Archivo para raices profundas

Cine. RAFAEL LÓPEZ: “Raíces profundas ↔ Shane”

Posted in © RAFAEL LÓPEZ opina, CINE crítica y reflexiones with tags on febrero 12, 2021 by César Bakken Tristán

Después de la agradable excursión hispanofrancesa de “Vacaciones para Ivette” retorno al brutal fondo de armario del cine estadounidense con un “western”, vamos lo que coloquialmente se ha denominado siempre como una película del oeste, titulada en español “Raíces profundas”, siendo el original en inglés “Shane”. Es una película del año 1953 dirigida por el gran George Stevens a quien ya tuve de”invitado” en mi sección de recomendaciones cinematográficas, hace cosa de mes y medio, con su estupenda “El asunto del día”. 

Cuenta esta cinta con un trío de actores que soportan el peso principal de la trama, con la estupenda Jean Arthur quien ya trabajo con el mismo director en la película antes citada, el solvente Van Hefflin y el guapo Alan Ladd que no siendo, posiblemente, un gran actor, en cuanto a registro dramático, poseía, por el contrario, una voz de primerísimo nivel, y que es quién interpreta el papel de Shane. Les acompañan notables compañeros de profesión como Elisha Cook Jr., Jack Pallance y Ben Johnson, este último un todoterreno en películas de este género. 

La trama gira sobre un conflicto entre ganaderos y labradores, que se ve repentinamente desestabilizado por la llegada de Shane un pistolero desencantado de la vida que ayudará a una familia de campesinos. Las relaciones humanas de dicha familia (el matrimonio y un hijo de unos 10 años interpretado por Brandon de Wilde) también se verán, turbadoramente, afectadas por la presencia del recién llegado. 

Los espacios naturales donde se rodó esta emblemática película son tremendos (de hecho la película obtuvo el Oscar a la mejor fotografía), y el sonido y los diálogos acompañan adecuadamente a las imágenes. La duración es de 118 minutos, que no se hacen largos en ningún momento, y puede visionarse sin reparo alguno en Familia ya que su cuidada producción verbal y visual es la habitual en las cintas de la época. Por desgracia no puedo adjuntar un enlace donde visionarla íntegramente, y sólo puedo compensarles con una escena, de poco más de cuatro minutos, del final de la película con el duelo de pistoleros, eso sí en versión original para que comprueben la voz del protagonista masculino y se deleite ese “versionoriginalero” impenitente de César Bakken. 

P.D.: quisiera reseñar dos escenas de la película que me gustan (ardua labor ésta por la calidad del film): la primera sucede mientras se realiza la primera reunión de los labradores en la cual se comenta veladamente que Shane había actuado cobardemente ante el hostigamiento de un vaquero, él sale de la reunión y de la vivienda, entonces Jean Arthur abre una ventana y enmarca el perfil de la cara de Shane mientras éste permanece impasible y absorto bajo una torrencial lluvia. La otra es, hacia el final de la película, desde la pelea de Shane con Van Hefflin para evitar que éste vaya a una muerte segura, hasta que llega al bar donde se producirá el duelo final, ¡qué buena música y qué armónicamente acompaña a las imágenes!