Archivo para Pasaporte covid

ARTÍCULO: “Pasaporte covidiota” ¿éxito de la Justicia espenola? no, no, no…

Posted in ARTÍCULO-INSULTO with tags on agosto 15, 2021 by César Bakken Tristán

Queridos niños, hay que ver cómo se confunde la velocidad con el tocino. Es lo que tiene tomarse la vida como algo meramente emocional y dejar la razón al margen de la vida.

A ver, que los Tribunales Superiores de inJusticia de los Reinos de taifas estén tumbando la aberración del pasaporte covidiota, o que el Tribunal Constitucional (la máxima “autoridad” me descojono y os explico el por qué en breve) diga que el Estado de Alarma del gobierno comunista fue ilegal, es mearnos y decirnos que llueve… peeeeeeeeero… hemos descubierno que nos meaban, o sea, que empapaditos de micciones satánicas, nos limpiamos la jeta, sacudimos la mano con el meado en ella y decimos: “¿Veis? Nosotros tenemos la razón, la Justicia está de nuestra parte”.

Hay que ser muy obtuso para obviar que en Espena no hay separación de poderes. Supongo que es tal la desolación que todos los seres con intelecto sufrimos, que la parte emocional del melón, a veces, nos confunde y hace que razonemos como el que sigue la receta de asado de la manteca.

A ver… que un país tenga un Tribunal Constitucional es el dato más claro de que ese país es una dictadura. Amén de que la judicatura esté puesta a dedo por los políticos, que tenga que haber un tribunal para garantizar lo inviolable, nuestros derechos fundamentales, es la hostia. Pero es que ya lo es que tenga que haber Constutuciones nacionales, porque esto demuestra que los Derechos Humanos no existen. ¿Es tan difícil de entender esta soplapollez?

A ver… lo explico para gilipollas: ¿Qué es el Código Penal? Un legajo en el cual se castigan “los malos actos”. Es decir, cojones, que en el Código Penal no te explican que el asesinato es algo malo y tal y cual Pascual, sino que sancionan los asesinatos. Todo lo contrario a lo que hacen los Tribunales Superiores , el Supremo y el Prostitucional… los cuales, a toro padadísimo – cuando todo el mal del delito está hecho y es irreparable – nos dicen: “Asesinar está mal, porque la vida humana es inviolable y etc.” A ver, hijos de la gran puta, ropones de mierda, togados tocados del ala: ¡qué necesitamos que empapeléis a los cabrones que nos expolian y sojuzgan, no que nos digáis lo que YA SABEMOS: que obraron (y obran) mal y en contra de la ley.

Estáis fomentando este macabro circo y, por cierto, todos estáis forrados de pasta. ¡La Justicia no es un código ético y moral sino UN MECANISMO SANCIONADOR! Voy a quitarle la venda a la Justicia y ahorcarla con ella.

LUYS COLETO: O te “vacunas”…o vamos a por ti.

Posted in © LUYS COLETO Non Serviam with tags , , on abril 17, 2021 by César Bakken Tristán

El magnífico diario Hamodia (en hebreo המודיע, El Anunciador), escrito en hebreo y  publicado en Israel. También se publica una edición en inglés para Usa y la citada Israel, además de otra edición semanal que aparece en Inglaterra. Es el más importante periódico de la comunidad judía ultraortodoxa. Los jaredíes, los que tiemblan ante El Eterno.

Chantajearte…hasta que tires la toalla

En dicho periódico, mitad de octubre, obtuvieron en exclusiva la grabación íntegra de una conversación telefónica que el siniestro gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, mantuvo con líderes judíos. Hablaban de las nuevas medidas liberticidas. En un momento dado, Cuomo, hablando con el rabino Yaakov Bender, suelta la joyita. “Las medidas que se toman ante el covid no se basan en la ciencia, sino en crear alarma, pánico y terror entre la población”. Government’s responses to coronavirus are NOT based on science but are based out of fear, exacta expresión de Cuomo.

…Y Cuomo vuelve por sus fueros. En reciente emisión en la CNN, vulgo FNN (Fake News Network), brotan el susodicho Cuomo, y la ex presidenta de la eugenésica/genocida Planned Parenthood, la dizque doctora Leana Wen. Perlitas. “Tenemos que hacerles entender (a los estadounidenses) que la vacuna es el medio de regreso a la vida anterior a la pandemia. Y la ventana para hacerlo se está reduciendo realmente. Estabas hablando de la reapertura de todos estos estados. Están reabriendo al 100%”.

Se detecta cierta cagalera en los secuaces de las exterminacionistas élites. Prosigamos.  “Tenemos un margen muy estrecho para vincular la política de reapertura a la situación de las vacunas. Porque de lo contrario, si todo se reabre, ¿cuál va a ser la zanahoria? ¿Cómo vamos a incentivar a las personas se vacune?”. Y apuntando alto la pájara Wen: se debe negar la “libertad” al pueblo estadounidense hasta que se rinda a la vacunación.

Los pasaportes de vacunas, plan secreto desde el principio

Gubernamentales liberticidios para instaurar la esclavitud total, la segregación y la discriminación a través de los pasaportes de vacunas. Terrorismo puro y duro. Coaccionar y chantajear a la población. Implantar un sistema de vigilancia digital como requisito previo a la “libertad” y a la “recuperación”.

Sistemas de vigilancia digital, un mundo irrespirable, esclavitud total: escáneres de reconocimiento facial que vinculan la biometría y el estado de vacunación para restringir y controlar a las personas en toda la sociedad, masivo control del ADN (a través de las invasivas y fraudulentas PCR, un ejemplo) y segregando y aislando a cualquiera que diga lo más noble que ahora mismo decirse pueda: NO. Glorioso adverbio de negación, pues. La tiranía en curso, un principiar, programación psicológica, mutación conductual. Y posteriores y paulatinos exterminios poblacionales. Y mutaciones antropológicas…

Guerra mundial anunciada por los Roschild

Falsarias y liberticidas pruebas diagnósticas, el inicio…

Las exigencias de los fraudulentos test covid (preferentemente PCR y antígenos) ha resultado el primero de los pasos hacia la implantación de estos pasaportes. La totalitaria y masiva de toma de muestras  de ADN están adiestrando poco a poco a los individuos para que renuncien definitivamente a sus derechos y libertades más básicas, lavándoles progresiva e irreversiblemente el cerebro para que crean que son sujetos culpables que deben demostrar su inocencia para poder viajar. La toma de muestras abusivas a personas sanas será sustituida por las exigencias de haberse inoculado, cada medio año, dosis del matarratas transgénico.

Los certificados covid incluyen códigos QR conectados a la aplicación NHS. Tales códigos QR se utilizarán para conceder a las serviles personas “vacunadas” un acceso exclusivo a determinados sitios. El pase oficial covid deviene tarjeta de identidad digital que, esencialmente crea una sociedad de dos niveles, discriminando y separando a personas inocentes, despojándolas del debido proceso judicial, acusándolas de propagar enfermedades que no tienen y excluyéndolas del resto de la sociedad.

…ataque sin precedentes a la libertad humana

En los países que se rigen, presuntamente, por un Estado de Derecho, este pasaporte de  vacuna debería estar muerto al nacer, porque viola la intimidad médica de los individuos y convierte a las personas en propiedades, sujetas a requisitos corporales. Los pasaportes de vacunas, que antes se estimaban delirio “platillista”, ahora se imponen a la gente tal una marca del sistema de la bestia. Tan Apocalipsis, capítulo trece…

Los pasaportes serán obligatorios para poder reunirse, viajar, comprar, vender… Vivir, vamos. La libertad, definitivo derrumbe, si se implanta este sistema. Y se implantará. El engaño y la opresión del pasaporte de vacunas representan el tipo de ataque a la libertad que justifica, muy probablemente, una nueva guerra mundial. Merecida, posiblemente, tan poco ha demostrado valer la humanidad. Con su delirante psicosis masiva a rastras. Y, seguramente, sin vuelta atrás.

En fin.

LUYS COLETO: Certificados de “vacunación”: el fin de la libertad y los ciudadanos de primera y segunda categoría.

Posted in © LUYS COLETO Non Serviam with tags , on abril 13, 2021 by César Bakken Tristán

La Comisión Europea, en una reunión celebrada a finales de febrero, asumió la adopción del pasaporte de vacunación  cual “mesiánica” y “redentoroa” misión común, autootorgándose en el ínterin tres meses para llevarla a cabo.

Ciudadanos de primera y de segunda y de tercera…

El célebre pasaporte que “facilitará” la movilidad entre las diferentes regiones y naciones de la UE será un certificado estrictamente digital. No se trató jamás de vacuna ni de virus ni de asunto sanitario alguno: se trata de datos. Big Data, ¿les suena?

Pasaporte, ampliemos el foco: versión “refinada”  del crédito social chino. Buenos y malos ciudadanos, pues. Los chicos “malos”: las sanciones incluyen la pérdida de oportunidades de empleo y educativas, así como severas restricciones de transporte. Los que obtienen una puntuación alta reciben beneficios, como descuentos en los servicios otorgados “graciosamente” por el atroz Gran Leviatán y procedimientos más rápidos, ejemplo de tantos, para poder viajar al extranjero. Todo tan bolche…

¿Hasta dónde está usted dispuesto a someterse?

Este certificado, que recibirá el nombre de Certificado Verde Digital (hibridadas en su nombre dos mierderas paranoias eugenésicas del Sistema, claves de bóveda: “Verde” y Digital), incluirá hasta once (curiosa cifra: juas) datos referidos a nuestra salud: entre otros, filiación, si estamos vacunados, con qué marca de vacuna, con qué lote, si nos hemos hecho PCR cuántas y el resultado y si hemos pasado la enfermedad…

Es decir, se crearán diferentes grupos de personas en función a su “salud”. Y quizá lo más despiadado e inmoral de todo sea aquello que se refiere a “inmunidad”. Es decir, si ya has pasado el inexistente SARS-Cov-2 podrás moverte libremente. Mientras tanto el resto de nosotros, pobres  viles mortales que no hemos pasado algo que no existe, ni aceptamos introducirnos venenosos fármacos tóxico-industriales en nuestro cuerpo, veremos nuestra movilidad limitada, desaparecida tal vez, un paso más en esta brutal tiranía tecno-sanitaria que escinde y secciona y saja abruptamente el mundo en dos: “sanos” y “enfermos”. Rigurosa traducción: aquellos que aceptan las nuevas reglas del juego y los que las neguemos siempre y en todo momento.

Permitirte participar en la sociedad civil o ser absolutamente marginado, he ahí hamletiano dilema. Si hoy ya se aparta del mundo a aquellos que jamás nos pondremos un puto bozal en la mui, qué sucederá cuando llegue el momento en que no deseen, por ejemplo, someterse al “bio-mejoramiento” que irradia la deletérea cosmovisión transhumanista: seremos implacablemente marginados por no aceptar sus “maravillas”, más bien por no aceptar ser sometidos bajo ningún concepto a sus diabólicos cachivaches tecnológicos transhumanizadores.

Futuro salvoconducto covidiota.

El tiránico Sistema siempre te chantajeará, hoy y mañana

Hogaño se realiza con la burda excusa de reactivar ( “recuperación”, blablabla) la economía y que la población continúe llevando las cadenas que le llevan de la esclavitud del trabajo asalariado a unas “vacaciones” de ocio patético, aburrido, mercantilizado y programado con el único fin de que pueda seguir consumiendo(se).  En la nueva dictadura sanitaria los movimientos quedarán totalmente restringidos a la aceptación perruna de su “nueva normalidad”, subnormalidad, mejor expresado, en la que intentarán disciplinarnos en base a sus despóticas y absurdas normas sanitarias…

…Y mañana este certificado sanitario será obligatorio para poder trabajar, consumir ocio o coger el bus. Todos nuestros personales e intimísimos datos, como son los referentes a nuestra salud, acabarán en empresas que maximizarán beneficios con nuestros sacrosantos datos vendiéndoselos a terceros. O en poder del Leviatán que, con ellos, nos seguirá reprimiendo, sojuzgando, oprimiendo…

…Nos hallamos, pues, ante un nuevo e insoportable panóptico tecnológico que ya van configurando las tecnologías “portables” (wearable tech) o los siniestros smartphones, nuestro gran caballo de Troya: seremos controlados y esclavizados, trazados y monitorizados. Salvo que se lo impidamos.

En fin.