid, no era fácil llenar un autobús ( lo hicimos a través de llamadas telefónicas porque “yo quería ir al partido” y Marru se animó también – él era el miembro y gran amigo de los Boixos Nois de Barcelona y el que conseguía las entradas gratis – y era época sin móviles, primavera de 1994) y lo hicimos. Los 5 de la foto somos de Leganés, por cierto (*). Toda una historia contar la organización del viaje y su desarrollo, pero me centro en lo del negro, que no negrata (y sí, yo nací con pelo y con 19 años recién cumplidos todavía tenía ese estorbo en la cabeza). La foto es de la fachada del bar de reunión de los Boixos Nois, por entonces, el “Virginia”.  Insisto que me centro sólo en lo de la botella.

Resulta que ese día, en ese entorno, había cientos de skin heads, de todas las “ideologías” habidas y por haber, os lo aseguro. Las pegatinas tuneadas del escudo del FCB abarcaban todo lo el espectro político. Impresionante derroche de ingenio creativo y falta de criterio sociopolítico. Sólo faltaban los carlistas, pero igual los había y no me di cuenta. De todas las “extremas” había ahí ese día. Y la muchos de ideología NS (bien catalanistas o españolistas y , por lo tanto, todos muy racistas). Estábamos “cercados por los antidisturbios de la madera nacional”, es decir, una gran fila de maderos con casco en mollera (era blanco por entontes) vigilando que no hubieran más altercados de los normales. Ya contaré en un relato muy largo todo esto en detalle y mis experiencias futboleras, porque no tienen desperdicio, os lo aseguro, pero me centro en el negro con el cuello de botella roto y cortante.

Foto de internet. No es mi entrada. Yo estuve en la 1ª gradería del gol sud de pie.(Por cierto, fue el día del ensayo del fiasco de “la grada jove de animació”)

Según se acercaba la hora del partido, más notas venían y a cada cual “más chungo”. Yo me lo estaba pasando genial entre tanto tarado y tanto madero y tanto jurgol y tanta birra y tantas ganas de entrar a hacer el capullo a un estadio con más de 100 mil personas (fue la última temporada con las gradas de pie, seguramente seríamos 120 mil). El caso es que vi, en lontananza, a un negro, que venía hacia nosotros. Joder, muy mala idea que ese hombre pasara entre cientos de skins racistas. Por mucho que estuviéramos cercados de maderos. Me fui hacia él, con disimulo, para tratar de que cambiara de dirección o de sentido. Pero algunos rapados también le vieron, y mientras yo le hacía gestos de que se largara de allí, los otros empezaban a reírse, gritar e imitar a un mono.  Todo fue muy rápido, tanto que el negro se metió en la boca del lobo sin percatarse, pues toda la zona estaba atestada de gente y el tráfico cortado.

Fue pasar junto a nosotros y, desde atrás, un skin le pegó la mayor colleja que he visto (y oído, las buenas se oyen más que un choque de platillos de orquesta). El pobre chaval debería ser estudiante, pues iba con una carpeta y libros en la mano. Imaginad, todo por los suelos y, milagrosamente, su cabeza sobre sus hombros. Cuando el chico se percató de donde estaba ya estaban los skins gritándole: “¡Negro dúchate!” y cantando muchas incoherencias en grupos, unos subidos en mesas y sillas, otros en el suelo y etc. ¡eran tantos que hacían de todo! “¡ku-klux-klan!”  y lindeces así gritaban. El negro recogió los libros, mirando confuso a todas partes, mientras le llovían insultos sin parar y gapos y tal… Yo seguía intentando decirle que se largara ya, pero entre tanto barullo, imposible.  Y hete aquí que el pobre se percató de los maderos y pensó – pobre gilipollas – que le iban a ayudar.  Se dirigió a ellos, todavía titubeante por el collejón desnucador, señalando a los skins en plan: “oiga, agente, que me acaban de dar un hostión delante de usted”. Y un madero, con los brazos cruzados, le soltó: “Vete de aquí, negro”.

