Archivo para AstraZeneca

LUYS COLETO: “Vacunas” covid, todas causan gravísimos efectos adversos: trombos, infartos, abortos, esterilidad, muertes masivas…y la transformación de la naturaleza humana.

Posted in © LUYS COLETO Non Serviam with tags , , , , on abril 15, 2021 by César Bakken Tristán

Titular, El Mundo, 9 abril 2021. “La vacunación se desploma en Madrid por miedo a AstraZeneca: sólo acuden 10.800 de los 29.000 citados”. Y dable es recordar que no solo es la mafiosa y criminal AstraZeneca. Ni son solo trombos. Pensar eso, burda cortina de humo. Es toda la FARMAFIA en su conjunto. En la actualidad, aparte de la anglosueca, pululan Pfizer, Moderna y Janssen (Johnson&Johnson). Todos conjuran contra nuestra salud. Contra nuestra humanidad. Tras la fase antinatalista (feminismo, género, elegetebeí…), desarrollado grosso modo durante siete decenios, principia la era del exterminio poblacional. Y, desde luego,  mutación antropológica. El matarratas (vacuna) transgénico, espoleta.

“Vacunas” covid: gravísimos efectos adversos

Y siempre partiendo de falsarias premisas, propio de colosales embusteros. Asumiendo un virus (y una enfermedad) que no existe. Asumiendo que las vacunas clásicas son eficaces y seguras. Asumiendo el determinismo genético y, por ende, la ingeniería genética desplegada a partir de tamaño y lunático despropósito. Científico y moral. Obviamente todo deviene y cursa al revés: continúa sin demostrarse científicamente la existencia del SARS-Cov-2, las vacunas “clásicas” son ineficaces, muy peligrosas y mortales y la condición humana trasciende, afortunada e indudablemente, su impronta y traza y “huella” génica.

Con el veneno transgénico, vuelta de tuerca. Agudísima y, posiblemente, irreversible. Evidentemente, efectos adversos. No solo trombos de AstraZeneca. Copiosos estropicios de todo tipo y condición. En todo el planeta. Y muertes. Personas cuya defunción no se preveía murieron tras ser inoculados con los brebajes de marras. Todos los mafiosos de FARMAFIA, igual de peligrosos. Súbitas defunciones. O Anafilaxias (reacciones alérgicas muy graves y potencialmente letales).

Desde luego los citados trombos. El daño endotelial – seria lesión vascular – provocado por la “vacuna” dará lugar a inevitables coágulos sanguíneos y trombo-embolismos severos. Ocasionando lesiones micro-vasculares (inflamación y pequeños coágulos sanguíneos denominados micro-trombos) en el cerebro, el corazón, el hígado y los riñones.

O la denominada ADE (Antibody Dependent Enhancement – Enfermedad dependiente de anticuerpos). En vez de “prevenir”, se agrava la sintomatología de aquello que se pretende combatir. Expresado de otra manera: considerable incremento de reacciones inmunitarias de consecuencias negativas que ocasiona multitud de trastornos autoinmunes y neurodegenerativos, incluyendo la probable y posible muerte del “vacunado”. O,  desde luego, sin ánimo de ser tedioso, son tan abundantísimos los atroces afectos adversos: la trombocitopenia inmune, el sistema inmunitario atacando a tus propias plaquetas (componente decisivo para la correcta coagulación de la sangre) o a las células que las crean.

Experimento biológico: reducción e idiotización poblacional

Y siendo grave el asunto de los efectos adversos, el matarratas transgénico posee aristas infinitamente más macabras. Desean utilizarnos como cobayas. Nos encontramos ante un inequívoco experimento biológico mundial. Desde luego, colosal e irrenunciable objetivo de las sociópatas élites: reducción poblacional ( comenzó en su día el genocida Gates con las crías africanas y asiáticas… y agreguen su otro gran negocio genocida,  semillas transgénicas, Monsanto mediante…y mezclen)…

Abortos tras la “vacunación”. Retengan el nombre de dos proteínas naturales, Sinticina 1 y Sinticina 2, idénticas a la proteína Spike de las “vacunas” transgénicas. Ambas juegan un papel esencial en la reproducción humana. Y la “vacuna” destrozará, “anticuerpos” mediante, ambas proteínas.

Por ejemplo, la placenta pulverizada, incluyendo daños al embrión. El feto transformado inmunitariamente en un “enemigo”. En los hombres, células Sertoli y Leydig de los testículos, inexorable avería. Alteración de la sexualidad adolescente e infertilidad masculina (además del inexcusable vínculo entre  Sinticina 1 y Sinticina 2  y las células glía que sustentan el sistema nervioso central: además de estériles, neurológicamente muy deteriorados: no olvidemos que la “vacuna” obligaría al cuerpo a producir priones que “devorarían” tu cerebro, tal la encefalopatía espongiforme, vulgo vacas locas).

Mutación de la naturaleza humana

Y, cumbre del asunto, triple salto mortal. Transhumanismo. Mutación de la naturaleza humana. Las “vacunas” de ARN mensajero modificarán el sacrosanto ADN humano. Introducirán en las células información genética nueva y (muy) extraña.

Por ejemplo, inducirán o “silenciarán”, mediante ARNi o ARN de interferencia, distintos genes de nuestro genoma. Mucho más, si la “vacunación” va aconteciendo, por ejemplo, cada medio añito (tras sacarse previamente de la manga falsas cepas y embusteras olas). El desguace genético, implacable.

Son “vacunas” inequívocamente transgénicas. Afectando a la correcta “lectura” del ADN. Transgredirán el ADN original de todo ser humano. Se generarán modificaciones genéticas. En algunos casos de forma transitoria. En otros, de manera permanente.  Alteraciones fenotípicas desconocidas. Mutaciones genéticas de dimensiones impensadas. Sin control real y efectivo sobre sus mortíferas consecuencias. Y, por supuesto, produciéndose, clave en todo en este asunto, alteraciones irreversibles en la condición humana. Mutantes, pues. Y zombis.

Conspiración genocida internacional

Hasta la fecha, hay innumerables casos documentados de muertes, lesiones y enfermedades que se han producido inmediatamente después de que la gente haya recibido las distintas inyecciones de covid.

Y a pesar de la abrumadora evidencia de la letalidad de las llamadas vacunas covid, las naciones de todo el mundo continúan impunemente matando y/o lesionando a sus ciudadanos. Esta “vacuna” y todas las nuevas “vacunas” que se aproximan, debido a lo que se denominará variantes mutantes, son inequívocamente asesinas. Quienes perpetran nuestra actual plandemia desean el democidio (amplio genocidio) y la despoblación mundial, además de la modificación de la naturaleza humana. Y ahora tienen el arma perfecta para llevar a cabo su satánica misión de muerte y destrucción, y esa arma se llama “vacuna” covid.

Operación Vacuna covid, genocidio a cámara lenta. Estafa y teatro plandémico, operación de raigambre nítidamente militar. Psicológica y de falsa bandera. Y de altos- altísimos- vuelos. Y transformada en el mayor intento jamás visto de despoblar el planeta y debilitar a los habitantes restantes. Todo ello planificado por demoniacos poderes establecidos. Familias con muchísimo poder. Coronadas. O no. Oprimiendo el mundo desde, por lo menos, hace cuatro centurias.

No todo está perdido

Con la eliminación de un gran número de personas y la consumación de un tiránico control, a fuer de disciplinamiento de las masas planetarias, el resto de objetivos anhelados por las genocidas élites pueden ser alcanzados con suficiente celeridad: el colapso económico, la reestructuración monetaria, el control de armas, el “cambio climático”. El “Gran reinicio”, pues. La dictadura más feroz y extendida jamás imaginada y concebida por mente humana. Por muy diabólica que ésta fuera…

…Y en nuestras manos, aunque no lo parezca, continúa existiendo la posibilidad de revertir tamaño horror. Combatiendo todo tipo de historicismo. Porque, literalmente, la vida y la libertad nos va en ello. En fin.

