Archivo para se habla español

RAFAEL LÓPEZ: El “acento” regional.

Posted in RAFAEL LÓPEZ opina with tags , , , on diciembre 3, 2020 by César Bakken Tristán

Nunca, de más joven, había sentido animadversión hacia los acentos particulares de las distintas regiones de España. Tanto por motivos laborales, por estudios, como por hacer la mili he convivido con personas de todas las regiones de España, todas ellas disponían de un lenguaje llano y natural sin que me afectase, lo más mínimo, su acento, incluso me parecía una seña de identidad que respetaba y, hasta cierto punto, me resultaba entrañable. 

Como todo en España la política “democrática” (nada de ‘demos’ y todo de ‘kratos’) ha emponzoñado la forma de hablar. Las siniestras y criminales inmersiones lingüísticas han propiciado un ostracismo brutal, e ignominioso, del español como lengua común, de tal manera que un tercio de los niños y jóvenes españoles no pueden estudiar en dicha lengua, aunque, muy mayoritariamente, sea la materna. 

Pero lo que hace 30 años eran matices en la forma de hablar, discretos a la par que elegantes, es, a día de hoy, una quimera y una felonía educativa, cultural, social y lingüística. Da agonía oír hablar en español a sujetos con unos déficits, tanto lingüísticos como de dicción, realmente vomitivos. El primitivo uso que realizan de los verbos pone de manifiesto sus taras lingüísticas con el español, agravándolo con un acento desagradable y diría que hasta hostil. 

Pondré algunos ejemplos para ver si ustedes están de acuerdo conmigo: los políticos pancatalanistas (baleares y valencianos incluidos) forman un fondo de armario interminable, baste oír a le “ministre” pesad-Illa como ejemplo ilustrativo. No conforme con su sanguinaria gestión sanitaria de la plandemia del virus chino, zahiere a todos los españoles con una forma de hablar español absolutamente nauseabunda. Luego están los gallegos “made in Feijoo” que hacen un “chapurriau” de español y gallego que resulta ridículo y repugnante, porque recientemente una “sujeta” de su ejecutivo afirmó ¡sin despeinarse! que “cómo podía una persona culta hablar español en público” (más o menos sic). ¡Vaya “mandadera” iletrada y estúpida! 

Recientemente, a instancias de un “maldito” (que sufrirá las consecuencias), vi un engendro de protopelícula, absolutamente no recomendable, basada en un famoso personaje ultrajador de tumbas, reliquias y demás que suele ir armado con un revolver y un látigo. Pues esa bazofia audiovisual estaba hecha en Cataluña, por unos tipos que eran catalanes, y aunque intentaban, con nulo éxito, hablar en español durante toda su “interminable” duración, el resultado oral daba mala gana y resultó ser una ofensa para los oídos de cualquier españolhablante con un mínimo de sensibilidad y buen gusto (la verdad es que el contenido visual también era manifiestamente mejorable). Me deprimo al pensar lo que cierto “tirano”, que además es un estupendo director y guionista, podría haber hecho con el presupuesto de este bodrio infumable. 

Recuerdo que cuando era joven los actores, cantantes, presentadores de televisión, etc., tenían una dicción en español muy meritoria, con independencia de su región de origen. Aunque, en algunos casos, se produjeran esos sutiles matices de los acentos regionales mencionados al principio, ni resultaban desagradables, ni suponían menoscabo alguno en su expresión verbal, tanto desde el punto de vista lingüístico como del meramente fonético. 

El daño ya está hecho, porque incluso personas con buen criterio e ideas políticas contrarias a este regresivo y criminal proceso lingüístico padecen los efectos de esta dictadura contra el español, al haber estado “mamando”  de ese magma putrefacto que es la puñetera inmersión lingüística.