Archivo para tabaco

ARTÍCULO: “Tabaco: fiel aliado del congojavirus y el Estado”

Posted in artículo-insulto with tags , , , on marzo 19, 2020 by César Bakken Tristán

https://elcorreodeespana.com/salud/950008899/Tabaco-fiel-aliado-del-congojavirus-y-elEstado-Por-Cesar-Bakken.html

 

Los urbanitas cuarentones (como yo) recordarán a los yonquis de los 80 y 90, jeringuilla ensangrentada en mano, blandiéndola ante ti en un atraco al grito de : “dame la pasta o te pincho, que tengo el sida.” Una broma, de mal gusto eso sí, al lado de lo que hace, impunemente, un fumador muchas veces al día, pues el tabaco es la enfermedad más pandémica y cruel del mundo.

El humo del tabaco y de los vapeadores es transmisor de virus, bacterias y 1001 sustancias nocivas más para el ser humano. El derecho de autodestrucción de cualquier persona mayor de edad y sin patologías mentales, es inalienable , pero jamás puede supeditar el derecho a la vida y a la salud del resto de mortales. Cualquier fumador es libre de hacerlo, en privado y en su casa con las ventanas cerradas. Y si es en compañía, con gente –fumadora o no– que dé su consentimiento para estar en ese nocivo ambiente (yo mismo lo he dado, y lo doy, muchas veces). Fumar en otras circunstancias es un crimen de lesa humanidad, un genocidio por capítulos y a cámara lenta.

El congojavirus, que ha puesto en cuarentena y en alarma al mundo entero y está provocando la peor crisis económica de la historia contemporánea, es transmitido impunemente por los fumadores a cada bocanada de humo. ¿Ante tanta paranoia aséptica, por qué dejamos que un enorme grupo infeccioso pulule a sus anchas? ¿Cómo es posible que, lejos de reprimir los atracos del yonqui que cito al inicio de este artículo, el Estado le venda jeringuillas y le permita atracar por las calles?. La respuesta es tan sencilla –y conocida– como insensata: DINERO.

La cantidad de impuestos (un 80%) que soporta el tabaco es una razón con tanto peso que ni necesita a la ley de la gravedad para caer a plomo. Es tan grave este asunto, que cae por su propio peso e impone sus propias normas físicas y legales. El congojavirus está quitando muchas caretas sociales y dejando al descubierto a muchos psicópatas que parecían no serlo para la mayoría de la sociedad; en este caso, al Estado y a los fumadores incívicos que he descrito. ¿Un Estado que ha de velar por nuestra salud, y en este caso ha impuesto estas delirantes medidas “anti-congojavirus”, restrictivas de la libertad humana y sus derechos mas fundamentales, y permite que los estancos permanezcan abiertos y los fumadores impunes, humeando por las calles?. Yo, como misántropo que soy, iría mucho más allá que este Estado felón y expoliador del pueblo, pese a quien pese y muera quien muera con ello; yo quitaría todos los gravámenes al tabaco y lo daría gratis; y daría subvención a los fumadores y facilidades para fumar más todavía, como pagarles el alquiler de la casa donde fuman, la manutención y etc. TODO a condición de que se sólo fumaran en casa, matándose a cámara lenta, pero que nos dejaran a los no fumadores en paz.

Abogo por financiarlos y así, en poco más de un par de siglos, la humanidad se habrá librado de este cáncer (nunca mejor dicho) que son los fumadores que describo. En Espena mueren 50mil fumadores al año, por causas directamente relacionadas con el tabaco. ¡Muy pocos son, poquísimos! Deberían morir todos los fumadores que describo. El resto de fumadores, los cívicos, que hagan con su vida lo que quieran, que ya le dan al Estado muchísimo dinero en impuestos y tienen derecho a gozar de la Sanidad pública que están pagando a precio de oro. Socialmente mirado, este tipo de “buen fumador” es muy beneficioso para el Estado, pues paga más impuestos que nadie y suele morir antes que el resto. Lo ideal sería que la ley prohibiera al fumador incívico, pero tantísimos miles de millones al año son irrenunciables para el Estado: la entidad más corrupta, malvada, expoliadora y nociva que hay sobre la Tierra.