Archive for the CINE crítica y reflexiones Category

Cine. RAFAEL LÓPEZ: “Raíces profundas ↔ Shane”

Posted in © RAFAEL LÓPEZ opina, CINE crítica y reflexiones with tags on febrero 12, 2021 by César Bakken Tristán

Después de la agradable excursión hispanofrancesa de “Vacaciones para Ivette” retorno al brutal fondo de armario del cine estadounidense con un “western”, vamos lo que coloquialmente se ha denominado siempre como una película del oeste, titulada en español “Raíces profundas”, siendo el original en inglés “Shane”. Es una película del año 1953 dirigida por el gran George Stevens a quien ya tuve de”invitado” en mi sección de recomendaciones cinematográficas, hace cosa de mes y medio, con su estupenda “El asunto del día”. 

Cuenta esta cinta con un trío de actores que soportan el peso principal de la trama, con la estupenda Jean Arthur quien ya trabajo con el mismo director en la película antes citada, el solvente Van Hefflin y el guapo Alan Ladd que no siendo, posiblemente, un gran actor, en cuanto a registro dramático, poseía, por el contrario, una voz de primerísimo nivel, y que es quién interpreta el papel de Shane. Les acompañan notables compañeros de profesión como Elisha Cook Jr., Jack Pallance y Ben Johnson, este último un todoterreno en películas de este género. 

La trama gira sobre un conflicto entre ganaderos y labradores, que se ve repentinamente desestabilizado por la llegada de Shane un pistolero desencantado de la vida que ayudará a una familia de campesinos. Las relaciones humanas de dicha familia (el matrimonio y un hijo de unos 10 años interpretado por Brandon de Wilde) también se verán, turbadoramente, afectadas por la presencia del recién llegado. 

Los espacios naturales donde se rodó esta emblemática película son tremendos (de hecho la película obtuvo el Oscar a la mejor fotografía), y el sonido y los diálogos acompañan adecuadamente a las imágenes. La duración es de 118 minutos, que no se hacen largos en ningún momento, y puede visionarse sin reparo alguno en Familia ya que su cuidada producción verbal y visual es la habitual en las cintas de la época. Por desgracia no puedo adjuntar un enlace donde visionarla íntegramente, y sólo puedo compensarles con una escena, de poco más de cuatro minutos, del final de la película con el duelo de pistoleros, eso sí en versión original para que comprueben la voz del protagonista masculino y se deleite ese “versionoriginalero” impenitente de César Bakken. 

P.D.: quisiera reseñar dos escenas de la película que me gustan (ardua labor ésta por la calidad del film): la primera sucede mientras se realiza la primera reunión de los labradores en la cual se comenta veladamente que Shane había actuado cobardemente ante el hostigamiento de un vaquero, él sale de la reunión y de la vivienda, entonces Jean Arthur abre una ventana y enmarca el perfil de la cara de Shane mientras éste permanece impasible y absorto bajo una torrencial lluvia. La otra es, hacia el final de la película, desde la pelea de Shane con Van Hefflin para evitar que éste vaya a una muerte segura, hasta que llega al bar donde se producirá el duelo final, ¡qué buena música y qué armónicamente acompaña a las imágenes! 

Cine. RAFAEL LÓPEZ: Vacaciones para Ivette

Posted in © RAFAEL LÓPEZ opina, CINE crítica y reflexiones with tags , , , on febrero 5, 2021 by César Bakken Tristán

Dejo atrás teutónicas y apocalípticas visiones expresionistas para adentrarme en el delicioso fondo de armario del cine franquista de los años 60 con la muy notable película “Vacaciones para Ivette”.  Es una cinta del año 1964, que por desgracia sólo he visionado en una ocasión pero que dejó grata huella en mi por su naturalidad y ausencia de pretensiones pseudoartisticas, factores ambos que constituyen, por si mismos, un bálsamo ante tanta torpeza y desatinos cinematográficos modernos. 

Narra esta película la historia de un intercambio entre un niño español que va a París y una joven francesa que, por un percance de su hermano pequeño sustituye a éste y, viaja a Madrid. Se encuentran ambas familias con la ausencia de uno de sus miembros y el encuentro con uno nuevo que, temporalmente, afectará, en poco, o mucho, su día a día. Antes de entrar en valoraciones personales indicar que el director de esta cinta es el estupendo José María Forque quien llevo a la pantalla grande una buena parte de lo mejor que se hizo en aquellos años, y cuenta con un gran elenco de actores tanto franceses como españoles, destacando, entre los patrios, rostros habituales de aquella dorada época del cine español, como José Luis López Vázquez, Gracita Morales, Guadalupe Muñoz Sampedro y Luchy Soto.

El choque cultural siempre ha sido un elemento tremendamente eficaz en la creación artística porque de forma sencilla permite abordar las contradicciones, y similitudes ¿porque no?, de personajes y lugares “distintos”.  En aquella España más castiza, vigorosa y noble que la actual se miraba, erróneamente, al resto de Europa con un halo absolutamente inmerecido, pero de todos es sabido que el peor enemigo de un español es otro español. 

Aparecen muchas, e interesantes, escenas en esta película, siendo sus diálogos solventes en los muy ajustados 90 minutos de duración. Lamentablemente no les puedo facilitar un enlace donde visionar esta entrañable historia, cuyo contenido no es que se puede, es que se debe ver en Familia. Ya como despedida les detallare dos sencillas escenas que me gustaron mucho (y que quede bien claro lo difícil de la elección): la primera es una en la que el niño español que viaja a París se queda dormido mientras estaba leyendo y la madre francesa le quita con cuidado las gafas y le da un cariñoso beso en la frente, tal como, a buen seguro, quisiera haber podido hacer su Madre. La segunda es en el cumpleaños de la joven francesa que se produce durante su estancia en Madrid,  para fecha tan señalada realizan una conferencia telefónica y el Padre de la chica, que toca el trombón en una banda, le toca la música “del cumpleaños feliz” entre la emoción contenida, cuando no las lágrimas, de ambos. 

Aunque resulte ser escaso bagaje, les adjunto un enlace donde ver una pequeña muestra de la película. 


P.D.: ¡Qué buen cine se hacía en tiempos de Franco! (César Bakken dixit el 7 de octubre del 2020)

Cine. LUYS COLETO: Lupin III, the first: el estupendo retorno del caballero ladrón.

Posted in © LUYS COLETO Non Serviam, CINE crítica y reflexiones with tags on febrero 1, 2021 by César Bakken Tristán

Creado por el escritor francés Maurice Leblanc en 1905, el ladrón de guante blanco -universal e inmortal -Arsène Lupin, ha producido profusas versiones en papel e imagen real. La llegada a las carteleras españolas del excelente anime Lupin III: the first, así como la serie de Netflix, Lupin, restituye al primer plano al más conocido de los delincuentes de guante blanco. Arsène Lupin (inspirado, por cierto, en Marius Jacob, afamado ladrón anarquista) ocupa relevante lugar de honor junto a Fantômas, Belphégor, Rocambole, Judex o la Irma Vep de Los vampiros: entrañables criminales – valga el fingido oxímoron -, siempre embozados, que hormiguean por los tejados de París. Ladrones pero no villanos: apretada y apurada síntesis.

Eterno Miyazaki

Lo dicho, arribando la tercera parte una saga mítica, el séptimo filme de la franquicia (creada originalmente por Kazuhiko Katō, alias Monkey Punch, en 1967).  Renovado iterar, pues, de la célebre franquicia distanciándose de la animación tradicional y abonándose a la tecnología CGI-3D con el único propósito de continuar brindando una película que explora cierto contraste de estilo sin despilfarrar por ello en su senderear brizna alguna de su innegociable esencia. Y todo este hechizo visual viene firmado con la producción de Tōhō Animation (detrás de magnas obras como Akira o Mi Vecino Totoro), y dirigiendo diestramente Takashi Yamazaki, responsable de la cordialísima Stand by me Doraemon y las (muy) estimables adaptaciones del manga Parasyte.

Aunque en su concepción y ánimo haya mucho- muchísimo – de El Castillo de Cagliostro, la grandísima cinta dirigida en 1979 por el eximio  Hayao Miyazaki, Lupin III: The First da inicio como cualquier otro lance de Lupin, siendo en esta ocasión el Diario Bresson el oscuro objeto de deseo. Ni siquiera su abuelo, Arsène Lupin, pudo desvalijar en vida tal pretendido tesoro que, según plurales rumores, oculta en su interior decisivos arcanos para amasar gigantesca fortuna.

En busca del tesoro perdido…

En su obsesión por tal Diario, Lupin III conoce a Leticia, moza amante de la arqueología que tiene, por supuesto, sus propias y poderosas para ir tras la quimera de Bresson. En la carrera por la conquista y obtención de dicho tesoro nos toparemos con Lambert, abuelo de Leticia, dedicado con ahínco a investigar a secretísimo conventículo que, desde luego, también camina tras el Diario Bresson. Y, por supuesto Gerald, el turbio personaje que bate las hilachas de dicha cábala oculta.

Y si bien la citada obra maestra de Miyazaki deviene la mayor influencia de Lupin III: The First, las reverberaciones de James Bond y, sobre todo, Indiana Jones, se dan la mano entre nazis tuercebotas, solariegos y agudos artefactos, arqueología de linaje dizque alienígena y superabundancia de entretenimiento de elevadísimo nivel.

Ladrones buenos, maderos malos

Bien es cierto que el trepidante ritmo decae en algunos (embrollados) pasajes fílmicos, por momentos su desarrollo narrativo peca de predecible, su tono caricaturesco llega a resultar asaz cansino; pero, al fin y a la postre, el potentísimo embalaje visual, con algunas prodigiosas filiaciones futuristas, redimen todos los fallos y errores y deslices de tan entretenidísima historia de ladrones afables y mal maderamen. En fin.

Cine. RAFAEL LÓPEZ: “Metrópolis”.

Posted in © RAFAEL LÓPEZ opina, CINE crítica y reflexiones with tags , on enero 29, 2021 by César Bakken Tristán

Les ofrezco esta semana, como recomendación cinematográfica del fin de semana, un hueso duro de rosigar (es una palabra aragonesa), la película “Metrópolis” de Fritz Lang. Han de saber, estimados lectores que está cinta fue elegida, dentro de una privilegiada terna, como legado cultural de la “Memoria cinematográfica del mundo” por la Unesco, junto a “Los olvidados” de don Luis Buñuel y “El mago de Oz” de Victor Fleming. 

Abordar la hercúlea tarea de comentar esta icónica película muda de 1927 no es fácil: se enmarca en la “nobleza” del cine expresionista alemán de los años 20, del pasado siglo, y su anticipación, en algunos aspectos, a realidades que se están planeando, a muy corto plazo, para la humanidad (agenda 2030 y todas esas siniestras mandangas globalistas) resulta turbadora e inquietante. 

Pero más que hablar de la cinta prefiero no hacer perder el tiempo a los lectores con mediocres análisis personales, y que guarden sus energías para afrontar el notable esfuerzo de visionar sus 150 minutos de duración, cuyo sobrecogedor contenido no les pasará desapercibido y justifica ampliamente dicho “sacrificio”. Como dicen en Francia “Al menos una vez”, después, en la dinámica e interesante opción de los Comentarios de este blog, se pueden abordar cuestiones específicas sobre el film, si así lo desean, ya que mis queridos “malditos”, César y Luys, son unas auténticas bestias pardas en cuestiones cinéfilas. 

Les adjunto enlace para el visionado de la misma. 

Cine. RAFAEL LÓPEZ: “El crack II”.

Posted in © RAFAEL LÓPEZ opina, CINE crítica y reflexiones with tags , on enero 23, 2021 by César Bakken Tristán

Es una máxima que “segundas partes nunca fueron buenas”, y aunque la regla se cumple con pulcra frecuencia existen algunas ‘raras avis’ que, como buena excepción, hacen pervivir, y validar, la norma. Con los dedos de la mano se pueden contar segundas partes dignas herederas de las primeras, y, modestamente, vengo a proponer una película que, creo, no desmerece de la pieza original. 

Volvemos al solar patrio con la película “El crack II”, una secuela que cuenta una historia con muchas similitudes y “territorios comunes” con su antedecesora, de idéntico título pero sin el número, tanto en la trama, como en su desarrollo. Aportan un plus de continuidad el hecho de contar con el mismo elenco de actores, encabezados por los solventes Alfredo Landa, Maria Casanova, Miguel Rellan y el gran José Bodalo. Una de las cosas que más me gustan de las dos primeras películas de las andanzas del detective Germán Areta son los secundarios de superlujo con los que cuenta: en la primera entrega el protagonismo en este aspecto lo aporta el gran Manuel Tejada en un papel que borda; y la segunda entrega ofrece dos presencias de primer nivel: la primera por parte del estupendo Rafael de Penagos, quien posee esa personalisma, y timbrada, voz que es un deleite escuchar, y, también, por el primoroso Arturo Fernández en un papel lleno de matices y detalles sólo al alcance de los grandes. Su escena de diez minutos vale más que muchas películas completas de cine negro, y como “malo, malisimo” está soberbio. Los diálogos son buenos en general con algunos detalles de gran nivel. 

El director de estas películas José Luis Garci se enfango hasta el corvejon, hace cosa de un año y pico, en eso que llaman precuela (una historia que sucede con anterioridad a otras ya contadas) cuyo acertado título era “El crack cero”, porque resulta ser un bodrio infumable, cuya valoración de cero sería incluso demasiado amable. No entro en detalles porque me da hasta mala gana hablar de semejante petardo cinematográfico. Está obra añade a su mediocridad pretensiones artísticas como, por ejemplo, utilizar las imágenes el blanco y negro, cómo si durante el régimen del general Franco no existieran los colores ¡vaya memez! (ese estúpido maniqueísmo de los imbéciles que dicen aquello de “no queremos volver a una España en blanco y negro” me enerva), y un estéril, y cutre, vasallaje a las tramas y desarrollo de sus nobles precedentes, con lo que puede cuasi afirmarse que está al nivel de “Pieles” de mi querido Luys Coleto. 

La película es del año 1983, y, muy a mi pesar, no les puedo adjuntar un enlace donde ver íntegramente sus, un poco excesivos, 115 minutos de duración, pero sí los cortes mencionados anteriormente. Aunque es relativamente moderna, y el género que toca es dado a excesos visuales, y verbales, todavía mantiene esa buena costumbre de los grandes clásicos, de no dañar, gratuitamente, la sensibilidad del espectador, por lo que admite su visionado en Familia. 

Cine. LUYS COLETO: “Los Elfkins”, maciza y simpática animación alemana.

Posted in © LUYS COLETO Non Serviam, CINE crítica y reflexiones with tags on enero 20, 2021 by César Bakken Tristán

Por supuesto, hay vida más allá de Soul, gigantesca, sin duda. Pero durante los pasados meses de falsa pandemia – además de plandemia – resplandecieron cintas – El pequeño vampiro, Zapatos Rojos y los siete trolls, Trasto, El arco mágico, Mina y el mundo de los sueños, El jinete del dragón…- que confirman, si falta hacía, inevitable y afortunadamente, que existe vida – y mucha-  más allá de Disney, Pixar, DreamWorks o Illumination.

Humanos versus gnomos

Bajo la diestra y aguda dirección de la directora alemana Ute von Münchow-Pohl – recuérdense las excelentes Cuervito Calcetín: La gran carrera o Rabitt School: Los guardianes del huevo de oro-, ahora arriban Los Elfkins, siempre viviendo bajo tierra. Incontaminados, ajenos y extraños al “pérfido” mundo  de los humanos. A la sazón, relatando abracadabrante travesía más allá de sus subterráneos hogares.

Durante más de dos centurias, los elfkins, unos simpáticos gnomos – que inevitablemente pueden recordar a Gnomeo y Julieta-, han vivido ocultos y ocultados, forasteros y ajenos al exterior, sin trato alguno con otros seres vivos. Hasta que una minúscula tropa de soliviantados mozos decide explorar, saturar su curiosidad y principiar imprevista y descacharrante aventura, venturosa y comprometida, allende sus felices moradas.

Recordando a Ghibli, palabras mayores

En ese sentido, la película retrata con grandísimo acierto el contraste, extremadamente maniqueo en su inicial planteamiento, entre un mundo idílico bajo tierra, aislado del mundanal ruido, y la urbe donde anidan los humanos. Sobre el asfalto de la gran y avasalladora gran ciudad aguardan tropecientos pasmos, no todos demasiados seductores. 

Los Elfkins, una historia divertida, muy trepidante y bastante entrañable, con una protagonista, Helvi, que recuerda poderosamente a Arrietty, la joven protagonista de la portentosa cinta de Ghibli, Arrietty y el mundo de los diminutos. Acaudillados por la citada y peculiarísima Helvi –los personajes femeninos últimamente siempre son más decididos que los masculinos en este tipo de relatos, otra vez la tabarra del empoderamiento femenino–, tres gnomos ascienden hasta la superficie y entran en contacto con un pastelero, personaje clave de toda nuestra historia.

Gran animación europea

Los Elfkins, nuevo laurel de la maciza animación comercial europea – Ballerina o La casa mágica se aproximaron a cierto culmen – nos enseña que ambas especies, humanos y duendecillos, se proporcionan entre sí imprescindibles lecciones existenciales.

Los pequeños duendecillos, que parecen elfos pero se encorajinan cantidad si les motejan de tal afrentosa manera, echan un cable al pastelero, vilmente reemplazado por la durísima competencia repostera, mientras que éste aprende algo de sensatez, prudencia y generosidad al tratar con nuestros afectuosos y majetones enanitos. En fin.

Cine. LUYS COLETO. Comunismo, nunca, jamás, bajo ningún concepto o mediante ningún disfraz: “Fritzi, un cuento revolucionario”.

Posted in © LUYS COLETO Non Serviam, CINE crítica y reflexiones with tags , on enero 18, 2021 by César Bakken Tristán

Desde el pasado viernes 15 en las carteleras españolas. Alemania Oriental, 1989. Precisemos: República “Democrática” Alemana, Stasi revoloteando. Un muro seccionando el país en dos mitades, Berlín mediante. Todo a un tris de desmoronarse definitivamente. Y surge Fritzi, idílica vida en principio, docena de tacos a cuestas, cuidando de Sputnik, el simpático chucho de su mejor colega, Sophie, mientras ésta se halla de vacaciones con su familia en Hungría. Pero comienzan las clases y Sophie no ha regresado, pésimo pálpito. Fritzi y Sputnik inician fascinante peregrinaje para encontrarla. Sus pasos les llevan a descubrir las manifestaciones que se repiten en Leipzig y a entender que está sucediendo realmente en su país.

Comunismo: genocidio, latrocinio, mentira total

Ojos de cría de doce años, mirada virginal e inocente mediante, el espectador ingresa en la historia de la caída del Muro de Berlín, de todas aquellas personas nobles y corajudas y valientes que la hicieron posible, de todas aquellas que arriesgaron su propia vida. Cuestionando Fritzi, lúcida y paulatinamente, su propio entorno de liberticidio consumado, de totalitarismo comunista, cotejando la falsaria versión oficial de los acontecimientos y descubriendo progresivamente, y asaz asombrada, también, la noción y el sentido mismo y más ínsito de lo que pudieran significar las fronteras y uno de sus ineludibles correlatos: la inmigración.

El portentoso guion de Beate Völcker, Péter Palátsik y Hannah Schott armoniza la historia ficticia de la protagonista con el contexto histórico en el que discurre nuestra historia, así como la animación combina también un estilo algo pueril en el diseño de personajes con fondos minuciosa y escrupulosmente realistas. Narrando con precisión la evolución “política” de nuestra protagonista, de aquel momento histórico, no solo para los alemanes, sino para Europa entera, mostrando, en plena Guerra Fría, la pugna entre comunismo y capitalismo, que vino a inaugurar una nueva era, quizá más clemente que la anterior, pero no mucho mejor en bastantes aspectos…

Gran cine de animación alemán

…Potentísimo nivel del cine de animación germano. La presente cinta, Fritzi, un cuento revolucionario, dirigida al alimón por los sobresalientes Ralf Kukulay y Matthias Bruhn, empírica evidencia. Esta semana, un ejemplo de tantos, en las carteleras españolas, además de la película comentada, un simpático relato “gnomérico”, valga la expresión: Los Elfkins.

Y cómo no acordarse de Lotte Reiniger, excepcional directora alemana (posteriormente nacionalizada británica), célebre por sus magníficas cintas de animación con siluetas. Especialmente prodigiosa, Las aventuras del príncipe Achmed. 1926. En fin.

TRAILER:

Cine.RAFAEL LÓPEZ: “La heredera”

Posted in © RAFAEL LÓPEZ opina, CINE crítica y reflexiones with tags , on enero 15, 2021 by César Bakken Tristán

Mantengo al gran William Wyler como cicerone cinematográfico de primer nivel en mis recomendaciones del fin de semana, y si la vez anterior era con “Los mejores años de nuestra vida”, en esta ocasión es con su espléndida “La heredera”. Es una película del año 1949 que cuenta entre sus protagonistas a dos superestrellas del Hollywood dorado: Olivia de Havilland y Montgomery Clift, acompañados por solventes compañeros de profesión.

La trama pivota sobre una ingenua, tímida, y ya no muy joven, heredera que conoce, casualmente, a un apuesto joven del que se enamora perdidamente. El padre de ella, interpretado por Ralph Richardson, además de no querer a su Hija, interpondrá todo tipo de trampas y objeciones para impedir el noviazgo, hasta el punto de “obligar” al galán, como prueba de sincero cariño, a dejar a su enamorada “colgada de la brocha y sin andamio debajo”. En dicha separación se producirá el fallecimiento del padre, pero cuando el “ardoroso” pretendiente vuelve, su enamorada se ha convertido en otra persona bien distinta de la que había conocido. 

No disfruté de esta película la primera vez que la vi, incluso el final me desagrado, tal vez porque, a pesar de mi personalidad fría y austera, soy un romántico empedernido a quien le gustan los finales “felices”.  Sin embargo en sus dos o tres revisionados posteriores he ido encontrando matices y detalles muy interesantes, que me habían pasado desapercibidos, y que cambiaron significativamente mi percepción respecto de esta película. Del final, ya no tengo dudas de que es soberbio y queda impreso en la memoria del espectador. 

No es una película amable porque es un drama muy potente,  sobre todo por la “mutación” emocional y de carácter en el personaje realizado por Olivia de Havilland, quien realiza una notable interpretación, sin embargo ni el lenguaje visual, ni el verbal contienen aspectos incompatibles con su visionado en Familia. 

Siento no poderles ofrecer un enlace donde visionar esta gran película, y les dejo un par de cortes de los cuales uno de ellos es en versión original para que mi querido César Bakken pueda escuchar las voces originales de los protagonistas. 

Cine. RAFAEL LÓPEZ: Los mejores años de nuestra vida

Posted in © RAFAEL LÓPEZ opina, CINE crítica y reflexiones with tags on enero 8, 2021 by César Bakken Tristán

Continuo esta semana con el potente fondo de armario del cine estadounidense, y en esta ocasión con una buena película de William Wyler titulada “Los mejores años de nuestra vida”. Es una película del año 1946, que narra con pulso firme, y por momentos emotivo, el retorno de tres soldados tras el fin de la II Guerra Mundial y su difícil reintegración en la vida civil. 

El elenco de actores es de primer nivel: Myrna Loy, Frederic March, Virginia Mayo, Dana Andrews y Teresa Wright, acompañados por muy solventes compañeros de profesión. Aunque el trasfondo bélico está presente en la cinta, son las relaciones humanas las verdaderas protagonistas de las historias que se cuentan, y que se iran entremezclando, para mostrarnos un acercamiento, desde mi punto de vista bastante acertado, a las dificultades que entraña retornar a una realidad trastocada completamente, tanto por los cambios que se produce en los entornos de los protagonistas, como en ellos mismos sometidos a unas secuelas a veces físicas y casi siempre mentales. 

No es una película amable, pero tampoco tan dura, a pesar de la temática tratada, como para que no pueda verse en Familia, ya que tanto su lenguaje visual, como el verbal no contienen elementos dañinos para los espectadores, incluso aquellos más jóvenes. Es una película un poco larga para el estándar habitual, pero el metraje es muy ajustado para desarrollar la historia con solvencia, son 170 minutos que nos retrotraen a esa América profunda de personas normales que les toca vivir unas experiencias nada normales, alterando las mismas su forma de ser y de ver la vida.

Siendo el personaje que interpreta Virginia Mayo uno de los principales que menos peso tiene, es el que pronuncia la frase que da título a la película cuando le espeta a su marido durante una discusión conyugal: “I gave you the best years of my life” (traducido al español “te he dado los mejores años de mi vida”)

Les adjunto un enlace donde visionar esta película en versión original sin subtitulos, ideal para intrépidos, e impetuosos, cinefilos como César Bakken. Lamentablemente no he podido encontrar nada minimamente aprovechable en español, aunque les confieso que sin saber inglés se puede seguir, bastante bien, la trama de la película porque es muy visual, y realmente merece la pena su visionado. 

AQUÍ PUEDEN DISFRUTARLA DOBLADA AL ESPAÑOL (no latino, ojo):

White nights. PELICULÓN.

Posted in CINE crítica y reflexiones with tags , on enero 3, 2021 by César Bakken Tristán

¡Peliculón! Cosa sublime. Trama fácil, cogida por los pelos, pero sublimada con este puto ruso danzante y el negrata ídem. Ver a Baryshnikov, a pesar de la trama de esta película, no tiene precio. De verdad… ¡vedla! ¡Vedla! y 3 veces ¡vedla! Esto es una obra de arte impresionante. Os enlazo 3 esbozos. Por favor, vedla.Que lo del ruso este no tiene nombre… ¡es una barbaridad lo que hace y lo que nos hace sentir haciéndolo! De verdad, vedlo. Es algo que sólo se puede explicar viéndolo. Haceos ese favor. Qué nos han cortado las alas y el resto, pero todavía podemos ver cómo vuela este puto ruso… ¡es impresionante lo que hace! Fijaos bien, por favor, fijaos bien… no te pa (no tengo palabras).