LUYS COLETO: La organización criminal Pfizer te quiere vacunar (Parte Final)

Posted in © LUYS COLETO Non Serviam with tags , , , , on enero 14, 2021 by César Bakken Tristán

En 2009, Pfizer tuvo que abonar una cantidad récord de 2.300 millones de dólares porque una de sus subsidiarias había comercializado ilegalmente un analgésico de nombre Bextra. Bextra, a la sazón, riesgos cardiovasculares y gastrointestinales. O a mediados de la década de 1980, el Public Citizen Health Research Group atribuyeron a Feldene, un medicamento para la artritis de Pfizer, de generar un altísimo  riesgo de hemorragia gastrointestinal entre los ancianos.

Pfizer, crimen

Existen decenas de informes sobre la miríada de defunciones vinculadas con válvulas cardíacas realizadas por la división Shiley de Pfizer. El número de muertos llegó a ciento veinticinco. En 1991, la FDA (la Administración de Medicamentos y Alimentos yanqui) acusó a Shiley/Pfizer de haber ocultado información sobre problemas de seguridad a los reguladores para lograr la aprobación inicial de sus válvulas.

O en 2004. Pfizer anunció que había llegado a un acuerdo de sesenta millones de dólares por una demanda colectiva presentada por usuarios de Rezulin, un medicamento para la diabetes desarrollado por Warner-Lambert, que lo había retirado del mercado poco antes de que Pfizer adquiriera la compañía en 2000. La retirada del producto se produjo después de que decenas de pacientes murieran de insuficiencia hepática aguda causada por el medicamento.

Pfizer, más crimen

También en 2004, tras las revelaciones sobre los peligrosísimos efectos adversos del analgésico Vioxx de Merck, Pfizer retiró la publicidad televisiva de un medicamento relacionado con éste, de nombre Celebrex. Al año siguiente, Pfizer tuvo que reconocer que en un ensayo clínico de 1999 encontró que los pacientes ancianos que tomaban Celebrex tenían un riesgo muy elevado de serios problemas cardíacos.

La mayoría de las demandas contra Pfizer: casos de responsabilidad penal por productos relacionados con la terapia hormonal, vacunas infantiles, el antidepresivo Effexor, el anticonceptivo Norplant y, lo más recordable, la combinación de medicamentos dietéticos conocidos como Fen-phen, que se tuvo que retirar del mercado después de varios informes que vinculasen su uso con un daño potencialmente mortal de las válvulas cardíacas.

Y feroces ataques al medio ambiente

Innúmeros vertidos de desechos industriales en su planta en Groton, Connecticut, en Long Island Sound. Pfizer se desprendió de alrededor de 3,78 millones de litros de desechos extremadamente tóxicos cada año. O en 1991, Pfizer acordó pagar 3, 1 millones de dólares por contaminar el río Delaware al no instalar equipos de control de la contaminación en una de sus plantas en Pensilvania.

Y qué decir de su brutal vertido en Rhode Island. O las aguas residuales desaguadas en  su planta en Parsippany. O el vertido de PCB – sanguinarios y esterilizadores disruptores endocrinos: bifenilos policloradosen Anniston, Alabama. O la insuperable contaminación del aire en su planta de Kalamazoo, Michigan. Y tantos ejemplos…

Pzifer, narcotraficante de drogas legales

Pzifer, grosso modo. Corrupción infinita desde hace décadas. Además de fármacos letales, conspiraciones internacionales en la fijación de precios. Por supuesto, desorbitados. Y, desde luego, violación de las leyes estadounidense anti-monopolio.  Y sistemática publicidad engañosa. Pagos indebidos. Y continuos y planetarios sobornos a matasanos.

Un ejemplo, entre tantos, tantísimo, los reyes del soborno a galenos. En 2010, Pfizer desveló que durante un período de seis meses del anterior año había pagado veinte millones de dólares a unos 4.500 médicos y otros profesionales médicos por “consultar y hablar en nombre de la empresa”. Y competencia desleal. Pésimas condiciones laborales. Permanente evasión de impuestos. Y, desde luego, el deliberado asesinato de niños nigerianos en 1996.

Pzifer, organización criminal mafiosa

Pues volvamos a la pregunta del inicio. ¿Vas a poner tu salud en manos de una organización criminal como Pzifer? Obviamente, no. Ni Pfizer, ni Moderna, ni AstraZeneca. Ni nadie. Ningún criminal mafioso de FARMAFIA. Nunca. Jamás. En fin.