Archivo para Fritz Lang

Cine. RAFAEL LÓPEZ: Películas y cuadros

Posted in © RAFAEL LÓPEZ opina, CINE crítica y reflexiones with tags on julio 9, 2021 by César Bakken Tristán

Comienzo mis píldoras cinematográficas manteniendo el hilo de cierta reflexión realizada en “Laura”, mi última “recomendación clásica”, realizada hace un par de semanas. Destacaba entonces la poderosa presencia del cuadro de Laura en el salón de su apartamiento.  En esta transición, a mis novedosas píldoras, he creído oportuno seguir buceando en aquéllas películas cuyas tramas presenten una notoria influencia de un cuadro, o de la inspiración pictorica.

El material que les voy a presentar no se trata de ese tipo de películas autobiográficas sobre pintores, siempre tan tributarias de su vida y obras, como, por ejemplo, mi recomendación de hace mes y medio “El tormento y el éxtasis”, sino de historias en las que un cuadro ejercerá en parte, o en todo, una influencia notable en el desarrollo de la narración. 

Las tres obras, de primerísimo nivel, que les presento son:

– 1944 ↪ “La mujer del cuadro” de Fritz Lang
– 1945 ↪ “Perversidad” de Fritz Lang 
– 1948 ↪ “Jennie” de William Dieterle 

Habrán observado que son tres películas realizadas en la misma época, coincidencia que no se limita a su fecha de realización ya que comparten la procedencia europea de sus directores (Fritz Lang era austro-hungaro y Dieterle alemán). En cada una de ellas un cuadro ejercerá una influencia muy diferente, y aunque no quiero extenderme en demasía, les realizaré un sucinto comentario de cada una de estas grandes obras :

Fritz Lang dirigió a Joan Bennett y Edward G. Robinson en esta historia, mucho menos angustiosa la segunda vez que se visiona, porque conocer el desenlace aligera, significativamente, la tensión de la trama. Es una cinta de gran calidad, con buenos diálogos y una imagen más que notable que ofrece nuevos detalles en cada visionado. Colaboran con el dúo protagonista grandes actores como Raymond Masey y Dan Duryea, en una historia que contiene grandes dosis de suspense.

Al año siguiente el mismo director se embarcó en una nueva película con la misma pareja protagonista, aunque, en esta ocasión, la historia tendrá un contenido, y un final, más amargo y trágico. Vuelve a acompañar a Joan Bennett y Edward G. Robinson el solvente Dan Duryea en un papel de buscavidas sin escrúpulos que borda. 

La escena en la que el personaje que interpreta Edward G. Robinson le pinta las uñas de los pies a Joan Bennett memorable. Los diálogos, y la convivencia, con su esposa ofrecen, también, momentos de gran nivel. 

Y, finalmente, “Jennie”, o “Retrato de Jennie” según las fuentes (el título original en inglés se ajusta mejor al segundo de ellos), película que fue considerada por Buñuel como una de las mejores que se habían hecho. No discutire el criterio de mi paisano calandino, y si les puedo decir que el elenco de actores, de primer nivel, está encabezado por Jennifer Jones, Joseph Cotten (uno de mis galánes preferidos), y la estupendisima Ethel Barrymore, cuya sola presencia dignifica, mejora y ennoblece, cualquier película. 

El productor, de esta cinta, David O. Selznick, esposo por entonces de Jennifer Jones, contrato al famoso retratista estadounidense (aunque ucraniano de nacimiento) Robert Brackman para que, durante una quincena de sesiones, realizase el cuadro que aparece al final de la pelicula. Dicho obra pictórica fue adquirida, por el propio señor Selznick, al finalizar el rodaje (lo que desconozco es si la colocó en el salón de su casa).

Al igual que las anteriores, posee una buena imagen, sonido y diálogos. En esta ocasión la trama gira sobre la inspiración artística, ofreciendo referencias continuas a los sueños, y los presentimientos, como soporte de la misma. 

Se que va a resultar empresa harto complicada pero pretendo, con estas píldoras, ofrecerles la mayor cantidad de cine posible, ¡buen cine!, ¡grandes películas!, porque lo mejor que se puede hacer por el séptimo arte es ver abundante y de cálidad, así se educa el “paladar” y el cerebro. 

Estamos de enhorabuena porque, para esta primera píldora cinematográfica, les puedo ofrecer sendos enlaces de las tres películas, con lo cuál podrán disponer de un fondo de armario cinefilo, de primerísimo nivel, hasta mi siguiente entrega el fin de semana próximo. Las dos primeras son en versión original subtitulada en español, mientras que “Jennie” esta doblada en español. 


https://archive.org/details/1944-the-woman-in-the-window-la-mujer-del-cuadro-fritz-lang

https://archive.org/details/1945scarletstreetperversidadmalamujerfritzlang

Cine. RAFAEL LÓPEZ: “Metrópolis”.

Posted in © RAFAEL LÓPEZ opina, CINE crítica y reflexiones with tags , on enero 29, 2021 by César Bakken Tristán

Les ofrezco esta semana, como recomendación cinematográfica del fin de semana, un hueso duro de rosigar (es una palabra aragonesa), la película “Metrópolis” de Fritz Lang. Han de saber, estimados lectores que está cinta fue elegida, dentro de una privilegiada terna, como legado cultural de la “Memoria cinematográfica del mundo” por la Unesco, junto a “Los olvidados” de don Luis Buñuel y “El mago de Oz” de Victor Fleming. 

Abordar la hercúlea tarea de comentar esta icónica película muda de 1927 no es fácil: se enmarca en la “nobleza” del cine expresionista alemán de los años 20, del pasado siglo, y su anticipación, en algunos aspectos, a realidades que se están planeando, a muy corto plazo, para la humanidad (agenda 2030 y todas esas siniestras mandangas globalistas) resulta turbadora e inquietante. 

Pero más que hablar de la cinta prefiero no hacer perder el tiempo a los lectores con mediocres análisis personales, y que guarden sus energías para afrontar el notable esfuerzo de visionar sus 150 minutos de duración, cuyo sobrecogedor contenido no les pasará desapercibido y justifica ampliamente dicho “sacrificio”. Como dicen en Francia “Al menos una vez”, después, en la dinámica e interesante opción de los Comentarios de este blog, se pueden abordar cuestiones específicas sobre el film, si así lo desean, ya que mis queridos “malditos”, César y Luys, son unas auténticas bestias pardas en cuestiones cinéfilas. 

Les adjunto enlace para el visionado de la misma. 

Cine. RAFAEL LÓPEZ: Gardenia azul.

Posted in © RAFAEL LÓPEZ opina, CINE crítica y reflexiones with tags , on diciembre 5, 2020 by César Bakken Tristán

Les recomiendo esta semana una película estadounidense dirigida por el vienes Fritz Lang. La filmografia de este afamado director cuenta con títulos míticos como “Metrópolis”, “M, el vampiro de Duseldorf” “El doctor Mabuse”, y ya en su etapa estadounidense “Furia”, “Los sobornados” y “Encubridora”.

Gardenia azul no es, quizás, uno de sus títulos más conocidos y por eso he querido “rescatarlo”. La trama de esta película, del año 1953, gira sobre una mujer a la que se acusa de un asesinato, del que no recuerda nada debido a que, cuando suceden los hechos, esta bajo los efectos de una profunda embriaguez. Personalmente me gustan más los dos tercios iniciales de la película, pero en cualquier caso el producto final es de buena factura con una calidad estimable de imagen y sonido. 

Yo dispongo del DVD de la película pero lamentablemente no les puedo facilitar un enlace donde visionarla gratuitamente por Internet (existen versiones dobladas al italiano y al portugués, por si lee esta recomendación alguna persona que conoce alguno de esos idiomas). Si les adjunto un enlace de una canción, interpretada por la aterciopelada voz de Nat King Cole, que es homónima (“Blue gardenia” en inglés) al título de la película y que forma parte de la misma. 

Del elenco de actores tiene un papel destacado la protagonista Anne Baxter, me gusta la interpretación que hace Raymond Burr, y también aparecen Ann Sothern y Richard Conté entre otros actores con papeles menos relevantes. 

Aunque no es una película infantil, no hay nada en ella que impida su visualización incluso con niños. Si alguien tiene ocasión de visionar esta cinta confío que le guste, y para quienes la conozcan y dispongan de ella seguro que encontrarán una “buena escusa” para disfrutar de sus 88 minutos de duración. 

Por último, y a modo de despedida, les confesaré que el local, donde la protagonista “toma” más de la cuenta, me parece una “caña” total (por cierto es donde se desarrolla la interpretación musical antes citada), y en algún delirante sueño creo estar en él, eso sí teniendo la precaución de no tomar los exuberantes cócteles que sirven allí para poder “aterrizar” bien al despertarme.