Archive for the LUYS COLETO Non Serviam Category

LUYS COLETO: El triunfo de la impunidad (II). ¿Tiró la Malamérita a matar en la playa del Tarajal?

Posted in LUYS COLETO Non Serviam with tags , on enero 10, 2021 by César Bakken Tristán

6 de febrero de 2014, nuestra patria común. En la ciudad de Ceuta, en la playa del Tarajal, quince personas perdieron la vida. Se ahogaron intentando llegar a la orilla. Pero no se ahogaron por su falta de pericia natatoria…

¿Debe prevalecer siempre la impunidad?

Las quince víctimas formaban parte de un grupo de entre 200 y 300 personas que intentaban alcanzar nadando las costas españolas, cuando en principio, súbitamente, un operativo de 56 agentes de la Malamérita descargó sobre ellos 145 balas de goma y cinco botes de humo de ocultación, con el objetivo de frustrar la tentativa y dispersarlos.

Los que dispararon y los que dieron la orden de hacerlo, impunidad total. Sin consecuencias legales derivadas por haber participado en la muerte de quince personas. Están férreamente protegidos por todos los pináculos del poder, tal y como lo estuvieron los integrantes de la brigada paracaidista británica que asesinaron a catorce irlandeses durante el Domingo Sangriento.

No hubo ni juicio

En octubre de 2019, la juez María de la Luz Lozano Gago, dirigiendo el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 ceutí y aceptando el recurso de la fiscalía, archivó la causa contra los 16 pikolos procesados por el horror del Tarajal. El pretexto (anti)jurídico: patético, rocambolesco, estupefaciente: la togada explicó que archivaba el asunto aplicando la denominada doctrina Botín, según la cual cuando no acusa la fiscalía hay delitos que no se pueden perseguir solo con la acusación popular. En el caso que nos ocupa, las ONGs en defensa de los inmigrantes.

María de la Luz Lozano Gago

Contra el archivo provisional de la causa, dictado por la citada magistrada instructora, recurrieron varias organizaciones no gubernamentales, entre ellas la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR). ¿Y qué sucedió en la Audiencia gaditana a finales de julio del pasado año 2020? Pues lo esperado. Nada de juicio. Otro archivo. Sobreseimiento libre, exactitud. La impunidad perfeccionada.

Los siniestros ropones Fernando Tesón Martín (presidente y ponente), Rosa de Castro Martín y Emilio Martín Salinas. Y la coartada jurídica, de chiste, señalando que no se aprecia “relación de causalidad” entre la actuación de los agentes y “los fallecimientos por ahogamiento y lesiones que se les pretende imputar”, y que más allá de algún “matiz de anormalidad”(sic), no existe “indicio alguno de desviación o extralimitación” en su comportamiento. Pues eso, salvo algún “matiz de anormalidad”, se ahogaron. Y tú quieres, ropón, que me lo crea. La descojonación.

Fernando Tesón, embozalado junto a otros secuaces de la Injusticia que paga el erario.

Y justicia, también, para sus familias

Si La Malamérita tiró a matar, parece que no se desea saber. Y perdida, de momento, la batalla judicial, resta recordar y exigir justicia para Yves, Samba, Daouda, Armand, Luc, Roger Chimie, Larios, Youssouf, Ousmane, Keita, Jeannot, Oumarou, Blaise. Y otro inmigrante cuya identidad todavía se ignora.

Y justicia para sus familiares. Anhelan que se haga algo de luz, que se sepa dónde se hallan enterrados sus familiares para poder honrarles debidamente. En ese sentido, los cadáveres que aparecieron en la parte marroquí, al menos fueron identificados y recibieron sepultura con su nombre en el cementerio de Rincón (Tetuán). En España, los cuerpos han sido enterrados sin identificar y las autoridades nacionales parecen no mostrar el menor interés en corregir tal ignominia.

Asesinados y humillados tras su asesinato. Ultraje añadido a la infamia. Hasta hoy. En fin.

LUYS COLETO: El triunfo de la impunidad (I): cuando la soldadesca británica tiró a matar. Bloody Sunday.

Posted in LUYS COLETO Non Serviam on enero 9, 2021 by César Bakken Tristán

Treinta años después de la matanza, Paul Greengrass dirige en 2002 una obra maestra, Bloody Sunday. A la sazón, Domingo sangriento, retratando con espeluznante veracidad aquel 30 de enero de 1972 en el que tropas británicas abrieron fuego contra manifestantes norirlandeses en Derry.

Impunidad total si tiras a matar contra gente indefensa

La cinta está inspirada en el magnífico libro de Don Mullan, Eyewitness Bloody Sunday, publicado en 1997. El libro, como la película – ganadora del Oso de oro en Berlín exaequo con mi venerado anime El Viaje de Chihiro – muestra lo ocurrido aquel aciago día a través de la mirada de Ivan Cooper, diputado del Partido Socialdemócrata y Laborista en el Parlamento de Irlanda del Norte que participó en la organización de la manifestación en Derry de la Asociación por los derechos civiles de Irlanda del Norte.

La marcha, como es sabido, concluyó con los paracaidistas del ejército británico abriendo fuego indiscriminadamente sobre los manifestantes, ocasionando la muerte a trece de ellos durante los primeros instantes de la carnicería y a un décimo cuarto cuatro meses y medio más tarde a consecuencia de las gravísimas heridas sufridas.

