Archivo de plandemia

ARTÍCULO: Escudo de guerrero y bozal de covidiota (y jeringazo, por alusiones)

Posted in ARTÍCULO-INSULTO with tags , on enero 11, 2022 by César Bakken Tristán

Mi libertad y valentía no terminan donde empiezan tu miedo y tu sumisión, sino que se muestran más gallardas para defenderme de ti, liberticida esclavo covidiota.

Queridos niños que sabéis que los virus son los padres, y no traen regalos precisamente, permitidme que me dirija a los que no lo saben y, además, esperan los regalos:

Seguro que en alguna peli habéis visto a guerreros que usaban escudo. Lo usaban para protegerse de agresiones variopintas, y cuando no se cubrían con él – si les agredían – estaban desprotegidos. Hasta aquí incluso un covidiota estará de acuerdo. Bien. Sigo. Analogando que es gerundio (sí, me invento el verbo “analogar”, del sustantivo “analogía”. Si el NOM se ha inventando una enfermedad de un virus que no existe, qué menos que yo cometa licencias gramaticales).

Analogo  con el bozal plandémico. Es muy fácil, de verdad. Si te pones un bozal, es un escudo contra las agresiones del virus (y sus 1.001 mutaciones, jajajaja y requete ja). Los que no llevamos bozal estamos desprotegidos y somos meros agresores. Entonces, siempre que tú lleves el bozal, estás protegido y nosotros somos los desprotegidos… pero tú no nos agredes, porque el bozal es un escudo que necesita tus 2 manos y, por lo tanto, no puedes agredidos. Así que ambos estamos a salvo, tú embozalado y yo luciendo cara bonita. ¿Me seguís? ¿a qué es muy sencillo? Pues sigo.

Cuando te quitas el bozal, dejas de estar protegido y entonces… ¡sólo entonces! puedes ser víctima del virus. Y los que vamos sin bozal nos tornamos en virulentos (jejeje, y requeté je) agresores. ¿Pero os habéis parado a pensar, aunque sea por un segundo, que el bozal os lo quitáis todos y estáis juntos y, por lo tanto, os convertís en agresores mutuos? ¿Creéis que mis flechas no son iguales que las vuestras, panda de gilipollas? ¿Si os pega un flechazo vuestro amigo embozalado que se lo acaba de bajar, esa flecha no mata igual que la mía?

Cambiad bozal por jeringazo y es análogo (esta vez sí le pongo tilde, que no se me soliviante la RAE)

(Aquí van insultos a los covidiotas, que los he repetido por doquier y no hace falta escribirlos de nuevo. Echadle un poco de imaginación. Pensad que estáis viendo la putatele o un partido de jurgol, lugares donde dicen muchos más insultos, en una hora, que los que (os) he dicho yo en toda mi vida).

ARTÍCULO: el porcentaje de fallecidos COVID ridiculiza la pandemia (ya de por sí ridícula como enfermedad).

Posted in ARTÍCULO-INSULTO with tags , on enero 9, 2022 by César Bakken Tristán

Artículo del 28 de agosto. Lo re-publicaré todas las semanas, para que no lo olviden, quienes lo hayan leído, y para que lo conozcan, los que no. AQUÍ ESTÁ LA CLAVE DE LA PLANDEMIA y, por lo tanto, su erradicación.

Hay un hecho innegable en toda enfermedad que se precie, máxime cuando es una pandemia mundial: ha de ser mortal. Por ejemplo, los problemas cardiacos y el cáncer afectan a todo el orbe y matan por doquier, pero sus causas no son víricas, que falsamente ha sido engalanada como la condición sine qua non para catalogar pandemias. Pero al igual que el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento, el analfabetismo no exime de responsabilidades intelectuales, por lo cual voy a mostraros la definición de los conceptos básicos de esta pandemia:

condición sine qua non

1. f. condición sin la cual no se hará algo o se tendrá por no hecho.

pandemia

1. f. Med. Enfermedad epidémica que se extiende a muchos países o que ataca a casi todos los individuos de una localidad o región.

epidemia

1. f. Enfermedad que se propaga durante algún tiempo por un país, acometiendo simultáneamente a gran número de personas.

2. f. Mal o daño que se expande de forma intensa e indiscriminada.

mortalidad

1. f. Cualidad de mortal.

2. f. Tasa de muertes producidas en una población durante un tiempo dadoen general o por una causa determinada.

mortandad

1. f. Gran cantidad de muertes causadas por epidemiacataclismopeste o guerra.

Según la segunda acepción de “epidemia” tanto los problemas cardiacos como el cáncer son una pandemia… ¿entonces por qué no es catalogada como tal y se prohíben, por ejemplo, el tabaco y la dieta grasienta. ¿Por qué no se obliga a una dieta equilibrada y a hacer ejercicio? Muy sencillo: porque los intereses económicos son lo que mueven el mundo (y la sanidad está a su servicio) y porque cada persona es dueña de su cuerpo y puede autodestruirse como le dé la gana, sin que ello suponga menoscabo de la salud de los demás. ¿Alguien se imagina el caos fenomenal que se liaría si estas enfermedades fueran declaradas pandemias y se aplicaran protocolos para erradicarlas? Sólo el síndrome de abstinencia de los enfermos de tabaquismo destruiría la sociedad…

La principal causa de mortalidad en España son los infartos ( 120.859 fallecidos en 2020) y por tabaquismo fallecieron más de 60 mil personas. La analogía con la pandemia COVID-19 es inevitable y, sobre todo, paradójica; pues fumar y comer mal son eximentes de seguir el protocolo COVID (no hay que usar mascarilla cuando se realizan estas actividades suicidas).

A día de hoy (computando año y medio, datos oficiales del INE y el Ministerio de Sanidad), las muertes oficiales por COVID fueron 83.861 (no entro en la veracidad de estos datos – que no lo son – ni en que han confundido., torticeramente, mortalidad con mortandad; pero los acepto para demostrar el tremendo engaño pandémico, aún así). España tiene una población de 47.394.223 habitantes, por lo cual el porcentaje de mortandad de la COVID es 0,16% muertos en España… ¡en año y medio!

¡ni siquiera un 0,2 % de fallecidos!

En este mismo periodo el porcentaje de mortalidad por infartos es mayor, 0,38% ¿qué ocurre aquí, pues, si hay el doble de fallecidos por enfermedad cardiaca que por COVID? Y estos decesos ocurren anualmente, de (casi) toda la vida, vaya… ¿Por qué sólo nos dan “consejos” para evitar morir de infarto y no nos obligan a nada para evitarlo?

A nivel mundial los muertos oficiales por COVID, en el último año y medio, son un porcentaje todavía más irrisorio: 0,06% (4.463.719 de 7 mil 800 millones de personas).

Aún con todo, en España se muere muy poco. En 2020 la mortalidad fue del 1,038%. (492.572 finados), muy poco más de 1 de cada 100. Y eso que hasta hace unas semanas los datos del Ministerio de Sanidad eran de 80 mil fallecidos menos… pero aún con este inflado “mágico” el porcentaje no es para que vayamos por la vida acojonados… sino que, básicamente, morimos porque somos mortales, más allá de los malos hábitos o conductas temerarias. ¡La vida sigue, coño! El muerto al hoyo y el vivo al bollo, de toda la vida de Dios.

Ante los datos expuestos cualquiera que no sea negacionista es covidiota. La pandemia es PLANdemia y España, Espena. El liberticidio y el menoscabo de la salud física y mental de todo el orbe es colosal y aumenta a diario, en base a la superchería, el adoctrinamiento y la cultura al miedo y el amor a “Papa Estado”.

¿Ante estos datos oficiales que analizo… cómo es capaz alguien de vacunarse? (de la vacuna – terapia génica experimental en base a un virus inexistente, como todos – ni hablo ahora, pues los dogmas de fe, que encima enferman y matan no es un tema que quiera tocar en este artículo. No entro en destrozar la COVID en base a la ciencia, la lógica, la economía, la filosifía, la ética y moral, la sociopolítica y la medicina… de eso podéis encontrar decenas – si no cientos ya – de artículos en este BLOG. No comento la atrocidad de la desaparición de la gripe y las neumonías clásicas, ni en la aberración del bozal, ni del PCR, ni la tortura infantil, ni el gerontocidio, ni la iatrogenia, ni el cierre de la sanidad primaria y parte de la secundaria, ni la psicopatía de los galenos y enfermeros del «TIKTOK», ni y 1001 níes.

El que no despabila es o porque no quiere, gana pasta con la PLANdemia o porque es oligofrénico. ¿Qué eres tú, lector? La elección es meramente empírica, es fácil de hacer.

PUEDES SEGUIRME EN TELEGRAM: https://t.me/BakkenTristan

ARTÍCULO: el porcentaje de fallecidos COVID ridiculiza la pandemia (ya de por sí ridícula como enfermedad).

Posted in ARTÍCULO-INSULTO with tags , on enero 2, 2022 by César Bakken Tristán

Artículo del 28 de agosto. Lo re-publicaré todas las semanas, para que no lo olviden, quienes lo hayan leído, y para que lo conozcan, los que no. AQUÍ ESTÁ LA CLAVE DE LA PLANDEMIA y, por lo tanto, su erradicación.

Hay un hecho innegable en toda enfermedad que se precie, máxime cuando es una pandemia mundial: ha de ser mortal. Por ejemplo, los problemas cardiacos y el cáncer afectan a todo el orbe y matan por doquier, pero sus causas no son víricas, que falsamente ha sido engalanada como la condición sine qua non para catalogar pandemias. Pero al igual que el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento, el analfabetismo no exime de responsabilidades intelectuales, por lo cual voy a mostraros la definición de los conceptos básicos de esta pandemia:

condición sine qua non

1. f. condición sin la cual no se hará algo o se tendrá por no hecho.

pandemia

1. f. Med. Enfermedad epidémica que se extiende a muchos países o que ataca a casi todos los individuos de una localidad o región.

epidemia

1. f. Enfermedad que se propaga durante algún tiempo por un país, acometiendo simultáneamente a gran número de personas.

2. f. Mal o daño que se expande de forma intensa e indiscriminada.

mortalidad

1. f. Cualidad de mortal.

2. f. Tasa de muertes producidas en una población durante un tiempo dadoen general o por una causa determinada.

mortandad

1. f. Gran cantidad de muertes causadas por epidemiacataclismopeste o guerra.

Según la segunda acepción de “epidemia” tanto los problemas cardiacos como el cáncer son una pandemia… ¿entonces por qué no es catalogada como tal y se prohíben, por ejemplo, el tabaco y la dieta grasienta. ¿Por qué no se obliga a una dieta equilibrada y a hacer ejercicio? Muy sencillo: porque los intereses económicos son lo que mueven el mundo (y la sanidad está a su servicio) y porque cada persona es dueña de su cuerpo y puede autodestruirse como le dé la gana, sin que ello suponga menoscabo de la salud de los demás. ¿Alguien se imagina el caos fenomenal que se liaría si estas enfermedades fueran declaradas pandemias y se aplicaran protocolos para erradicarlas? Sólo el síndrome de abstinencia de los enfermos de tabaquismo destruiría la sociedad…

La principal causa de mortalidad en España son los infartos ( 120.859 fallecidos en 2020) y por tabaquismo fallecieron más de 60 mil personas. La analogía con la pandemia COVID-19 es inevitable y, sobre todo, paradójica; pues fumar y comer mal son eximentes de seguir el protocolo COVID (no hay que usar mascarilla cuando se realizan estas actividades suicidas).

A día de hoy (computando año y medio, datos oficiales del INE y el Ministerio de Sanidad), las muertes oficiales por COVID fueron 83.861 (no entro en la veracidad de estos datos – que no lo son – ni en que han confundido., torticeramente, mortalidad con mortandad; pero los acepto para demostrar el tremendo engaño pandémico, aún así). España tiene una población de 47.394.223 habitantes, por lo cual el porcentaje de mortandad de la COVID es 0,16% muertos en España… ¡en año y medio!

¡ni siquiera un 0,2 % de fallecidos!

En este mismo periodo el porcentaje de mortalidad por infartos es mayor, 0,38% ¿qué ocurre aquí, pues, si hay el doble de fallecidos por enfermedad cardiaca que por COVID? Y estos decesos ocurren anualmente, de (casi) toda la vida, vaya… ¿Por qué sólo nos dan “consejos” para evitar morir de infarto y no nos obligan a nada para evitarlo?

A nivel mundial los muertos oficiales por COVID, en el último año y medio, son un porcentaje todavía más irrisorio: 0,06% (4.463.719 de 7 mil 800 millones de personas).

Aún con todo, en España se muere muy poco. En 2020 la mortalidad fue del 1,038%. (492.572 finados), muy poco más de 1 de cada 100. Y eso que hasta hace unas semanas los datos del Ministerio de Sanidad eran de 80 mil fallecidos menos… pero aún con este inflado “mágico” el porcentaje no es para que vayamos por la vida acojonados… sino que, básicamente, morimos porque somos mortales, más allá de los malos hábitos o conductas temerarias. ¡La vida sigue, coño! El muerto al hoyo y el vivo al bollo, de toda la vida de Dios.

Ante los datos expuestos cualquiera que no sea negacionista es covidiota. La pandemia es PLANdemia y España, Espena. El liberticidio y el menoscabo de la salud física y mental de todo el orbe es colosal y aumenta a diario, en base a la superchería, el adoctrinamiento y la cultura al miedo y el amor a “Papa Estado”.

¿Ante estos datos oficiales que analizo… cómo es capaz alguien de vacunarse? (de la vacuna – terapia génica experimental en base a un virus inexistente, como todos – ni hablo ahora, pues los dogmas de fe, que encima enferman y matan no es un tema que quiera tocar en este artículo. No entro en destrozar la COVID en base a la ciencia, la lógica, la economía, la filosifía, la ética y moral, la sociopolítica y la medicina… de eso podéis encontrar decenas – si no cientos ya – de artículos en este BLOG. No comento la atrocidad de la desaparición de la gripe y las neumonías clásicas, ni en la aberración del bozal, ni del PCR, ni la tortura infantil, ni el gerontocidio, ni la iatrogenia, ni el cierre de la sanidad primaria y parte de la secundaria, ni la psicopatía de los galenos y enfermeros del «TIKTOK», ni y 1001 níes.

El que no despabila es o porque no quiere, gana pasta con la PLANdemia o porque es oligofrénico. ¿Qué eres tú, lector? La elección es meramente empírica, es fácil de hacer.

PUEDES SEGUIRME EN TELEGRAM: https://t.me/BakkenTristan

ARTÍCULO: el porcentaje de fallecidos COVID ridiculiza la pandemia (ya de por sí ridícula como enfermedad).

Posted in ARTÍCULO-INSULTO with tags , on diciembre 25, 2021 by César Bakken Tristán

Artículo del 28 de agosto. Lo re-publicaré todas las semanas, para que no lo olviden, quienes lo hayan leído, y para que lo conozcan, los que no. AQUÍ ESTÁ LA CLAVE DE LA PLANDEMIA y, por lo tanto, su erradicación.

Hay un hecho innegable en toda enfermedad que se precie, máxime cuando es una pandemia mundial: ha de ser mortal. Por ejemplo, los problemas cardiacos y el cáncer afectan a todo el orbe y matan por doquier, pero sus causas no son víricas, que falsamente ha sido engalanada como la condición sine qua non para catalogar pandemias. Pero al igual que el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento, el analfabetismo no exime de responsabilidades intelectuales, por lo cual voy a mostraros la definición de los conceptos básicos de esta pandemia:

condición sine qua non

1. f. condición sin la cual no se hará algo o se tendrá por no hecho.

pandemia

1. f. Med. Enfermedad epidémica que se extiende a muchos países o que ataca a casi todos los individuos de una localidad o región.

epidemia

1. f. Enfermedad que se propaga durante algún tiempo por un país, acometiendo simultáneamente a gran número de personas.

2. f. Mal o daño que se expande de forma intensa e indiscriminada.

mortalidad

1. f. Cualidad de mortal.

2. f. Tasa de muertes producidas en una población durante un tiempo dadoen general o por una causa determinada.

mortandad

1. f. Gran cantidad de muertes causadas por epidemiacataclismopeste o guerra.

Según la segunda acepción de “epidemia” tanto los problemas cardiacos como el cáncer son una pandemia… ¿entonces por qué no es catalogada como tal y se prohíben, por ejemplo, el tabaco y la dieta grasienta. ¿Por qué no se obliga a una dieta equilibrada y a hacer ejercicio? Muy sencillo: porque los intereses económicos son lo que mueven el mundo (y la sanidad está a su servicio) y porque cada persona es dueña de su cuerpo y puede autodestruirse como le dé la gana, sin que ello suponga menoscabo de la salud de los demás. ¿Alguien se imagina el caos fenomenal que se liaría si estas enfermedades fueran declaradas pandemias y se aplicaran protocolos para erradicarlas? Sólo el síndrome de abstinencia de los enfermos de tabaquismo destruiría la sociedad…

La principal causa de mortalidad en España son los infartos ( 120.859 fallecidos en 2020) y por tabaquismo fallecieron más de 60 mil personas. La analogía con la pandemia COVID-19 es inevitable y, sobre todo, paradójica; pues fumar y comer mal son eximentes de seguir el protocolo COVID (no hay que usar mascarilla cuando se realizan estas actividades suicidas).

A día de hoy (computando año y medio, datos oficiales del INE y el Ministerio de Sanidad), las muertes oficiales por COVID fueron 83.861 (no entro en la veracidad de estos datos – que no lo son – ni en que han confundido., torticeramente, mortalidad con mortandad; pero los acepto para demostrar el tremendo engaño pandémico, aún así). España tiene una población de 47.394.223 habitantes, por lo cual el porcentaje de mortandad de la COVID es 0,16% muertos en España… ¡en año y medio!

¡ni siquiera un 0,2 % de fallecidos!

En este mismo periodo el porcentaje de mortalidad por infartos es mayor, 0,38% ¿qué ocurre aquí, pues, si hay el doble de fallecidos por enfermedad cardiaca que por COVID? Y estos decesos ocurren anualmente, de (casi) toda la vida, vaya… ¿Por qué sólo nos dan “consejos” para evitar morir de infarto y no nos obligan a nada para evitarlo?

A nivel mundial los muertos oficiales por COVID, en el último año y medio, son un porcentaje todavía más irrisorio: 0,06% (4.463.719 de 7 mil 800 millones de personas).

Aún con todo, en España se muere muy poco. En 2020 la mortalidad fue del 1,038%. (492.572 finados), muy poco más de 1 de cada 100. Y eso que hasta hace unas semanas los datos del Ministerio de Sanidad eran de 80 mil fallecidos menos… pero aún con este inflado “mágico” el porcentaje no es para que vayamos por la vida acojonados… sino que, básicamente, morimos porque somos mortales, más allá de los malos hábitos o conductas temerarias. ¡La vida sigue, coño! El muerto al hoyo y el vivo al bollo, de toda la vida de Dios.

Ante los datos expuestos cualquiera que no sea negacionista es covidiota. La pandemia es PLANdemia y España, Espena. El liberticidio y el menoscabo de la salud física y mental de todo el orbe es colosal y aumenta a diario, en base a la superchería, el adoctrinamiento y la cultura al miedo y el amor a “Papa Estado”.

¿Ante estos datos oficiales que analizo… cómo es capaz alguien de vacunarse? (de la vacuna – terapia génica experimental en base a un virus inexistente, como todos – ni hablo ahora, pues los dogmas de fe, que encima enferman y matan no es un tema que quiera tocar en este artículo. No entro en destrozar la COVID en base a la ciencia, la lógica, la economía, la filosifía, la ética y moral, la sociopolítica y la medicina… de eso podéis encontrar decenas – si no cientos ya – de artículos en este BLOG. No comento la atrocidad de la desaparición de la gripe y las neumonías clásicas, ni en la aberración del bozal, ni del PCR, ni la tortura infantil, ni el gerontocidio, ni la iatrogenia, ni el cierre de la sanidad primaria y parte de la secundaria, ni la psicopatía de los galenos y enfermeros del «TIKTOK», ni y 1001 níes.

El que no despabila es o porque no quiere, gana pasta con la PLANdemia o porque es oligofrénico. ¿Qué eres tú, lector? La elección es meramente empírica, es fácil de hacer.

PUEDES SEGUIRME EN TELEGRAM: https://t.me/BakkenTristan

ARTÍCULO: el porcentaje de fallecidos COVID ridiculiza la pandemia (ya de por sí ridícula como enfermedad).

Posted in ARTÍCULO-INSULTO with tags , on diciembre 19, 2021 by César Bakken Tristán

Artículo del 28 de agosto. Lo re-publicaré todas las semanas, para que no lo olviden, quienes lo hayan leído, y para que lo conozcan, los que no. AQUÍ ESTÁ LA CLAVE DE LA PLANDEMIA y, por lo tanto, su erradicación.

Hay un hecho innegable en toda enfermedad que se precie, máxime cuando es una pandemia mundial: ha de ser mortal. Por ejemplo, los problemas cardiacos y el cáncer afectan a todo el orbe y matan por doquier, pero sus causas no son víricas, que falsamente ha sido engalanada como la condición sine qua non para catalogar pandemias. Pero al igual que el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento, el analfabetismo no exime de responsabilidades intelectuales, por lo cual voy a mostraros la definición de los conceptos básicos de esta pandemia:

condición sine qua non

1. f. condición sin la cual no se hará algo o se tendrá por no hecho.

pandemia

1. f. Med. Enfermedad epidémica que se extiende a muchos países o que ataca a casi todos los individuos de una localidad o región.

epidemia

1. f. Enfermedad que se propaga durante algún tiempo por un país, acometiendo simultáneamente a gran número de personas.

2. f. Mal o daño que se expande de forma intensa e indiscriminada.

mortalidad

1. f. Cualidad de mortal.

2. f. Tasa de muertes producidas en una población durante un tiempo dadoen general o por una causa determinada.

mortandad

1. f. Gran cantidad de muertes causadas por epidemiacataclismopeste o guerra.

Según la segunda acepción de “epidemia” tanto los problemas cardiacos como el cáncer son una pandemia… ¿entonces por qué no es catalogada como tal y se prohíben, por ejemplo, el tabaco y la dieta grasienta. ¿Por qué no se obliga a una dieta equilibrada y a hacer ejercicio? Muy sencillo: porque los intereses económicos son lo que mueven el mundo (y la sanidad está a su servicio) y porque cada persona es dueña de su cuerpo y puede autodestruirse como le dé la gana, sin que ello suponga menoscabo de la salud de los demás. ¿Alguien se imagina el caos fenomenal que se liaría si estas enfermedades fueran declaradas pandemias y se aplicaran protocolos para erradicarlas? Sólo el síndrome de abstinencia de los enfermos de tabaquismo destruiría la sociedad…

La principal causa de mortalidad en España son los infartos ( 120.859 fallecidos en 2020) y por tabaquismo fallecieron más de 60 mil personas. La analogía con la pandemia COVID-19 es inevitable y, sobre todo, paradójica; pues fumar y comer mal son eximentes de seguir el protocolo COVID (no hay que usar mascarilla cuando se realizan estas actividades suicidas).

A día de hoy (computando año y medio, datos oficiales del INE y el Ministerio de Sanidad), las muertes oficiales por COVID fueron 83.861 (no entro en la veracidad de estos datos – que no lo son – ni en que han confundido., torticeramente, mortalidad con mortandad; pero los acepto para demostrar el tremendo engaño pandémico, aún así). España tiene una población de 47.394.223 habitantes, por lo cual el porcentaje de mortandad de la COVID es 0,16% muertos en España… ¡en año y medio!

¡ni siquiera un 0,2 % de fallecidos!

En este mismo periodo el porcentaje de mortalidad por infartos es mayor, 0,38% ¿qué ocurre aquí, pues, si hay el doble de fallecidos por enfermedad cardiaca que por COVID? Y estos decesos ocurren anualmente, de (casi) toda la vida, vaya… ¿Por qué sólo nos dan “consejos” para evitar morir de infarto y no nos obligan a nada para evitarlo?

A nivel mundial los muertos oficiales por COVID, en el último año y medio, son un porcentaje todavía más irrisorio: 0,06% (4.463.719 de 7 mil 800 millones de personas).

Aún con todo, en España se muere muy poco. En 2020 la mortalidad fue del 1,038%. (492.572 finados), muy poco más de 1 de cada 100. Y eso que hasta hace unas semanas los datos del Ministerio de Sanidad eran de 80 mil fallecidos menos… pero aún con este inflado “mágico” el porcentaje no es para que vayamos por la vida acojonados… sino que, básicamente, morimos porque somos mortales, más allá de los malos hábitos o conductas temerarias. ¡La vida sigue, coño! El muerto al hoyo y el vivo al bollo, de toda la vida de Dios.

Ante los datos expuestos cualquiera que no sea negacionista es covidiota. La pandemia es PLANdemia y España, Espena. El liberticidio y el menoscabo de la salud física y mental de todo el orbe es colosal y aumenta a diario, en base a la superchería, el adoctrinamiento y la cultura al miedo y el amor a “Papa Estado”.

¿Ante estos datos oficiales que analizo… cómo es capaz alguien de vacunarse? (de la vacuna – terapia génica experimental en base a un virus inexistente, como todos – ni hablo ahora, pues los dogmas de fe, que encima enferman y matan no es un tema que quiera tocar en este artículo. No entro en destrozar la COVID en base a la ciencia, la lógica, la economía, la filosifía, la ética y moral, la sociopolítica y la medicina… de eso podéis encontrar decenas – si no cientos ya – de artículos en este BLOG. No comento la atrocidad de la desaparición de la gripe y las neumonías clásicas, ni en la aberración del bozal, ni del PCR, ni la tortura infantil, ni el gerontocidio, ni la iatrogenia, ni el cierre de la sanidad primaria y parte de la secundaria, ni la psicopatía de los galenos y enfermeros del «TIKTOK», ni y 1001 níes.

El que no despabila es o porque no quiere, gana pasta con la PLANdemia o porque es oligofrénico. ¿Qué eres tú, lector? La elección es meramente empírica, es fácil de hacer.

PUEDES SEGUIRME EN TELEGRAM: https://t.me/BakkenTristan

ARTÍCULO: el porcentaje de fallecidos COVID ridiculiza la pandemia (ya de por sí ridícula como enfermedad).

Posted in ARTÍCULO-INSULTO with tags , on diciembre 12, 2021 by César Bakken Tristán

Artículo del 28 de agosto. Lo re-publicaré todas las semanas, para que no lo olviden, quienes lo hayan leído, y para que lo conozcan, los que no. AQUÍ ESTÁ LA CLAVE DE LA PLANDEMIA y, por lo tanto, su erradicación.

Hay un hecho innegable en toda enfermedad que se precie, máxime cuando es una pandemia mundial: ha de ser mortal. Por ejemplo, los problemas cardiacos y el cáncer afectan a todo el orbe y matan por doquier, pero sus causas no son víricas, que falsamente ha sido engalanada como la condición sine qua non para catalogar pandemias. Pero al igual que el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento, el analfabetismo no exime de responsabilidades intelectuales, por lo cual voy a mostraros la definición de los conceptos básicos de esta pandemia:

condición sine qua non

1. f. condición sin la cual no se hará algo o se tendrá por no hecho.

pandemia

1. f. Med. Enfermedad epidémica que se extiende a muchos países o que ataca a casi todos los individuos de una localidad o región.

epidemia

1. f. Enfermedad que se propaga durante algún tiempo por un país, acometiendo simultáneamente a gran número de personas.

2. f. Mal o daño que se expande de forma intensa e indiscriminada.

mortalidad

1. f. Cualidad de mortal.

2. f. Tasa de muertes producidas en una población durante un tiempo dadoen general o por una causa determinada.

mortandad

1. f. Gran cantidad de muertes causadas por epidemiacataclismopeste o guerra.

Según la segunda acepción de “epidemia” tanto los problemas cardiacos como el cáncer son una pandemia… ¿entonces por qué no es catalogada como tal y se prohíben, por ejemplo, el tabaco y la dieta grasienta. ¿Por qué no se obliga a una dieta equilibrada y a hacer ejercicio? Muy sencillo: porque los intereses económicos son lo que mueven el mundo (y la sanidad está a su servicio) y porque cada persona es dueña de su cuerpo y puede autodestruirse como le dé la gana, sin que ello suponga menoscabo de la salud de los demás. ¿Alguien se imagina el caos fenomenal que se liaría si estas enfermedades fueran declaradas pandemias y se aplicaran protocolos para erradicarlas? Sólo el síndrome de abstinencia de los enfermos de tabaquismo destruiría la sociedad…

La principal causa de mortalidad en España son los infartos ( 120.859 fallecidos en 2020) y por tabaquismo fallecieron más de 60 mil personas. La analogía con la pandemia COVID-19 es inevitable y, sobre todo, paradójica; pues fumar y comer mal son eximentes de seguir el protocolo COVID (no hay que usar mascarilla cuando se realizan estas actividades suicidas).

A día de hoy (computando año y medio, datos oficiales del INE y el Ministerio de Sanidad), las muertes oficiales por COVID fueron 83.861 (no entro en la veracidad de estos datos – que no lo son – ni en que han confundido., torticeramente, mortalidad con mortandad; pero los acepto para demostrar el tremendo engaño pandémico, aún así). España tiene una población de 47.394.223 habitantes, por lo cual el porcentaje de mortandad de la COVID es 0,16% muertos en España… ¡en año y medio!

¡ni siquiera un 0,2 % de fallecidos!

En este mismo periodo el porcentaje de mortalidad por infartos es mayor, 0,38% ¿qué ocurre aquí, pues, si hay el doble de fallecidos por enfermedad cardiaca que por COVID? Y estos decesos ocurren anualmente, de (casi) toda la vida, vaya… ¿Por qué sólo nos dan “consejos” para evitar morir de infarto y no nos obligan a nada para evitarlo?

A nivel mundial los muertos oficiales por COVID, en el último año y medio, son un porcentaje todavía más irrisorio: 0,06% (4.463.719 de 7 mil 800 millones de personas).

Aún con todo, en España se muere muy poco. En 2020 la mortalidad fue del 1,038%. (492.572 finados), muy poco más de 1 de cada 100. Y eso que hasta hace unas semanas los datos del Ministerio de Sanidad eran de 80 mil fallecidos menos… pero aún con este inflado “mágico” el porcentaje no es para que vayamos por la vida acojonados… sino que, básicamente, morimos porque somos mortales, más allá de los malos hábitos o conductas temerarias. ¡La vida sigue, coño! El muerto al hoyo y el vivo al bollo, de toda la vida de Dios.

Ante los datos expuestos cualquiera que no sea negacionista es covidiota. La pandemia es PLANdemia y España, Espena. El liberticidio y el menoscabo de la salud física y mental de todo el orbe es colosal y aumenta a diario, en base a la superchería, el adoctrinamiento y la cultura al miedo y el amor a “Papa Estado”.

¿Ante estos datos oficiales que analizo… cómo es capaz alguien de vacunarse? (de la vacuna – terapia génica experimental en base a un virus inexistente, como todos – ni hablo ahora, pues los dogmas de fe, que encima enferman y matan no es un tema que quiera tocar en este artículo. No entro en destrozar la COVID en base a la ciencia, la lógica, la economía, la filosifía, la ética y moral, la sociopolítica y la medicina… de eso podéis encontrar decenas – si no cientos ya – de artículos en este BLOG. No comento la atrocidad de la desaparición de la gripe y las neumonías clásicas, ni en la aberración del bozal, ni del PCR, ni la tortura infantil, ni el gerontocidio, ni la iatrogenia, ni el cierre de la sanidad primaria y parte de la secundaria, ni la psicopatía de los galenos y enfermeros del «TIKTOK», ni y 1001 níes.

El que no despabila es o porque no quiere, gana pasta con la PLANdemia o porque es oligofrénico. ¿Qué eres tú, lector? La elección es meramente empírica, es fácil de hacer.

PUEDES SEGUIRME EN TELEGRAM: https://t.me/BakkenTristan

ARTÍCULO: el porcentaje de fallecidos COVID ridiculiza la pandemia (ya de por sí ridícula como enfermedad).

Posted in ARTÍCULO-INSULTO with tags , on diciembre 5, 2021 by César Bakken Tristán

Artículo del 28 de agosto. Lo re-publicaré todas las semanas, para que no lo olviden, quienes lo hayan leído, y para que lo conozcan, los que no. AQUÍ ESTÁ LA CLAVE DE LA PLANDEMIA y, por lo tanto, su erradicación.

Hay un hecho innegable en toda enfermedad que se precie, máxime cuando es una pandemia mundial: ha de ser mortal. Por ejemplo, los problemas cardiacos y el cáncer afectan a todo el orbe y matan por doquier, pero sus causas no son víricas, que falsamente ha sido engalanada como la condición sine qua non para catalogar pandemias. Pero al igual que el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento, el analfabetismo no exime de responsabilidades intelectuales, por lo cual voy a mostraros la definición de los conceptos básicos de esta pandemia:

condición sine qua non

1. f. condición sin la cual no se hará algo o se tendrá por no hecho.

pandemia

1. f. Med. Enfermedad epidémica que se extiende a muchos países o que ataca a casi todos los individuos de una localidad o región.

epidemia

1. f. Enfermedad que se propaga durante algún tiempo por un país, acometiendo simultáneamente a gran número de personas.

2. f. Mal o daño que se expande de forma intensa e indiscriminada.

mortalidad

1. f. Cualidad de mortal.

2. f. Tasa de muertes producidas en una población durante un tiempo dadoen general o por una causa determinada.

mortandad

1. f. Gran cantidad de muertes causadas por epidemiacataclismopeste o guerra.

Según la segunda acepción de “epidemia” tanto los problemas cardiacos como el cáncer son una pandemia… ¿entonces por qué no es catalogada como tal y se prohíben, por ejemplo, el tabaco y la dieta grasienta. ¿Por qué no se obliga a una dieta equilibrada y a hacer ejercicio? Muy sencillo: porque los intereses económicos son lo que mueven el mundo (y la sanidad está a su servicio) y porque cada persona es dueña de su cuerpo y puede autodestruirse como le dé la gana, sin que ello suponga menoscabo de la salud de los demás. ¿Alguien se imagina el caos fenomenal que se liaría si estas enfermedades fueran declaradas pandemias y se aplicaran protocolos para erradicarlas? Sólo el síndrome de abstinencia de los enfermos de tabaquismo destruiría la sociedad…

La principal causa de mortalidad en España son los infartos ( 120.859 fallecidos en 2020) y por tabaquismo fallecieron más de 60 mil personas. La analogía con la pandemia COVID-19 es inevitable y, sobre todo, paradójica; pues fumar y comer mal son eximentes de seguir el protocolo COVID (no hay que usar mascarilla cuando se realizan estas actividades suicidas).

A día de hoy (computando año y medio, datos oficiales del INE y el Ministerio de Sanidad), las muertes oficiales por COVID fueron 83.861 (no entro en la veracidad de estos datos – que no lo son – ni en que han confundido., torticeramente, mortalidad con mortandad; pero los acepto para demostrar el tremendo engaño pandémico, aún así). España tiene una población de 47.394.223 habitantes, por lo cual el porcentaje de mortandad de la COVID es 0,16% muertos en España… ¡en año y medio!

¡ni siquiera un 0,2 % de fallecidos!

En este mismo periodo el porcentaje de mortalidad por infartos es mayor, 0,38% ¿qué ocurre aquí, pues, si hay el doble de fallecidos por enfermedad cardiaca que por COVID? Y estos decesos ocurren anualmente, de (casi) toda la vida, vaya… ¿Por qué sólo nos dan “consejos” para evitar morir de infarto y no nos obligan a nada para evitarlo?

A nivel mundial los muertos oficiales por COVID, en el último año y medio, son un porcentaje todavía más irrisorio: 0,06% (4.463.719 de 7 mil 800 millones de personas).

Aún con todo, en España se muere muy poco. En 2020 la mortalidad fue del 1,038%. (492.572 finados), muy poco más de 1 de cada 100. Y eso que hasta hace unas semanas los datos del Ministerio de Sanidad eran de 80 mil fallecidos menos… pero aún con este inflado “mágico” el porcentaje no es para que vayamos por la vida acojonados… sino que, básicamente, morimos porque somos mortales, más allá de los malos hábitos o conductas temerarias. ¡La vida sigue, coño! El muerto al hoyo y el vivo al bollo, de toda la vida de Dios.

Ante los datos expuestos cualquiera que no sea negacionista es covidiota. La pandemia es PLANdemia y España, Espena. El liberticidio y el menoscabo de la salud física y mental de todo el orbe es colosal y aumenta a diario, en base a la superchería, el adoctrinamiento y la cultura al miedo y el amor a “Papa Estado”.

¿Ante estos datos oficiales que analizo… cómo es capaz alguien de vacunarse? (de la vacuna – terapia génica experimental en base a un virus inexistente, como todos – ni hablo ahora, pues los dogmas de fe, que encima enferman y matan no es un tema que quiera tocar en este artículo. No entro en destrozar la COVID en base a la ciencia, la lógica, la economía, la filosifía, la ética y moral, la sociopolítica y la medicina… de eso podéis encontrar decenas – si no cientos ya – de artículos en este BLOG. No comento la atrocidad de la desaparición de la gripe y las neumonías clásicas, ni en la aberración del bozal, ni del PCR, ni la tortura infantil, ni el gerontocidio, ni la iatrogenia, ni el cierre de la sanidad primaria y parte de la secundaria, ni la psicopatía de los galenos y enfermeros del «TIKTOK», ni y 1001 níes.

El que no despabila es o porque no quiere, gana pasta con la PLANdemia o porque es oligofrénico. ¿Qué eres tú, lector? La elección es meramente empírica, es fácil de hacer.

PUEDES SEGUIRME EN TELEGRAM: https://t.me/BakkenTristan

ARTÍCULO: el porcentaje de fallecidos COVID ridiculiza la pandemia (ya de por sí ridícula como enfermedad).

Posted in ARTÍCULO-INSULTO with tags , on noviembre 28, 2021 by César Bakken Tristán

Artículo del 28 de agosto. Lo re-publicaré todas las semanas, para que no lo olviden, quienes lo hayan leído, y para que lo conozcan, los que no. AQUÍ ESTÁ LA CLAVE DE LA PLANDEMIA y, por lo tanto, su erradicación.

Hay un hecho innegable en toda enfermedad que se precie, máxime cuando es una pandemia mundial: ha de ser mortal. Por ejemplo, los problemas cardiacos y el cáncer afectan a todo el orbe y matan por doquier, pero sus causas no son víricas, que falsamente ha sido engalanada como la condición sine qua non para catalogar pandemias. Pero al igual que el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento, el analfabetismo no exime de responsabilidades intelectuales, por lo cual voy a mostraros la definición de los conceptos básicos de esta pandemia:

condición sine qua non

1. f. condición sin la cual no se hará algo o se tendrá por no hecho.

pandemia

1. f. Med. Enfermedad epidémica que se extiende a muchos países o que ataca a casi todos los individuos de una localidad o región.

epidemia

1. f. Enfermedad que se propaga durante algún tiempo por un país, acometiendo simultáneamente a gran número de personas.

2. f. Mal o daño que se expande de forma intensa e indiscriminada.

mortalidad

1. f. Cualidad de mortal.

2. f. Tasa de muertes producidas en una población durante un tiempo dadoen general o por una causa determinada.

mortandad

1. f. Gran cantidad de muertes causadas por epidemiacataclismopeste o guerra.

Según la segunda acepción de “epidemia” tanto los problemas cardiacos como el cáncer son una pandemia… ¿entonces por qué no es catalogada como tal y se prohíben, por ejemplo, el tabaco y la dieta grasienta. ¿Por qué no se obliga a una dieta equilibrada y a hacer ejercicio? Muy sencillo: porque los intereses económicos son lo que mueven el mundo (y la sanidad está a su servicio) y porque cada persona es dueña de su cuerpo y puede autodestruirse como le dé la gana, sin que ello suponga menoscabo de la salud de los demás. ¿Alguien se imagina el caos fenomenal que se liaría si estas enfermedades fueran declaradas pandemias y se aplicaran protocolos para erradicarlas? Sólo el síndrome de abstinencia de los enfermos de tabaquismo destruiría la sociedad…

La principal causa de mortalidad en España son los infartos ( 120.859 fallecidos en 2020) y por tabaquismo fallecieron más de 60 mil personas. La analogía con la pandemia COVID-19 es inevitable y, sobre todo, paradójica; pues fumar y comer mal son eximentes de seguir el protocolo COVID (no hay que usar mascarilla cuando se realizan estas actividades suicidas).

A día de hoy (computando año y medio, datos oficiales del INE y el Ministerio de Sanidad), las muertes oficiales por COVID fueron 83.861 (no entro en la veracidad de estos datos – que no lo son – ni en que han confundido., torticeramente, mortalidad con mortandad; pero los acepto para demostrar el tremendo engaño pandémico, aún así). España tiene una población de 47.394.223 habitantes, por lo cual el porcentaje de mortandad de la COVID es 0,16% muertos en España… ¡en año y medio!

¡ni siquiera un 0,2 % de fallecidos!

En este mismo periodo el porcentaje de mortalidad por infartos es mayor, 0,38% ¿qué ocurre aquí, pues, si hay el doble de fallecidos por enfermedad cardiaca que por COVID? Y estos decesos ocurren anualmente, de (casi) toda la vida, vaya… ¿Por qué sólo nos dan “consejos” para evitar morir de infarto y no nos obligan a nada para evitarlo?

A nivel mundial los muertos oficiales por COVID, en el último año y medio, son un porcentaje todavía más irrisorio: 0,06% (4.463.719 de 7 mil 800 millones de personas).

Aún con todo, en España se muere muy poco. En 2020 la mortalidad fue del 1,038%. (492.572 finados), muy poco más de 1 de cada 100. Y eso que hasta hace unas semanas los datos del Ministerio de Sanidad eran de 80 mil fallecidos menos… pero aún con este inflado “mágico” el porcentaje no es para que vayamos por la vida acojonados… sino que, básicamente, morimos porque somos mortales, más allá de los malos hábitos o conductas temerarias. ¡La vida sigue, coño! El muerto al hoyo y el vivo al bollo, de toda la vida de Dios.

Ante los datos expuestos cualquiera que no sea negacionista es covidiota. La pandemia es PLANdemia y España, Espena. El liberticidio y el menoscabo de la salud física y mental de todo el orbe es colosal y aumenta a diario, en base a la superchería, el adoctrinamiento y la cultura al miedo y el amor a “Papa Estado”.

¿Ante estos datos oficiales que analizo… cómo es capaz alguien de vacunarse? (de la vacuna – terapia génica experimental en base a un virus inexistente, como todos – ni hablo ahora, pues los dogmas de fe, que encima enferman y matan no es un tema que quiera tocar en este artículo. No entro en destrozar la COVID en base a la ciencia, la lógica, la economía, la filosifía, la ética y moral, la sociopolítica y la medicina… de eso podéis encontrar decenas – si no cientos ya – de artículos en este BLOG. No comento la atrocidad de la desaparición de la gripe y las neumonías clásicas, ni en la aberración del bozal, ni del PCR, ni la tortura infantil, ni el gerontocidio, ni la iatrogenia, ni el cierre de la sanidad primaria y parte de la secundaria, ni la psicopatía de los galenos y enfermeros del «TIKTOK», ni y 1001 níes.

El que no despabila es o porque no quiere, gana pasta con la PLANdemia o porque es oligofrénico. ¿Qué eres tú, lector? La elección es meramente empírica, es fácil de hacer.

PUEDES SEGUIRME EN TELEGRAM: https://t.me/BakkenTristan

ARTÍCULO: el porcentaje de fallecidos COVID ridiculiza la pandemia (ya de por sí ridícula como enfermedad).

Posted in ARTÍCULO-INSULTO with tags , on noviembre 21, 2021 by César Bakken Tristán

Artículo del 28 de agosto. Lo re-publicaré todas las semanas, para que no lo olviden, quienes lo hayan leído, y para que lo conozcan, los que no. AQUÍ ESTÁ LA CLAVE DE LA PLANDEMIA y, por lo tanto, su erradicación.

Hay un hecho innegable en toda enfermedad que se precie, máxime cuando es una pandemia mundial: ha de ser mortal. Por ejemplo, los problemas cardiacos y el cáncer afectan a todo el orbe y matan por doquier, pero sus causas no son víricas, que falsamente ha sido engalanada como la condición sine qua non para catalogar pandemias. Pero al igual que el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento, el analfabetismo no exime de responsabilidades intelectuales, por lo cual voy a mostraros la definición de los conceptos básicos de esta pandemia:

condición sine qua non

1. f. condición sin la cual no se hará algo o se tendrá por no hecho.

pandemia

1. f. Med. Enfermedad epidémica que se extiende a muchos países o que ataca a casi todos los individuos de una localidad o región.

epidemia

1. f. Enfermedad que se propaga durante algún tiempo por un país, acometiendo simultáneamente a gran número de personas.

2. f. Mal o daño que se expande de forma intensa e indiscriminada.

mortalidad

1. f. Cualidad de mortal.

2. f. Tasa de muertes producidas en una población durante un tiempo dadoen general o por una causa determinada.

mortandad

1. f. Gran cantidad de muertes causadas por epidemiacataclismopeste o guerra.

Según la segunda acepción de “epidemia” tanto los problemas cardiacos como el cáncer son una pandemia… ¿entonces por qué no es catalogada como tal y se prohíben, por ejemplo, el tabaco y la dieta grasienta. ¿Por qué no se obliga a una dieta equilibrada y a hacer ejercicio? Muy sencillo: porque los intereses económicos son lo que mueven el mundo (y la sanidad está a su servicio) y porque cada persona es dueña de su cuerpo y puede autodestruirse como le dé la gana, sin que ello suponga menoscabo de la salud de los demás. ¿Alguien se imagina el caos fenomenal que se liaría si estas enfermedades fueran declaradas pandemias y se aplicaran protocolos para erradicarlas? Sólo el síndrome de abstinencia de los enfermos de tabaquismo destruiría la sociedad…

La principal causa de mortalidad en España son los infartos ( 120.859 fallecidos en 2020) y por tabaquismo fallecieron más de 60 mil personas. La analogía con la pandemia COVID-19 es inevitable y, sobre todo, paradójica; pues fumar y comer mal son eximentes de seguir el protocolo COVID (no hay que usar mascarilla cuando se realizan estas actividades suicidas).

A día de hoy (computando año y medio, datos oficiales del INE y el Ministerio de Sanidad), las muertes oficiales por COVID fueron 83.861 (no entro en la veracidad de estos datos – que no lo son – ni en que han confundido., torticeramente, mortalidad con mortandad; pero los acepto para demostrar el tremendo engaño pandémico, aún así). España tiene una población de 47.394.223 habitantes, por lo cual el porcentaje de mortandad de la COVID es 0,16% muertos en España… ¡en año y medio!

¡ni siquiera un 0,2 % de fallecidos!

En este mismo periodo el porcentaje de mortalidad por infartos es mayor, 0,38% ¿qué ocurre aquí, pues, si hay el doble de fallecidos por enfermedad cardiaca que por COVID? Y estos decesos ocurren anualmente, de (casi) toda la vida, vaya… ¿Por qué sólo nos dan “consejos” para evitar morir de infarto y no nos obligan a nada para evitarlo?

A nivel mundial los muertos oficiales por COVID, en el último año y medio, son un porcentaje todavía más irrisorio: 0,06% (4.463.719 de 7 mil 800 millones de personas).

Aún con todo, en España se muere muy poco. En 2020 la mortalidad fue del 1,038%. (492.572 finados), muy poco más de 1 de cada 100. Y eso que hasta hace unas semanas los datos del Ministerio de Sanidad eran de 80 mil fallecidos menos… pero aún con este inflado “mágico” el porcentaje no es para que vayamos por la vida acojonados… sino que, básicamente, morimos porque somos mortales, más allá de los malos hábitos o conductas temerarias. ¡La vida sigue, coño! El muerto al hoyo y el vivo al bollo, de toda la vida de Dios.

Ante los datos expuestos cualquiera que no sea negacionista es covidiota. La pandemia es PLANdemia y España, Espena. El liberticidio y el menoscabo de la salud física y mental de todo el orbe es colosal y aumenta a diario, en base a la superchería, el adoctrinamiento y la cultura al miedo y el amor a “Papa Estado”.

¿Ante estos datos oficiales que analizo… cómo es capaz alguien de vacunarse? (de la vacuna – terapia génica experimental en base a un virus inexistente, como todos – ni hablo ahora, pues los dogmas de fe, que encima enferman y matan no es un tema que quiera tocar en este artículo. No entro en destrozar la COVID en base a la ciencia, la lógica, la economía, la filosifía, la ética y moral, la sociopolítica y la medicina… de eso podéis encontrar decenas – si no cientos ya – de artículos en este BLOG. No comento la atrocidad de la desaparición de la gripe y las neumonías clásicas, ni en la aberración del bozal, ni del PCR, ni la tortura infantil, ni el gerontocidio, ni la iatrogenia, ni el cierre de la sanidad primaria y parte de la secundaria, ni la psicopatía de los galenos y enfermeros del «TIKTOK», ni y 1001 níes.

El que no despabila es o porque no quiere, gana pasta con la PLANdemia o porque es oligofrénico. ¿Qué eres tú, lector? La elección es meramente empírica, es fácil de hacer.

PUEDES SEGUIRME EN TELEGRAM: https://t.me/BakkenTristan

ARTÍCULO: el porcentaje de fallecidos COVID ridiculiza la pandemia (ya de por sí ridícula como enfermedad).

Posted in ARTÍCULO-INSULTO with tags , on noviembre 14, 2021 by César Bakken Tristán

Artículo del 28 de agosto. Lo re-publicaré todas las semanas, para que no lo olviden, quienes lo hayan leído, y para que lo conozcan, los que no. AQUÍ ESTÁ LA CLAVE DE LA PLANDEMIA y, por lo tanto, su erradicación.

Hay un hecho innegable en toda enfermedad que se precie, máxime cuando es una pandemia mundial: ha de ser mortal. Por ejemplo, los problemas cardiacos y el cáncer afectan a todo el orbe y matan por doquier, pero sus causas no son víricas, que falsamente ha sido engalanada como la condición sine qua non para catalogar pandemias. Pero al igual que el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento, el analfabetismo no exime de responsabilidades intelectuales, por lo cual voy a mostraros la definición de los conceptos básicos de esta pandemia:

condición sine qua non

1. f. condición sin la cual no se hará algo o se tendrá por no hecho.

pandemia

1. f. Med. Enfermedad epidémica que se extiende a muchos países o que ataca a casi todos los individuos de una localidad o región.

epidemia

1. f. Enfermedad que se propaga durante algún tiempo por un país, acometiendo simultáneamente a gran número de personas.

2. f. Mal o daño que se expande de forma intensa e indiscriminada.

mortalidad

1. f. Cualidad de mortal.

2. f. Tasa de muertes producidas en una población durante un tiempo dadoen general o por una causa determinada.

mortandad

1. f. Gran cantidad de muertes causadas por epidemiacataclismopeste o guerra.

Según la segunda acepción de “epidemia” tanto los problemas cardiacos como el cáncer son una pandemia… ¿entonces por qué no es catalogada como tal y se prohíben, por ejemplo, el tabaco y la dieta grasienta. ¿Por qué no se obliga a una dieta equilibrada y a hacer ejercicio? Muy sencillo: porque los intereses económicos son lo que mueven el mundo (y la sanidad está a su servicio) y porque cada persona es dueña de su cuerpo y puede autodestruirse como le dé la gana, sin que ello suponga menoscabo de la salud de los demás. ¿Alguien se imagina el caos fenomenal que se liaría si estas enfermedades fueran declaradas pandemias y se aplicaran protocolos para erradicarlas? Sólo el síndrome de abstinencia de los enfermos de tabaquismo destruiría la sociedad…

La principal causa de mortalidad en España son los infartos ( 120.859 fallecidos en 2020) y por tabaquismo fallecieron más de 60 mil personas. La analogía con la pandemia COVID-19 es inevitable y, sobre todo, paradójica; pues fumar y comer mal son eximentes de seguir el protocolo COVID (no hay que usar mascarilla cuando se realizan estas actividades suicidas).

A día de hoy (computando año y medio, datos oficiales del INE y el Ministerio de Sanidad), las muertes oficiales por COVID fueron 83.861 (no entro en la veracidad de estos datos – que no lo son – ni en que han confundido., torticeramente, mortalidad con mortandad; pero los acepto para demostrar el tremendo engaño pandémico, aún así). España tiene una población de 47.394.223 habitantes, por lo cual el porcentaje de mortandad de la COVID es 0,16% muertos en España… ¡en año y medio!

¡ni siquiera un 0,2 % de fallecidos!

En este mismo periodo el porcentaje de mortalidad por infartos es mayor, 0,38% ¿qué ocurre aquí, pues, si hay el doble de fallecidos por enfermedad cardiaca que por COVID? Y estos decesos ocurren anualmente, de (casi) toda la vida, vaya… ¿Por qué sólo nos dan “consejos” para evitar morir de infarto y no nos obligan a nada para evitarlo?

A nivel mundial los muertos oficiales por COVID, en el último año y medio, son un porcentaje todavía más irrisorio: 0,06% (4.463.719 de 7 mil 800 millones de personas).

Aún con todo, en España se muere muy poco. En 2020 la mortalidad fue del 1,038%. (492.572 finados), muy poco más de 1 de cada 100. Y eso que hasta hace unas semanas los datos del Ministerio de Sanidad eran de 80 mil fallecidos menos… pero aún con este inflado “mágico” el porcentaje no es para que vayamos por la vida acojonados… sino que, básicamente, morimos porque somos mortales, más allá de los malos hábitos o conductas temerarias. ¡La vida sigue, coño! El muerto al hoyo y el vivo al bollo, de toda la vida de Dios.

Ante los datos expuestos cualquiera que no sea negacionista es covidiota. La pandemia es PLANdemia y España, Espena. El liberticidio y el menoscabo de la salud física y mental de todo el orbe es colosal y aumenta a diario, en base a la superchería, el adoctrinamiento y la cultura al miedo y el amor a “Papa Estado”.

¿Ante estos datos oficiales que analizo… cómo es capaz alguien de vacunarse? (de la vacuna – terapia génica experimental en base a un virus inexistente, como todos – ni hablo ahora, pues los dogmas de fe, que encima enferman y matan no es un tema que quiera tocar en este artículo. No entro en destrozar la COVID en base a la ciencia, la lógica, la economía, la filosifía, la ética y moral, la sociopolítica y la medicina… de eso podéis encontrar decenas – si no cientos ya – de artículos en este BLOG. No comento la atrocidad de la desaparición de la gripe y las neumonías clásicas, ni en la aberración del bozal, ni del PCR, ni la tortura infantil, ni el gerontocidio, ni la iatrogenia, ni el cierre de la sanidad primaria y parte de la secundaria, ni la psicopatía de los galenos y enfermeros del «TIKTOK», ni y 1001 níes.

El que no despabila es o porque no quiere, gana pasta con la PLANdemia o porque es oligofrénico. ¿Qué eres tú, lector? La elección es meramente empírica, es fácil de hacer.

PUEDES SEGUIRME EN TELEGRAM: https://t.me/BakkenTristan