Archivo de embarazo ectópico

LUYS COLETO: Buscando la esterilidad planetaria: se incrementan por ¡¡¡ 50 !!! los embarazos ectópicos tras la inyección de la timovacuna covid.

Posted in © LUYS COLETO Non Serviam with tags on diciembre 3, 2021 by César Bakken Tristán

Un embarazo ectópico se produce cuando un óvulo fecundado se implanta y crece fuera de la cavidad principal del útero. Los embarazos ectópicos se producen con mayor frecuencia en una de las trompas de Falopio, que es uno de los conductos que transportan los óvulos desde los ovarios hasta el útero.

Hacia la infertilidad mundial

Los ya de por sí discutibles datos del yanqui VAERS revelan un incremento de 50 veces de embarazos ectópicos producidos tras el, en principio, doble chute del Matarratas covidicio.

Los datos del Sistema de Notificación de Reacciones Adversas a las Vacunas (VAERS) muestran 2.620 muertes fetales más tras recibir la timovacuna que el número de muertes fetales notificadas ( muy inferiores al número real, los eventos registrados en VAERS deben multiplicarse por ¡¡¡ 41 !!!)por todas las demás, ya de por sí mortíferas, vacunas «clásicas» durante los tres últimos decenios

Uno de los «síntomas» más constatado, embarazo ectópico

Al realizar una búsqueda en VAERS sobre los embarazos ectópicos tras los chutes covidicios en los últimos 11 meses, se han notificado 52 casos en ese casi año en los que las madres embarazadas recibieron chutes del letal Raticida. Luego, curioso, resultaron tener un embarazo ectópico.

A modo de comparación, en los últimos seis lustros se han producido treinta casos de madres embarazadas que recibieron KaKunas “clásicas” aprobadas por la Food and Drug Administration (FDA) y que informaron embarazos ectópicos, lo que supone una media de un embarazo ectópico al año.

Esto significa, como ya se comentó anteriormente, que la cifra de embarazos ectópicos se ha multiplicado por  cincuenta en las mujeres que recibieron en vena el transgénico tecno-veneno covidiota, parangonándolas con otras mujeres que recibieron Kakunas “clásicas” durante los postreros decenios. En fin.