LUYS COLETO: Allá donde vayas tú, iré yo. Donde mueras tú, yo moriré: Libro de Rut.

Rut y Noemi

El heridísimo – recién enviudada – corazón de Rut, la moabita, destila ubérrimo y rebosante amor hacia su suegra Noemí. También hacia Yavé. Así que no tiene ni la más minúscula duda de lo que desea hacer. Sola con Noemí en aquella cenicienta y pulverulenta senda, le mira a los ojos y le dice: “No me instes con ruegos a que te abandone, a que me vuelva de acompañarte; porque a donde tú vayas iré yo, y donde tú pases la noche yo pasaré la noche. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios mi Dios. Donde mueras tú, yo moriré, y allí es donde seré enterrada. Que Yavé lo haga así. (Rut 1, 16, 17).

Amor, amistad

El amor leal. Incondicional. Absoluto. Ilimitado. Amar a alguien es decirle: tú no morirás jamás. En ese sentido, el amor que Rut siente hacia su suegra Noemí es tan poderoso, devoto e inconmovible que ha decidido no apartarse jamás de su lado, no importa adónde vaya. Solo la muerte podría separarlas. Rut está lista para formar parte del pueblo de Noemí, el pueblo judío, y dejar atrás todo lo que conoce en Moab, incluidos sus ídolos y dioses. A diferencia de Orpá, la otra nuera viuda, ella desea de corazón servir al Dios de Noemí, Yavé…

…Reitero, pues. Fidelidad, entrega y amor incondicional. Entre suegra y nuera. O entre amigos. O, sobre todo, novios y esposos. En fin.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: