ARTÍCULO: prohibidos perros en espacios públicos.

Primero hablaré a los dueños de perros de más de 15 kilos y luego hablaré de mi experiencia con estos canes.

Dueños, dueñas, dueñes, dueñ@s… ¿si paso a vuestro lado, en espacios PÚBLICOS, con una pistola desenfundada y/o una catana ídem, qué pensáis y/o haríais? Añado que voy moviendo la catana en plan peli hortera de ninjas y/o apuntando con la pistola en plan peli hortera de gánsteres.

Repito: ¿qué haríais?

Nosotros, cuando pasamos al lado de vuestros perros sueltos – y con correa da igual porque podéis soltarles – en espacios PÚBLICOS (casi) siempre sin bozal, precisamente no sentimos ganas de tumbarnos en el suelo e incentivar nuestra pareidolia con las nubes; sino que deseamos que ese perrazo no esté en nuestro entorno, pues es un peligro colosal para todos, todas, todes y tod@s. ¿Cuántos dueños han sido víctimas de sus perros? ¿cuántos no dueños ídem?

Al margen de las normativas tan laxas que, encima, os saltáis, de la hediondez en la que convertís los espacios públicos (sí, hasta en lo más alto de la sierra hay cagadas y meadas de canes), los terribles y constantes ladridos diurnos y nocturnos… ¿qué derecho creéis tener para amedrentar a los que no tenemos perros? Yo, en el campo, voy armado. Ahí sí que no me preocupan vuestros canes… y en la urbe, ahí no sé como voy (tengo mala memoria, a veces) pero tampoco me preocupan vuestros canes, porque yo soy así… un despreocupado (vulgo puto loco o tío con cojones que no teme a ningún ser vivo), pero hay mucha gente que no es como yo y a la cual no tenéis derecho alguno a amedrentar, herir o matar, como en el caso de la foto de cabecera de este artículo.

¿Por qué se permiten las armas cuadrúpedas? A ver… dadme una respuesta: torturadores de perros de más de 15 kilos (tener animales así en la urbe o encerrados en parcelas campestres es deleznable al máximo). En VUESTRA PROPIEDAD PRIVADA, por mí como si tenéis leones, dinosaurios, dragones o comunistas (incluso la raza más peligrosa de todas: Perro Sandez (vulgo Presidente de Espena)… pero en “la casa de todos” no, no, no. O follamos todos, o la puta al rio.

De mi experiencia personal algo he hablado en otras publicaciones y algún día lo narraré todo como es debido, pues soy escritor, no publicador de post. De momento anuncio que he salido totalmente indemne de ataques de jaurías de podencos (en Eivissa) de una piara de cerdos salvajes (en Senegal… sí, no son perros, pero son cuadrúpedos), y de perros sólos, mogollón: de presa o normales, pero de más de 15 kilos… bastantes más. Obviamente los ataques han sido poquísimos, en comparación a mis encuentros con cánidos… pero esta excepción que confirma la regla es INACEPTABLE: nadie ha de sufrir miedo, heridas o la muerte, por el capricho de otros seres humanos.

Recuerdo que “tuve” un perro gran amigo mío, un Rottweiler de la hostia, al que paseaba y todo por Madrid, porque el dueño era un descerebrado y prefería hacerme yo cargo de él. Con esta misma bestia viajé de Madrid a los Pirineos oscenses en el asiento de atrás de un Hyundai (a duras penas entrábamos la bestia y yo…) a hostia limpia con él – literal – pues cada vez que veía “al toro de Osborne” se lo quería comer, y si nos parábamos, comerse a todo lo que rodeara esa cucaracha llamada coche. Él me lamía, cariñosamente, tras pasar con sus fauces, y el resto de sus 40 kg. por encima de mi body…

El problema con los perros, en ESPACIOS PÚBLICOS, no son ellos, sino los dueños, dueñas, dueñes, dueñ@s.

O se permite que los humanos vayamos armados, o ni un solo perro de más de 15 kilos puede pasar a nuestro lado, con o sin bozal, con o sin correa (a no ser que la correa sea una cadena de 2 metros fijada de la cintura del dueño al cuello del perro). Bastante tenemos ya con soportar a maderos, segurratas de 2 patas y resto de delincuentes, como para encima aguantar a los perros. Ser una persona honrada, sensata y pacífica es algo que – a día de hoy – es absolutamente imposible.

3 comentarios para “ARTÍCULO: prohibidos perros en espacios públicos.”

  1. joseignacioh Says:

    Otra cosa que no me gusta es que traten a los perros como a personas. Me parece un despropósito.

    • En la humanización de las bestias, enorme culpa tiene la industria cinematográfica. Y es una forma espectacular de maltrato eso… pero no se dan cuenta, como de tantísimas otras cosas. Los hay que hasta ponen nombre de humanos a los canes, jajajaja. y los visten y todo…

  2. […] de los dueños, ojo, el perro es víctima inocente aunque el ejecutor del crimen) todo lo dije ya aquí el que no quiera leerlo ni enterarse del problema merece morir en las fauces de una bestia […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: