RAFAEL LÓPEZ: Historias sencillas: El pin de VOX, una de toros y los vecinos

Unas pocas semanas después, vuelvo a amprar medios tecnológicos, de los que carezco, a una persona muy querida, para hacerles llegar estas historias sencillas. 

Desde hace cuatro, o cinco, meses llevo un pin de VOX en la solapa de la americana que suelo ponerme de diario, valga anticipar que soy Simpatizante de dicho partido político, y que, por lo tanto, no la luzco ni gratuita, ni espuriamente . 

Desde que me la puse me ha sorprendido la capacidad catalizadora de este minúsculo emblema, tanto en cuanto a las filias, como a las fobias. No es que me lo ponga, digamos, con una finalidad provocativa, sencillamente quiero llevarlo y punto. Sin embargo, a pesar de su minimalista tamaño, tengo que reconocer que ostenta una gran capacidad de atracción visual. No me cuesta confesar que, personalmente, nunca me fijo en ese tipo de elementos, o adornos, identificativos, pasan desapercibidos, ante mis retinas, sin que alteren, en lo más mínimo, mi percepción sobre quién los lleva, porque, para mi, lo realmente importante son los actos, y el alma, de las personas, y no sus envoltorios. Sin embargo, doy fe que para muchos viandantes, y en las distancias cortas, el pin de marras ejerce un efecto cuasi catartico.

Aunque han sido mayores las muestras de felicitación, y sintonia política, me referiré a las hostiles porque las considero las más interesantes. Básicamente han sido dos las que tengo que reseñar, porque de quienes tuercen el gesto, sin mediar palabra, ni merecen la pena comentar. La primera fue en una entrevista informal, en una de mis rutinarias búsquedas de empleo, la persona con la que hablaba se percató del pin y me indicó, con tono cordial, que me astuviera de llevarlo en las entrevistas formales, al considerar que una filiación política de esa naturaleza minimizaria, considerablemente, mis opciones para obtener un trabajo. 

La segunda experiencia resultó ser aún más simpática. Resulta que en un centro comercial, cercano a mi residencia y en donde suelo ir a comprar, se habían posicionado unos de esos voluntarios (aunque creo que reciben algún tipo de emolumentos por dicha actividad) de ACNUR (ya saben esa organización que con la excusa de la ayuda a los refugiados alienta y coadyuva a la inmigración ilegal hacia nuestro país). Me abordo una joven muy entusiasticamente pero desde que vio el pin (que fue casi al instante), retrocedió cual vampiro al que se le muestra un crucifijo de Nuestro Señor Jesucristo. Tal fue el espanto causado que, a pesar de mi condescendiente actitud para escuchar su proposición indecente, sólo llegó a balbucear “de VOX, ¡uf!… nada, nada” 

Como estoy al tanto de las escasas filias, por la fiesta nacional, de don César y don Luys (ya las tuve tiesas, al respecto, con el señor Coleto hace cosa de un año, en una controversia de alto voltaje), les contaré una anécdota político-taurina que aventuro no habrá tenido eco en este insigne blog. La he elegido entre varias relacionadas con el mismo trasfondo: la siniestra intencionalidad de los emasculados politicastros socialcomunistas y peperos para matar, por inanición económica, al mundo del toro. Esta patulea de carnuzos (con contadisimas excepciones como, por ejemplo, Añover del Tajo con alcalde de Izquierda Unida) ni siquiera tiene la gallardía de ir de frente y manifestar, sin tapujos, su fobia a la tauromaquia, escondiendose detrás de las más burdas argumentaciones, cuando no en criminales disposiciones administrativo-sanitarias, para conseguir sus perfidos objetivos ¡VAYA MISERABLES! 

Antes de entrar más a fondo en la cuestión entiendo que para muchos de ustedes les resulte éste un asunto menor, o intrascendente, pero me rebelo en contra de semejante criterio porque el liberticidio, al que nos están sometiendo, tiene muchas caras y hay que combatirlas todas. 

Creo que, la anécdota en cuestión retrata, a la perfección, la catadura ética y miseria intelectual de esta chusma de lerdos psicópatas que trasladan su visceral odio por el mundo del toro para aniquilarlo, e imponer su burdo sectarismo ideológico. Resulta que para la virgen de agosto se celebraron unos festejos taurinos en Gijon, dentro de la feria de Nuestra Señora de Begoña. A raíz de los mismos la lerda, liberticida y totalitaria, alcaldesa de Gijon, una tal Ana González, ha prohibido realizar más eventos taurinos porque, en la citada feria, se lidiaron dos astados de nombres “Feminista” y “Nigeriano”. 

Ésta tiparraca es de la PSOE pero da igual, porque toda esta grey socialcomunista, al igual que sus íntimos colegas peperos del centro centrado (mismamente el alcalde pepero de Oviedo ha dicho lo mismo, y sin más justificación que sus “santos” cojones), son como perros sarnosos que llevan la corrupción en las venas, la falsedad infiltrada hasta el mismísimo tuétano y muestran, inpudicamente, el mismo collar globalista (incluso VOX tiene algún infiltrado que mantiene alguno de los nauseabundos, y tiranicidas, postulados del globalismo). 

Los motivos ofrecidos por la edil de marras ya se los podrán imaginar. Me abstengo de transcribirlos por mi recato para no hundir el nivel de este rincón libertario, amén del muy nocivo, y desagradable, efecto que produciría aburrirles con este tipo de desquiciadas sandeces. Si les puedo asegurar que los temibles espíritus de “Pocapena”, “Avispado”, “Bailador”, “Granadino” o “Islero” deben estar mugiendo de indignación ante tanto desatino. Incluso las formidables anatomias de “Faraón”, “Ingrato”, “Gastasuelas”, “Español” o “Cobradiezmos”, que pastan orgullosos su raza, por las fincas que los vieron nacer, deben haber sufrido un lacerante escalofrío al sentir los comentarios, e intenciones, de estos hipócritas, hijos de Satanás. 

En fin, me despedire de estas historias sencillas, de la mejor forma posible, con una anécdota, realmente, tierna, entrañable, y enriquecedora que estoy seguro será de su agrado.  Tengo unos vecinos, buenos vecinos, siempre de buen grado, en cada encuentro, y trato respetuoso y cordial. Les aseguro que éso no es fácil de hallar, porque está forma de vivir, tan artificial, de las ciudades (contra más grandes, pior), suele generar tensiones y acumular sensaciones de incomodidad. El principal motivo es la ausencia de la intimidad, y la libertad, que toda familia anhela disponer en su propia morada (cualquiera que resida en uno de estos habitáculos ya sabe a que me refiero). 

Bueno, la cuestión es que estos buenos vecinos son un agradable matrimonio joven con dos hijos pequeños, un chico y su mañica, un año más joven. Una tarde se estaban acabando de arreglar, la madre con los dos pequeños, y ya a punto para salir del piso, cuando le dice la madre a su hijo “anda hijo, sal y llama al ascensor”, entonces el hijo con infantil obediencia, abre la puerta del inmueble, y con rotunda, y tierna, voz, exclama “ASCENSOR”. 

¡BENDITA INOCENCIA! 

P.D.: un emocionadisimo saludo a mis queridos “malditos” Luys y el señor Bakken. También a la intrépida de Karen que, durante un tiempo, osó relacionarse con semejantes sujetos.

Y si está leyendo estas líneas un fuertisimo abrazo para Alfredo, de quien soy tan deudor. 

Re-P.D.: hace varios meses don César escribió un estupendo articulo (éso no es algo que resulte novedoso, precisamente) dedicado al tema musical “Diamonds and rust” de la banda Judas Priest en su sección Música sin mariconadas. En los intrépidos comentarios, que surgieron al hilo del citado artículo, entre César y un servidor, mencioné una canción titulada “Moudoses pnoi” de la gran Vicky Leandros. No me fue posible entonces facilitar un enlace de la misma para poderla ofrecer, pero recientemente, gracias a la generosidad de un internauta, he podido acceder a ella. Ahí, la dejo. 

https://m.youtube.com/watch?v= wbXrGw9KkBk

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: