ARTÍCULO: Prohibido reírse de lo ridículo, sobre todo si es un gordinflas olímpico.

Vamos a ver… en el vídeo de marras (en directo) se oye a una comentarista – muy veladamente – reír al ver al manatí de la República de Palau (Micronesia. Oceanía. Nuestras antípodas. Lugar al que casi me voy a vivir en 2001 por una oferta de curro, Australia, digo, no la isla natal de este notas).

Gila, Eugenio, Ozores, Martínez Soria, Pajares, Esteso, Saza y un sin fín de humoristas y actores cómicos… que no han parado de reírse de todo, sobre todo de Janeiro (Tip, genio y figura)… ¿qué coño hacemos con los “ofendiditos”? Repito, en voz alta: ¿QUÉ COÑO HACEMOS CON LOS OFENDIDITOS, POR TODO (AÑADO)?”.

uno de los miles de mensajes de los ofendiditos, un tal “Atonto”

La distancia entre el llanto y la risa es imperceptible. El exceso de drama es comedia, y viceversa. Al ver el revuelo mundial que se ha montado… perdón, el revuelo nacional que se ha montado en Espena (jodido país de inteligentes asintomáticos y amargados) por estos 20 segundos de retransmisión donde se oye la risita veladísima… me dan ganas de irme a la República de Palau o tratar de contactar con el del curro de hace 20 años…

Lo que hay que hacer al ver a este nadador olímpico fofo y embutido en ese bañador, es despollarse y empezar a hacer chistes sin parar y pasar de la competición. Y luego de los embozalados de detrás, ahí firmes con una ropa hortera al máximo y una acreditación tamaño folio colgada del pescuezo. Este nadador es un invitado del Comité Oligofrénico Internacional, no un nadador olímpico. En su afán de que todo lo raro triunfe, de la jodida inclusión y desnaturalización de todo, el COI invita a tropa así. Yo podría ser este notas, porque soy nadador, tengo panza y estoy calvo. Eso sí… a mí no me obligan a ponerme ese bañador ni de coña, yo en pelotas o en un bañador amplio, que mi honra y mis pelotas no merecen ser tan oprimidas.

¿Voy a poder reírme de mí mismo, hijos de puta ofendiditos? ¿O me vais a denunciar por hacerlo? Ya lo estoy viendo: denuncian a un notas (yo) por ridiculizarse a sí mismo.

La madre que me parió. De verdad que no cabe un tonto más en las redes sociales y los mass mierda de Espena.

Me comenta don Luys que el puesto de curro de los comentaristas está en el aire. Eso me alegra, porque los mass mierda públicos hay que erradicarlos… pero que les vayan a despedir por esto es muy preocupante. De igual manera, me indica Coleto varias gloriosas canciones de humor y amor a los gordinflas. Me quedo con la clásica de Gurruchaga y la enlazo para que bailemos y riamos y dejemos de ser tan gilipollas; y volvamos a sentir la alegría de estar vivos que estos satánicos nos quieren arrebatar y le han arrebatado a casi tod@s.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: