Archivo para Driven by you

Música SIN mariconadas: “Driven by you”, Brian May.

Posted in Música SIN mariconadas with tags , , , on mayo 11, 2021 by César Bakken Tristán

Temazo “de estilo Queen”, pero no de “Los Queen” Tema del primer disco en solitario del picha brava mítico guitarrista, compositor y letrista de Queen, Brian May. Digo lo de su condición de activista sátiro, porque este tema trata precisamente de eso: de que una tía se la pone como el cuello de un cantaor, y no era su mujer.

El Disco donde aparece, “Back to the light” es de 1992, el primer disco en solitario de May, pero el tema es de 1988. Este disco lo inició en una época donde los miembros de Queen hacían discos por su cuenta, pero sin dejar “del todo” la banda. Resulta que a Brian le hacía tilín (y tolón, y retolón) una tía que no era su mujer… y tenía la duda de si dejar a esta por la otra o seguir con las 2, o ya puestos con más… y , al final, como en caso de duda se elige a la más tetuda, pues se divorció –1988– de su mujer, una tal Christine Mullen y madre de sus 3 hijos (mujer que a muchos de vosotros, tal vez, os hubiera gustado ser pues trincó una cantidad tan ingente de billetes de 100 dólares, que si los pones en fila dan varias veces la vuelta al mundo que dieron los personajes del genial Jules Verne).

Bueno… el caso es que el amigo Brian (a estas alturas ya podemos tratarle así) creía que con este tema iba a ligarse, por fin, a Anita Dobson; la piba con la que estaba enrollado desde 1986. Y le dice eso que sale en este temazo: “está manejado por ella”, “que todo lo que hago lo hago por ti”… Vamos, que hasta que no se la ligó del tó, no se divorció de la otra. Con esta amante se casó en el 2000… se ve que no bastó con la canción para ser matrimonio. Vamos a ver cual de las 2 estaba más buena, a ver si entendemos al bueno de Brian (las fotos son de esa época, obviamente, ahora con más de 70 años, ¡ejem, ejem! a las 2, y a él y a mí cuando llegue a esa edad y a ti si estás en esa edad):

Esta es la madre de sus hijos
Esta es la querida, Anita Dobson, London, 1985. Igual se la zumbó antes… mis datos eran del 86.
Anita Dobson en 1993 con Brian May at the Royal Gardens Hotel for the Unsung Heroes Awards

Bueno… hay que ver a las personas en vivo para valorar quien nos la pone más como el cantaor que dije o como el cebo de un anzuelo… pero así en fotos, me quedo con la madre de sus nenes. Para gustos los colores y en temas de personalidad, que es lo segundo más importante en el inicio de una relación sentimental (lo segundo, sí) a saber cómo son los 4, porque me temo que Brian May era 1 con su mujer y otro con su amante.

Por cierto, antes de salir el disco que he dicho, este temazo de ritmo espectacular fue la banda sonora de unos putos spots publicitarios de una marca de bugas. El propio Freddie Mercury, pocos meses antes de picharla, dio el visto bueno a esta campaña “porque era publicidad para el grupo”.

Temazo, insisto, que es lo que más nos importa en esta sección. Me he ido por las ramas, pero ha sido culpa del melenudo este, pues esta canción aborda todo lo que he desarrollado. Otro día elegiré otra de este mismo disco… que puede ser otro temazo mejor todavía, pero balada, que todos conocéis: “Too much love will kill you”.

Qué coño, lo hago ahora, porque este tema también es de 1988 y de Brian, y está compuesto por el mismo motivo que el otro… para ligarse a la amante pero pidiendo perdón a la madre de sus hijos. Pero no pudo salir al mercado hasta después del fallecimiento de Mercury, por motivos de derechos de autor con 2 de los escritores de la canción. Os enlazo la versión con Freddie y la otra con May (pues el tema se dio a conocer mundialmente en el homenaje póstumo de Wembley a Mercury, cantada por May… la verdad es que no sé como puede tener la inconsciencia de cantar algo ya cantado por el enorme tenor Freddie Mercury. ¿os imaginais el tema que titula este artículo, cantado por él? Dedicaré varios artículos de esta sección al mariconazo de Freddie, quién mejor que él. Sin duda el mejor vocalista de rock de la historia… y tenor. Una de esas personas que ocurren una sola vez en esta dimensión. Somos afortunados de poder oírle.