Digamos que era lo que yo le quería decir desde que le vi, pero en tono diferente. Es decir: el madero pasaba de él, omitiendo su deber de protección ciudadana – y el de sus compañeros – y el de socorro y yo trataba de evitar que necesitara más socorro. El caso es que al segundo, y también por detrás – van (casi) siempre por detrás, os lo aseguro, y los de todas las ideologías, recordad al guarro psicópata sudaca que asesinó al patriota español de ZGZ  “el de los tirantes”– un skin le reventó un tercio (mediana dicen allí) en la cabeza al negro, y dejó caer el cuello del tercio al suelo. El negro cayó y calló, y se levantó y no habló. Giró sobre sí mismo, gateando, mientras empezaba a sangrar profusamente y cogió el cuello de la botella que le acababa de romper el melón, y lo blandió locamente lanzando brazadas a todo lo que se movía, yo incluido, en legítima autodefensa. Ahí sí intervinieron los maderos para quitarle el arma y llevárselo de allí. Supongo que le llevarían al Samur (o algo parecido) a que le pusieran puntos, o igual le inflaron más a hostias y le detuvieron por el delito de ser negro y haber pasado por el lugar equivocado en el peor momento; pero alegando que estaba agrediendo a gente con un objeto cortante.

El caso es que si hubiera habido móviles, tal vez habría una grabación con este negro lanzando brazadas con el cuello cortante de la botella, y el nombre del vídeo: “Un inmigrante atacando a españoles”. Algo así. No seré yo quien defienda a los negratas, ni siquiera a los inmigrantes legales que hay en Espena, pero en 1994 os aseguro que la inmigración no era un problema y que no existían guetos como ahora y no había inmigrantes hijos de puta como hay ahora. Tal vez estos skins eran visionarios, pues a mí su conducta me encantaría verla ahora, y les apoyarái,ante tantísimos inmigrantes delincuentes que hay y lo protegidos que están por los maderos y resto de esbirros del NOM. Pero ese día, en ese lugar, se portaron como unos gilipollas cobardes atacando por la espalda, y 2 veces, a un pobre estudiante que pasaba despistado por ahí, con la complicidad de los maderos, que lo vieron todo y no hicieron nada.

Alejandro Magno se tapaba una oreja cuando alguien le planteaba una queja, pues tenía qui oír la versión de la otra parte para impartir Justicia.

En la vida hay que ser ecuánime. Es el primer paso para la justicia o, por lo menos, para no cometer injusticias. La inmigración es el mayor problema de Occidente (hasta hace año y medio que la PLANdemia lo ha superado con creces, pero no lo ha sustituido, o sea, que son problemas complementarios que hacen de la vida del hombre blanco occidental, no comunista y no covidiota, un infierno). Yo he tenido severos problemas de violencia con negratas agrediéndome a mí, víctima inocente, que no inofensiva ni indolente. Soy segregacionista (lo expliqué en este artículo) y, por lo tanto, hace mucho que no me junto con gente de raza negra ni moros, porque no me da la gana, no me gusta su olor, sus costumpres, ni su falta de intelecto ni su barbarie.  Tuve amigos negros como el tizón, sobre todo un profesor de inglés que tuve en Leganés, pero en general los miembros de esa raza, en España, no me interesan en absoluto. Podría señalaros con el dedo a miles de negratas con los que me he topado tanto en Espena, resto de Europa y África, al igual que a muchos negros (os recuerdo que la diferencia entre unos y otros es que el primer término es peyorativo, pues hace referencia a delincuentes y racistas hacia las razas no negras, y el otro; pues es una raza humana más). Pero ese día toda la razón la tenía el que se fue con la cabeza abierta y la colleja al rojo vivo y tiene todo mi apoyo, pese a no ser gente que yo quiera a mi lado. Jamás haré nada en contra de otra raza (y resto de seres humanos) que no sea en mi autodefensa.

Hay mucho guarro que confunde racismo con segregacionismo, mucho fascista REAL que va de tolerante y multicultural, pero lo que hace es aprovecharse de las otras razas y, si puede, tener sexo con ellas a cambio de un chusco de pan.

Cuánta injusticia hay en el mundo y cuánta nos queda por ver y sufrir. Por eso no hay que bajar nunca la guardia y no doblar la rodilla nunca ante la barbarie, venga de donde venga.

(*)El chico al que abrazo era mi vecino de toda la vida, puerta con puerta, y le invité a ir al Camp Nou “uno de sus sueños, hecho realidad”. También murió hace más de una década, devastado por la zorra de su mujer (buena conocida mía por su hermana), la sociedad y los matasanos psiquiatras que le hipermedicaron. Ya hablaré de este tema algún día, pero sin dar nombres. La vida humana, en manos de papi Estado, es desoladora. Huid siempre de él.

VÍDEO:

https://superocho.org/watch/WaAIxWp3mNBbRay

Una respuesta para “ARTÍCULO: Un negro, con una botella rota en la mano, me amenazó en Barcelona.”

  1. Rafael López Says:

    Me gustan las gafas de sol de tus colegas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: