ARTÍCULO: Los Bardem ya tienen una malvada menos.

Una rata de 2 patas menos. Siempre es bueno que los psicópatas se alejen de nosotros, y si puede ser de esta manera – definitiva – mejor que mejor. Además, con este bofetón que el karma le ha dado a esta bruja ultracomunista millonaria de ser incinerada el 18 de julio… ¡toma ya! otra cosa más a celebrar además de la revolución española anticomunista del 36.

A la familia Bardem todos les conocéis de sobra, a ellos y a ellas. La hipocresía de estos multimillonarios comunistas es de dominio público, ergo no voy a repertirla, pero sí os contaré algo que (casi) nadie sabe: una anécdota del despreciable sobrino de esta luciferina, Miguel Bardem.

No he visto ninguna película de este notas, ni lo haré. Ya con ver alguna secuencia de su atroz “Mortadelo y Filemón” tuve más que suficiente (por cierto, de uno de los protas de este bodrio hipersubvencionado, el ultracomunista millonario Pepe Viyuela, antiguo buen amigo mío y colaborador en 2 obras mías, ya hablaré y os tengo una sorpresa reservada… que espero no me lleve a la trena, jejeje. Ya veréis de qué se trata, si lo consigo y lo publico).

Acabo de ver su cortometraje “La madre” ganador del Premio Goya en 1995... no pienso enlazarlo, es patético, insustancial, innecesario, aborrecible… subvencionado por nosotros y premiado por la mafia que es el cine espenol; pero está en Jewtube y si tenéis cojones lo veis. Lo más curioso es que la prota es su tía, Pilar Bardem (DEP, je y requete je), y la secuencia final es ella en un cementerio, en la tumba de su hijo Javier Bardem (la tumba del personaje que interpreta, que este está todavía destrozando el intelecto y lo que te rondaré morena, que se le ve sanote, pese a estar con la actriz que se ha tirado a medio Hollywood para llegar a donde ha llegado). Otra vez el Karma, con el hijo ayer en la tumba de ella, que digo yo iría al entierro, pero a saber.

Este cretino de Miguel, en “el paseo de la fama” de Madrid, a imitación del de Hollywood. Es que todo lo malo se pega, está claro. ¡Señora, tápese, coño, que ya no tiene usted edad para enseñar pechuga! (es su madre y viuda del de la estrella)

Lo que os quería decir es que el patriarca de los Bardem, gracias al cual todos se han forrado con el cine, el comunista Juan Antonio Bardem , vivió en la indigencia sus últimos años cuando ya sus descendientes estaban forrados y pasaban de su culo. Tenía su productora cinematográfica arruinada encima del “bar Selva” en la madrileña Plaza de los Mostenses, bar de unos buenos amigos míos y uno de ellos me contaba que tenía que prestarle dinero a Bardem (regalárselo, obvio) y casualmente yo me sentaba en el mismo taburete que Juan Antonio, el mejor sitio del bar… y como a principios de siglo yo creía que me dedicaría al cine… pues mi amigo tras la barra me recordaba esta casualidad. El caso es que cuando falleció (2002) su hijo, el Miguel este a quien Dios confunda, pilló un container, y tiró todo lo que tenía su padre en la productora, guiones inéditos incluidos, fotos familiares, libros… en fin: todos los bienes materiales de su padre que, para él, no tenía ningún valor sentimental al no tener valor pecuniario y al ser él otra rata de 2 patas como su tía Pilar. Mi amigo del bar, erudito y filósofo, rescató lo que pudo del container y me regaló un libro propiedad de Bardem, sobre otra de las recordadas “B” del cine español: Buñuel. Su autobiográfia. Un libro que os recomiendo: “Mi último suspiro”.

Aprovecharse de tus ancestros, “triunfar” (vulgo ganar pasta de subvenciones públicas, no triunfo laboral ni talentoso alguno) y eliminar todos sus recuerdos, todo su legado material cultural sólo es propio de gentuza, y los Bardem, todos lo sabemos más que de sobra, son gentuza y de la peor calaña, que se lo digan a todos los trabajadores que han estafado (y no sólo en el mundo del cine. Esta gente nunca sacia su sed de mal ni en sus negocios hosteleros).

Cuando estuve en los campamentos de refugiados saharauis, mi amigo y productor en la zona que nos alojó a los 5 que fuimos a hacer mi documental: “Cuadernos de arena” (también conocido como “Los pupitres del desierto”) me dijo que ni Bardem, ni Willy Tolerdo y etc. de cabrones comunistas millonarios, se habían dejado ni 20 euros en los campamentos y que iban por la la patilla y gozando, digamos, de una estancia muy liviana y libidinosa… Javier Bardem le regaló unas zapatillas de marca, de esas carísimas… pero destrozadas del uso. Aún así me las dio, porque a mí me hacían falta para no joder las mías en el puto desierto. A la vuelta a Madrid me las seguía poniedo, pero como la suela estaba ya lisa total del desgaste… una madrugada con el suelo helado me resbalé y me abrí la ceja, al ir con las manos en los bolsillos, por el frío, y dar con mi melón en el asfalto. Justo antes de entrar en la estación de tren… en el vagón la gente me miraba raro al verme sangrar, como si nunca hubieran visto a un gilipollas sangrando por la ceja, o tal vez era que sabían que llevaba calzadas las zapas de Javier Bardem y com todos son fetichistas y admiradores de idiotas famosos… Las tiré según llegué a la casa de mis caseros que pago a precio de oro y esta hecha una puta mierda, así es la vida del inquilino con caseros mezquinos y ley esquiva.

El trailer de mi docu sí os lo enlazo, porque es bueno:

2 comentarios para “ARTÍCULO: Los Bardem ya tienen una malvada menos.”

  1. Rafael López Says:

    Son 4, las “B” mayúsculas en el cine español: Buñuel, Berlanga, Bardem y… Bakken.

    Los hubiera puesto en orden alfabético pero como conozco la requetemodestia de don César, se que no le hubiese gustado.

    Un abrazo

    Rafael

  2. Jeje, gracias, Rafael. Yo mismo inventé eso de “la 4ª B del cine español, pese a que la obra de Buñuel no es española, en general.
    El problema es que recién entrado este siglo me di cuenta de que yo y la industria no teníamos compatibilidad alguna. A eso hay que sumar mi condición social paupérrima y, pues lo obvio: el cine español se quedó sin 4ª B.
    Si yo hubiera sido mutimillonario como Buñuel, que también huyó, al principio, de la industria y se financió sus carísimos primeros 2 cortos y luego entró en la industria francesa y maxicana (pero negándose a la gran industria de su época) todavía. O si hubiera sido con Berlanga, de familia rica, luego falangista y luego comunista, obteniendo así el apoyo de ambos regímenes, pues todavía. O como Bardem, de familia de “artistas” que ya le colocaron tras la cámara y luego su afiliación al partido comunista (primero clandestino y luego oficial) hicieron el resto para que fuera uno de los pocos privilegiados de poder estudiar en la única escuela de cine de la época, junto a Berlanga (codirigieron su primer largo “Esa pareja feliz”, precisamente como obra final de la escuela de cine.
    Es decir, que para dedicarse al cine, profesionalmente, hay que pagar muchas servidumbres y dejar la ética y moral olvidada en al infancia.
    Luego está la opción de hacerme maricón, como Amenábar y Almodóvar, o inmoral como Santiago Segura, o colaboracionista con el lobby de turno, como el resto de directores “que viven del cine”, o publicista como el gran “Víctor Erice”, o afines al Gobierno de turno, como el resto de directores… Vamos, que el talento no sirve para nada en esto de poder ser un profesional del cine, y los que tenemos talante, carácter y valores jamás podríamos entrar en el sector. Menos mal que está el esfuerzo, el talento y los precarios medios de la creación independiente, lugares donde ya he mostrado mi sobrada valía, tanto en ficción como en documental o vídeo. Y ejerciendo todas las facetas laborales del sector, TODAS. A lo Juan Palomo, por obligación y por talento para desempeñarlas, y de manera innata, sin escuelas que me tuvieran que enseñar “a ser un artista”. Cuando el “arte” se institucionaliza, adiós muy buenas. Y así tenemos la producción que tenemos: terrible, servil, tendenciosa y criminal (porque, sobre todo, lo que les gusta es el dinero y para tener mucho dinero hay que robar, sí o sí, con guantes más oscuros o blancos… pero latrocinio al fin y al cabo).
    Eso sí, me he dado el gusto de denunciar a unos cuantos, discutir en persona con otros tantos más y hasta hacer que “estrellas” colaboren gratis conmigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: