LUYS COLETO: Cuando a Occidente le sudaron las bragas con la victoria talibán.

Sonoro guantazo al cuadrado,  o incluso al cubo, o tal a la enésima potencia, Loser Biden, haciendo pucheritos, pues.  Hostiazo fortachón lo que ha recibido Washington en Afganistán. Por supuesto, no es el primer imperio que ve sus sueños/pesadillas mutilados en el terreno de la impostura, la arrogancia y la desvergüenza: los británicos victorianos, los rusos zaristas y los soviéticos saben algo de esto. Incluso el gran, grandísimo Gengis Khan lo llegó a pasar francamente mal…y tuvo que intentarlo en dos ocasiones. Afganistán, jodida y áspera tierra para los enemigos.

Chusco ridículo del totalitario globalismo

El estruendoso y asaz ridículo derrumbe de las fingidas quimeras estadounidenses, destinadas a convertir al país asiático en una plataforma para lanzarse al asalto de Asia Central y dividir Eurasia para siempre, es sólo un agregado más a una lista ya (muy) larga. Todo ello con el atroz pretexto de un despiadado auto-atentado el 11 de septiembre de 2001. Pero, honestamente, en toda esta grotesca mascarada llama la atención las peculiaridades del ridículo yanqui y, por ende, del siniestro globalismo liberticida que ansía el apuntalamiento paulatino del despótico Nuevo Orden Mundial.

En este caso, veinte años de crematística construcción nacional y cientos de miles de millones de dólares – eso sí, clave, con la amapola beneficiando  a la FARMAFIA de los opiáceos y a los narco/estados del jaco ­– sólo han conducido a un tremebundo colapso en escasos días frente a una fuerza guerrillera que sólo dependía de sí misma. Un pavoroso golpe a los “democráticos valores” americanos y occidentales.

Los tiránicos talibanes, despollándose de nosotros: Saigón, 1975

Eso sí, mientras, los talibanes (con más territorio que en 2001) se apoderaban de los suntuosos alcázares de los corruptísimos señores de la guerra patrocinados por todo Occidente, y se solazan y se descojonan y despiporran sin disimulo, estos majarones con chilaba y turbante, brutales y tiránicos, imagino que con sus putas huríes en este mundo, a despollarse de nosotros. Mientras, los “demócratas”, cual roedores, huyendo con armas y equipaje a los países colindantes…

…Cuando los talibanes entran en la capital, las escenas de “sálvese quien pueda”, en el caótico aeropuerto de Kabul, recuerdan poderosamente a cierto Vietnam. En tantos aspectos. China en lontananza. Tan Saigón, 1975. En fin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: