RAFAEL LÓPEZ: César Bakken Tristán o el espíritu de la libertad de expresión.

Les adjunto un artículo que escribí, el 6 de noviembre del 2020, y que el medio con el que colaboraba, por entonces, no considero oportuno publicar. 


Lo he vuelto a leer y, al igual que me ocurrió hace doce meses, sigo sin observar nada que justificase dicha prevención. 


En fin, ahí les dejo el artículo en cuestión porque, después de un año de curación, para mí, ha llegado la hora de que vea la luz.


❇ ❇ ❇ ❇ ❇ ❇ ❇ ❇ ❇ ❇ ❇ ❇ ❇ ❇ ❇



César Bakken


Se publicó el pasado jueves, día 5 de noviembre, un artículo de Eugenio Fernández Barallobre titulado «No necesitamos que nos quiera, pero si quiere que le respetemos, que nos respete también a nosotros», (adjunto enlace del mismo)


https://elcorreodeespana.com/politica/531936879/No-necesitamos-que-nos-quiera-pero-si-quiere-que-le-respetemos-que-nos-respete-tambien-a-nosotros-Por-Eugenio-Fernandez-Barallobre.html


en el que criticaba el contenido y las formas de un artículo previo de César Bakken cuyo enlace también adjunto a continuación:


https://elcorreodeespana.com/opinion/358462303/Maderos-ni-os-temo-ni-os-respeto-ni-os-necesito-ni-os-quiero-Por-Cesar-Bakken-Tristan.html


Creo necesaria la lectura de ambos artículos para efectuar un análisis fundamentado de la controversia generada,


No había leído ninguno de ellos, pero a la vista de los mismos, tengo que realizar las siguientes manifestaciones:


En mi opinión, no soy la persona que menos ha discutido con César Bakken sobre el lenguaje que utiliza. Pero, tengo que reconocer que cada quien tiene su estilo y el suyo es ese. Les puedo asegurar, a los lectores de esta Carta, que en sus comunicaciones personales utiliza el mismo lenguaje que en sus artículos, es decir no hay nada fingido (para bien o para mal) en su forma de expresarse. Mi relación epistolar con César surgió a raíz de una crítica mía a un artículo suyo por el lenguaje utilizado, en el que incluso le comentaba que su última publicación, de entonces, ni la acabé por tal motivo. En una de mis Cartas que detallare a continuación, de soslayo, mencionaba aquella pretérita «disputa». 


Esas diferencias de opinión no fueron impedimento alguno para que, con toda cordialidad, César atendiera mi queja, y desde entonces hayamos mantenido una fluida, y enriquecedora, correspondencia personal. Y no he utilizado el calificativo enriquecedora de forma gratuita, o condescendiente, sino por merecimiento suyo y convencimiento personal. 


No es motivo de esta Carta realizar un pliego de descargo de mi apreciado Autor «maldito» del Correo, César Bakken (no creo que lo necesite, y dudo que le gustase dicha acción), pero sin ser pretencioso algunas de las cuestiones de fondo tratadas en su artículo ya las había comentado yo con anterioridad, y no fue ello motivo de la severísima crítica del señor Barallobre. 


Adjunto enlaces y detalles de párrafos que avalan esta afirmación :


26/10/2020

https://elcorreodeespana.com/opinion/660004162/La-Mancha-Por-Rafael-Lopez.html


«Resulta preocupante y vomitiva la ingeniería social que están llevando a cabo con la sumisa colaboración de una gran parte de la sociedad, que de forma pastueña asume sus directrices liberticidas, mientras que la otra parte se ve sometida por los cuerpos de seguridad del estado en una actividad represora sin precedentes, tanto para la disidencia física como en la periodística e informativa (El Correo es de los pocos medios libres que quedan, todo sea dicho, y por ese motivo ya ha sido señalado como un medio subversivo por el CNI, ¡Manda narices!). «


12/10/2020

https://elcorreodeespana.com/politica/660347015/A-las-barricadas-Por-Rafael-Lopez.html


«En la piel de toro a los bordes supremacistas y socialpodemitas todo les vale. Pero para controlar, dictatorialmente, a los sufridos madrileños asignan a 7.000 policías por orden del maricon de Marlaska, mientras que en Cataluña ponen a dos policías y medio para que consientan pasiva y vergonzosamente (por las órdenes de sus traidores superiores) todas las algaradas de las hordas alineadas de malnacidos separatistas. Y que decir de los privilegios policiales que gozan todas las «manifas» socialpodemitas y sus infames coacciones, y agresiones, ante cualquier disidencia o disidente. En Derecho, uno de sus principios fundamentales es la «igualdad de armas» entre las partes. Que tomen buena cuenta en VOX, el único partido de derechas, y derechos, del panorama parlamentario español (para cuando tenga capacidad real de tomar decisiones), y no ofrezcan la más mínima consideración hacia el resto de formaciones políticas que sólo se han dedicado a saquear, instaurar (por activa o pasiva) una vomitiva agenda globalista y de ingeniería social, y socavar todas las leyes y las instituciones que se les han puesto en las narices. «


1/10/2020

https://elcorreodeespana.com/opinion/688500448/Y-QUE-Por-Rafael-Lopez.html


«España está inerme por la carencia de contrapesos a la acción brutal y despiadada de un Ejecutivo que ha fagocitado no ya al resto de los supuestos contrapoderes (Legislativo y Judicial) sino a la misma sociedad mediante la imposición de una calculada estrategia de pánico sanitario y de contundencia represiva policial y administrativo-judicial, vía multas y sanciones, ante la más mínima disidencia. «


25/9/2020

https://elcorreodeespana.com/opinion/652088306/Pasamelo-por-escrito-Por-Rafael-Lopez.html


«He leído en sus páginas artículos de todo tipo, muchos opuestos a mis postulados, o con formas de expresión que he considerado inadecuadas y que yo jamás utilizaría por escrito ni verbalmente (aunque coloquialmente sean frecuentes),  pero, con todo y con ello, no se encuentra, en ningún medio de este país, un nivel tan descarnado y vigoroso de opinión libre, y eso es, sencillamente, valentía periodística. 


Es útil disponer de opiniones distintas como mecanismo para contrastar y fortalecer nuestros principios, porque los mensajes pastueños y acomodaticios debilitan. El Correo de España ofrece una amplitud de propuestas, realmente encomiable (con Autores de primer nivel) lo que permite realizar ese contraste ideológico sano sin «salir de casa», y sin tener que soportar a sectarios y majaderos. Vi un vídeo, hace unos meses, de un debate entre el gran D. Fernando Paz y esa alimaña corrupta de Monedero, y pude comprobar la esterilidad de los esfuerzos de D. Fernando por introducir una idea lúcida y contrastada en la vacua y esportillada cabezota del podemita.


En una ocasión leí que un cardenal, que le había encargado un cuadro a Caravaggio, le recriminó por su falta de rigor bíblico al pintar un apóstol negro al lado de Nuestro Señor. La respuesta del pintor fue que había utilizado ese licencia artística para exaltar, lo máximo posible, la luminosidad de Jesucristo. Al igual que el cuadro de Caravaggio la pluralidad de opiniones, si son sinceras y están debidamente expuestas, nos ayudan a destacar lo principal. Ha habido compañeros de este medio a los que he metido en el «congelador», durante unos días, porque no me ha gustado lo que han escrito, o como lo han escrito, pero, al final, observas que esos Autores «malditos», acaban aportándote una nueva «facies» de pensamiento, o conocimiento cuando les vuelves a dar una oportunidad.


Los medios apesebrados apuestan por una paleta monocromática de opiniones al servicio del amo. La grandeza del Correo, en exponer filias y fobias sin tapujos, no se atreven a mirarla de frente el resto de medios porque da miedo, e infunde respeto, que se permita escribir con esa Libertad de conciencia, ajena a cualquier poder, o conveniencia. «


11/9/2020

https://elcorreodeespana.com/politica/139855285/Las-hordas-orquestadas-Por-Rafael-Lopez.html


«Como es habitual las cosas son siempre susceptibles de ir a peor, así que cuando, por fin, llegaron los cuerpos de seguridad del Estado resultó bochornosa la indulgencia con la que fueron tratadas, estas alimañas separatistas y socialpodemitas, por parte de los Mozos de Escuadra.  Nada de identificaciones, nada de cargas policiales, nada de nada (solo les falto disolverlos a base de besos en la boca). 


Qué apropiada viene al caso la famosa cita: Por sus obras los conoceréis.


La disparidad de criterios en cuanto a la aplicación de la fuerza coercitiva por parte del Estado causa enojo al comprobar la impunidad de esos carnuzos de Barcelona que hostigaron a los diputados de VOX y que ponen barricadas y cierran vías públicas y carreteras día sí día también, con el trato que sufren los pacíficos contribuyentes que se manifiestan en La Navata/Galapagar, o hace unos días cuando seis maromos de la Policía Nacional detuvieron a una mujer sólo porque se manifestaba en contra del uso de las mascarillas.


No hacían falta seis agentes para cometer esa arbitrariedad.


Cuando haya una ministra, o ministro, de Interior con dignidad en España la primera medida que debe tomar es equiparar el sueldo de policías autonómicos y locales bajándoselo al nivel que cobran los miembros de la Policía y la Guardia Civil. EQUIPARACION SALARIAL INMEDIATA AHORRANDO DINERO. 


Después ya se estudiará a que cuerpo de seguridad del Estado se le tiene que realizar una subida salarial por su historia y merecimientos.


¡Ultimamente, se están viendo unos papelones!.»


Por mi precariedad en recursos tecnológicos, no he encontrado una Carta en la que manifestaba la dilapidacion del prestigio hacia las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, por parte de los contribuyentes (en España no hay ciudadanos, a lo más que llegamos es a súbditos), debido a la sumisión a la dictadura socialpodemita y sus políticas liberticidas, sectarias y represivas. 


Señor Barallobre, resido en una ciudad, que no nombro por si acaso, cuyo Ayuntamiento está malregido por uno de esos engendros socialpodemitas, por desgracia, tan numerosos en España. Continuamente lanzan publicidad con lemas como: «Para seguir Unidos, no estemos juntos» «salimos más fuertes» y cosas parecidas, tan pronto te animan a salir a comprar a los negocios y restaurantes como te dicen que te quedes en casa.  En fin, la empanada mental de todas esas «siniestras» sabandijas.  


Pero quiero incidir en uno especialmente demoledor «MASCARILLA, MULTA U HOSPITAL». 


Me considero una persona suficientemente responsable y observo estupefacto como las directrices «evacuadas» por el malgobierno, y sus acólitos autonómicos y locales, son impuestas a los contribuyentes a través de la actitud represora de las Fuerzas de Seguridad sin entrar a valorar su idoneidad, y la prudencia en su aplicación. El lema del anuncio de marras es falso de solemnidad porque no llevar mascarilla en la vía pública cuando se está completamente solo, o existe una distancia de seguridad más que acreditada, no puede acarrear ningún tipo de peligro sanitario ni hacia uno mismo, ni indirectamente hacia su Familia cuando regresa a casa, ni mucho menos hacia el resto de las personas que usan ese espacio público. Pero, si tienes un mal paso y te topas con un coche policial, el resultado se llama MULTA. 


Poco pueden justificar estas tropelías esos manidos argumentos del cumpliendo su deber, o que son leyes aprobadas por el Legislativo o directrices del malgobierno. Yo, personalmente, siempre he tenido una opinión más que favorable de las Fuerzas de Seguridad del Estado pero ahora miro con recelo cualquier vehículo «sospechoso», por si acaso. Le puedo asegurar señor Barollabre que es una sensación que no esperaba tener ya en mi vida y que me resulta muy triste.


Para finalizar indicar que, en mi opinión, César Bakken es un patriota (español por supuesto) y todos los que son como Él merecen mi consideración, con independencia de las diferencias. Creo que el halago debilita y la crítica nos brinda una oportunidad para comprobar del material que estamos hechos. Porque el fondo de la crítica, aunque las formas nos desagraden, debe ser analizado y aprovechado para mejorar.


Por todo lo anterior, y a pesar de nuestras diferencias, manifiesto mi apoyo a César Bakken y a su personal línea editorial. 


P.D.: Señor Barollabre le hubiese hecho llegar esta Carta a título personal, pero la exposición pública de su artículo me ha obligado a responderle del mismo modo. 


Un cordial saludo a ambos, y por extensión al resto de lectores de esta Carta. 


❇ ❇ ❇ ❇ ❇ ❇ ❇ ❇ ❇ ❇ ❇ ❇ ❇ ❇ ❇


Notas del autor a un año vista


En primer lugar mis disculpas anticipadas para aquellos lectores que hayan tenido la santa paciencia de entrar en todos los enlaces que presenta el artículo de hace un año. En mi caso, esa profusión de referencias la he considerado imprescindible como base de mi argumentario y, en cierta medida, porque no concibo otra manera de realizar una critica.


No sólo mantengo lo que dejé escrito entonces, es que mi visión actual es, incluso, mucho más cáustica respecto de los Cuerpos de Represión del Estado y, bastante menos cordial respecto del medio con el que colaboré, durante cuatro meses. 


He calificado, con toda intencionalidad, a la Policía y Guardia Civil (las Policías Locales, y Autonómicas, son aún peores) como Cuerpos de Represión del Estado, porque son éso, por lo menos para los buenos, porque a los malos les consienten tales gabelas que provocan, entre las personas de bien, desprecio y grima. A ésos Cuerpos les pasa como al pescado, cómo la cabeza está corrompida hasta las trancas, el resto, también, se ha echado a perder. Salvo encomiables excepciones, los emasculados Cuerpos de Represión ya sólo sirven para prostituir las funciones que tienen encomendadas, y mantener los privilegios de los malnacidos politicastros, de las sabandijas secesionistas, de las alimañas terroristas y de la peor escoria de esta sociedad desquiciada, que, muy mayoritariamente, se divide entre los mastuerzos que apoyan a los anteriores, y los papanatas que toleran, sumisamente, semejantes escarnios.


Desde que conozco a César le he detectado un defecto (seguro que tiene alguno más): la sinceridad; y una virtud (tal vez tenga alguna más): la aplicación implacable de sus defectos; fruto de ambas características personales hemos reñido, y me ha dicho cosas que no me han gustado un pelo. Estoy convencido que, con cualquier otro, ambas acciones hubieran tenido consecuencias drásticas en nuestra relación, pero, con todo y con ello, sus aceradas criticas, me han permitido analizar algunos aspectos de mi mismo y, significativamente, de mi manera de escribir. Sigo, y seguiré, siendo un juntaletras otoñal, de eso no tengo ninguna duda, pero sería una infamia no reconocer la relevancia que ha tenido don César en mi mejoramiento juntaletril.


En un mundo de pasivos, César presenta una rara afinidad: tiene la ferocidad de responder a correos, y llamadas, al nivel de mis más ambiciosas expectativas. Yo detesto la demora, cuando no la callada por respuesta, a pesar de reconocer la devastadora popularidad que han adquirido esas prácticas en estos aciagos días. Por ello, mis comunicaciones electrónicas, y telefónicas, con César han sido un bálsamo con el que aliviar los poco elegantes hábitos de estos tiempos feos.


Mientras la inmadurez y la insustancialidad campan a sus anchas por los paramos de las comunicaciones humanas modernas, don César me ha ofrecido, en todo momento, y especialmente fuera de su blog, contenidos de primer, y primerísimo, nivel, ingenio desbordante e inteligentes reflexiones, todos ellos primorosos coadyuvadores del análisis critico y el conocimiento.


Aunque nos llevemos solo dos lustros y medio, existen severísimas diferencias entre don Cesar y yo, no tan sólo en nuestro curriculum vital, sino también en el emocional. A pesar de esos antagonismos personales, sé que sí, en alguno de mis artículos, me hubiera manifestado con posicionamientos diametralmente opuestos a los suyos (posiblemente lo haya hecho en alguna ocasión), o le hubiese realizado la más corrosiva, y despiadada, critica imaginable, éllo, no hubiese supuesto la censura del mismo por su parte. César asume la más descarnada manifestación de la libertad de expresión sin contemplaciones, Él es así, y no conozco, ni creo que haya, medio de comunicación, blog, etc., que lo llegue a igualar.


Aunque no comparta ese criterio, de hecho yo a Él lo habría censurado, en el último año, en más de una ocasión, respeto su integridad y coherencia ética, especialmente en estos ásperos tiempos para los principios y la dignidad. Aunque cada vez me sorprendo de menos cosas, me resulta, especialmente, lacerante comprobar los burdos, y genupectorales, seguidismos al servicio del amo, de medios de desinformación, y sujetos, que, con soberbia y desvergüenza desmedidas, se jactan de ser adalides de la libertad de expresión, mientras enlodan dicho concepto hasta niveles nauseabundos.


Silenciar las voces discrepantes libres se ha convertido, desde hace mucho tiempo, en practica diaria, y sistematizada, de las hordas mediaticas socialcomunistas, debidamente vaselinizadas a golpe del Boletín Oficial del Estado. En cualquier caso, y en menor medida (sólo porque en estos momentos no tienen acceso al BOE), no hay que desdeñar las patuleas mediáticas de los peperos del centro centrado, que utilizan el mismo espurio mecanismo a través de los Boletines oficiales de las Comunidades donde malgobiernan. Al fin y al cabo todas ellas son sumisas meretrices del infernal globalismo.



Ostenta este estupendo blog una cualidad no suficiente valorada, ni magnificada: la facilidad, amplitud y fiabilidad, para expresarse en él. Es tan sencillo, nada limitativo, y seguro, realizar comentarios en el blog que siempre me provoca un cierto asombro. Les aseguro que, en el sodomizado erial desinformativo patrio no se ofrecen este tipo de concesiones, siendo este aspecto un ejemplo más de la desenfrenada censura a la que estamos sometidos, en este Estado fallido. 


Ahora que se va a dar una nueva vuelta de tuerca con la criminal Ley de memoria democrática, que supone, creo, el ultimo hito en el proceso para embrutecer, y adoctrinar, definitivamente, sobre su pasado, a una sociedad, ya de por sí, muy echada a perder, sólo puedo manifestarme con un ¡VIVA TODO LO QUE ESTA IGNOMINIOSA LEY PRETENDE PROSCRIBIR! y, especialmente, ¡VIVA FRANCO! por su legado y significancia. Me repugna el sectarismo de esta caterva de carnuzos que  quieren imponernos su desquiciado totalitarismo socialcomunista y globalista. Estos mostrencos antropomorfos del malgobierno, sus colaboradores necesarios del PP, y sus  acólitos de toda índole, son representaciones andantes de la psicopatía, del expolio a los españoles, y de la más zafia, y represiva, idiotez.


Para irme despidiendo, indicar que, durante el último año, César me ha halagado, en abundantes ocasiones, con un calificativo con el que nunca le he correspondido. Aunque siento por Él un sincero aprecio, y gran devoción, no puedo otorgarle tal reciprocidad porque  mi concepto, sobre el mismo, es el de alguien cuya relación personal se ha sublimado, hasta tal nivel de fraternidad, como para convidarle a la Primera Comunión de un Hijo, sin que galope por sus venas la sangre de sus padres.


Hace un año, el señor don César Bakken Tristán tuvo la nobleza de invitarme a colaborar en su blog.


De maldito a maldito, muchísimas gracias.


Te quiero.

Una respuesta hasta “RAFAEL LÓPEZ: César Bakken Tristán o el espíritu de la libertad de expresión.”

  1. Don Rafael, la única vez que he censurado a alguien (en todos los lugares que he gestionado) ha sido en el BLOG, a un hijo de puta que escribió un comentario con las siglas ETA, sin acompañarlas de asesinos, criminales, psicópatas y de más adjetivos sinónimos todos de esta mafia del País ASCO.
    Lanzar loas y hacer apología del terrorismo ASCO es la excepción que confirma mi regla.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: