Archivo para Pulida magallonera

Múcia. RAFAEL LÓPEZ: Pulida magallonera (¡¡PALABRAS MAYORES!!)

Posted in © RAFAEL LÓPEZ opina with tags , on abril 26, 2021 by César Bakken Tristán

Retorno a mi niñez cuando escuchaba todos los sábados y domingos, a las doce del mediodía, una jota, en uno de aquellos radiocasetes, habituales hace diez lustros. Allí en el pueblo la cobertura radiofónica era limitadisima, de hecho sólo se cogía una emisora (creo que era Radio Zaragoza, en banda media o AM), pero aquellas jotas, radiadas con estricta puntualidad, que entonces “despreciaba” hoy las echo de menos, porque un aragonés nunca siente tanto la jota como cuando estas fuera de tu tierra, y el tiempo, lejos de apaciguar esa añoranza, la agiganta. 

Siempre he considerado inconsistente y ramplona la máxima de que el agua no tiene sabor, ¡vaya si lo tiene! Tres cuartos de lo mismo me ocurre con el aire, técnicamente hablando una mezcla de diversos elementos, en forma gaseosa, que “no presenta” matices olfativos, ni visuales. Por supuesto que esta percepción va mucho más allá de las influencias que tienen en él, esos agresivos olores de los motores de combustión, o los malintencionadamente perfumados a las puertas de los centros comerciales, me refiero a la “textura y el olor” del aire mismo ¡que los tiene! 

Algunos recuerdos te “quiebran”. Realizando, y escuchando, esta recomendación he evocado, con una intensidad desgarradora, la imagen de un niño en la cocina de su hogar, mientras sonaban los poderosos ecos musicales de las jotas en aquel ‘transistor’ (como se decía entonces), el finísimo “aire” de la estancia, aquellas sillas con los asientos hechos de cuerda, las paredes, vigas y revoltones blanqueados con cal y un poco de azulete, la cálida luz del mediodía entrando por la ventana, mi Madre, siempre tan diligente, preparando la comida en una de aquellas antiguas cocinas metálicas de gas enormes (¡hace tanto tiempo! y recuerdo, perfectamente, que era de la marca Corbero y tenía un receptáculo para la bombona de butano, un horno en la zona inferior izquierda, y, en la parte superior, cuatro fuegos en línea con una tapa abatible que los cubría y, cuando estaba levantada, protegía la pared), en fin… 

Queridos lectores, les dejo con una de mis jotas preferidas en una grabación con una muy buena calidad de sonido (aunque de un maño mediosordo como yo, es el aspecto en el que menor fiabilidad pueden encontrar). 

P.D.: dedico esta recomendación a todas las Madres, a las que están, y a las que siguen “estando” “guardandonos un sitio” a su lado. 

Han pasado diez lustros y tengo más nítidas estas “imágenes” que las de hace 10 horas, o10 días, o 10 meses, o 10 años. 

Me soliviantan esos comentarios progues de “una España de grises, o de blanco y negro” para referirse a los tiempos del general Franco. Que sepan esos carnuzos que los recuerdos, como el evocado en mi recomendación musical de hoy, eran en tiempos de Franco, y los colores, entonces, eran más intensos y bonitos que ahora, el aire más “limpio”, el agua más fresca, y el personal, más natural y decente.