Archivo para inmigración ilegal

RAFAEL LÓPEZ: Las aves migratorias .

Posted in RAFAEL LÓPEZ opina with tags , , on noviembre 19, 2020 by César Bakken Tristán

Todos hemos estudiado de pequeños (bueno ahora tengo serias dudas de que lo políticamente correcto no haya enviado al ostracismo este tipo de contenidos) que las aves migratorias son unas especies animales que realizan grandes desplazamientos para adaptarse a la climatología y disponer durante todas las épocas del año de alimento y las condiciones idóneas para su desarrollo y procreación. Pero resulta que existe una condición indisolublemente asociada a los comportamientos de estas aves, y es que ¡van y vienen!

La estúpida neolengua determina ahora que no son inmigrantes ilegales quienes invaden nuestro país, sino “migrantes”, pero ¡qué hostias de migrantes!, si estos tiparracos solo tienen una marcha metida: la de venir y zaherir a los españoles tanto en su seguridad como en los sangrantes costes, vía impuestos, que supone su presencia. 

Las manadas de aves están compuestas por miembros mayores, adultos, jóvenes, machos y hembras. Las manadas de invasores ilegales no tienen esa “riqueza” en sus individuos, todos son varones con un estado de salud que ya quisieran para si muchos españoles y con una soberbia y desfachatez inaudita. ¡Y estos son los que huyen de guerras y hambrunas! ¡Que no me jodan con esas majaderías!. A fuerza de experiencia en cometer sus fechorías y de espurios intereses disponen, en la actualidad, de unos recursos logísticos de primer nivel para llevar a cabo la violacion de España y de los españoles. 

A los mamporreros de estos delincuentes, nuestros políticos (cuanto más rojos y supremacistas, peor), les trae sin cuidado todo esto,… hasta que los tienen en casa. La señora Oramas diputada de Coalición Canaria tachó, recientemente, de xenófobo a VOX (entre otras lindezas) por su posición contra la inmigración ilegal. Ahora anda rompiéndose las vestiduras y como alma en pena haciendo botijos por las esquinas ante la invasión de ilegales producida en Canarias. Ahora ya no son tan guays los negros y, principalmente, los marroquíes. 

Esta nueva “Marcha Verde” perfectamente orquestada por el orondo, y sacamantecas, rey alahuita, tiene como finalidad hacerse con Canarias, con la misma facilidad y desvergüenza como hicieron con el Sáhara, demostrando que en el país africano si saben lo que quieren y gestionan magistralmente sus oportunidades. Mientras, España agoniza en un proceso de desintegración y degradación brutal, sigue aportando millones de euros para que ese desleal “amigo preferente”, que es Marruecos, compre sofisticado armamento con dichos dineros, y ejecute una política de “contención migratoria” muy calculada, y muy perjudicial para España. 

Nada de esto se comenta y se dice en los medios. Poco hemos aprendido de nuestra historia, especialmente de los ocho siglos que duró la presencia de los moros en España. Entonces las taifas y reinos que pagaban tributos (igual que hace ahora España con Marruecos) se iban debilitando mientras el poder del otro para destruirlos aumentaba con paso seguro y firme. 

Australia ante la avalancha inmigratoria anunció que consideraría un acto de guerra la invasión de sus aguas territoriales y que mandaría al fondo del mar a cualquier embarcación que penetrara en su espacio marítimo. ¿Han oído ustedes de que exista inmigración ilegal allí? NO. En España con unos emasculados líderes políticos globalistas, hijos de Satanás, se paga tributo al que busca nuestra destrucción. 

En las vallas, y pasos, de Ceuta y Melilla, nada de estériles contemporizaciones hacia estos invasores, se les devuelve inmediatamente a Marruecos a punta de bayoneta (que ese lenguaje lo entiende todo el mundo). Marruecos cobra mucho dinero por el ridículo y espurio control migratorio que supuestamente debería realizar, cuando la realidad no es que no haga nada, es que lo incentiva. Pues lo dicho, no vienen de allí, pues a punta de bayoneta se les retorna. No hacen falta ni devoluciones en caliente, o en frío, o en tibio, las devoluciones con fusil y bayoneta. 

Se quejaba con razón un residente de las islas “ahora menos afortunadas” que cuando lo desalojaron de su domicilio por un incendio los alojaron en polideportivos. A estos malnacidos ilegales los alojan en hoteles de lujo a cargo del erario público. ¡Y los zaheridos hosteleros que han contemporizado sumisamente con el malgobierno ahora están preocupados, porque dicha felonía pueda perjudicar su imagen en su habitual mercado centroeuropeo!

Cuando se tiene al enemigo en casa, ¡que claras se ven las cosas!

Quien quiera inmigrantes ilegales, “nuestros niños” decía una majadera podemita ¡vaya estúpida redundancia! (hoy estoy más espeso de lo habitual), que se los meta en su casa, y resuelto el problema. 

Por último, recordarán que el Ministro Escriva dijo hace unos meses que hacían falta tropecientos millones de inmigrantes en España, agenda globalista pura y dura. Pues yo para este “señor” si que admitiría con agrado a cien inmigrantes negros, aquellos cuyos penes erectos fueran los más grandes y vigorosos, para que estuvieran sodomizando al ministro de marras por turno, y sin pausa, hasta que yo dijera ¡Basta! No quiere inmigrantes, pues toma… inmigrantes. Seguro que así mejoraría notablemente su conocimiento de lo que significa la agenda globalista, ésa que tan impúdicamente abraza. 

Los españoles empadronados en la ruina, el hambre y el paro y nuestros Hijos sin futuro. Creo que esa penitencia es la adecuada para este bocaron. Y para el resto de “miembres” del malgobierno, … excepto para uno, les prescribo el mismo tratamiento por malnacidos, globalistas, inútiles y carnuzos.

A le “ministre” que se libra de la penitencia general, el motivo es ese antiguo dicho: ¡que cada quien se pague sus vicios!

ARTÍCULO: “Inmigrantes subsaharianos franquistas”.

Posted in ARTÍCULO-INSULTO with tags , on noviembre 8, 2020 by César Bakken Tristán

Invasores subsaharianos, este viernes en Tenerife.

El pasado viernes llegó a Tenerife un cayuco con 112 subsaharianos que ondeaba en proa una bandera franquista (ver foto de cabecera). La fotografía y la noticia es de EFE, o sea que no es bulo… y si estas cosas son verdad, imaginad lo que ocurrirá en verdad con todo lo demás.

Queridos niños, si en Espena lucís una bandera franquista tendréis severos problemas con la Justicia y las autoridades que velan por la injusticia de la misma. De usarla en espacios públicos, eventos deportivos o culturales, ni hablamos; porque ahí sí que está prohibida por ley. A nivel personal, de manera oficiosa, también, pues la asociarán a un delito de odio, aunque con ella estés salvando la vida de un gatito en llamas, al sofocar el fuego con dicha bandera.

¿Lo de este cayuco como puede analizarse? En la foto se ve que la bandera sigue puesta, mientras ya están la mitad descargados. Sí, uso este término porque estos seres humanos son mercancía, tanto de mafias internacionales de trata de personas (esclavistas, sí, queridos niños, pero usan este eufemismo, como tantos otros sobre hechos lamentables que blanquean). Fijaos en la foto bien. ¿A qué es maravillosa? Todos los seres antropomorfos (que son todos los que salen en la imagen) embozalados. Los más gilipollas, los de raza blanca. Y entre ellos, los que van disfrazados con ropas de película de serie Z, de temática espacial o catastrofista.  Aún así… ¿cómo interpretar este cayuco? Según la ley espenola que rige sus aguas, ninguna embarcación puede lucir esta bandera (ni la pirata, esto sí que es desternillante, pero es verdad, es ley). Pero, por supuesto, un delito menor es absorbido por otro mayor. ¿Cuántos delitos hay en esa fotografía? No sólo legales, que no son pocos ya, sino inmorales. Ya sabéis que, actualmente, las leyes no devienen en defensa de la justicia sino en el sustento de la injusticia. ¿Pero qué es la justicia? Os recomiendo leer “La república” de Platón, a tal efecto, concretamente el diálogo entre Sócrates y Trasímaco sobre la puta justicia, que demuestra lo injusto que es ser justo. Leí este libro con 15 años o así, sin que nadie me obligara. Pese a que me encantó ese diálogo, no me enseñó nada que no pensara yo mismo desde tiempo atrás, pero me regocijé al ver que había “2 tipos” que pensaban parecido a mí y con los cuales me hubiera encantado mantener un debate.

¿Estos 112 negratas son fascistas? ¿los fascistas son los esclavistas a quienes han pagado su pasaje en el cayuco? ¿los fascistas son los españoles que les recogen, y por lo tanto los apoyan, en el muelle? ¿La Fundación Nacional Francisco Franco va a ser ilegalizada pero los inmigrantes nos pueden invadir con embarcaciones que lucen la bandera franquista? ¿ninguna de las 3 preguntas tiene respuesta?  Lo único innegable es que estas 112 personas lucen lozanas y saludables, mucho más que la media de cualquier espenol. ¿Qué penurias han pasado para invadir nuestro país? ¿por qué vienen con móviles de última generación, ropa de marca y mucho dinero en efectivo? ¿por qué están todos mazas?

Una imagen vale mucho más que mil palabras, pero  –por si acaso –  ésta os la he acompañado con mis palabras (las podéis contar automáticamente en Word o haciendo el gilipollas con el dedo en la pantalla, yo paso). Y, ojo, que en 2007 hice un documental en Senegal y Gran Canaria, precisamente sobre los cayucos. Sé de lo que hablo, en este y todos los temas que abordo. Pero hablar más de esto, ahora, no me apetece ni os quiero saturar el melón, que bastante saturación tenéis ya, queridos niños.

Menos mal que soy mortal.