Archivo para Luis Lucena

Música SIN mariconadas. RAFAEL LÓPEZ: “El vino de cariñena” de Luis Lucena

Posted in Música SIN mariconadas, RAFAEL LÓPEZ opina with tags , on enero 18, 2021 by César Bakken Tristán

Continuo con mi rutilante “repaso” a mis archirivales musicales, César y Luys, volviendo al solar patrio, y lo hago con un temazo descomunal, e intemporal, titulado “El vino de Cariñena”, un pasodoble “etílico” de primerísimo nivel, que nada tiene que ver con esas insustanciales y lánguidas melodías propuestas por mis admirados Compañeros de blog.

El autor de la música es el gran Luis Lucena (su nombre real es Luis Lisart) y de la letra se encargo José Maria Ferrer. Cuando yo era todavía un jovenzuelo, la casete donde aparecía esta canción se desintegró, de tanto que se escuchaba en mi casa. Han de saber que al primer cantante que, en España, se le concedió una casete de oro fue al señor Lucena. 

Desgraciadamente no he podido encontrar en Internet un vídeo con el tema cantado por su autor, pero si uno muy bueno de “José Luis Urben y su gente”, en el que José Alberto Longares, un miembro del elenco de artistas de dicha agrupación, interpreta estupendamente esta canción. Para un aragonés medio sordo como yo, que de música sabe menos que Tarzan de informática, tal vez sea una opinión algo aventurada, pero, tal como lo recuerdo, el señor Longares dispone de un timbre de voz que le da un aire al de Luis Lucena, y que, a mi, al escucharle me ha retrotraido a aquellos pretéritos tiempos cuando sonaba, en aquel viejo radiocasete doméstico, esta canción. 

Son sólo tres minutos, que confío sean de su agrado. 

Tal vez la mayoría de los lectores de este artículo conozcan esa estupidez de que el tercer lunes de enero es el día más triste del año (“es que ahora hay días pa to”). Esas sandeces, provenientes de tipejos que nada de provecho saben hacer, no harán mella en mi ánimo curtido gracias a los rudos artículos de mis Compañeros de blog.  Como será ese día cuando, previsiblemente, se publiquen estas letras, indicarles que hagan caso omiso de ese tipo de chorradas y que vayan a una tienda cercana a comprar, y deleitarse, con una botella del buen vino de Cariñena (yo lo suelo adquirir en una de esas innumerables tiendas de una muy conocida empresa, a unos precios más que buenos y una relación calidad precio imbatible), y seguro que tendrán un motivo más para reírse de estas gansadas. 

P.D.: no me pregunten que vino tomo, ni cual prefiero.  

Re-PD:¡ 2 temas más, a modo de perfecto maridaje etílico!
Ideal para superar el “día más triste del año”