Con posterioridad, el primer ministro británico, Edward Heath, encargó una investigación tras los incidentes al Presidente del Tribunal Supremo. Dicha pesquisa, asombrosamente, fue presentada en menos de tres meses, y sus conclusiones absolvían a los soldados que habían participado en la matanza. Se entendió que actuaron en defensa propia. Sic.

¿Se puede perdonar a los que tiran a matar a gente inocente?

En junio de 2010 el primer ministro británico, David Cameron, admitió con veraz pesadumbre “que la famosa matanza conocida como el Domingo Sangriento del 30 de enero de 1972 en Irlanda del Norte “ni estaba justificada ni es justificable”, declarándose “profundamente consternado” por lo que hizo aquel día la soldadesca británica.

A partir de las conclusiones del denominado Informe Saville, que vio la luz en junio de 2010, Cameron acabó aceptando que los catorce manifestantes muertos a tiros por los milicos en las calles de Derry – como la gran mayoría denomina a la oficialmente llamada Londonderry – eran absolutamente inocentes. Su principal conclusión: ninguna de las catorce personas asesinadas aquel día llevaba armas de fuego y los soldados no dieron, en ningún momento, ningún aviso previo antes de comenzar a disparar contra la multitud. Y, desde luego, agrego, fortaleció a la banda asesina IRA, incrementó justificadamente la hostilidad hacia el ejército y exacerbó el inicuo espanto norirlandés durante los siguientes decenios.

Impunidad no, gracias

….Más tarde, familiares de las víctimas del Bloody Sunday fueron desfilando, una a una, para proclamar que sus seres queridos, hermanos, hijos, padres o sobrinos, eran inocentes y no suponían amenaza alguna para los soldados que dispararon contra ellos.

Al final, sublime broche simbólico, dichos familiares rompieron en pedacitos reproducciones del primer informe oficial británico, que tan solo diez semanas después del Domingo Sangriento exoneró al Ejército de cualquier responsabilidad”.

En fin.

LUYS COLETO: El pequeño vampiro: una maravillosa obra de animación, como lo es la propia vida.

Posted in LUYS COLETO Non Serviam with tags on enero 7, 2021 by César Bakken Tristán

Recién arribada a la cartelera de nuestra patria común. Azorada, tierna, saladísima, delicada y sugerente miscelánea de poderosos referentes – desde las entrañables películas draculeras de la Hammer o el Nosferatu de Murnau, La familia Addams o Roger Corman – dejemos la palabra al gran Joann Sfar quien adapta – junto con Sandrina Jardel – a pantalla grande las hipnóticas y trepidantes aventuras y desventuras de Pequeño Vampir. “Mi universo visual se puede parecer a Fellini, Kurosawa o Buñuel, o más moderno, a Tim Burton o Guillermo del Toro”.

La vida es riesgo y lucha

E innegables son todos esos guiños y homenajes y deferencias en este abracadabrante, encantador y, visualmente, muy macizo film. Joann Sfar, tras Gainsbourg (Vida de un héroe), retorna, lujuriantes y rozagantes albricias, a colocarse tras la cámara para reavivar en la pantalla a un personaje que pergeñó hace cuatro lustros, y que él mismo considera su creación más personalísima: un aburridísimo crío que posee diez tacos desde hace tres siglos, que se le hacen eternos, y que, tras lograr huir del encantado castillo en el que (mal)vive enchironado, conocerá la amistad infantil pero, también, debiéndose enfrentar a espeluznante amenaza sobrenatural.

La historia atrapa desde el inicio. El tedio vence a nuestro prota. ¿Su deseado anhelo? Ir al cole para conocer a otros críos. Desgraciadamente, sus severos padres (esa colosal toxicidad de nombre híper-protección) no le dejan salir de la mansión, ya que para ellos, ¡el mundo exterior resulta extremadamente peligroso! Acompañado por su leal bulldog Fantomate, nuestro pequeño chupasangres se larga, sutilísimo ingenio mediante, en busca de nuevos colegas. La vida es, esencialmente, riesgo y lucha. Obvio. Pronto conocerá a un niño humano, Miguel. Rápidamente su amistad llamará la atención del inquietante y turbio Giboso, ancestral archienemigo que ha estado hostigando a Pequeño Vampir y su familia durante siglos y más siglos.

Friedrich Wilhelm Murnau, el más grande

Y siempre revoloteando la citada e imperecedera obra de Murnau (la de Herzog, Nosferatu fantasma de la noche, muy lejos, lejísimos). Recuerda nuestro director la clave de bóveda para comprender – y aprehender con precisión – su extraordinaria película. “Me fascina el Nosferatu de Murnau. Me gusta la idea de que los vampiros son una tragedia europea muy expresionista. En mi trabajo, sea cómic o cine, hay fusión entre el drama europeo y una divertida película americana. Los americanos no entienden nada de la dramaturgia europea, y eso es muy interesante porque nosotros hemos vivido desde hace más de 2.000 años, desde los griegos, con la idea de lo trágico. Es decir, que no podemos hacer nada, no podemos resolver cualquier cosa sin más. La idea dramática americana es al contrario: cada problema tiene su solución si tú encuentras al héroe. Es muy interesante jugar con estas dos concepciones de la narración. La historia, cuando viene de América, consiste en ayudar a resolver los problemas, mientras que en Europa nos gusta contemplar lo difícil que es vivir”.

Perfectamente sintetizado por el director (por cierto, no olvidemos la sobresaliente adaptación cinematográfica de su celebérrima serie de cómics El gato del rabino). La tragedia -o tragicomedia o, nuestro hoy, tragipandemia – del propio existir. El pesado peso del destino. Y el inexcusable origen de cada uno de nosotros como inexorable fatum.

La vida, maravilloso y complejísimo laberinto

Poder o no poder salir de los dédalos vitales. Con voluntarismo  yanqui. O con fatalismo europeo. O machihembrando ambas y (aparentemente) disímiles antropologías. Y siempre con una sonrisa en la boca, con buen humor, porque vivir siempre merece la pena, a pesar de todo pesar. Asumiendo la “extrañeza” y fascinadoras alteridad y complejidad del mundo. O precisamente por eso. Transitando por el infierno de “glorias” ajenas. Buscando sin encontrarla, la alegría de vivir, con todas sus necesarias y  ubérrima fantasías, propias de príncipes. Y recordando la grandeza de la propia existencia, a pesar de su ínsita fragilidad.

Y el genio de Ludwig Wittgeinstein, memento. Como bien sabe el amigo César, antes de perder irreversiblemente la consciencia, el eximio filósofo judío vienés imploró a la esposa del doctor Bevan reproducir sus últimas palabras. “Dígales a todos que he tenido una vida maravillosa“. A pesar de todos sus infiernos. Y tal paradoja la fotografía con brillantez la cinta recién comentada. En fin.

LUYS COLETO: Los narcopikolos (o la desaforada podredumbre de las cloacas del Estado).

Posted in LUYS COLETO Non Serviam with tags , , , , on enero 6, 2021 by César Bakken Tristán

Gaudeamus y festín y regocijo. Elkar lleva un tiempo reeditando obras señeras de la música vasca en vinilo. Como debe escucharse la música, vive Dios. Recuperación de varios álbumes de genuinas leyendas. La Polla Records (incluyendo los gloriosos Carne para la picadora y En ‘tu’ recto), Dut, Ruper Ordorika, Hertzainak, Kuraia, Anestesia o Soziedad Alkoholika. Ahora, turno para Negu Gorriak. Negu, los más grandes.

El informe Navajas: NARCOESTADO

Y ya que el gagá fiscal Luis Navajas comienza a cobardear, tal vez chochear, perruna sumisión al servicio de Cum Fraude y La Lola, dable, noble y justo es recordar su gran aportación ochentera. Informe Navajas, siendo fiscal de la Audiencia Provincial de Guipúzcoa. El informe llegó a la Fiscalía General del Estado, pero, inexplicablemente, se “perdió”. Peculiares hojas volanderas.

Sobre ese excepcional informe, cuando todavía existía algo remotamente aproximado al indispensable periodismo de investigación, Diario 16, Egin o Egunkaria sacaron a la luz la infinita narcopodredumbre del cuartel donostiarra de Inchaurrondo (el más acabado museo de los horrores)  y del general de la Malamérita, Enrique Rodríguez Galindo (condenado a 75 años de cárcel – cumplió solo cinco – por el secuestro, torturas y asesinato de Lasa y Zabala).

Galopante y frenético caballo

Años ochenta, mi tierra vasca, literalmente anegada de heroína. Jaco por todas partes. Informe Navajas, esos papeles “perdidos”: la ligadura tan estrecha- estrechísima – entre tráfico de drogas, policías, militares, políticos, empresarios y jueces. Y resulta muy significativo en este sentido el dato de que de enero de 1994 hasta enero de 1995 fueran asesinados por la banda asesina ETA cuatro personas que amenazaba con destapar parte de la compleja trama del narco en el País Vasco (parte de la trama del Informe Navajas). ¿Implicación narcoetarra en todo este pastelón, en todo este abyecto horror cloaquero?

José Antonio Santamaría, José María Olarte, “Plomos” (después de aparecer en el El País que era un importante confidente de la policía en asuntos de narcotráfico), Alfonso Morcillo, responsable de la Brigada de Investigación de narcotráfico de la Guardia Municipal de San Sebastián, y el concejal del PP, Gregorio Ordóñez, quien había revelado unas horas antes de ser asesinado – el 23 de enero de 1995 – a la periodista Carmen Gurruchaga que estaba investigando datos de monumental trascendencia sobre el Informe Navajas y el vínculo de varios miembros de la Policía Municipal donostiarra con el tenebroso cuartel de Inchaurrondo.

La mejor canción de Negu Gorriak

Los hermanos Fermín y el fallecido Iñigo Muguruza formaron Negu Gorriak, tras la disolución de la legendaria Kortatu, con el apoyo guitarrero del productor y exmúsico de los indelebles M-ak, Kaki Arkarazo. Segundo álbum, canción estrella, Ustelkeria (Podredumbre). Sobre las informaciones periodísticas antes referidas componen el tema, aparecido en el segundo álbum de la banda Gure Jarrera (Nuestra actitud, 1991).

Poco después, demanda al canto, por parte del entonces teniente coronel de la Malamérita, el citado Rodríguez Galindo. Así, Negu Gorriak se convierte en la primera banda en ser denunciada en España por el contenido de sus letras desde el final de la dictadura franquista. El 7 de junio de 2000, el Tribunal Supremo absolvió al grupo de todos los cargos al estimar que la querella de Galindo estaba mal planteada al no incluir a uno de los coautores de la letra, Mikel Campos.

Al día de hoy, Ustelkeria no deja de reeditarse. Posiblemente, la mejor canción de Negu. Y nos falta la gran balada del Informe Royuela, dejando al Informe Navajas en inocentón juego de niños. En fin.

LUYS COLETO: Con el matarratas (vacuna), castrados, estériles y más imbéciles.

Posted in LUYS COLETO Non Serviam with tags , on enero 5, 2021 by César Bakken Tristán

La vacuna que están asumiendo casi todos los ilegítimos y despóticos gobiernos es la denominada de ARN mensajero. A la sazón, circularía por el feraz torrente sanguíneo hasta encontrar un receptor de enzima denominado ACE2. Dicha enzima se halla primordialmente en los órganos genitales. En testículos y ovarios. En menor cantidad, en la mielina de las neuronas.

Castrados

Y no olviden, clavo, el uso de un péptido derivado de la GnRH (hormona liberadora de Gonadotropina, siglas en inglés) para la inmunocastración de mamíferos, Patente WO1998027111A1 mediante. El procedimiento está patentado para todos los mamíferos.

Y se acabarán las razonables erecciones. Incluso, el cinco contra uno. Con el matarratas no se empalmará ni el Tato. Efectivamente, si leen con atención la patente se trata de una castración temporal. Por eso, se vacunará a todo cristo cada  medio añito. De momento, contra la presunta covid-19. Más tarde contra la fantasmal covid-21. Y llegado el caso, según el último truño cinematográfico de Bay, Inmune (Songbird) contra la covid-23, pura programación predictiva mixturada con la ventana de Overton. Y así hasta el infinito. Y más allá. Y olvídate de por vida de descendencia alguna. O de ponerte palote.

Células reprogramadas, estériles e imbéciles perdidos

Y recordemos que el ARN mensajero atraviesa la célula y reinscribe en ella, modificándolo, todo el código genético celular. La célula ya no serviría, en ese sentido para lo que la misma naturaleza la creó. Desde ese momento, la célula “reprogramada” serviría tan solo para aquello para lo que la FARMAFIA de Gates – tan amante de las genocidas despoblaciones – diseñó el ARN. Teóricamente, “inmunidad” contra inexistentes virus. En la práctica, agenda genocida.

Casi el 100% de los hombres chutados van a quedar estériles a corto y medio plazo. Si son niños pequeños, nunca van a desarrollar características sexuales secundarias. Serán niños específicamente andróginos, quedando por el camino, infecundas, casi la mitad de las crías. El daño neuronal, etérea mielina, por otro lado, trastornará al lóbulo frontal, responsable de los procesos cognitivos más complejos, las denominadas funciones ejecutivas.

Transgénicas vacunas, conclusión: castrados, esterilizados e idiotas perdidos. Descojonados, sin descendencia y lobotomizados, aún más. En fin.

https://patentimages.storage.googleapis.com/16/25/e4/8e57a87c56dac1/WO1998027111A1.pdf

LUYS COLETO: ¿Quién asesinó a Mikel Zabalza?

Posted in LUYS COLETO Non Serviam with tags on enero 1, 2021 by César Bakken Tristán

Horas después de un atentado de la banda asesina Eta que mató a dos militares y a un guardia civil en Pasajes, Mikel Zabalza, conductor de autobuses en San Sebastián, fue detenido por la Guardia Civil la madrugada del 26 de noviembre de 1985. Junto a Mikel fueron detenidos, por los pikolos, su pareja, Idoia Aierbe, el primo de Mikel, Manuel Vizcay, mientras que en la localidad navarra de Orbaiceta también fueron apresados dos hermanos de Mikel, Patxi y Aitor, y en Renteria se detuvo a Ion Arretxe. Cuatro de ellos – Zabalza, Vizcay, Arretxe y Aierbe – fueron conducidos al narcocuartel de Inchaurrondo. La siniestra figura de Rodríguez Galindo, siempre en lontananza.

¿Qué dice la falsaria versión oficial?

Rememoremos. Mikel Zabalza  fue trasladado por los tenientes de la Guardia Civil, Arturo Espejo y Gonzalo Pérez, y por el guardia Fernando Castañeda, a las proximidades del río Bidasoa para localizar un “zulo” donde habría armas pertenecientes a Eta. En un  momento dado, Mikel Zabalza, que llevaba las manos esposadas a la espalda, y  que no sabía nadar, dato crucial, agredió a los agentes y se arrojó al río, ahogándose en su intento de huir de los guardias civiles.

Diseñando la versión oficial

De hecho la falsaria versión oficial se prepara minuciosa y exhaustivamente. Tras la muerte de Zabalza, con la plena anuencia del entonces máximo responsable del narcocuartel, Enrique Rodríguez Galindo,  y de miembros de la  cúpula del Ministerio del Interior socialista, se prepararon y falsificaron pruebas para eludir la actuación de los tribunales.

Dichas (falsas) pruebas se prepararon en un reunión realizada en el mismo cuartel y en la que  participaron, los siguientes  miembros de la Guardia Civil: Enrique Dorado Villalobos, Felipe Bayo Leal, Francisco Hermida Bouza, Francisco Javier Millán Pérez, Fabián Dorado Villalobos, Francisco Javier Olivar, José Rancaño Fernández, Gonzalo Pérez  García, Arturo Espejo Valero, Fernando Castañeda Vals, Aníbal Rodríguez Chinea, Alfonso Vicaría Hevia, Alejandro Iglesias Blanco, Fidel del Hoyo Cepeda, un cabo de apellido Balbás y el abogado del ministerio del Interior, Jorge Argote.

Y para hacer verosímil esta patrañera versión, un guardia civil, que a la sazón era ATS, Eduardo Gómez Pastrana inyecta con una jeringuilla agua procedente del rí­o Bidasoa en el pulmón de Zabalza. El cadáver de éste permanecería varios dí­as custodiado por agentes de la Malamérita en una bañera del cuartel llena con agua del Bidasoa. Veinte días después su cadáver fue arrojado al rí­o donde fue “localizado” por miembros de la Malamérita, en un lugar que ya habí­a sido rastreado amplia y reiteradamente, con anterioridad, por multitud de miembros de la Cruz Roja. Entre otros.

¿Y qué sucedió en realidad?

El sargento Pedro Gómez Nieto, en un informe dirigido al por entonces jefe de la Agrupación Operativa del Cesid, Juan Alberto Perote, confirmó que la muerte se produjo mientras el detenido era interrogado.

Gómez Nieto afirmaba en dicho informe que “se lo han cargado a la primera. Le han puesto una bolsa de plástico. Gómez Nieto, también procesado por los salvajes asesinatos de Lasa y Zabala, revela que “en el interrogatorio participaron los tenientes Arturo Espejo, y Gonzalo Pérez García, así como Fabián Dorado Villalobos y tres guardias más”. ¿Enrique Dorado Villalobos sumergió la cabeza del detenido en el agua? ¿Felipe Bayo Leal, Luis Sandoval y Francisco Javier Millán Pérez lo torturaron, mientras, por el método conocido como “la bañera”?

Gómez Nieto explica en tal informe que cuando Zabalza dejó de respirar se montó un gran alboroto. El criminal Galindo (condenado por el secuestro, torturas y asesinato de José Antonio Lasa Aróstegui y José Ignacio Zabala Artano) se encaró a los tenientes Espejo y Pérez García, espetándoles: “¿Sabéis lo que habéis hecho? Me habéis hundido”.

Según el informe dirigido a los servicios secretos, Zabalza fue “crucificado” a una puerta, con sus tobillos y muñecas inmovilizadas con argollas. La puerta fue inclinada repetidas veces sobre la bañera, hasta introducir cada vez más en ella la cabeza del detenido.

Tras la muerte de Zabalza nadie sabía qué hacer con el cuerpo y, según narra Gómez Nieto, “el cadáver se dejó en una charca y después en el Bidasoa”. Previa preparación de la versión oficial de la que ya les hablé anteriormente.

Hágase justicia, aunque caiga el mundo

Magistral documental recién estrenado Non dago Mikel? (¿Dónde está Mikel? ). Retrata el siniestro pacto de silencio, otro de tantos. Cero condenados. Participantes en su detención, condecorados y ascendidos. Hasta hoy. Y la familia, sin justicia, treinta y cinco años después.

Tantos crímenes impunes. Como los casi 400 de la vil banda asesina Eta (y agreguen 226 asesinados si, como resulta más que probable, los etarras cometieran las matanzas del Hotel Corona de Aragón y el avión del monte Oiz). O como el de Mikel. O el de Josu Muguruza, 100% CESID.

Y lo dicho, Fiat iustitia, et pereat mundus. En fin.

LUYS COLETO: Los Croods, una nueva era (o cuando el feminismo sigue echando a perder el cine).

Posted in CINE crítica y reflexiones, LUYS COLETO Non Serviam with tags on diciembre 31, 2020 by César Bakken Tristán

Regreso a las pantallas patrias de la tremebunda y simpaticona familia cavernícola, Los Croods. Con unos enamoradísimos Eep y Chico, se tropiezan con deleitoso lugar tras conseguir sobrevivir en el inhospitalario mundo que se hallaba allende la curiosa covacha. Por allí hormiguean los Masmejor, una familia mucho más “evolucionada” y sofisticada, protohipster y top cool, que pondrá en serio riesgo la relación entre nuestra pareja protagonista.

Guion extremadamente flojo

Con un guion bastante más enclenque que el magnífico de la primera parte, sin apenas esbozar sonrisas, esta segunda parte de Los Croods funciona bastante peor que la primera. Diálogos y situaciones y puesta en escena son bastante pobres y forzados. Y se nota – y mucho – que los directores y guionistas no son los mismos que en la primera parte. Joel Crawford no encamina mal del todo el producto a un nivel puramente estético y visual, pero desde luego la diferencia con Chris Sanders (director de Cómo entregar a tu dragón o Lilo y Stich, entre otras) y Kirk DeMicco (Space Chimps) es francamente palmaria.

Y temáticamente, una animación cada día más echada a perder. No tan solo la esta segunda parte nuestra comentada familia. Una animación cada vez más “ideologizado”, pues. Primero el inicial maniqueísmo. Cavernícolas bárbaros versus cavernícolas postmodernos. Y enfoque de los temas adultos – muros trumpistas, el clasismo, los falsos progres o las políticas del miedo – cuanto menos discutible. Y, la guinda del pastel, un feminismo que, definitivamente, ha perdido definitiva e irreversiblemente el sentido de la realidad.

Cuando el feminismo y la ideología de género mataron el cine

Uno de los dobladores – el director de la portentosa Tarde para la ira, Raúl Arévalo- lo tiene suficientemente claro. Diríase cristalino.  Arévalo como Phil MásMejor  -Peter Dinklage en inglés -, indicó en la rueda de prensa de presentación de la película que el principal mensaje es “el de las mujeres al poder, cuando las mujeres toman las riendas es cuando empiezan a funcionar bien”.

Sin revelar las tripas del argumento, diré a los lectores de cesarbakken.net que en la peli las mujeres de la tribu son las que solucionarán las cosas ante la desidia y el infantilismo de hombres profundamente afeminados. Y con su tendencia a la jactancia y a la estupidez. “La sororidad y el empoderamiento solucionarán las cosas”, palabras de Anna Castillo, la otra dobladora. La actriz afirmó que “me encanta que por primera vez en una película de dibujos, bueno, quizás no la primera, pero sí de una forma tan limpia y tan clara, son las tías las que salvan a los hombres. Por ejemplo, una de mis películas favoritas es Mulán. Y ella salva al chico y a China, pero estando enamorada, ocultando que es una mujer… siempre hay cositas que no están bien y que en este caso sí”.

El antes y después, el punto de no retorno, la secuencia de las princesas Disney en la estimable Ralph rompe Internet (sin olvidar la dolorosa puñalada trapera de la segunda parte de Los Increíbles). Sororidad y empoderamiento, fraseología de control mental, Programación Neuro Lingüística mediante. Traduzcan adecuadamente tal toxicidad léxica: odio antimasculino, sin más. Qué sopor. Infinito tedio. La ideología (tan falsaria, antihumana y criminal en el caso que nos ocupa), aniquilando el cine. Pues nada, tiren millas, edecanes de las productoras. En estos tiempos de falsa pandemia, además de plandemia, ya no nos queda ni el cine. En fin.

LUYS COLETO: Menuda pandemia: menos muertos que nunca. La estadística desmontando el coronatimo.

Posted in LUYS COLETO Non Serviam on diciembre 30, 2020 by César Bakken Tristán

Desenterremos números claves. Instituto Nacional de Estadística. Repitamos, otra vez. Dos unidades temporales para el cotejo. Entre el 1 de mayo de 2017 y el 30 de abril de 2018 fallecieron 431.127 personas. En cambio, entre el 1 de mayo de 2019 y el 30 de abril de 2020 murieron 424.462. Hace dos años, 6.565 muertos más.

Entre mayo y agosto del año de la “terrible pandemia”, menos muertos que nunca

Ahora veamos los segundos cuatrimestres de los últimos cuatro años, desde mayo hasta agosto, ambos meses incluidos. También INE. En 2017, entre los cuatro meses que van desde mayo hasta agosto, ambos incluidos, 144.930 defunciones. Un año después, 130.783. El pasado año, 2019, durante ese tercio de año, 130.334. ¿Y este annus horribilis? ¿Qué aconteció durante esos cuatro meses a mitad de año? Pues bien, desde el 1 de mayo hasta el 31 de agosto, 128.947 fallecidos.

2020, menos muertos que nunca

Ahora pasemos al número de defunciones incorporadas al Índice Nacional de Defunciones. Hasta el 17 de diciembre de este año, 2020. 366.163 muertes registradas. Los tres años anteriores: 2017, 422.142.  2018, 427.967. 2019, 418.556. Es cierto que todavía restan por documentar los postreros catorce días de 2020. Y también es real que ” la incorporación de fallecidos al Índice de defunciones tiene un decalaje temporal. Recordando a la sazón que “aunque los datos se actualizan cada mes, no todas las defunciones que se producen en un mes dado pueden ser incorporadas al mes siguiente; algunas lo hacen más tarde”…

…Pero ni con esas. O embuten como pueden 50.000 muertos – 100.000, mejor-  o nos quedamos por muy por debajo de las cifras de fallecidos de los últimos años. Y cuando 2020 sea revisado rigurosamente con todos los dígitos, ya perfectamente confirmado el número total de muertes, se verá lo sabido: un año muy semejante a todos los anteriores. Sin más. Salvo tres semanas transcurridas entre marzo y abril.

La pregunta del millón, ¿el exceso de mortalidad de marzo y abril?

Revisen INE, MoMo o el citado Índice de defunciones. Tres semanas decisivas, las dos finales de marzo y la primera de abril. ¿El celebérrimo virus actuando preferentemente durante esas tres semanas? Obviamente, no. Esencialmente porque el tal Sars-Cov-2 jamás mató a nadie, ya que dicho virus (como el resto de los coronavirus) no existe al no haberse, todavía hoy, aislado ni secuenciado con un mínimo de seriedad científica.

Y lo de siempre. Sin olvidar las autopsias (cuando se pudo hacer alguna) donde no aparecían virus de ninguna clase. O los manipuladísimos certificados de defunción. Mucha pasta en juego si borroneabas covid como causa del óbito. Igualito que con las fraudulentas pruebas diagnósticas (PCR, serológicas, antígenos). Follow the money, follow the power, pues.

Gripe atrasada, gerontocidio de Estado, letal iatrogenia

Uno. Para comenzar un espectacular incremento de casos de gripe. Invierno retrasado a inicios de la primavera de 2020. Los procesos gripales mayoritarios se dieron en marzo y abril, en vez de producirse durante los dos primeros meses del año. Y el efecto nocebo empeorando preocupantemente la situación.

Dos. Lo jamás confesado, claro: gerontocidio, deliberado asesinato de ancianos. Todas las administraciones, nacionales y regionales, pringadas. Y todos los partidos, Vox incluido (al apoyar al Pp en tres autonomías), ídem de lienzo. Gerontocidio de dos tipos, grosso modo: por omisión y por acción, entremezclados ambos tan a menudo.

– Gerontocidio por acción. La morfina mata. Y muchísimos ancianos recibieron cloruro mórfico. Y a un anciano con graves dolencias previas, la morfina le mata. O lo remata.

– Gerontocidio por omisión. Los ancianos no fueron atendidos en los hospitales. Se les instigaba a quedarse en casa. En los geriátricos, lo mismo. Nada de ir al hospital. Y en los morideros de ancianos (los llaman residencias), estrictísima aplicación de los protocolos de puertas cerradas. No atender es dejar morir. Y dejar morir es matar. Y todo ello explicado por la aplicación de la eugenésica/eutanásica ética utilitarista: salvar lo sano y lo joven. Dejar morir a los viejos, puta carga, suculento ahorro en pensiones.

Tres. El impresionante y eterno asunto de la iatrogenia, vinculada a los mafiosos y totalitarios sistemas sanitarios actuales. Y tan relacionada con la citada eutanasia de Estado (por supuesto, no es casual que en España se haya legalizado recientemente).

Los tratamientos utilizados, en el mejor de los casos, resultaron ineficaces. En muchos casos, agravaron toda la turbamulta de dolencias previas. Y, en bastantes, el tratamiento dio la puntilla al enfermo. Aceleraron lo previsto. Y eso por no hablar de los contraproducentes respiradores. Y, sin olvidar otro impresionante asunto: los errores médicos, en Usa por ejemplo, ya se han convertido en la tercera causa de muerte por detrás de los medicamentos con 250.000 muertes al año. En España se calculan entre 25.000 y 35000 pacientes muertos cada año por frecuentes “errores” de los matasanos.

Otras probables causas

Cuatro. Y, por supuesto, factores coadyuvantes, el impresionante poro abierto de la etiología. El polisorbato-80 contenido en las vacunas gripales administradas a mayores de 65 años. El posible – probable- mecanismo de acción del cadmio y la ferritina como productores de casos graves (las trombosis y las “tormentas” inflamatorias) adjudicados a la supuesta covid-19. Sintomalogía de la presunta covid-19 producida por las radiaciones electromagnéticas (5G, vuelta de tuerca al horror electromagnético circundante). Y no olvidemos a nuestra soldadesca, fumigando sin parar los morideros de ancianos. Y, claro, sus rociadas tóxicas desde los cielos,  avioncitos o drones mediante, meses antes de comenzar el secuestro domiciliario de mitad de marzo.

Embusteros covidiotas de todos los partidos

Pues tenemos a los mentirosos gallifantes. De todos los partidos. Al día de hoy 50.000, según el gobierno. 80.000, según la derechita, la cobarde y la “valiente”. ¿Y esos 30.000 de más? Pues el INE lo aclaró recientemente. La derechita – y ahora el INE – incluye el absurdo, elástico y falsario membrete “sintomatología” covid. Con tamaña arbitrariedad contable lo raro no es que sean 80.000. Lo extraño es que los 400.000 muertos de este año no sean todos covid.

Y, por cierto, una curiosidad que me continúa lacerando. A los covidiotas de todos los partidos. Ya que se creen la genocida Trola Oficial, una pregunta. ¿No les merece el menor respeto, ya que nunca hablan de ellos, los otros más de 300.000 muertos originados por otras causas? Parece ser que no. Nunca hablaron de ellos.

Falsa pandemia, además de plandemia

Pues lo dicho. Burda y vil pantomima mundial de genocidas eugenésicos. Terroristas desinformativos. Un mundo gris volteando a negro presidido por el mal. Los esclavos, acojonados y zombis, regalando su libertad. Telecreyentes abducidos por las nuevas tecnologías, con el dodotis cagado, dimitiendo de su humanidad.

Covidiotas – en tantos casos, porque lo dice su partido o el medio desinformativo que sigue-  dejando de pensar y de amar. Sin cuestionar a la ilegítima autoridad, derechos y libertades definitivamente triturados sin disimulo alguno. El bozal como paradigma de sumisión psicológica. Como cobayas que somos, todos siendo parte de un remedo, a escala mundial, del fiero experimento Universo 25.

Y, desde luego, ni pandemia ni nada. Falsa pandemia. Y, desde luego, plandemia. En fin.

LUYS COLETO: Cuando el rap denuncia la plandemia: el portentoso Dennys Aka Chos.

Posted in LUYS COLETO Non Serviam with tags , , , on diciembre 29, 2020 by César Bakken Tristán

Los punkarras navarros, Lendakaris muertos, excelso Miedo A Un Planeta Plano vol. 1. El crooner Martin Sánchez, del que recientemente les hablé. Con sus memorables Radio Norte, Estado de excepción y Yo soy la ley. Y ahora glorioso hip-hop: Dennys Aka Chaos, siempre Dkc Visual. Y dedicando sus hipnóticos temazos a todo ser humano que se “siente jodido por este sistema opresor manejado por elitistas, sionistas, masones, jesuitas, familias reales, sectas religiosas y sus gobiernos títeres”.

Quítate esa mierda de la cara y ponte a respirar

Todos sus temas ponen los pelos de punta. Qué decir de su top Me jode. Siempre denunciando este teatrillo de mentirosos. Un  mundo gris virando a negro gobernado por el mal. Los acojonados esclavos regalando su libertad. Telecreyentes renunciando a su humanidad. Covidiotas dejando de pensar y de amar. Sin cuestionar a la ilegítima autoridad, corolario: derechos y libertades definitivamente abatidos sin rebozo. El bozal como paradigma de sumisión (“quítate esa mierda de la cara y ponte a respirar”). El terrorismo mediático atentando con impunidad.

Olé tu pollón

Y Dennys Aka Chos pulverizando con rabia, honor y grandeza el timo más grande jamás entrevisto. El programado asesinato de ancianos de marzo y abril. Todo grande, bro. Salvajes canciones que hablan de lucha, resistencia, valentía, gritos, quejas. Y amor a los tuyos, los críos mentalmente violados, no deseando su esclavitud. Olé tus cojones, grande, repito. Y dedicando todos sus temas ” a quien defiende la verdad y lucha por defender la libertad, sin quitarnos quitar las ganas de ser libres, ni deshumanizarnos con su propaganda del miedo”.

Y de nuevo, eterna gratitud, bro. En fin.

LUYS COLETO: El abogado José Ortega denuncia las tres fases del genocidio vacunero: asesinatos, graves daños neurológicos y esterilidad masiva. El objetivo final es reducir la población

Posted in LUYS COLETO Non Serviam with tags , on diciembre 28, 2020 by César Bakken Tristán

Con mucha gente reacia a chutarse el matarratas de Pfizer o Moderna, desde enero más terror desinformativo. Más acojonavirus, intentando torcer la voluntad de los más renuentes. “Intentan hacer creer con el telediario que pueden obligarte a vacunarte. Entonces sacan información absolutamente inquietante para que te asustes”.

Asesinados, jodidos mentalmente y estériles

Posee Ortega la rocosa certidumbre de que “todo este montaje es ficticio, todo es miedo artificial, tiene un propósito y ese propósito es la vacuna”. Sin más. Por supuesto que lo inoculado deviene experimento poblacional. “No es una vacuna, es un suero que te meten con una sustancia desconocida y le llaman vacuna porque lo que quieren es que la gente se pinche eso y se confíe”. Las consecuencias, según Ortega, tan palmarias.

“Lo que va a pasar con esto que llaman vacuna es, primero, que va a morir mucha gente, segundo que va a haber muchas secuelas neurológicas, y tercero que va a haber una esterilización masiva. El objetivo final es reducir la población”. Recuerden que la vacuna de ARN mensajero fluye por la cascada sanguínea hasta toparse con un receptor de enzima ACE2 y la consiguiente secuencia de su gen (ubicado en el “brazo corto” del cromosoma X). Resumiendo, su máxima expresión enzimática se produciría en los órganos genitales. En testículo, y en menor medida, ovario.

El letrado lo sintetiza con brillantez. “El 95% de los señores que se olviden de sus testículos y el 45 % de las señoras que se olviden de sus ovarios”. Y bazofia vacunera, derrapes legales. “La imposición de la vacuna obligatoria en estas condiciones, con el covid-19, puede ser constitutiva de tres delitos: de prevaricación, contra la salud pública y un delito contra el derecho de las libertades públicas”.

¿Se puede violar la ley tan impunemente?

Y realiza una serie de afirmaciones. Jurídicas, por ejemplo. “En caso de conflicto jurídico prevalece el interés del individuo sobre el interés de la sociedad y sobre el interés de la ciencia. No pueden obligarme ni a llevar una mascarilla, ni a tomarme la temperatura ni nada de nada. Cuando hay conflicto entre la ley interna y un convenio internacional, el Tribunal Supremo le ha dado prevalencia a los convenios internacionales. El convenio internacional tiene una jerarquía superior a la Constitución”.

Y denuncia la arbitrariedad, también jurídica, de los bozales. “La denuncia de las mascarillas, todos los boletines de denuncias que he visto tienen una carencia básica y es que no citan la norma que recoge esa conducta como una falta administrativa, norma con rango de ley con arreglo al artículo 25 de la Constitución. Tiene que llevar una norma con rango de ley, y si no, no vale”.

El telediario terrorista, pura basura

Y Ortega tiene claro que no se puede negar tan alegremente el trabajo a alguien que no se vacune. “Si te viene un empleador y te dice que no te contrata porque no te has vacunado tendrá que enfrentarse con las consecuencias legales porque el derecho al trabajo está recogido en la Constitución“.

Y no se olvida Ortega de los terroristas mass-mierda. “También las mentiras de los medios de comunicación dependientes del gobierno son un delito. Voy a preparar una querella al telediario, porque le tengo muchas ganas a estos facinerosos, estos son unos delincuentes de la peor calaña. Son pura basura. Mienten a manos llenas y a dos carrillos, sin escrúpulos, sin vergüenza, sin decencia, sobre el número de víctimas y todo eso. Las tasas de muertes por año desde abril cayeron estrepitosamente a niveles inferiores a los de enero y febrero de 2020. No hay ninguna crisis sanitaria, no existe”.

Ningún gallifante se “vacunará”

Y por supuesto, recuerda Ortega, que los satánicos gallifantes jamás se “vacunarán”. Tan obvio. Teatrillos televisados con un puto suero. O agua destilada. O cualquier placebo. Y a correr. Y a proseguir su abyecto y crudelísimo terrorismo. En fin.

VÍDEO ENTREVISTA A JOSÉ ORTEGA:

https://lbry.tv/@madridmarket:9/Entrevista-a-ortega:1