Archivo para perrodistas

ARTÍCULO: “Perrodismo de investigación, al paro”.

Posted in artículo-insulto with tags on octubre 10, 2020 by César Bakken Tristán

LEER EN “El Correo de España”:

Queridos niños, vuestra juventud os hace desconocedores de la única faceta buena del perrodismo: la investigación. En España hubo muchos profesionales, valientes y capacitados, que destaparon tramas de corrupción y todo tipo de satrapías. Los 3 Poderes, no hace mucho, estaban sometidos al 4º poder, el periodístico. Obviamente escándalos gubernamentales y contubernios internacionales del tipo Asesinato de Carrero Blanco, ETA o el 23F, fueron intoxicados al alimón por estos 4 poderes, pero aún así había un margen de actuación muy importante para todo perrodista que quisiera destapar las verdades del hediondo pozo de mierda que era la política y la Justicia en España. Pero en Espena todo esto ha desaparecido y se ha sublimizado en estos meses de Plandemia covidiota. Fijaos que el genocidio cometido por Zapatero y encubierto por Rajoy y cia. (sobre todo el presidente cesante: Aznar) conocido como 11-M sí fue investigado por perrodistas valientes, como Luis del Pino… que curiosamente se ha puesto al servicio de las élites mundiales, haciéndose el mayor covidiota de todos los perrodistas espenoles. ¿Ahora qué le queda a los mass mierda… Inda dando pedazos de exclusivas conocidas por todos, o inservibles como que el Che pa Blenin se ha tirado a tal zorrita trepa o que su padre era del FRAP, primicia que dio el propio Che pa, antes que OK Diario, porque así de sobrada pulula la casta por Espena: no ocultan nada? De verdad, es despollante el nivel de esta purria de esbirros del sistema.

Ahora son vox populi  la corrupción (ejemplos punteros: familia Pujol o los ERES sociatas), el contubernio (ejemplos punteros: la alianza política que gobierna Espena o la traición a España de la Casta Real –insisto que la casa es para gente honrada –), la desaparición de la división de poderes (aquí no hacen falta ejemplos, es ley actualmente) y el sometimiento de nuestra casta política a las élites globalistas (el congojavirus es el summum de esto).

¿Qué tiene, ahora, que destapar un perrodista? NADA, como sabéis que le dice el mar a uno que se está ahogando, salvo las botellas de Dom Perignon que les regalan sus corruptos acreedores.  El perrodismo de investigación se ha reciclado en prensa rosa. Que sí el Che pa se tira a tal moza, que si los separratas viven como reyes en la trena, que si el Rey elefante tal, que si en el Congreso cual, que si el Ejército pascual… Todos hechos constatables, más que nada porque ¡se publican en el BOE y resto de Bazofias Oficiales de los reinos de taifas! Es la hostia Espena, ¿eh? Los diputados (poder legislativo) son ministros (poder ejecutivo) y los jueces y la fiscal general del estado, son excargos políticos y/o dependientes de los políticos. ¡Y no pasa nada, oiga! No ocultan sus actos. Antes, por lo menos, lo hacían de espaldas al pueblo y, sobre todo, al erario. Ahora nos expolian, a la cara, y todavía el pueblo sigue apoyando a unos u otros y sometiéndose a todos. Pero a sabiendas. ¿Quién no ha dicho: “son todos iguales” hablando de los políticos, pero luego siguen –erre que erre– apoyando a unos y “combatiendo” a otros? ¿qué hacen ahora los “antisistemas”? ¡apoyar al gobierno! Es la primera vez en la historia del mundo que los antisistemas protestan apoyando al sistema. Ahí les vemos quemando contenedores en post del comunismo que nos gobierna.

Esta siniestra mezcla de síndrome de Munchausen y Estocolmo que es la socie-dead espenola está fagocitando de tal manera que es imposible estar sorprendido por el caos administrativo, la ruina económica y el vilipendio progresivo de las libertades más básicas, que estamos sufriendo.  Y, mientras tanto, los funcionarios armados, con sus mandos engalanados de chatarra asquerosa; ellos que están obligados a que TODO ESTO NO SUCEDA EN SU PATRIA –que es la nuestra – colaborando más que nunca con  las élites globalistas y los enajenados políticos nacionales. Todo un ejemplo de compromiso social nuestras Débiles Mamadas.

Atribuyendo a los inmigrantes ilegales (y a muchos legales) la capacidad de raciocinio –que es ser muy generoso –, me pregunto: ¿qué pensarán de este país? Un ponzoñoso lugar en el Mundo, arruinado y endeudado hasta el infinito, sin libertad ni derechos sociales… que les paga a ellos más que a los pensionistas, por haber entrado ilegalmente en el país (esto se llama invasión) que les da alojamiento y manutención gratuita, y a los que no, les deja robar y okupar la propiedad privada (esto se llama delito de robo y de allanamiento de morada). ¡Menos mal que no tienen capacidad racional! Me compadezco de ellos, pues no saben que toda esta atrocidad que es Espena, les acabará pasando factura también a ellos. Y ya será tarde para que escapen, pues serán ciudadanos espenoles de pleno derecho y, por lo tanto, sometidos como los que lo somos desde nuestros ancestros.

Ahora el perrodismo de investigación es mero perrodismo que cuenta la actualidad. Algunos youtubers de sociopolítica, iguales, solo que todavía indignados porque esto no cambie ,e intentando cambiarlo… hasta que el sistema les engulla también, a cambio del puto dinero, y la rueda de la ignominia y el deshonor siga girando perfectamente engranada.

Menos mal que soy mortal.

ARTÍCULO: “Congojavirus: perrodistas vs. periodistas”

Posted in artículo-insulto with tags , , , , on abril 2, 2020 by César Bakken Tristán

LEER EN “El Correo de España”: https://elcorreodeespana.com/opinion/151078274/Congojavirus-perrodistas-vs-periodistas-Por-Cesar-Bakken.html

 

Verdad sólo hay una, por mucho que las interpretaciones sobre ella –tendenciosas o ignorantes – creen mil mentiras por cada verdad. Menos mal que la historia pone a cada uno en su sitio, haciendo del saber historiográfico la mejor herramienta para ser imparcial , libre y veraz. La enorme pega de este axioma sobre la búsqueda de la verdad, es que casi siempre llega tarde, salvo para esa rara avis de personas –entre las que me incluyo – preocupadas por investigar en todos los terrenos ajenos, pero anexos, a la verdad oficial. La crisis mundial atribuida falazmente al congojavirus es el antepenúltimo ejemplo de esto.

Todos conocemos la “gripe española” que asoló a los humanos en 1918. Los españoles, como en este caso los chinos, somos culpables de una de las pandemias más mortales de la historia (si no la más mortal de todas, dada la capacidad de asignar datos fiables no comparables con las de pandemias anteriores). Más de 50 millones de muertos, sobre una población mundial muy inferior a la actual, derivan en una tasa de mortalidad que deja la actual pandemia en ABSOLUTAMENTE NADA.

Esta comparativa de virus pandémicos no es labor de este artículo, pero os animo a investigar sobre ella. Hay un hecho muy llamativo: la mortalidad de la gripe del 18 afectó, sobre todo, a la población entre 20 y 30 años. Apasionante asunto a investigar. Os doy 2 pautas: soldados de la I Guerra Mundial y anticuerpos en la población anciana. Cuando acabéis vuestra investigación sabréis afrontar el congojavirus con una medio sonrisa sarcástica en la boca y los dientes apretados de la rabia que produce saber lo evitables que son casi todos los fallecimientos por un virus tan estúpido como el de la gripe o, en este caso, el COVID-19.

Me centro en los perrodistas y los periodistas. Los informadores públicos internacionales de 1918 mancillaron (una vez más) la imagen de España, catalogando a esa pandemia con el nombre de “gripe española”. La verdad de este oprobio es que España era neutral en la absurda I Guerra Mundial, por lo tanto sus informadores públicos no tenían intereses ocultos ni obligaciones políticas sobre esta noticia médica, y fueron los primeros de Europa (y por lo tanto del mundo) en informar sin ambages de esta pandemia mundial. Los países en conflicto armado ocultaron toda la información, por lo cual el mundo entero bautizó esta gripe como “española”. Paradoja macabra donde las haya. Los causantes de la pandemia miraron hacia otro lado, nos contagiaron a nosotros (200 mil muertos en España) y nos señalaron con el dedo mediático como los culpables de esta mortalísima pandemia. Sabiendo esto… ¿a cuales de estos informadores públicos de la época catalogáis de periodistas y a cuáles de perrodistas?

Actualmente la desinformación y la manipulación tendenciosa de los mass media ya está impregnada en todos y cada uno de los países del mundo. La versión oficial del congojavirus es que surgió en un pequeño territorio de China, y que sólo mató allí a 3 mil personas (uso el pretérito perfecto simple, porque “ya no mata en China”). ¿De verdad los informadores públicos chinos –y los internacionales que trabajan en China – no saben algo más de este asunto, ni tan siquiera para saber contar víctima mortales que están ante sus ojos?

En Espena, donde cada Comunidad Autónoma es un mundo en sí mismo, podemos ver informaciones dispares, contradictorias y enfrentadas, según el mass media que cojamos y el partido político que impere allí. El perrodismo está instaurado por doquier, y los 4 periodistas que quedan están casi cautivos y desarmados. ¿Y los mass media privados, que no dependen de las Comunidades Autónomas ni del Gobierno Central, por qué son también parciales y manipuladores? La respuesta es tan simple como cierta: dinero público e intereses económicos dependientes del Gobierno de España –y de otros inferiores según cada medio –. No obstante, hay un nexo en común a todos ellos: ningún mass media espenol está tratando este asunto como los gravísimos crímenes de Estado del 11M, donde nos mostraron, a tiempo real incluso, las imágenes más escabrosas, morbosas y repugnantes de los crímenes; junto a un ataque brutal al gobierno de ese momento. Ahora nadie lanza esas imágenes de las víctimas del congojavirus, pues son la mejor herramienta para cesar a un Gobierno. Por fin ha quedado claro que los mass media espenoles están manejados por los comunistas (*) y por todos sus socios (antagónicos pero socios).

Eso sí… los pocos mass media que señalan al Gobierno de Espena como máximo responsable de algo que empezó en una pequeñísima zona de China… deberían investigar muchísimo más antes de lanzar sus soflamas, pese a que en alguna tengan razón. Porque, como indico al comienzo de este artículo que ya acaba: verdad sólo hay una.

 

(*) yo no distingo entre socialismo y comunismo. Soy politólogo: sé lo que me digo en estos menesteres.