Archivo para Fritz Lang

Cine. RAFAEL LÓPEZ: Gardenia azul.

Posted in CINE crítica y reflexiones, RAFAEL LÓPEZ opina with tags , on diciembre 5, 2020 by César Bakken Tristán

Les recomiendo esta semana una película estadounidense dirigida por el vienes Fritz Lang. La filmografia de este afamado director cuenta con títulos míticos como “Metrópolis”, “M, el vampiro de Duseldorf” “El doctor Mabuse”, y ya en su etapa estadounidense “Furia”, “Los sobornados” y “Encubridora”.

Gardenia azul no es, quizás, uno de sus títulos más conocidos y por eso he querido “rescatarlo”. La trama de esta película, del año 1953, gira sobre una mujer a la que se acusa de un asesinato, del que no recuerda nada debido a que, cuando suceden los hechos, esta bajo los efectos de una profunda embriaguez. Personalmente me gustan más los dos tercios iniciales de la película, pero en cualquier caso el producto final es de buena factura con una calidad estimable de imagen y sonido. 

Yo dispongo del DVD de la película pero lamentablemente no les puedo facilitar un enlace donde visionarla gratuitamente por Internet (existen versiones dobladas al italiano y al portugués, por si lee esta recomendación alguna persona que conoce alguno de esos idiomas). Si les adjunto un enlace de una canción, interpretada por la aterciopelada voz de Nat King Cole, que es homónima (“Blue gardenia” en inglés) al título de la película y que forma parte de la misma. 

Del elenco de actores tiene un papel destacado la protagonista Anne Baxter, me gusta la interpretación que hace Raymond Burr, y también aparecen Ann Sothern y Richard Conté entre otros actores con papeles menos relevantes. 

Aunque no es una película infantil, no hay nada en ella que impida su visualización incluso con niños. Si alguien tiene ocasión de visionar esta cinta confío que le guste, y para quienes la conozcan y dispongan de ella seguro que encontrarán una “buena escusa” para disfrutar de sus 88 minutos de duración. 

Por último, y a modo de despedida, les confesaré que el local, donde la protagonista “toma” más de la cuenta, me parece una “caña” total (por cierto es donde se desarrolla la interpretación musical antes citada), y en algún delirante sueño creo estar en él, eso sí teniendo la precaución de no tomar los exuberantes cócteles que sirven allí para poder “aterrizar” bien al despertarme.