Archivo para medios de comunicación comprados

RAFAEL LÓPEZ: Un trabajo.

Posted in RAFAEL LÓPEZ opina with tags , , , on febrero 2, 2021 by César Bakken Tristán
El mecenas de los mass mierda, Perro Sandez, expoliador del erario.

El pasado 4 de noviembre del 2020 realizaba una recomendación cinematográfica de la gran película “Al servicio de las damas” de Gregory la Cava (al final del artículo adjunto enlace de la misma ¡y en versión coloreada!). Entre otras cuestiones más mundanas, desarrolla esta película, de forma sutil, que un trabajo (y los hay de muchos tipos remunerados, y no remunerados) es lo que permite a las personas “manejarse” debidamente en la vida. Como siempre hay excepciones, pero es un concepto con el que estoy de acuerdo completamente.

Hago esta mención porque yo, muy recientemente, he perdido el mio, bueno para ser exactos me despidieron, porque ya lo dijo Camilo José Cela, contundentemente en Las Cortes, “no es lo mismo estar jodido que estar jodiendo”. Sea como fuere, y consideraciones aparte sobre la calidad, naturaleza, horarios, funciones y retribuciones,  la cuestión es que, la perdida de un trabajo remunerado ocasiona una degradación notable de la capacidad económica, inevitablemente asociada a una merma en la libertad individual y Familiar. 

Es el trabajo un elemento principal que vértebra nuestros quehaceres, modula nuestro día a día y cual cómitre nos indica cuando y con que ritmo remar. Un trabajo dota al beneficiado con ese “don” (que sea tan escaso, hoy en día, en esta lánguida y fallida España ha convertido en don lo que siempre ha sido un castigo), de mayor confianza en sí mismo y en su futuro. Pero, como todo en la vida, no deben interpretarse mis humildes consideraciones como universales, porque nunca he aspirado a tanto, y porque hay personas que no cumplen dichas premisas y no por ello merecen menos respeto. 

Pero entre quienes no han trabajado, deliberadamente, ni un sólo día de sus puñeteras vidas nos encontramos a esa sanguinaria y criminal castuza formada por los políticos paniaguados y sus sicarios pseudoperiodistas, todos ellos buenos para nada, incapaces para hacer algo positivo, ni ganarse la vida decentemente. Seres podridos hasta el mismísimo tuétano que como premio, por tan ignominioso curriculum, reciben cuantiosas gabelas monetarias y espurios privilegios, y no contentos, con ello, esas garrapatas viscosas, además, ofenden con su verborrea (oral o escrita) mendacidad e hipocresía la inteligencia de cualquier individuo con un mínimo de capacidad de raciocinio. 

Y, para colmo, cometen sus infinitas felonias sustentados por el dinero robado a los que ellos mismos zahieren gracias a un sistema fiscal esquilmador, abusivo, terrible y represivo que asusta hasta el miedo. Existen muchos malnacidos, de esta ralea de Satanás, que campan a sus anchas y que han convertido a España entera en un estercolero, pero si existe, todavía, algún imbécil que aún crea, que no somos la boñiga mayor del orbe, que eche un vistazo al devenir político, y mediático, de los últimos nueve lustros. 

Muchos desmanes han cometido estos carnuzos globalistas, que nos malgobiernan, y sus mamporreros apéndices mediáticos, pero observarán que no se cansan jamás y que, por lo tanto, seguirán dando nuevas muestras de sus tiránicos y dictatoriales liberticidios. 

Y si quieren saber qué tiene que ver el principio de mi artículo con la parte final, les diré que casi nada, salvo por el hecho de estar hasta los “ovarios” de estas traidoras sabandijas del final de mi relato, y en menor medida de quien me despidió sin darme explicación alguna, tratándome como si fuese ganado (uno hasta puede llegar a asumir que lo es, pero resulta igualmente lacerante que te lo demuestren tan obscenamente).

P.D.: cuánta razón tenía don César en su artículo del otro día sobre dar la cara. Ahora con tanto arresto domiciliario, toque de queda y llevar el puto bozal hasta para lo más íntimo se ha perdido, también, el dar explicaciones “a la cara”. 

Re P.D.: estos peperos que cual borregos siguen, a pie juntillas, las directrices de sus bastardos amos, y que se están “jartando” de comparar a los filoterroristas de Bildu con VOX, se pueden ir todos al guano por traidores, cobardes, hipócritas y mentirosos.