Cine. LUYS COLETO: Gora Automatikoa, denunciando el mafioso cine español…con la puntita no más.

Los 3 directores reales

Trastada cinematográfica, ditirámbico y animado cabotaje, todo da comienzo el pasado seis de marzo de este mismo y nefasto 2021. El abulense David Galán Galindo estaba viendo en su queli la ceremonia de los Goya cuando de repente escucha que la excelente La Gallina Turuleca había obtenido el Goya al mejor largometraje de animación sin ningún rival: era la única candidata. Se le enciende la neurona a Galán Galindo: ¿por qué no rodar a  todo meter una cinta de animación con la expectativa de ser la única candidata y alcanzar así la púrpura? Poco después, Galán Galindo llamaba a dos colegas, Pablo Vara y Esaú Dharma. Hasta hoy, diez meses después, cinta recién estrenada en nuestra patria. Antaño España, hogaño Bozalistán.

En principio, contra todo…

Pero este año no están solos: compiten contra Mironins, Valentina y la producción vasca Salvar el árbol (Zutik!). Una película, Gora Automatikoa,  «sin pelos en la lengua, que arremete contra todo» lo que rodea a los premios del cine español de forma humorística, según explicaba recientemente a Efe en una entrevista, Esaú Dharma. «Una película de tres individuos que quieren hacer una película para ganar un Goya automático», agregaba uno de los miembros del triunvirato director. Como en su día, automáticamente, pudo ser para la citada y gallinácea y estupendísima película dirigida por  Eduardo Gondell.

Y recordemos dos datos: lo de automatikoa es porque bastantes cintas de animación vascas en los últimos años han ganado la estatuilla; lo de gora (viva, arriba) se debe a que la Academia del cine dizque español – tan expoliador y tan comunistoide y ultracapitalista, valga la fingida aporía –  no les dejó utilizar el término Goya. Y otro inexcusable memento, no deviene película de solo tres amiguetes. Raúl Pérez, el imitador, da voz a Antonio Banderas; Frank T ha compuesto el rap de la película; Javier Fesser ha aplaudido genial súper-pulla a la sobrevalorada e hipocritona Campeones (Fesser, Galán Galindo y Vara coincidieron en la magnífica y coral peli y apocalíptica Al final todos mueren); el productor Enrique López Lavigne y los Javis, Javier Ambrossi y Javier Calvo, por ejemplo, cedieron su imagen.

…pero solo con la puntita

Gora Automatikoa, cinéfilo y cinéfago trampantojo pues, que deviene medio gracioso y, por momentos, muy agudo.  Entre las nominadas no deviene la mejor, desde luego, pero sí la más diferente y la única nítidamente para adultos. Cinta deudora de potentísimos títulos como South ParkLa fiesta de las salchichas, a veces Los Simpsons y, descollando, todo el fascinante universo de Seth McFarlene (Family Guy, American Dad, The Cleveland Show…). Irreverentes y superlativas pelis con tacos y cochinadas y guarrerías, cierto, pero que hablan tras la citada y saludablemente soez fachada de lo que de verdad importa en esta breve singladura existencial: censura, dictaduras (sanitarias, por ejemplo), religión, amor, vida y, sobre todo,  muerte.

Gora Automatikoa deviene simpática y perspicaz y amena sátira que posee la estimable la gran virtud de no tomarse muy enserio a sí misma. Tiene un tono humorístico brillante, muy brillante por instantes, que sabe esquivar la feroz tiranía de lo política y socialmente correcto, pero sin pretender ocasionar controversia en demasía y hacerlo, entonces, reventar todo. Jugar a la transgresión, aproximarse al limes. Sin traspasarlo, lástima. Crítica al pútrido (sub)sistema del “mafioso” cine español. Con la puntita. Y gracias.

Y Pablo Vara, uno de los directores continúa esclareciéndonos. “Nuestra intención no era hacer una troleada, sino que al final hubiera una historia de cine dentro de cine”. En la atmósfera pululaba el recuerdo del delirante Vosotros sois mi película, el grandioso docu sobre el gran troleo del sin par youtuber Wismichu en el festival de Sitges de 2018, en el que se programó un filme, Bocadillo, sesenta y cinco minutos de una sola secuencia mostrada en un embaucador tirabuzón, ya que en cada repetición había una pequeña (y supuesta) variación…

…Y coda y lamento y dolor, personalísimos

La mejor película (eso sí, sobremanera “sostenible” e “inclusiva”) de animación española del año, D’Artacán y los tres mosqueperros, ha sido descartada porque el ominoso ICAA (Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales de España), considerando su producción, no la ha calificado como española. Cosas veredes, Sancho. En fin.https://www.youtube.com/watch?v=hT_N3nvkOM8

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: