Archivo para tráfico de drogas guardia civil

ARTÍCULO: NarcoPicolos, ayer, hoy y siempre.

Posted in ARTÍCULO-INSULTO with tags on junio 10, 2021 by César Bakken Tristán

Como tantas veces hemos denunciado en este BLOG, los picoletos son una de las prominentes cabezas de Hidra del infierno de la droga en Espena, y otrora en España.  Siempre la penúltima pregunta sobre esta banda mafiosa uniformada qué pagamos todos, en este caso publicada hoy por el Mass Mierda “Liberticidio Digital” (las detenciones son de hace medio año… qué bien tapan sus mierdas los funcionarios del Estado, entre ellos, y como callan los mass mierda, untados por estos mismos funcionarios).

Cualquiera que no sea gilipollas sabe que la droga es permitida, fomentada y suministrada por las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado (si me obligan a elegir algo vox pópuli, me quedo con los milikos disfrazados de niños de comunión de los 80, del barco enseña de la Armada Española: Juan Sebastían Elcano; los que traficaban con farlopa (127 kilos incautaron y siguen sin descubrir a los traficantes y el caso está archivado… ) usando el puto barco como lugar de transporte. Si he de elegir experiencias personales… tengo tantísimas… que cojo una a boleo de la noche que fui en el coche de un picoleto –fuera de servicio ese día, conocido de una amiga mía y que nos llevaba a Eivissa capital– que era uno de los camellos veraniegos de la isla, con su emisora oficial de picolos instalada en su coche particular y su segunda arma de fuego “legal pero no la reglamentaria” siempre con él. Ni que decir tiene que en cuanto me di cuenta de quien era este hijo de puta… baje en cuanto pude del coche y no volví a verlo en su puta vida: yo con maderos /picolos /milikos y narcos no trato.

¿Quién no conoce los puntos de venta de droga dura en su ciudad (de droga blanda –también prohibida – ni hablo que me da la risa, si por la calle fuma petas todo Dios…)? Pues TODOS menos los que han de luchar contra el tráfico de droga y su consumo. “Es que los jueces no nos dejan hacer nada…” ese es el mantra de estos mentirosos, esta panda de mafiosos uniformados que defienden a políticos corruptos, a okupas, a comunista, a terroristas, a inmigrantes ilegales, a yihadistas, a fascistas separratistas, a narcos (pillados de cara a la galería) a pederastas y etc. de gentuza que sobraría en cualquier sociedad civilizada.

Pero qué va, queridos niños, los que sobramos somos nosotros, la gente noble, honrada y trabajadora. Cuando veáis películas sobre “polis y ladrones” sabed que la realidad supera, ENORMEMENTE, la ficción, y que ningún bando es bueno, sino que son el mismo bando, es decir: los malos.

Como bien sabe don Rafael, cuantas veces tendremos que repetir aquella arenga del general yanqui irredento que estando rodeado por en enemigo, y con sus tropas diezmadas, exclamó: “¡ahora no se nos pueden escapar!”