Archivo para cambio climático

ARTÍCULO: Yo viví el cambio climático. Existe.

Posted in ARTÍCULO-INSULTO with tags on septiembre 20, 2021 by César Bakken Tristán

El menda lerenda, en Santa Quiteria, hace 21 años. Espolón de galera terrena.

Fue hace 21 años, que se dice pronto (como la revista que lee mi abuela de 107 años), donde descubrí el cambio climático. Con 25 años cobré 200mil calas del paro, de una tacada porque 1 notas del INEM me hizo la ñapa de poder cobrarlo así y no a meses, y hui de Madrid (Take the money and run, momento Budyalen) para vivir en una pedanía del Parque Nacional de Cabañeros (Santa Quiteria), por 7.500 pelas al mes una puta mansión ruinosa, pero con chimenea y un terreno lleno de árboles frutales. Pleno campo, pulmón pleno, tanto que hasta volví a fumar. Mi lisiado aparato respiratorio ya permitía un par de ducados al día, era campo, era vida.

Eso sí fue cambio climático, hijos de puta, porque la ciudad mata, anula, disturba, enmudece, adoctrina, criminaliza… el CO2 es algo que sale de un tubo de escape a un metro de tu boca, como pasa en la ciudad. Punto. Si no estás a 1 metro de ese tubo de escape, el escape de gases no te merma.

Mi hipermnesia recuerda, como si fuera algo de hace 1 minuto, cuando pasó un coche por la calle de mi casa… ese olor a combustible, esa peste, pestilencia sublime. Hacía muchos días que no me topaba con un coche en marcha… Percibí, perfectamente, toda su contaminación en mi lisiado aparato respiratorio. Oí lo que olí, y lo grité. Y era un grito que decía: ¡NO!

No, a vivir entre tubos de escape.

No, a escapar sin tener.

No, a tener algo.

No, a algo.

No.

Y poco antes o después de mi cambio climático, en esa misma calle de TIERRA, percibí otro cambio, en este caso de geopolítica: un caza volando a unos 10 metros de mi melón. Resulta que en Cabañeros hacían prácticas militares para la puta guerra, en este caso la de “El golfo”. Le tiré una piedra al puto caza, cuando volvió con sus prácticas de vuelo rasante sobre zona poblada. Obviamente no le di, y si le hubiera dado, ¿qué más da? Pero sé que el pájaro de ferro estaba pilotado por un humano. Ese hombre (no creo que fuera mujer, pero podría ser, digamos: ese pilote) sé que bajó del aeroplano canijo. Fue a hacer su vida lejos del aire y tal… Bueno, a lo que voy: si a ese mortal me lo topo, conocerá que no es inmortal. Serían 1,2,3 segundos, no sé cuantos, para esas cosas hablar con Mayra (no mi exnovia mexicana y mestiza, Huerta Carranza, que conocí ese mismo año en Venecia; sino Gómez Kemp, la del infausto programa “1,2,3”, programa al que fui como público y su dictador – vulgo director – Ibáñez Serrador, me echó del plató, a la puta calle de un lugar que llevo viendo 14 años desde el agujero que habito en Hediondo Puente de Bellacos. Aquí está el clímax de mi cambio climático)

Me ha quedado un paréntesis muy largo , el último. No puedo acabar mi artículo con un paréntesis. Por eso sigo escribiendo y, sobre todo, para deciros que si hace 20 años fuera ahora, yo no hubiera vivido nada de lo que os acabo de contar, ni vosotros tampoco. ¿De verdad os sale a cuenta ser covidiotas?

LUYS COLETO: Provocando terremotos, lava desbordándose en La Palma.

Posted in © LUYS COLETO Non Serviam with tags , on septiembre 20, 2021 by César Bakken Tristán

¿Algún ser humano mínimamente juicioso y sesudo puede creer que las mismas e inhumanas tecnologías de geoingeniería  que durante decenios han sido pensadas como fieras armas de guerra, ahora van a ser manejadas por países como Estados Unidos solamente para combatir el denominado cambio climático? Tras la tomadura de pelo plandémica, otra: la ínsula gran canaria de La Palma. Tamaña chusma gobernante lo tuvo que admitir: geoingeniería como gran solución a un gran problema. Falso como siempre, tal PLANdemia: la geoingeniería, siempre al servicio del mal( para secuestrar domiciliariamente, dejar tu casa, ser un esclavo transhumano…). El clima lo modifican Ellos (pero ante la Tierra son poquita cosa), como todo (manipulan la genética, la mente humana, el clima…), o casi.  En definitiva, nada nuevo bajo el Sol, nos hallamos ante un tenebroso propósito de absoluto control del mundo. Hasta el infinito y más allá.

Tsunami Indonesia provocado

Manipulando el clima desde hace muchas décadas: haciendo el mal

Recordemos que la CIA y otros sectores del siniestro aparato de inteligencia yanqui han calificado el denominado cambio climático y el control del clima como factores geopolíticos estratégicos y de seguridad nacional. La manipulación del clima como arma de guerra ha estado presente en la agenda de los siniestros milikitos estadounidenses (y por ende de todos sus lacayos OTAN, españoles incluidos), además de ser parte de la agenda de otras grandes potencias durante decenios.

Por ejemplo, sin ir más lejos, Operación Popeye, guerra de Vietnam, provocando deliberadamente lluvias durante muchísimo tiempo para inundar los caminos y arrasar los cultivos de arroz de los vietnamitas que combatían al ejército invasor.  Rememoremos también que en 1996, la Fuerza Aérea useña publicó un informe más amplio sobre manipulación climática, intitulado persuasivamente El tiempo atmosférico como multiplicador de la fuerza: poseyendo el clima en 2025.

En Bob Esponja también lo saben

Además de manipular el clima para el mal, mienten como bellacos

La explicación oficial, cuando se recurre a la geoingeniería, manipulando el clima sin bragas y a lo loco, como dementes diosecillos, fue, una vez más, el calentamiento güebal de origen antropogénico. Pero la descarnada realidad, con esta gentuza de las alturas, nunca mejor dicho, es que no pueden dejar de mentir. Putos encubridores y embusteros y mierdecillas. Lo que siempre han sido. Y son. Ejemplo señero: las deliberadas estelas químicas (los celebérrimos chemtrails: letal óxido de metales tapando el sol) han convertido todo nuestro aire en plasma, es decir, completamente cargado de mortífera electricidad (incrementando espectacularmente la ya colosal contaminación electromagnética). 

Estelas químicas que, por supuesto, están dañando gravemente la salud de los humanos (incluida, cómo no, la esterilidad de masas…o el alzheimer) y todo su hábitat, incluyendo al resto de criaturas no humanas, fauna y flora. Geoingeniería, presentada, cual magos negros, como gran solución a un gran problema: su mentira, pistola humeante mediante. O expresado de otra manera: ante un pequeño fuego, las estelas químicas actúan de acelerador, apresuran la catastrófica ignición. Memento reciente: Sierra Bermeja. Provocando incendios, además de sistemáticas lluvias. O nieves, nuestra añorada Filomena. O desviando la trayectoria de  huracanes. Prosigamos con su maldad.

Misiles provocando la destrucción de NY

¿Cuál es límite de la maldad de los geoingenieros?

La energía que se emite en el denominado HAARP (High Frequency Active Auroral Research Program), muy altas frecuencias. Pero, en cambio, las frecuencias muy bajas ELF (Extremely Low Frequency) poseen un ineludible rol complementario, porque pueden ser perfectamente reverberadas desde la ionosfera para causar todo tipo de movimientos sísmicos. Varios terremotos devastadores, como el de Haití de 2010,  provocados. O el tsunami de 2004 en Indonesia. O el terremoto que ha provocado la erupción volcánica en La Palma. Antier, no más. Sinteticemos, sus jueguecitos de guerras con las nubes.  Generar lluvias y provocar sequías. Ocasionando devastadores incendios, California o Australia, por ejemplo. Desencadenar terremotos. Poco después, lavas escupidas. O tsunamis atroces. Lo que les pete…

…Y preguntita preguntita. ¿Esperando anegar totalmente la ciudad de Nueva York? ¿Para cuándo el culmen de la maldad de los calentorros con misiles o sin ellos? En fin.

ARTÍCULO: ¡GretaRada Thumberg ha venido a Madrid!

Posted in ARTÍCULO-INSULTO with tags , , , , on enero 10, 2021 by César Bakken Tristán

Debido a la nevada sin precedentes (por mucho que digan que si hace un siglo o que si los Tartessos y etc. etc.) en Madrid, GretaRada ha venido en trineo para dar una conferencia sobre el cambio climático. En la foto de cabecera podéis verme junto a ella (es la del sombrero). Os resumo la conferencia de GretaRada, que esta noche duerme donde la foto, es decir: la casa de mis caseros que alquilo y no es ni de mis caseros, sino del banco y con los años habré pagado para que la herede el hijo de uno de ellos, cuando ya no sea del banco y me eche de allí, si es que, por desgracia soy tan desgraciado de no haberme podido ir antes de este agujero inhumano, soleado, eso sí; en Hediondo Puente de Bellacos. Por cierto, GretaRada duerme donde la foto: en la terraza. Sólo hay un dormitorio aquí y, además, dice que le encantan los 20 grados nocturnos que hay en Madrid hoy, pues pese a lo que leeréis ahora sobre su conferencia, ella sigue creyendo en el calentamiento global.

Esta enajenada ha dicho que hemos malinterpretado sus palabras sobre el calentamiento global. Ella no quería decir que el clima ha cambiado como interpretamos por sus palabras. Esto es como decir, en mis tiempos de adolescente, que la revista Clima pensaba era El Pronto, si me pillaba un adulto con ella en las zarpas (pongo foto de dicha revista, de la otra no hace falta, todos la conocéis, por desgracia. Queridos niños, no veáis esa foto.Y, por cierto, esta revista si que contribuía al calentamiento global…). Pues nada, que donde dijo calentamiento dijo enfriamiento. Los madrileños, lejos de asombrarse, han aplaudido sus palabras y ahora creen que hemos entrado en la glaciación que hace décadas dijeron que acabaría con la vida en la Tierra. Pues nada, inviertan en empresas de ropa y atavíos de invierno, que van a vender por doquier. Y dejen de adoptar putos gatitos y perros, y adopten osos polares y pingüinos, que van a ser las únicas mascotas que sobrevivirán dentro de un par de años en este planeta congelado. Y, por favor, poneos bien la bufanda, como veis que lleva GretArada.

GreTarada poco antes de viajar en trineo a Madrid.

ARTÍCULO: Te voy a dar yo calentamiento global.

Posted in ARTÍCULO-INSULTO with tags , , on enero 9, 2021 by César Bakken Tristán

Mientras que para los gilipollas “calentólogos” seguidores de la secta de Al Gore (cuidado con el significado de “cine Gore”, que este no se apellida así de casualidad) y Greta-rada, el mundo se calienta, los polos se derriten y las estaciones no existen ya… en Madrid, concretamente en Hediondo Puente de Bellacos, estamos devastados por la nieve.  Digo la zona geográfica concreta, porque es donde sobrevivo y ya no me creo nada que no vea con mis ojos, y el que nada no se ahoga.

Bien, queridos niños que ahora jugáis alegremente en las calles de este gueto, cuando crezcáis y seáis tan gilipollas como para trabajar y cotizar, es decir: pagar la vidorra a los parásitos, psicópatas, satánicos y expoliadores; veréis cómo empiezan a echaros la culpa de todo lo malo y de todo lo inventado. La culpa de todo es tuya porque usas tal material, porque consumes tal combustible, porque compras tal cosa, porque tal y cual Pascual, “tócame la minga Dominga que vengo de Francia y tiene sustancia…” (quien no sepa quien cantó –sí, encima lo cantó – esto de la minga, que deje de leerme, no me interesa que lo haga, a estas alturas del cuento), un mecano comunista es ministro cuando no puede ni limpiarse el culo, que en cualquier caso para él es como lavarse la cara porque todo entero es mierda, menos mal que abulta menos que los regalos del kinder sorpresa…

Vuelvo a lo del terrible calentamiento global… ¿qué me decís, oligofrénicos excelsos, sobre esta serie de fotos de la casa de mis caseros que alquilo y que ni es de ellos sino de un puto banco? Son de ayer (una sale en otro artículo del menda) y hoy, poco más de 12 horas. Y… como no estamos en julio… ¿es raro que nieve en enero? ¿A qué no? ¿Me vais a decir ahora que os habéis equivocado y que lo que le pasa al mundo, por la culpa de los humanos que no somos vosotros, es la glaciación, ese mantra que abandonasteis hace unas décadas? Sí, queridos niños que jugáis alegremente con la nieve en Hediondo Puente de Bellacos, antes decían que nos íbamos a congelar, que al caminar nuestras pelotas iban a repicar.

¿Cuánto falta –si es que no lo han hecho ya – para que salga uno de estos hijos de la gran puta calentólogos y millonarios por ello, a decir que esta nevada es culpa mía y del resto de hediondenses, por no reciclar adecuadamente?

A hostias os voy a calentar yo y luego os quedaréis fríos vosotros solitos… espero que pilléis esto último… Y si el resto del orbe pensara como yo, se os acababa el chocho y os desterrábamos a Siberia, como hacía vuestro amado Lenin y Stalin… ¡Allí si que ibais a estar felices, porque como el calentamiento global lo calienta todo, a disfrutar de Siberia hijos de puta! Precisamente os lo digo desde este barrio donde la mayoría de homínidos son guarros, gilipollas o inmigrantes. La paradoja, eso es lo único que nos arropa, pero en verano y a 40 grados. No me arropes que me ahogas… eso es lo que quieren, matarnos, o que vivamos muertos en vida. Pero que no paremos de trabajar para ellos… y para los de las paguitas… no olvidéis que a vuestro alrededor hay millones de capullos como nosotros que cobran paguitas del Estado, o sueldos de funcionario por no hacer nada… no penséis que el enemigo es sólo el multimillonario, qué va. Por eso nada cambiará jamás, porque estamos rodeados. Eso sí, emulando a Rafael López, cuando dice lo del general yanqui rodeado por el enemigo: “Ahora no se nos pueden escapar”. Pues eso, vamos a por ellos, que los tenemos a golpe de guantazo.

Queridos niños, cuando acabéis de jugar con la nieve, pensad por qué ha nevado y os uniréis a mí para calentar a hostias a los calentólogos.